Tomás el Apóstol

Compartir Imprimir Citar
Ícono siriaco de Tomás
Ícono siriaco de Tomás

Tomás el Apóstol (hebreo bíblico: תוֹמא הקדוש o תוֹמָא שליחא (Toma HaKadosh Tomás el Santo o Toma Shlikha Tomás el Mensajero/Apóstol en hebreo-arameo), siríaco clásico que significa " Kowin ";: Θωμᾶς, también conocido como Didymus("gemelo"), fue uno de los Doce Apóstoles de Jesús según el Nuevo Testamento. A Tomás se le conoce comúnmente como "Tomás el incrédulo" porque inicialmente dudó de la resurrección de Jesucristo cuando se le habló de ella (como se relata solo en el Evangelio de Juan); más tarde confesó su fe ("Señor mío y Dios mío") al ver las heridas que quedaron de la crucifixión.

Según los relatos tradicionales de los cristianos de Santo Tomás de la actual Kerala en la India, Tomás viajó fuera del Imperio Romano para predicar el Evangelio, llegando hasta Tamilakam, que se encuentra en el sur de la India, y llegó a Muziris de Tamilakam (la actual región del norte). Paravur y Kodungalloor en el estado de Kerala, India) en el año 52 d.C. En 1258, algunas de las reliquias fueron traídas a Ortona, en Abruzzo, Italia, donde se encuentran en la Iglesia de Santo Tomás Apóstol. Es considerado como el santo patrón de la India entre sus adherentes cristianos, y la Fiesta de Santo Tomás el 3 de julio se celebra como el Día de los cristianos indios. El nombre Tomás sigue siendo bastante popular entre los cristianos de Santo Tomás del subcontinente indio.

Evangelio de Juan

Tomás habla por primera vez en el Evangelio de Juan. En Juan 11:16, cuando Lázaro acaba de morir y los apóstoles no quieren volver a Judea, Tomás dice: "Vámonos también nosotros, para que muramos con él".

Tomás habla de nuevo en Juan 14:5. Allí, Jesús acababa de explicar que se iba a preparar un hogar celestial para sus seguidores, y que un día se reunirían con él allí. Tomás reaccionó diciendo: "Señor, no sabemos adónde vas; ¿y cómo podemos saber el camino?"

Juan 20:24–29 cuenta cómo el incrédulo Tomás se mostró escéptico al principio cuando escuchó que Jesús había resucitado de entre los muertos y se apareció a los otros apóstoles, diciendo: "Si no veré en sus manos la marca de los clavos, y pondré mi dedo en la huella de los clavos, y meto mi mano en su costado, no lo creeré". Pero cuando Jesús apareció más tarde e invitó a Tomás a tocar sus heridas y contemplarlo, Tomás mostró su creencia diciendo: "Señor mío y Dios mío". Entonces Jesús dijo: "Porque me has visto, Tomás, has creído: bienaventurados los que no vieron y creyeron ".

Nombres y etimologías

Mosaico de Tomás de 526
Mosaico de Tomás de 526

El nombre Tomás (griego koiné: Θωμᾶς) que se le da al apóstol en el Nuevo Testamento se deriva del arameo תְּאוֹמָא Tʾōmā, que significa "gemelo" y תם־ʾ wma תם ־. El término equivalente para gemelo en griego, que también se usa en el Nuevo Testamento, es Δίδυμος Didymos.

Otros nombres

La copia de Nag Hammadi del Evangelio de Tomás comienza: "Estos son los dichos secretos que el Jesús viviente habló y Dídimo, Judas Tomás, registró". Las primeras tradiciones sirias también relacionan el nombre completo del apóstol como Judas Thomas. Algunos han visto en los Hechos de Tomás(escrito en el este de Siria a principios del siglo III, o quizás ya en la primera mitad del siglo II) una identificación de Tomás con el apóstol Judas, hijo de Santiago, mejor conocido en inglés como Jude. Sin embargo, la primera frase de los Hechos sigue a los Evangelios y los Hechos de los Apóstoles al distinguir al apóstol Tomás del apóstol Judas, hijo de Santiago. Otros, como Santiago Tabor, lo identifican como Judas, hermano de Jesús mencionado por Marcos. En el Libro de Tomás el Contendiente, parte de la biblioteca de Nag Hammadi, se alega que es un gemelo de Jesús: "Ahora, ya que se ha dicho que eres mi gemelo y verdadero compañero, examínate a ti mismo..."

Un "Tomás incrédulo" es un escéptico que se niega a creer sin una experiencia personal directa, una referencia a la descripción que hace el Evangelio de Juan del apóstol Tomás, quien, en el relato de Juan, se negó a creer que Jesús resucitado se había aparecido a los otros diez apóstoles hasta podía ver y sentir las heridas de la crucifixión de Jesús.

