Piel humana

La piel humana es la cubierta exterior del cuerpo y es el órgano más grande del sistema tegumentario. La piel tiene hasta siete capas de tejido ectodérmico que protegen los músculos, huesos, ligamentos y órganos internos. La piel humana es similar a la piel de la mayoría de los otros mamíferos, y es muy similar a la piel de cerdo. Aunque casi toda la piel humana está cubierta de folículos pilosos, puede parecer sin pelo. Hay dos tipos generales de piel, piel peluda y piel glabra (sin pelo). El adjetivo cutáneo significa literalmente "de la piel" (del latín cutis, piel).

Debido a que interactúa con el medio ambiente, la piel juega un papel importante en la inmunidad al proteger el cuerpo contra los patógenos y la pérdida excesiva de agua. Sus otras funciones son el aislamiento, la regulación de la temperatura, la sensación, la síntesis de vitamina D y la protección de los folatos de vitamina B. La piel gravemente dañada intentará curarse formando tejido cicatricial. Esto es a menudo decolorado y despigmentado.

En los seres humanos, la pigmentación de la piel (afectada por la melanina) varía entre las poblaciones, y el tipo de piel puede variar de seca a no seca y de grasa a no grasa. Tal variedad de piel proporciona un hábitat rico y diverso para las bacterias que suman aproximadamente 1000 especies de 19 phyla, presentes en la piel humana.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x