Ludovico Ariosto

AjustarCompartirImprimirCitar
poeta italiano

Ludovico Ariosto (italiano: [ludoˈviːko aˈrjɔsto, - ariˈɔsto]; 8 de septiembre de 1474 - 6 de julio de 1533) fue un poeta italiano. Es mejor conocido como el autor de la epopeya romántica Orlando Furioso (1516). El poema, una continuación de Orlando Innamorato de Matteo Maria Boiardo, describe las aventuras de Carlomagno, Orlando y los francos mientras luchan contra los sarracenos con desviaciones hacia muchas tramas secundarias. El poema se transforma en una sátira de la tradición caballeresca. Ariosto compuso el poema en el esquema de rima ottava rima e introdujo comentarios narrativos a lo largo de la obra.

Ariosto también acuñó el término "humanismo" (en italiano, umanesimo) por elegir centrarse en las fortalezas y el potencial de la humanidad, en lugar de solo en su papel como subordinado a Dios. Esto condujo al humanismo renacentista.

Nacimiento y primeros años

Entrada a la villa donde nació Ariosto

Ariosto nació en Reggio nell'Emilia, donde su padre Niccolò Ariosto era comandante de la ciudadela. Era el mayor de 10 hijos y era visto como el sucesor de la posición patriarcal de su familia. Desde sus primeros años, Ludovico estuvo muy interesado en la poesía, pero su padre lo obligó a estudiar derecho.

Después de cinco años de derecho, a Ariosto se le permitió leer clásicos con Gregorio da Spoleto. Los estudios de literatura griega y latina de Ariosto se vieron truncados por el traslado de Spoleto a Francia para ser tutor de Francesco Sforza. Poco después de esto, murió el padre de Ariosto.

Educación y mecenazgo

Estatua y parque conmemorativo, Ferrara

Tras la muerte de su padre, Ludovico Ariosto se vio obligado a abandonar sus ocupaciones literarias y cuidar de su familia, cuyos asuntos estaban en desorden. A pesar de sus obligaciones familiares, Ariosto logró escribir algunas comedias en prosa y piezas líricas. Algunos de estos atrajeron la atención del cardenal Ippolito d'Este, quien tomó al joven poeta bajo su patrocinio y lo nombró uno de los caballeros de su casa. Este compensó mal a Ariosto por sus esfuerzos; la única recompensa que le dio al poeta por Orlando Furioso, dedicada a él, fue la pregunta, "¿Dónde encontró tantas historias, Maestro Ludovico?" Ariosto dijo después que el cardenal era un ingrato, que deploraba el tiempo que pasó bajo su yugo, y que si recibía alguna pequeña pensión, no era para premiarlo por su poesía -que el prelado despreciaba- sino por actuar como un Mensajero.

Ludovico Ariosto y Leonardo da Vinci compartieron un mecenas en la hermana mayor del cardenal Ippolito d'd'Este, la marquesa Isabella d'Este, la "primera dama del Renacimiento". Isabella d'Este aparece en la obra maestra de Ludovico, Orlando Furioso. También aparece en el Esbozo para un retrato de Isabella d'Este de Leonardo en el Louvre.

Retrato de Isabella d'Este, Leonardo da Vinci, 1499–1500

Una estatua no menos alegre, no menos brillante,
Los éxitos, y en la escritura está impresionado;
La hija de Hércules, Isabella Hight,
En quien Ferrara considera la ciudad mejor,
Mucho más porque ella primero verá la luz
Dentro de su circuito, que para todo el resto
Que clase y favoreciendo la Fortuna en el flujo
De años rodantes, se entregará en esa ciudad.

Orlando Furioso, Canto XLII.

El cardenal fue a Hungría en 1518 y deseó que Ariosto lo acompañara. El poeta se excusó alegando problemas de salud, su amor por el estudio y la necesidad de cuidar a su anciana madre. Sus excusas no fueron bien recibidas y se le negó incluso una entrevista. Ariosto y d'Este tuvieron una acalorada discusión y Ariosto fue despedido de inmediato.

Nuevo mecenazgo y carrera diplomática

Titian, Un hombre con una manga corta, largo creído ser Ludovico Ariosto
La obra de Ariosto Suppositi[it], primero publicado en forma de verso en 1551

El hermano del cardenal, Alfonso, duque de Ferrara, tomó ahora a Ariosto bajo su patrocinio. Para entonces, Ariosto ya se había distinguido como diplomático, principalmente con motivo de dos visitas a Roma como embajador ante el Papa Julio II. El cansancio de uno de estos viajes le provocó una enfermedad de la que nunca se recuperó, y en su segunda misión estuvo a punto de morir por orden del Papa, que en ese momento estaba en conflicto con Alfonso.