Días de fiesta

Cuando la fiesta de Santo Tomás se insertó en el calendario romano en el siglo IX, se asignó al 21 de diciembre. El martirologio de san Jerónimo menciona al apóstol el 3 de julio, fecha a la que se trasladó la celebración romana en 1969, para que no interfiriera más con las grandes ferias de Adviento. Los católicos romanos tradicionalistas (que siguen el Calendario Romano General de 1960 o antes) y muchos anglicanos (incluidos miembros de la Iglesia Episcopal, así como miembros de la Iglesia de Inglaterra y la Iglesia Luterana, que adoran según la edición de 1662 del Libro de oración común),todavía celebran su fiesta el 21 de diciembre. Sin embargo, la mayoría de los calendarios litúrgicos modernos (incluido el calendario de culto común de la Iglesia de Inglaterra) prefieren el 3 de julio, Thomas es recordado en la Iglesia de Inglaterra con un festival.

Las iglesias ortodoxa oriental y católica bizantina celebran su fiesta el 6 de octubre (para aquellas iglesias que siguen el calendario juliano tradicional, el 6 de octubre actualmente cae el 19 de octubre del calendario gregoriano moderno). Además, el próximo domingo de Pascua (Pascha) se celebra como Domingo de Tomás, en conmemoración de la pregunta de Tomás a Jesús, que le llevó a proclamar, según la enseñanza ortodoxa, las dos naturalezas de Jesús, la humana y la divina. Thomas se conmemora en común con todos los demás apóstoles el 30 de junio (13 de julio), en una fiesta llamada Synaxis de los Santos Apóstoles. También está asociado con el ícono "árabe" (o "Arapet") de Theotokos (Madre de Dios), que se conmemora el 6 de septiembre (19 de septiembre).La iglesia ortodoxa de Malankara celebra su fiesta en tres días, el 3 de julio (en memoria del traslado de la reliquia a Edesa), el 18 de diciembre (el día en que fue lanceado) y el 21 de diciembre (cuando murió).

Historia y tradiciones posteriores

Tumba de Tomás el Apóstol en Mylapore, India
Tumba de Tomás el Apóstol en Mylapore, India

El fallecimiento de María, declarado herético por el Papa Gelasio I en 494, fue atribuido a José de Arimatea. El documento afirma que Tomás fue el único testigo de la Asunción de María al cielo. Los otros apóstoles fueron transportados milagrosamente a Jerusalén para presenciar su muerte. Thomas se quedó en la India, pero después de su primer entierro, fue transportado a su tumba, donde fue testigo de su asunción corporal al cielo, de donde dejó caer su cinturón. En una inversión de la historia de las dudas de Tomás, los otros apóstoles se muestran escépticos ante la historia de Tomás hasta que ven la tumba vacía y el cinturón. La recepción del cinturón por parte de Thomas se representa comúnmente en el arte renacentista medieval y anterior al Concilio de Trento.

Misión en la India

Según los relatos tradicionales de los cristianos de Santo Tomás de la India, el apóstol Tomás desembarcó en Muziris (Cranganore) en la costa de Kerala en el año 52 d. C. y fue martirizado en Mylapore, cerca de Madrás, en el año 72 d. C. El puerto fue destruido en 1341 por una inundación masiva. que realineó las costas. La tradición cristiana de Santo Tomás cree que él estableció siete iglesias (comunidades) en Kerala. Estas iglesias se encuentran en Kodungallur, Palayoor, Kottakkavu (Paravur), Kokkamangalam, Niranam, Nilackal (Chayal), Kollam y Thiruvithamcode. Thomas bautizó a varias familias, a saber, Pakalomattom, Sankarapuri, Kalli, Kaliyankal, etc.Otras familias afirman tener orígenes casi tan remotos como estos, y el historiador religioso Robert Eric Frykenberg señala que: "Cualquiera que sea la dudosa historicidad que pueda atribuirse a tales tradiciones locales, no cabe duda de su gran antigüedad o de su gran atractivo". en el imaginario popular".

Fue a una tierra de gente oscura a la que fue enviado, para vestirlos por el bautismo con túnicas blancas. Su amanecer agradecido disipó las tinieblas dolorosas de la India. Su misión era desposar a la India con el Unigénito. El comerciante es bendecido por tener un tesoro tan grande. Edesa se convirtió así en la ciudad bendecida al poseer la mayor perla que la India podía producir. Tomás obra milagros en la India, y en Edesa Tomás está destinado a bautizar a los pueblos perversos y sumidos en la oscuridad, y eso en la tierra de la India.—  Himnos de San Efrén, editado por Lamy (Ephr. Hymni et Sermones, IV).

