Elecciones presidenciales de Estados Unidos de 1960

AjustarCompartirImprimirCitar
El titular en 1960, Dwight D. Eisenhower. Su segundo mandato venció al mediodía el 20 de enero de 1961.

Las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 1960 fueron las 44.º elecciones presidenciales cuatrienales. Se llevó a cabo el martes 8 de noviembre de 1960. En una elección muy reñida, el senador demócrata de los Estados Unidos, John F. Kennedy, derrotó al actual vicepresidente Richard Nixon, candidato del Partido Republicano. Esta fue la primera elección en la que participaron cincuenta estados y la última en la que no lo hizo el Distrito de Columbia, lo que marcó la primera participación de Alaska y Hawái. Esto la convirtió en la única elección presidencial donde el umbral para la victoria fue de 269 votos electorales. También fue la primera elección en la que un presidente en ejercicio no fue elegible para postularse para un tercer mandato debido a los límites de mandato establecidos por la Enmienda 22. Esta es la elección más reciente en la que tres de los cuatro candidatos de los principales partidos para presidente y vicepresidente finalmente fueron elegidos presidentes de los Estados Unidos. Kennedy ganó las elecciones, pero fue asesinado en 1963 y lo sucedió Johnson, quien ganó la reelección en 1964. Luego, Nixon ganó las elecciones de 1968 para suceder a Johnson, quien decidió no presentarse a la reelección ese año. De los cuatro candidatos, solo el candidato a vicepresidente Henry Cabot Lodge Jr. no logró acceder a la presidencia. La elección vio la primera vez que un candidato ganó la presidencia con menos estados que el otro candidato, algo que no volvería a ocurrir hasta 1976.

Nixon enfrentó poca oposición en la carrera republicana para suceder al popular titular Dwight D. Eisenhower. Kennedy, un joven senador de EE. UU. por Massachusetts, se estableció como el principal candidato demócrata con su sólido desempeño en las primarias demócratas de 1960, incluida una victoria clave en Virginia Occidental sobre el senador Hubert Humphrey. Derrotó al líder de la mayoría del Senado, Lyndon B. Johnson, en la primera votación presidencial de la Convención Nacional Demócrata de 1960 y le pidió a Johnson que fuera su compañero de fórmula. El tema de la Guerra Fría dominó las elecciones, ya que las tensiones entre Estados Unidos y la Unión Soviética eran altas.

Kennedy obtuvo una victoria en el Colegio Electoral por 303 a 219, y ganó el voto popular nacional informado por 112.827, un margen de 0,17 por ciento. Catorce electores no comprometidos de Mississippi y Alabama emitieron su voto por el senador Harry F. Byrd, al igual que un elector infiel de Oklahoma. La elección presidencial de 1960 fue la elección más reñida desde 1916, y esta cercanía puede explicarse por una serie de factores. Kennedy se benefició de la recesión económica de 1957-1958, que dañó la posición del Partido Republicano en el poder, y tenía la ventaja de 17 millones de demócratas registrados más que republicanos. Además, los nuevos votos que Kennedy, el primer presidente católico romano, obtuvo entre los católicos casi neutralizaron los nuevos votos que obtuvo Nixon entre los protestantes. Las ventajas de Nixon procedían de la popularidad de Eisenhower, así como de la prosperidad económica de los últimos ocho años. Las habilidades de campaña de Kennedy superaron de manera decisiva a las de Nixon, quien agotó el tiempo y los recursos haciendo campaña en los cincuenta estados, mientras que Kennedy se concentró en hacer campaña en estados populosos e indecisos. Kennedy enfatizó su juventud, mientras que Nixon se centró mucho en su experiencia. Kennedy confió en Johnson para mantener el sur y usó la televisión de manera efectiva. A pesar de esto, el margen de voto popular de Kennedy fue el segundo más estrecho en la historia presidencial, solo superado por el margen de 0,11% de la elección de 1880. Además, esta elección marcó el comienzo de un realineamiento decisivo en la coalición presidencial demócrata; Mientras que los demócratas hasta ese momento habían confiado en dominar en los estados del sur para ganar el colegio electoral, Kennedy logró ganar sin llevarse algunos de esos estados. Como tal, esta marcó la primera elección en la historia en la que un candidato republicano se impuso en Oklahoma, Tennessee, Kentucky, Florida, Virginia o Idaho sin ganar la presidencia, y la primera vez desde que Arizona respaldó a un candidato perdedor en una elección presidencial. elección. En muchos sentidos, esto presagiaba los resultados de las elecciones posteriores, en las que los candidatos demócratas de los estados del norte confiarían en su desempeño en el noreste y el medio oeste para ganar, mientras que los candidatos republicanos confiarían en el éxito en el antiguo Solid South y el oeste montañoso.