A causa de la guerra, se suspendió su salario de 84 coronas al año, y se retiró por completo después de la paz. Debido a esto, Ariosto le pidió al duque que lo mantuviera o que le permitiera buscar empleo en otro lugar. Fue destinado a la provincia de Garfagnana, entonces sin gobernador, situada en los Apeninos, cargo que ocupó durante tres años. La provincia estaba distraída por facciones y bandidos, el gobernador carecía de los medios necesarios para hacer valer su autoridad y el duque hizo poco para apoyar a su ministro. El gobierno de Ariosto satisfizo tanto al soberano como al pueblo entregado a su cuidado, sin embargo; de hecho, hay una historia sobre una vez que caminaba solo y cayó en compañía de un grupo de bandidos, el jefe de los cuales, al descubrir que su cautivo era el autor de Orlando Furioso, se disculpó por no haberle mostrado inmediatamente el respeto debido a su rango.

En 1508 apareció la obra Cassaria de Ariosto, y al año siguiente supongo [it] se representó por primera vez en Ferrara y diez años después en el Vaticano. Se publicó una edición en prosa en Roma en 1524, y la primera edición en verso se publicó en Venecia en 1551. La obra, que fue traducida por George Gascoigne y representada en Gray's Inn en Londres en 1566 y publicada en 1573, fue posteriormente utilizado por Shakespeare como fuente para La fierecilla domada.

En 1516 se publicó en Ferrara la primera versión del Orlando Furioso en 40 cantos. La tercera y última versión del Orlando Furioso, en 46 cantos, apareció el 8 de septiembre de 1532.

Estilo poético

Estatua del poeta en Reggio Emilia

A lo largo de la escritura de Ariosto hay comentarios narrativos apodados por Daniel Javitch como "Cantus Interruptus". El término de Javitch se refiere a la técnica narrativa de Ariosto para romper una línea argumental en medio de un canto, solo para retomarla de nuevo en otro canto, a menudo mucho más tarde. Javitch argumenta que si bien muchos críticos han asumido que Ariosto hace esto para generar tensión narrativa y hacer que el lector pase las páginas, el poeta en realidad desactiva la tensión narrativa porque hay mucho tiempo que separa la interrupción y la reanudación. Cuando el lector llega a la continuación de la historia, a menudo se ha olvidado o ha dejado de interesarse por la trama y, por lo general, está envuelto en otra trama. Ariosto hace esto, argumenta Javitch, para socavar el deseo estúpido pero persistente del "hombre" de continuidad y finalización. Ariosto lo utiliza a lo largo de sus obras.

Por ejemplo, en el Canto II, estrofa 30, de Orlando Furioso, el narrador dice:

Pero yo, que aún persigo una historia diferente,
Debe dejar un tiempo el Paladín, que paga
Una guerra cansado con el viento y la inundación;
Seguir a una virgen de su sangre.

Retrato de Ludovico Ariosto por Cristofano dell'Altissimo

Algunos han atribuido esta pieza de metaficción como un componente del "Sorriso ariostesco" o la sonrisa de Ariosto, el irónico sentido del humor que Ariosto añade al texto.

Al explicar este humor, Thomas Greene, en Descent from Heaven, dice:

Las dos cualidades persistentes del lenguaje de Ariosto son las primeras, la serenidad – la quietud y la seguridad autocontenida con las que fluye urbanamente, y la segunda, brillantez – el brillo mediterráneo y el brillo que no deslumbra ni obscura, sino que confieren a cada objeto su contorno preciso y superficie brillante. Sólo ocasionalmente se puede decir que el lenguaje de Ariosto es ingenioso, pero su ligereza y agilidad crean una superficie que transmite un efecto ingenioso. Demasiado ingenio podría destruir incluso el mejor poema, pero Ariosto es agraciado Brio es al menos tan difícil y para fines narrativos más satisfactorio.

Thomas Greene, El descenso del cielo, un estudio en la continuidad épica

En literatura y cultura popular

El poema de Letitia Elizabeth Landon Wikisource-logo.svg Ariosto a su señora. (1836) se supone que es su dirección a alguna belleza desconocida al presentarla con su completa Orlando Furioso.

En su poema Childe Harold's Pilgrimage, Canto the Fourth (1818), Lord Byron describió al poeta y novelista Walter Scott como ″El Ariosto del norte″, y a Ariosto como ″El Scott del sur″. Al hacerlo, Byron conectó a Ariosto y el Renacimiento italiano con la escritura romántica escocesa y británica de principios del siglo XIX, enfatizando una tradición literaria europea perdurable. Scott, a su vez, fue influenciado por Ariosto y expresó su admiración por el Orlando Furioso.

Lodovico Ariosto aparece en la novelización de Assassin's Creed: Revelations (la novela describe el viaje de Ezio a Masyaf, su matrimonio con Sofia Sartor, el nacimiento de sus hijos y su retiro con más detalle) como Asesino. Cuando Ezio se retira después de los acontecimientos del juego, en 1513, le da su puesto de Mentor a Lodovico.

La edición de bolsillo de Orlando Furioso se puede vislumbrar brevemente sobre la mesa en la escena de la cena del episodio "A Ghost" en la película de Jim Jarmusch Mystery Train (1990).

Contenido relacionado

Olga de Kiev

James Cook

Tarnhelm

El Tarnhelm es un casco mágico en Der Ring des Nibelungen de Richard Wagner (escrito entre 1848 y 1874; primera interpretación en 1876). Fue elaborado por...
Más resultados...
Tamaño del texto: