Exclusividad

En el derecho anglosajón, un derecho exclusivo, o exclusividad, es una prerrogativa no tangible de facto existente en la ley (es decir, el poder o, en un sentido más amplio, derecho) para realizar una acción o adquirir un beneficio y para permitir o negar a otros el derecho a realizar la misma acción o adquirir el mismo beneficio. Una "prerrogativa" es en efecto un derecho exclusivo. El término está restringido para el uso de poderes oficiales estatales o soberanos (es decir, constitucionales). Los derechos exclusivos son una forma de monopolio.

Los derechos exclusivos pueden establecerse por ley o por obligación contractual, pero el alcance de la exigibilidad dependerá de la medida en que otros estén obligados por el instrumento que establece el derecho exclusivo; así, en el caso de los derechos contractuales, sólo las personas que sean parte de un contrato se verán afectadas por la exclusividad.

Se pueden otorgar derechos exclusivos en la ley de propiedad, la ley de derechos de autor, la ley de patentes, en relación con los servicios públicos o, en algunas jurisdicciones, en otra legislación sui generis. Muchos académicos argumentan que tales derechos forman la base de los conceptos de propiedad y propiedad.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x