... ¿A qué tierra he de huir de los justos?Incité a la Muerte a matar a los Apóstoles, para que por su muerte pudiera escapar de sus golpes.Pero aún estoy más afligido ahora: el Apóstol que maté en la India me ha alcanzado en Edesa; aquí y allá es todo él mismo.Allá iba yo, y allí estaba él: aquí y allá, para mi pena, lo encuentro.-  citado en Medlycott 1905, Capítulo II

Ephrem el sirio, un doctor del cristianismo siríaco, escribe en el cuadragésimo segundo de su "Carmina Nisibina" que el Apóstol fue ejecutado en la India y que sus restos fueron posteriormente enterrados en Edesa, llevados allí por un comerciante anónimo.

Según el registro de Eusebio, Tomás y Bartolomé fueron asignados a Partia y al noroeste de la India. La Didascalia (que data de finales del siglo III) afirma: "La India y todos los países que la rodean, incluso hasta los mares más lejanos... recibieron las ordenanzas apostólicas de Judas Tomás, quien era guía y gobernante en la iglesia que él construyó.."

Según los relatos tradicionales, se cree que Thomas abandonó el noroeste de la India cuando un ataque amenazó y viajó en barco a la costa de Malabar, posiblemente visitando el sureste de Arabia y Socotra en el camino, y aterrizando en el antiguo puerto floreciente de Muziris (actualmente North Paravur). y Kodungalloor) (c. 50 d. C.) en compañía de un comerciante judío Abbanes/Habban (Schonfield, 1984, 125). Desde allí se dice que predicó el evangelio por toda la costa de Malabar. Las diversas iglesias que fundó se ubicaron principalmente en el río Periyar y sus afluentes ya lo largo de la costa, donde había colonias judías. De acuerdo con la costumbre apostólica, Tomás ordenó maestros y líderes o ancianos, de quienes se informó que fueron los primeros ministros de la Iglesia de Malankara.

Muerte

Según la tradición cristiana siria, Thomas fue asesinado con una lanza en St. Thomas Mount en Chennai el 3 de julio del año 72 d. C. y su cuerpo fue enterrado en Mylapore. Ephrem el Sirio afirma que el Apóstol fue asesinado en la India, y que sus reliquias fueron llevadas entonces a Edesa. Este es el registro más antiguo conocido de su muerte.

Los registros de Barbosa de principios del siglo XVI registran que la tumba fue mantenida por un musulmán que mantuvo una lámpara encendida allí. La Catedral Basílica de Santo Tomás, Chennai, Tamil Nadu, India, actualmente ubicada en la tumba, fue construida por primera vez en el siglo XVI por los portugueses y reconstruida en el siglo XIX por los británicos. St. Thomas Mount ha sido un sitio venerado por musulmanes y cristianos desde al menos el siglo XVI.

Posible visita a China

La supuesta visita de Tomás a China se menciona en los libros y las tradiciones eclesiásticas de los cristianos de Santo Tomás en la India que, en parte, afirman ser descendientes de los primeros cristianos evangelizados por el apóstol Tomás en el año 52 d.C. Por ejemplo, se encuentra en la balada malayalam. Thomas Ramban Pattu (La canción del Señor Thomas) con el manuscrito más antiguo del siglo XVII. Las fuentes claramente tienen a Thomas viniendo a la India, luego a China y de regreso a la India, donde murió.

En otras fuentes atestiguadas, la tradición de convertir a Tomás en apóstol de China se encuentra en la "Ley del cristianismo" (Fiqh al-naṣrāniyya), una compilación de literatura jurídica de Ibn al-Ṭayyib (teólogo y médico nestoriano que murió en 1043 en Bagdad). Posteriormente, en el Nomocanon de Abdisho bar Berika (metropolitano de Nisibis y Armenia, muerto en 1318) y el breviario de la Iglesia Caldea está escrito:

1. Por Santo Tomás desapareció de la India el error de la idolatría.

2. A través de Santo Tomás, los chinos y los etíopes se convirtieron a la verdad.

3. Por Santo Tomás aceptaron el sacramento del bautismo y la adopción de hijos.

4. Por Santo Tomás creyeron y confesaron al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

5. A través de Santo Tomás preservaron la fe aceptada del único Dios.

6. Por Santo Tomás se levantaron los esplendores vivificantes en toda la India.

7. Por Santo Tomás tomó vuelo el Reino de los Cielos y ascendió a China.—  Traducido por Athanasius Kircher en China Illustrata (1667), Oficina de Santo Tomás para el Segundo Nocturno, Gaza de la Iglesia de Santo Tomás de Malabar, Breviario Caldeo

En su forma incipiente, esta tradición se encuentra al principio en la Crónica de Zuqnin (775 d. C.) y puede haberse originado a finales del período sasánida. Tal vez se originó como un pseudoepígrafo del siglo III en el que Tomás habría convertido a los magos (en el Evangelio de Mateo) al cristianismo mientras habitaban en la tierra de Shir (tierra de Seres, cuenca del Tarim, cerca de lo que fue el mar más oriental del mundo durante muchos años). personas en la antigüedad). Además, el testimonio de Arnobio de Sicca, activo poco después del año 300 dC, sostiene que el mensaje cristiano había llegado a la India y entre los persas, medos y partos (junto con los seres).

