Hiperventilación

La hiperventilación ocurre cuando la frecuencia o el volumen corriente de la respiración elimina más dióxido de carbono del que el cuerpo puede producir. Esto conduce a la hipocapnia, una concentración reducida de dióxido de carbono disuelto en la sangre. El cuerpo normalmente intenta compensar esto de manera homeostática, pero si esto falla o se anula, el pH de la sangre aumentará y provocará alcalosis respiratoria. Los síntomas de la alcalosis respiratoria incluyen: mareos, hormigueo en los labios, manos o pies, dolor de cabeza, debilidad, desmayos y convulsiones. En casos extremos puede causar espasmos carpopedales, aleteo y contracción de manos y pies.

Los factores que pueden inducir o mantener la hiperventilación incluyen: estrés fisiológico, ansiedad o trastorno de pánico, gran altitud, lesión en la cabeza, accidente cerebrovascular, trastornos respiratorios como asma, neumonía o síndrome de hiperventilación, problemas cardiovasculares como embolia pulmonar, anemia, un médico calibrado incorrectamente. respirador y reacciones adversas a ciertos medicamentos. La hiperventilación también se puede inducir intencionalmente para lograr un estado alterado de conciencia, como en el juego de la asfixia, durante el trabajo de respiración o en un intento de extender una inmersión en apnea.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x