Nominaciones

Partido Demócrata

Democratic Party (United States)
1960 Billete de fiesta
John F. Kennedy Lyndon B. Johnson
PresidenteVicepresidente
John F Kennedy.jpg
Senator Lyndon B. Johnson in 1960 (cropped).jpg
Senador estadounidense de Massachusetts
(1953-1960)
Senador estadounidense de Texas
(1949-1961)
Campaña
Kennedy Johnson 1960 campaign logo.svg

Candidatas democráticas

(feminine)

Los principales candidatos para la nominación presidencial demócrata de 1960 fueron el senador estadounidense John F. Kennedy de Massachusetts, el gobernador Pat Brown de California, el senador Stuart Symington de Missouri, el senador Lyndon B. Johnson de Texas, el excandidato Adlai Stevenson, el senador Wayne Morse de Oregón y el senador Hubert Humphrey de Minnesota. Varios otros candidatos buscaron apoyo en su estado o región natal como "hijo favorito" candidatos, sin ninguna posibilidad realista de ganar la nominación. Symington, Stevenson y Johnson se negaron a hacer campaña en las primarias presidenciales. Si bien esto redujo su número potencial de delegados antes de la Convención Nacional Demócrata, cada uno de estos tres candidatos esperaba que los otros principales contendientes tropezaran en las primarias, lo que provocó que los delegados de la convención lo eligieran como un "compromiso". #34; candidato aceptable para todas las facciones del partido.

Al principio, Kennedy fue perseguido por las sugerencias de algunos líderes del Partido Demócrata (como el ex presidente de los Estados Unidos, Harry S. Truman, que apoyaba a Symington) de que era demasiado joven e inexperto para ser presidente; estos críticos sugirieron que debería aceptar ser el compañero de fórmula de otro demócrata. Al darse cuenta de que se trataba de una estrategia promocionada por sus oponentes para evitar que el público lo tomara en serio, Kennedy declaró con franqueza: "No me postulo para vicepresidente; Me postulo para presidente."

1960

El siguiente paso fueron las primarias. La religión católica romana de Kennedy fue un problema. Kennedy primero desafió al senador de Minnesota Hubert Humphrey en las primarias de Wisconsin y lo derrotó. Las hermanas, los hermanos y la esposa de Kennedy, Jacqueline, peinaron el estado en busca de votos, lo que llevó a Humphrey a quejarse de que "se sentía como un comerciante independiente compitiendo contra una cadena de tiendas". Sin embargo, algunos expertos políticos argumentaron que el margen de victoria de Kennedy provino casi en su totalidad de las áreas católicas y, por lo tanto, Humphrey decidió continuar la contienda en el estado fuertemente protestante de Virginia Occidental. El primer debate televisado de 1960 se llevó a cabo en West Virginia. Kennedy superó a Humphrey y, en los días siguientes, Kennedy logró avances sustanciales sobre Humphrey en las encuestas. La campaña de Humphrey tenía pocos fondos y no pudo competir por la publicidad y otras actividades de 'consiga el voto'. impulsa con la campaña bien financiada y bien organizada de Kennedy. Al final, Kennedy derrotó a Humphrey con más del 60% de los votos y Humphrey terminó su campaña presidencial. Virginia Occidental demostró que Kennedy, un católico, podía ganar en un estado fuertemente protestante. Aunque Kennedy solo había competido en nueve primarias presidenciales, los rivales de Kennedy, Johnson y Symington, no hicieron campaña en ninguna primaria. Aunque Stevenson había sido dos veces el candidato presidencial del Partido Demócrata y conservaba seguidores leales de los liberales, sus dos aplastantes derrotas ante el presidente republicano de los Estados Unidos, Dwight D. Eisenhower, llevaron a la mayoría de los líderes y delegados del partido a buscar un "rostro fresco" que podría ganar unas elecciones nacionales. Después de las primarias, Kennedy viajó por todo el país, hablando con las delegaciones estatales y sus líderes. Cuando se inauguró la Convención Demócrata, Kennedy estaba muy a la cabeza, pero todavía se consideraba que estaba justo por debajo del total de delegados que necesitaba para ganar.