Posible viaje a Indonesia

Según Kurt E. Koch, el Apóstol Tomás posiblemente viajó a Indonesia a través de la India con comerciantes indios.

Leyenda paraguaya

La antigua tradición oral conservada por las tribus guaraníes de Paraguay afirma que el apóstol Tomás estuvo en Paraguay y les predicó.

en la hacienda de nuestro colegio, llamada Paraguay, y veinte leguas de Asunción. Este lugar se extiende por un lado en una agradable llanura, que proporciona pastos a una gran cantidad de ganado; por el otro, donde mira hacia el sur, está rodeado de cerros y peñascos; en uno de los cuales se visita una cruz apilada de tres grandes piedras, y que los naturales tienen en gran veneración por Santo Tomás; porque creen, y afirman firmemente, que el Apóstol, sentado sobre estas piedras como en una silla, antes predicaba a los indios reunidos.—  Dobrizhoffer 1822, pág. 385

Casi 150 años antes de la llegada de Dobrizhoffer a Paraguay, otro misionero jesuita, FJ Antonio Ruiz de Montoya recogió las mismas tradiciones orales de las tribus paraguayas. El escribio:

...Las tribus paraguayas tienen esta tradición muy curiosa. Aseguran que un hombre muy santo (el mismo Tomás Apóstol), al que llaman "Paí Thome", vivía entre ellos y les predicaba la Santa Verdad, errante y con una cruz de madera a la espalda.—  Ruiz de Montoya 1639, Capítulo XVIII

La única investigación registrada realizada sobre el tema fue durante el reinado de José Gaspar Rodríguez de Francia después de la Independencia de Paraguay. Esto lo menciona Franz Wisner von Morgenstern, un ingeniero austrohúngaro que sirvió en los ejércitos paraguayos antes y durante la Guerra de Paraguay. Según Von Morgenstern, unos mineros paraguayos mientras trabajaban cerca de unos cerros en el departamento de Caaguazú encontraron unas piedras con letras antiguas talladas en ellas. El dictador Francia envió a sus mejores expertos a inspeccionar esas piedras, y concluyeron que las letras talladas en esas piedras eran símbolos parecidos al hebreo, pero no pudieron traducirlos ni averiguar la fecha exacta en que se tallaron esas letras.No existen más investigaciones registradas y, según Wisner, la gente creía que las cartas fueron escritas por el apóstol Tomás, siguiendo la tradición.

Reliquias

Mylapore

Los relatos tradicionales dicen que el apóstol Tomás predicó no solo en Kerala sino también en otras partes del sur de la India, y algunas reliquias aún se conservan en la basílica de San Thome en el barrio de Mylapore en la parte central de la ciudad de Chennai en la India. Se dice que Marco Polo, el viajero veneciano y autor de Descripción del mundo, conocido popularmente como Il Milione, visitó el sur de la India en 1288 y 1292. La primera fecha ha sido rechazada porque estaba en China en ese momento, pero la segunda la fecha es generalmente aceptada.

Edessa

Según la tradición, en el año 232 d. C., se dice que la mayor parte de las reliquias del apóstol Tomás fueron enviadas por un rey indio y traídas desde Mylapore a la ciudad de Edesa, Mesopotamia, en cuya ocasión se escribieron sus Actas siríacas.

El rey indio se nombra como "Mazdai" en fuentes siríacas, "Misdeos" y "Misdeus" en fuentes griegas y latinas respectivamente, que se ha conectado con el "Bazdeo" en la acuñación Kushan de Vasudeva I, la transición entre "M" y "B" es actual en las fuentes clásicas para nombres indios. El martirólogo Rabban Sliba dedicó un día especial tanto al rey indio, a su familia como a Santo Tomás:

Coronatio Thomae apostoli et Misdeus rex Indiae, Johannes eus filius huisque mater Tertia (Coronación del Apóstol Tomás y Misdeus rey de la India, junto con su hijo Johannes (que se cree que es una latinización de Vizan) y su madre Tertia) Rabban Sliba—  Bussagli 1965, pág. 255

En el siglo IV, el martirio erigido sobre su lugar de enterramiento atrajo peregrinos a Edesa. En la década de 380, Egeria describió su visita en una carta que envió a su comunidad de monjas en casa (Itineraria Egeriae):

Llegamos a Edesa en el nombre de Cristo nuestro Dios y, a nuestra llegada, nos dirigimos inmediatamente a la iglesia y memorial de santo Tomás. Allí, según la costumbre, se hacían oraciones y se hacían las demás cosas que se acostumbraban en los lugares santos; leemos también algunas cosas sobre el mismo Santo Tomás. La iglesia allí es muy grande, muy hermosa y de nueva construcción, bien digna de ser casa de Dios, y como había mucho que yo deseaba ver, me fue necesario hacer allí una estancia de tres días.

