Historia del anarquismo

La historia del anarquismo es tan ambigua como el anarquismo mismo. A los académicos les resulta difícil definir o ponerse de acuerdo sobre lo que significa el anarquismo, lo que dificulta delinear su historia. Hay una variedad de puntos de vista sobre el anarquismo y su historia. Algunos sienten que el anarquismo es un movimiento distinto y bien definido de los siglos XIX y XX, mientras que otros identifican rasgos anarquistas mucho antes de que existieran las primeras civilizaciones.

La sociedad prehistórica existía sin jerarquías formales, lo que algunos antropólogos han descrito como similar al anarquismo. Los primeros rastros del pensamiento anarquista formal se pueden encontrar en la antigua Grecia y China, donde numerosos filósofos cuestionaron la necesidad del estado y declararon el derecho moral del individuo a vivir libre de coacción. Durante la Edad Media, algunas sectas religiosas propugnaron el pensamiento libertario, y la Era de la Ilustración y el auge concomitante del racionalismo y la ciencia señalaron el nacimiento del movimiento anarquista moderno.

El anarquismo moderno fue una parte importante del movimiento obrero, junto con el marxismo a fines del siglo XIX. El modernismo, la industrialización, la reacción al capitalismo y la migración masiva ayudaron a que el anarquismo floreciera y se extendiera por todo el mundo. A medida que el anarquismo crecía como movimiento social, surgieron importantes escuelas de pensamiento anarquista, en particular el anarcocolectivismo, el anarcocomunismo, el anarcosindicalismo y el anarquismo individualista. A medida que crecía el movimiento obrero, también crecía la división entre anarquistas y marxistas. Las dos corrientes se separaron formalmente en el quinto congreso de la Primera Internacional en 1872, y los acontecimientos que siguieron no ayudaron a cerrar la brecha. Los anarquistas participaron con entusiasmo en la Revolución Rusa, pero tan pronto como los bolcheviques establecieron su autoridad, los anarquistas fueron duramente reprimidos.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x