Convención Demócrata

La Convención Nacional Demócrata de 1960 se llevó a cabo en Los Ángeles, California. En la semana anterior a la inauguración de la convención, Kennedy recibió dos nuevos retadores, cuando Lyndon B. Johnson, el poderoso líder de la mayoría en el Senado, y Adlai Stevenson, el candidato del partido en 1952 y 1956, anunciaron oficialmente sus candidaturas. Sin embargo, ni Johnson ni Stevenson estaban a la altura del talentoso y altamente eficiente equipo de campaña de Kennedy dirigido por Robert F. Kennedy. Johnson desafió a Kennedy a un debate televisado ante una reunión conjunta de las delegaciones de Texas y Massachusetts, a lo que Kennedy aceptó. La mayoría de los observadores creían que Kennedy ganó el debate y Johnson no pudo expandir el apoyo de sus delegados más allá del Sur. El hecho de que Stevenson no lanzara públicamente su candidatura hasta la semana de la convención significó que muchos delegados liberales que podrían haberlo apoyado ya estaban comprometidos con Kennedy, y Stevenson, a pesar del enérgico apoyo de la ex primera dama Eleanor Roosevelt, no pudo romper. su lealtad Kennedy ganó la nominación en la primera votación.

Luego, en un movimiento que sorprendió a muchos, Kennedy le pidió a Johnson que fuera su compañero de fórmula. Se dio cuenta de que no podía ser elegido sin el apoyo de los demócratas sureños tradicionales, la mayoría de los cuales habían respaldado a Johnson. Le ofreció a Johnson la nominación a la vicepresidencia en el Hotel Biltmore de Los Ángeles a las 10:15 a. m. del 14 de julio de 1960, la mañana después de haber sido nominado para presidente. Robert F. Kennedy, que odiaba a Johnson por sus ataques a la familia Kennedy y favorecía al líder sindical Walter Reuther, dijo más tarde que su hermano le ofreció el puesto a Johnson como cortesía y no predijo que lo aceptaría. Cuando aceptó, Robert Kennedy intentó hacer cambiar de opinión a Johnson y fracasó.