Según Teodoreto de Cirro, los huesos de Santo Tomás fueron trasladados por Ciro I, obispo de Edesa, desde el martyrium en las afueras de Edesa a una iglesia en la esquina suroeste de la ciudad el 22 de agosto de 394.

En 441, el Magister militum per Orientem Anatolius donó un ataúd de plata para guardar las reliquias.

En el año 522 d. C., Cosmas Indicopleustes (llamado el alejandrino) visitó la costa de Malabar. Es el primer viajero que menciona a los cristianos sirios en Malabar, en su libro Topografía cristiana. Menciona que en el pueblo de "Kalliana" (Quilon o Kollam) había un obispo que había sido consagrado en Persia.

En 1144, la ciudad fue conquistada por los Zengids y el santuario destruido.

Quíos y Ortona

Las supuestas reliquias de Santo Tomás permanecieron en Edesa hasta que fueron trasladadas a Quíos en 1258. Una parte de las reliquias se transportaron más tarde a Occidente y ahora reposan en la Catedral de Santo Tomás Apóstol en Ortona, Italia. Sin embargo, se dice que el cráneo de Tomás está en el Monasterio de San Juan el Teólogo en la isla griega de Patmos.

Las tres galeras de Ortona llegaron a la isla de Chios en 1258, dirigidas por el general Leone Acciaiuoli. Chios se consideraba la isla donde Thomas, después de su muerte en la India, había sido enterrado. Una parte luchó alrededor del Peloponeso y las islas del Egeo, la otra en el mar que bañaba la entonces costa siria. Las tres galeras de Ortona avanzaron en el segundo frente de la guerra y llegaron a la isla de Quíos.

El relato lo aporta Giambattista De Lectis, médico y escritor del siglo XVI de Ortona. Tras el saqueo, el navarca Ortona Leone fue a rezar a la iglesia principal de la isla de Quíos y fue atraído a una capilla adornada y resplandeciente de luces. Un anciano sacerdote, por medio de un intérprete, le informó que en ese oratorio se veneraba el Cuerpo de Santo Tomás Apóstol. Leona, llena de una dulzura inusitada, se reunió en profunda oración. En ese momento una mano ligera lo invitó dos veces a acercarse. El navarca Leone alargó la mano y sacó un hueso del agujero más grande de la lápida, en el que estaban talladas las letras griegas y un halo que representaba a un obispo de cintura para arriba. Él fue la confirmación de lo que había dicho el anciano sacerdote y que efectivamente estás en presencia del cuerpo del Apóstol. Regresó a la cocina y planeó el robo para la noche siguiente, junto con su compañero Ruggiero Grogno. Levantaron la pesada lápida y observaron las reliquias subyacentes. Los envolvieron en paños blancos como la nieve los depositaron en una caja de madera (almacenada en Ortona hasta el saqueo de 1566) y los subieron a bordo de la galera. Leone, entonces, junto con otros compañeros, volvió de nuevo en la iglesia, tomó la lápida y se la llevó. Apenas el almirante de Chinardo se dio cuenta del preciado cargamento trasladó a todos los marineros de fe musulmana en otros barcos y le ordenó tomar la ruta hacia Ortona. junto con otros compañeros, volvió de nuevo en la iglesia, tomó la lápida y se la llevó. Apenas el almirante de Chinardo se dio cuenta del preciado cargamento trasladó a todos los marineros de fe musulmana en otros barcos y le ordenó tomar la ruta hacia Ortona. junto con otros compañeros, volvió de nuevo en la iglesia, tomó la lápida y se la llevó. Apenas el almirante de Chinardo se dio cuenta del preciado cargamento trasladó a todos los marineros de fe musulmana en otros barcos y le ordenó tomar la ruta hacia Ortona.

Desembarcó en el puerto de Ortona el 6 de septiembre de 1258. Según el relato de De Lectis, se le informó al abad Jacopo responsable de la Iglesia de Ortona, que predisponía la plena disposición para la hospitalidad sentida y compartida por todo el pueblo. Desde entonces el cuerpo del apóstol y la lápida se conservan en la cripta de la Basílica. En 1259 un pergamino escrito en Bari por la corte bajo los contratos de John Peacock, la presencia de cinco testigos, conservado en Ortona en la Biblioteca Diocesana, confirmando la veracidad de ese evento, relatado, como se menciona, por Giambattista De Lectis, médico y escritor Ortona del siglo XVI.

