Insulina

La insulina (del latín insula, 'isla') es una hormona peptídica producida por las células beta de los islotes pancreáticos; se considera que es la principal hormona anabólica del cuerpo. Regula el metabolismo de carbohidratos, grasas y proteínas al promover la absorción de glucosa de la sangre hacia el hígado, la grasa y las células del músculo esquelético. En estos tejidos, la glucosa absorbida se convierte en glucógeno a través de la glucogénesis o en grasas (triglicéridos) a través de la lipogénesis o, en el caso del hígado, en ambos.Las altas concentraciones de insulina en la sangre inhiben fuertemente la producción y secreción de glucosa por parte del hígado. La insulina circulante también afecta la síntesis de proteínas en una amplia variedad de tejidos. Por lo tanto, es una hormona anabólica que promueve la conversión de pequeñas moléculas en la sangre en moléculas grandes dentro de las células. Los niveles bajos de insulina en la sangre tienen el efecto contrario al promover un catabolismo generalizado, especialmente de la grasa corporal de reserva.

Las células beta son sensibles a los niveles de azúcar en la sangre, por lo que secretan insulina en la sangre en respuesta a un alto nivel de glucosa; e inhiben la secreción de insulina cuando los niveles de glucosa son bajos. La insulina mejora la captación de glucosa y el metabolismo en las células, lo que reduce el nivel de azúcar en la sangre. Sus células alfa vecinas, siguiendo las señales de las células beta, secretan glucagón en la sangre de manera opuesta: aumento de la secreción cuando la glucosa en sangre es baja y disminución de la secreción cuando las concentraciones de glucosa son altas. El glucagón aumenta el nivel de glucosa en sangre al estimular la glucogenólisis y la gluconeogénesis en el hígado. La secreción de insulina y glucagón en la sangre en respuesta a la concentración de glucosa en sangre es el mecanismo principal de la homeostasis de la glucosa.

La actividad de insulina disminuida o ausente da como resultado diabetes mellitus, una condición de nivel alto de azúcar en la sangre (hiperglucemia). Hay dos tipos de la enfermedad. En la diabetes mellitus tipo 1, las células beta son destruidas por una reacción autoinmune, de modo que la insulina ya no puede sintetizarse ni secretarse en la sangre. En la diabetes mellitus tipo 2, la destrucción de las células beta es menos pronunciada que en la tipo 1 y no se debe a un proceso autoinmune. En cambio, hay una acumulación de amiloide en los islotes pancreáticos, lo que probablemente altera su anatomía y fisiología. La patogenia de la diabetes tipo 2 no se comprende bien, pero se sabe que están involucradas la población reducida de células beta de los islotes, la función secretora reducida de las células beta de los islotes que sobreviven y la resistencia a la insulina de los tejidos periféricos.La diabetes tipo 2 se caracteriza por un aumento de la secreción de glucagón que no se ve afectado ni responde a la concentración de glucosa en sangre. Pero la insulina todavía se secreta en la sangre en respuesta a la glucosa en sangre. Como resultado, la glucosa se acumula en la sangre.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x