Los biógrafos Robert Caro y W. Marvin Watson ofrecen una perspectiva diferente: escriben que la campaña de Kennedy estaba desesperada por ganar lo que se pronosticaba como una carrera muy reñida contra Nixon y Lodge. Se necesitaba a Johnson en la candidatura para ayudar a llevar los votos de Texas y el sur de los Estados Unidos. La investigación de Caro mostró que el 14 de julio, Kennedy inició el proceso, mientras Johnson aún dormía. A las 6:30 a. m., Kennedy le pidió a su hermano que preparara una estimación de los próximos votos electorales, 'incluido Texas'. Robert Kennedy llamó a Pierre Salinger y Kenneth O'Donnell para que lo ayudaran. Al darse cuenta de las ramificaciones de contar los votos de Texas como propios, Salinger le preguntó si estaba considerando una candidatura Kennedy-Johnson, y Robert respondió: 'Sí'. Entre las 9 y las 10 a. m., John Kennedy llamó al gobernador de Pensilvania, David L. Lawrence, un patrocinador de Johnson, para solicitar que Lawrence nominara a Johnson para vicepresidente si Johnson aceptaba el cargo, y luego fue a la suite de Johnson para discutir un boleto mutuo a las 10:15 a.m. John Kennedy luego regresó a su suite para anunciar el boleto Kennedy-Johnson a sus seguidores más cercanos y jefes políticos del Norte. Aceptó las felicitaciones del gobernador de Ohio, Michael DiSalle, el gobernador de Connecticut, Abraham A. Ribicoff, el alcalde de Chicago, Richard J. Daley, y el alcalde de la ciudad de Nueva York, Robert F. Wagner Jr. Lawrence dijo que "Johnson tiene la fuerza donde la necesita". la mayoría"; luego se fue para comenzar a escribir el discurso de nominación. O'Donnell recuerda estar enojado por lo que consideró una traición de John Kennedy, quien previamente había calificado a Johnson de antilaboral y antiliberal. Posteriormente, Robert Kennedy visitó a los líderes laborales que estaban extremadamente descontentos con la elección de Johnson y, después de ver la profundidad de la oposición laboral a Johnson, envió mensajes entre las suites de hotel de su hermano y Johnson, aparentemente tratando de socavar el billete propuesto. sin la autorización de John Kennedy y lograr que Johnson acepte ser el presidente del Partido Demócrata, en lugar de vicepresidente. Johnson se negó a aceptar un cambio de planes, a menos que viniera directamente de John Kennedy. A pesar de la interferencia de su hermano, John Kennedy se mostró firme en que Johnson era a quien quería como compañero de fórmula y se reunió con miembros del personal como Larry O'Brien, su director de campaña nacional, para decirles que Johnson sería vicepresidente. O'Brien recordó más tarde que las palabras de John Kennedy fueron completamente inesperadas, pero que, después de una breve consideración de la situación de la votación electoral, pensó que 'fue un golpe de genio'.

Partido Republicano

Republican Party (United States)
Billete del Partido Republicano de 1960
Richard Nixon Henry Cabot Lodge Jr.
PresidenteVicepresidente
VP-Nixon copy.jpg
Cabot Lodge (1964) (cropped 3x4).jpg
36a
Vicepresidente de los Estados Unidos
(1953-1961)
3a
US Ambassador to the UN
(1953-1960)
Campaña
Nixon Lodge 1960 campaign logo.svg

Candidatas republicanas

(feminine)

Con la ratificación de la Enmienda 22 en 1951, el presidente Dwight D. Eisenhower no pudo volver a postularse para el cargo de presidente; había sido elegido en 1952 y 1956.

En 1959, parecía que el vicepresidente Richard Nixon podría enfrentar un serio desafío por la nominación republicana del gobernador de Nueva York, Nelson Rockefeller, el líder del ala republicana moderada a liberal. Sin embargo, Rockefeller anunció que no sería candidato a presidente, luego de que una gira nacional revelara que la gran mayoría de los republicanos favorecía a Nixon.

Después de la retirada de Rockefeller, Nixon no enfrentó ninguna oposición significativa para la nominación republicana. En la Convención Nacional Republicana de 1960 en Chicago, Illinois, Nixon fue la elección abrumadora de los delegados, y el senador conservador Barry Goldwater de Arizona recibió 10 votos de los delegados conservadores. Al obtener la nominación, Nixon se convirtió en el primer vicepresidente en funciones en postularse para presidente desde John C. Breckinridge exactamente un siglo antes. Nixon luego eligió al exsenador de Massachusetts y embajador de las Naciones Unidas, Henry Cabot Lodge Jr., como su compañero de fórmula para la vicepresidencia. Nixon eligió a Lodge porque sus credenciales en política exterior encajan en la estrategia de Nixon de hacer campaña más en política exterior que en política interior, que creía que favorecía a los demócratas. Nixon había buscado previamente a Rockefeller como su compañero de fórmula, pero el gobernador no tenía ambiciones de ser vicepresidente. Sin embargo, más tarde se desempeñó como vicepresidente de Gerald Ford de 1974 a 1977.