Las reliquias resistieron tanto al saqueo sarraceno de 1566, como a la destrucción de los nazis en la batalla de Ortona librada a finales de diciembre de 1943. La basílica fue volada porque el campanario era considerado un mirador por los aliados, llegados por mar desde San Vito Chietino. Los alemanes pretendían vender las reliquias, junto con el tesoro de Santo Tomás, pero los monjes las sepultaron dentro del campanario, la única parte sobreviviente de la iglesia semiderruida.

La lápida de Tomás, traída a Ortona desde Quíos junto con las reliquias del Apóstol, se conserva actualmente en la cripta de la basílica de Santo Tomás, detrás del altar. En cambio, la urna que contiene los huesos se coloca debajo del altar. Se trata de la tapa de un falso ataúd, forma de enterramiento bastante extendida en el mundo cristiano primitivo, como la parte superior de un sepulcro de material menos costoso. La placa tiene una inscripción y un bajorrelieve que remiten, en muchos aspectos, a los siro-mesopotamia. En la lápida del apóstol Tomás Apóstol se puede leer, en caracteres griegos unciales, la expresión «osios thomas, ese Santo Tomás». Se puede fechar desde el punto de vista paleográfico y léxico en los siglos III-V, época en la que todavía se utiliza el término osios como sinónimo de aghios en el sentido de que santo es el que está en la gracia de Dios y está inserto en el iglesia: los dos vocabularios, por lo tanto, indican a los cristianos. En el caso particular de la placa de Santo Tomás, entonces, la palabra osios puede ser fácilmente la traducción de la palabra siríacomar (Señor), atribuido en el mundo antiguo, pero también en la actualidad, es un santo para ser obispo.

Irak

Los huesos de los dedos de Santo Tomás se descubrieron durante los trabajos de restauración en la Iglesia de Santo Tomás en Mosul, Irak, en 1964, y se guardaron allí hasta la Caída de Mosul, después de lo cual las reliquias se trasladaron al Monasterio de San Mateo el 17 de junio de 2014..

Sucesión

Ruta de la seda y Ruta de las especias, canal utilizado por Tomás para desplazarse
Ruta de la seda y Ruta de las especias, canal utilizado por Tomás para desplazarse

Según la tradición de los cristianos de Santo Tomás, el Apóstol Santo Tomás estableció su trono en la India y ordenó a Mar Keppa, un príncipe de Chera, como su sucesor.

Referencias históricas

Varios escritos cristianos primitivos escritos durante los siglos inmediatamente posteriores al primer Concilio Ecuménico de 325 mencionan la misión de Tomás.

El Transitus Mariae describe que cada uno de los apóstoles supuestamente fue transportado temporalmente al cielo durante la Asunción de María.

Hechos de Tomás

La fuente principal son los Hechos apócrifos de Tomás, a veces llamados por su nombre completo Los Hechos de Judas Tomás, escritos alrededor del 180 al 230 d.C. Estos son generalmente considerados por varias religiones cristianas como apócrifos, o incluso heréticos. Los dos siglos transcurridos entre la vida del apóstol y el registro de esta obra ponen en duda su autenticidad.

El rey, Misdeus (o Mizdeos), se enfureció cuando Thomas convirtió a la reina Tertia, el hijo del rey Juzanes, la princesa cuñada Mygdonia y su amiga Markia. Misdeus llevó a Thomas fuera de la ciudad y ordenó a cuatro soldados que lo llevaran a la colina cercana, donde los soldados atravesaron a Thomas y lo mataron. Después de la muerte de Thomas, Syphorus fue elegido primer presbítero de Mazdai por los conversos sobrevivientes, mientras que Juzanes fue el primer diácono. (Los nombres Misdeus, Tertia, Juzanes, Syphorus, Markia y Mygdonia (cf. Mygdonia, una provincia de Mesopotamia) pueden sugerir ascendencia griega o influencias culturales. Los comerciantes griegos habían visitado durante mucho tiempo Muziris. Reinos griegos en el norte de la India y Bactria, fundados por Alejandro Magno Grandes, fueron vasallos de los indopartos.

Doctrina de los Apóstoles

La Doctrina de los Apóstoles, tal como se refleja en Cureton 1864, págs. 32–34, atestigua que Tomás había escrito la doctrina cristiana desde la India.