Elecciones generales

Promesas de campaña

Dwight D. Eisenhower, el presidente titular en 1960, cuyo mandato venció el 20 de enero de 1961

Durante la campaña, Kennedy acusó que bajo Eisenhower y los republicanos, la nación se había quedado atrás de la Unión Soviética en la Guerra Fría, tanto en lo militar como en lo económico, y que, como presidente, "haría que Estados Unidos volviera a moverse". #34;. La administración de Eisenhower había establecido la NASA en 1958, pero Kennedy creía que el Partido Republicano había ignorado la necesidad de alcanzar a la Unión Soviética en la carrera espacial. Prometió que la nueva administración demócrata apreciaría plenamente la importancia de los logros espaciales para la seguridad nacional y el prestigio internacional de los Estados Unidos. Nixon respondió que, de ser elegido, continuaría con la campaña de "paz y prosperidad" que Eisenhower había traído a la nación en la década de 1950. Nixon también argumentó que, con la nación involucrada en la Guerra Fría con los soviéticos, Kennedy era demasiado joven e inexperto para confiarle la presidencia. Si Nixon hubiera sido elegido, a los 48 años y 11 días, habría sido el cuarto presidente más joven en la fecha de la toma de posesión. Kennedy, por el contrario, tenía 43 años, 236 días, en la fecha de su toma de posesión; el segundo hombre más joven en comenzar una presidencia. (A los 42 años, Theodore Roosevelt, quien asumió la presidencia tras el asesinato del presidente de los Estados Unidos, William McKinley, 60 años antes, era (y sigue siendo) el más joven).

Durante la campaña de Kennedy, confió en su juventud y prometió generar un cambio. Kennedy tenía un eslogan que enfatizaba su juventud, que decía, 'quién está experimentado de principio a fin/pero no tan experimentado como para no probar algo nuevo'. También fue respaldado por celebridades como Frank Sinatra, Henry Fonda y Harry Belafonte. Nixon afirmó que su experiencia en política lo hizo más calificado para ocupar el cargo de presidente. Quería que los votantes supieran que tenía la capacidad de enfrentarse a las amenazas comunistas.

Eventos de la campaña

Kennedy en LaGrange, Georgia, octubre de 1960

Kennedy y Nixon atrajeron a multitudes grandes y entusiastas durante toda la campaña. En agosto de 1960, la mayoría de las encuestas daban a Nixon una ligera ventaja sobre Kennedy, y muchos expertos políticos lo consideraban el favorito para ganar. Sin embargo, Nixon estuvo plagado de mala suerte durante la campaña de otoño. En agosto, el presidente Eisenhower, que durante mucho tiempo había sido ambivalente con respecto a Nixon, realizó una conferencia de prensa televisada en la que un reportero, Charles Mohr de Time, mencionó las afirmaciones de Nixon de que había sido una administración valiosa. interno y asesor. Mohr le preguntó a Eisenhower si podía dar un ejemplo de una idea importante de Nixon a la que había prestado atención. Eisenhower respondió con el siguiente comentario: "Si me das una semana, podría pensar en una". Aunque tanto Eisenhower como Nixon afirmaron más tarde que simplemente estaba bromeando con el reportero, el comentario hirió a Nixon, ya que socavó sus afirmaciones de tener una mayor experiencia en la toma de decisiones que Kennedy. El comentario resultó tan dañino para Nixon que los demócratas convirtieron la declaración de Eisenhower en un comercial de televisión.

En la Convención Nacional Republicana, Nixon se comprometió a hacer campaña en los cincuenta estados. Esta promesa fracasó cuando, en agosto, Nixon se lesionó la rodilla en la puerta de un automóvil mientras hacía campaña en Carolina del Norte. La rodilla se infectó y Nixon tuvo que dejar de hacer campaña durante dos semanas, mientras la infección se trataba con antibióticos. Cuando dejó el Hospital Walter Reed, Nixon se negó a abandonar su promesa de visitar todos los estados; por lo tanto, terminó perdiendo un tiempo valioso visitando estados en los que no tenía posibilidades de ganar, o que tenían pocos votos electorales y serían de poca ayuda en las elecciones, o estados en los que casi con certeza ganaría de todos modos. En su esfuerzo por visitar los 50 estados, Nixon pasó el fin de semana vital antes de las elecciones haciendo campaña en Alaska, que solo obtuvo tres votos electorales, mientras que Kennedy hizo campaña en estados más poblados como Nueva Jersey, Ohio, Michigan y Pensilvania.