La India y todos sus países, y los limítrofes con ella, hasta el mar más lejano, recibieron la mano del Apóstol sacerdotal de manos de Judas Tomás, que era Guía y Gobernante en la Iglesia que edificó y ministró allí". En lo que sigue "la toda la Persia de los asirios y medos, y de los países alrededor de Babilonia... hasta las fronteras de los indios y hasta el país de Gog y Magog" se dice que recibió la Mano del Sacerdocio de los Apóstoles de Ageo, discípulo de Addeo—  Cureton 1864, pág. 33

Orígenes

El filósofo cristiano Orígenes enseñó con gran éxito en Alejandría y luego en Cesarea. Es el primer escritor conocido en registrar el sorteo de los Apóstoles. El trabajo original de Orígenes se ha perdido, pero Eusebio ha conservado su declaración sobre la caída de Partia en manos de Tomás. "Origen, en el tercer capítulo de su Comentario sobre el Génesis, dice que, según la tradición, el campo de trabajo asignado a Tomás era Partia".

Eusebio

Citando a Orígenes, Eusebio de Cesarea dice: "Cuando los santos Apóstoles y discípulos de nuestro Salvador estaban esparcidos por todo el mundo, Tomás, según cuenta la tradición, obtuvo como su porción Partia..." "Judas, que también se llama Tomás" ha un papel en la leyenda del rey Abgar de Edessa (Urfa), por haber enviado a Thaddaeus a predicar en Edessa después de la Ascensión Efrén el sirio también relata esta leyenda.)

Efrén el sirio

Muchos himnos devocionales compuestos por Efrén el Sirio dan testimonio de la fuerte convicción de la Iglesia de Edessa con respecto al apostolado indio de Tomás. Allí el diablo habla de Tomás como "el Apóstol que maté en la India". Además, "El comerciante trajo los huesos" a Edesa.

Otro himno que elogia a Santo Tomás dice "Los huesos que trajo el mercader". "En sus varios viajes a la India / Y de allí a su regreso / Todas las riquezas / que allí encontró / Suciedad en sus ojos hizo reputación cuando se comparó con tus huesos sagrados". En otro himno, Efrén habla de la misión de Tomás: "La tierra oscurecida con los humos de los sacrificios para iluminar", "una tierra de gente oscura cayó en tu suerte", "una tierra contaminada que Tomás ha purificado"; La "noche oscura de la India" fue "inundada de luz" por Thomas.—  Medlycott 1905, págs. 21–32

Gregorio de Nacianceno

Gregorio de Nacianceno nació en el año 330 dC, consagrado obispo por su amigo Basilio de Cesarea; en 372, su padre, el obispo de Nacianceno, lo indujo a compartir su cargo. En 379, el pueblo de Constantinopla lo llamó para que fuera su obispo. La Iglesia Ortodoxa Oriental lo llama enfáticamente "el teólogo". "¿Qué? ¿No eran extraños los Apóstoles entre las muchas naciones y países sobre los cuales se extendieron?... Pedro en verdad pudo haber pertenecido a Judea, pero ¿qué tenían en común Pablo con los gentiles, Lucas con Acaya, Andrés con Epiro, Juan con Éfeso, Thomas con la India, Mark con Italia?"

Ambrosio de Milán

Ambrosio de Milán estaba muy familiarizado con los clásicos griegos y latinos y tenía mucha información sobre la India y los indios. Habla varias veces de los gimnosofistas de la India, del Océano Índico, del río Ganges, etc. "Esto admitió que los Apóstoles fueron enviados sin demora según la palabra de nuestro Señor Jesús... Incluso aquellos Reinos que estaban cerrados por montañas escarpadas se hicieron accesibles a ellos, como la India a Tomás, Persia a Mateo..."

Gregorio de Tours

El testimonio de Gregorio de Tours (fallecido en 594): "Tomás el Apóstol, según la narración de su martirio, se dice que sufrió en la India. Sus santos restos (corpus), después de un largo intervalo de tiempo, fueron trasladados a la ciudad. de Edessa en Siria y allí enterrados. En esa parte de la India donde descansaron por primera vez, hay un monasterio y una iglesia de impresionantes dimensiones, elaboradamente adornados y diseñados. Esto Theodore, que había estado en el lugar, nos narró".

Escritos

Que nadie lea el evangelio según Tomás, porque es obra, no de uno de los doce apóstoles, sino de uno de los tres malvados discípulos de Mani.—  Cirilo de Jerusalén, Catequesis V (siglo IV)

En los dos primeros siglos de la era cristiana circularon varios escritos. No está claro ahora por qué Tomás fue visto como una autoridad para la doctrina, aunque esta creencia está documentada en grupos gnósticos desde Pistis Sophia. En esa obra gnóstica, María Magdalena (una de las discípulas) dice:

Ahora, en este momento, mi Señor, escucha, para que hable abiertamente, porque tú nos has dicho: "El que tiene oídos para oír, que oiga". En cuanto a la palabra que dijiste a Felipe: "Tú y Tomás y Mateo son los tres a quienes les ha sido dado… escribir cada palabra del Reino de la Luz, y dar testimonio de ellas”; escucha ahora que doy la interpretación de estas palabras. Esto es lo que tu poder de luz profetizó una vez a través de Moisés: "Por medio de dos y tres testigos todo se establecerá. Los tres testigos son Felipe, Tomás y Mateo".—  Pistis Sofía 1:43

Una tradición temprana, no gnóstica, puede estar detrás de esta declaración, que también enfatiza la primacía del Evangelio de Mateo en su forma aramea, sobre los otros tres canónicos.

Además de los Hechos de Tomás, hubo un Evangelio de la infancia de Tomás de amplia circulación, probablemente escrito a finales del siglo II, y probablemente también en Siria, que relata los eventos milagrosos y los prodigios de la niñez de Jesús. Este es el documento que relata por primera vez la conocida leyenda de los doce gorriones que Jesús, a la edad de cinco años, modeló de arcilla en el día de reposo, los cuales alzaron el vuelo y se fueron volando. El manuscrito más antiguo de esta obra es uno del siglo VI en siríaco. Ireneo se refirió por primera vez a este evangelio; Ron Cameron señala: "En su cita, Ireneo primero cita una historia no canónica que circuló sobre la infancia de Jesús y luego pasa directamente a citar un pasaje de la narración de la infancia del Evangelio de Lucas.Dado que el Evangelio de la infancia de Tomás registra ambas historias, relativamente cerca una de la otra, es posible que el escrito apócrifo citado por Ireneo sea, de hecho, lo que ahora se conoce como el Evangelio de la infancia de Tomás. Sin embargo, debido a las complejidades de la tradición manuscrita, no hay certeza de cuándo comenzaron a escribirse las historias del Evangelio de la infancia de Tomás".

El más conocido en los tiempos modernos de estos documentos es el documento de "dichos" que se llama el Evangelio de Tomás, una obra no canónica cuya fecha está en disputa. La primera línea afirma que es obra de "Didymos Judas Thomas", cuya identidad se desconoce. Este trabajo fue descubierto en una traducción copta en 1945 en el pueblo egipcio de Nag Hammadi, cerca del sitio del monasterio de Chenoboskion. Una vez que se publicó el texto copto, los estudiosos reconocieron que se había publicado una traducción griega anterior a partir de fragmentos de papiro encontrados en Oxirrinco en la década de 1890.

Cruz de Santo Tomás

En la obra Jornada del siglo XVI, Antonio Gouvea escribe sobre cruces ornamentadas conocidas como Cruces de Santo Tomás. También se conoce como Nasrani Menorah, Cruz persa o Mar Thoma Sleeva. Se cree que estas cruces datan del siglo VI según la tradición y se encuentran en varias iglesias en Kerala, Mylapore y Goa. La Jornada es el documento escrito más antiguo conocido que se refiere a este tipo de cruz como Cruz de Santo Tomás. Gouvea también escribe sobre la veneración de la Cruz en Cranganore, refiriéndose a la cruz como "Cruz de los cristianos".

Hay varias interpretaciones del símbolo Nasrani. La interpretación basada en la tradición judía cristiana supone que su diseño se basó en la menorá judía, un antiguo símbolo de los hebreos, que consiste en un candelabro (candelabro) de siete brazos. La interpretación basada en la cultura local afirma que la Cruz sin la figura de Jesús y con brazos floridos que simbolizan la "alegría" apunta a la teología de la resurrección del Apóstol Pablo; el Espíritu Santo en la parte superior representa el papel del Espíritu Santo en la resurrección de Jesucristo. El loto que simboliza el budismo y la cruz sobre él muestran que el cristianismo se estableció en la tierra de Buda. Los tres escalones indican el Calvario y los riachuelos, canales de Gracia que brotan de la Cruz.

En el islam

El relato coránico de los discípulos de Jesús no incluye sus nombres, números ni relatos detallados de sus vidas. La exégesis musulmana, sin embargo, está más o menos de acuerdo con la lista del Nuevo Testamento y dice que los discípulos incluyeron a Pedro, Felipe, Tomás, Bartolomé, Mateo, Andrés, Santiago, Judas, Juan, Santiago, hijo de Alfeo, y Simón el Zelote.

Santuario mayor

Iglesia de Santhome

Se dice que la Iglesia Santhome es la tumba de Santo Tomás ubicada en Chennai, India. Fue construido en 1523 por misioneros portugueses. Es Santuario Nacional, Basílica y Catedral. Es un sitio muy importante para los cristianos y un importante santuario de Santo Tomás.