Nixon visitó Atlanta, Georgia, el 26 de agosto y obtuvo una gran asistencia a su evento. Pasó por un desfile en Atlanta y fue recibido por 150.000 personas. Nixon mencionó en su discurso en Atlanta, "En el último cuarto de siglo, no ha habido un candidato demócrata a la presidencia que se haya molestado en hacer campaña en el estado de Georgia". Sin embargo, Kennedy no dejaría que Nixon tomara los estados demócratas tan fácilmente. Kennedy cambiaría esa estadística y visitaría algunos estados sorprendentes, incluido Georgia. Visitó las ciudades de Columbus, Warm Springs y LaGrange en su campaña electoral en Georgia. En su visita a Warm Springs, la policía estatal trató de mantener a Kennedy alejado de una inmensa multitud; sin embargo, Kennedy extendió la mano para estrechar la mano de aquellos que estaban enfermos de polio. También visitó pequeños pueblos de Georgia y vio un total de unas 100.000 personas en el estado. Kennedy también habló en un centro de rehabilitación en Warm Springs. Warm Springs era un lugar cercano y querido para Kennedy, debido a los efectos que la instalación tuvo en Franklin D. Roosevelt. Roosevelt pasó un tiempo en el centro de rehabilitación y murió allí en 1945.

En Warm Springs, Kennedy habló con sus seguidores en las instalaciones y mencionó a Roosevelt en su discurso. Admiraba a Roosevelt y lo elogió por defender a los agricultores, los trabajadores, los pueblos pequeños, las grandes ciudades, los pobres y los enfermos. Dijo que Roosevelt tenía un 'espíritu de fuerza y progreso para hacer que Estados Unidos se moviera'. Kennedy discutió su plan de seis puntos para el cuidado de la salud. Quería establecer un programa médico para la jubilación y fondos federales para la construcción de escuelas de medicina y hospitales. También planeó que el gobierno prestara dinero a los estudiantes para asistir a la escuela de medicina y proporcionar subvenciones para renovar hospitales antiguos. Pidió que se gaste más dinero en investigación médica y, finalmente, ampliar los esfuerzos para la rehabilitación y encontrar nuevas formas de ayudar a los necesitados. Muchos republicanos desaprobaron los planes de Kennedy y los describieron como una 'llamada al socialismo'. Sin embargo, muchos residentes de Warm Springs apoyaron a Kennedy, con mujeres que usaban sombreros que decían 'Kennedy y Johnson'. y letreros alrededor de la ciudad que dicen "Douglas County For Kennedy, excepto 17 Republicans 6 Old Grouches". Joe O. Butts, el alcalde de Warm Springs durante la visita de Kennedy, dijo: "Debe haber estrechado la mano de todos a dos millas de él, y estaba sonriendo todo el tiempo". 34;

A pesar de las reservas que tenía Robert F. Kennedy sobre la nominación de Johnson, elegir a Johnson como compañero de fórmula de Kennedy resultó ser un golpe maestro. Johnson hizo una campaña vigorosa a favor de Kennedy y fue fundamental para ayudar a los demócratas a convencer a varios estados del sur de ser escépticos con respecto a él, especialmente Texas, el estado natal de Johnson. Johnson hizo un 'cambio de planes de última hora y programó dos discursos de 12 minutos en Georgia'. Una de estas visitas incluyó una parada en Atlanta para hablar desde la parte trasera de un tren en la Estación Terminal. Por otro lado, Ambassador Lodge, compañero de fórmula de Nixon, realizó una campaña letárgica y cometió varios errores que perjudicaron a Nixon. Entre ellos estaba una promesa, hecha sin aprobación, de que Nixon nombraría al menos a un afroamericano para un puesto en el gabinete. Nixon estaba furioso con Lodge y lo acusó de pasar demasiado tiempo haciendo campaña con grupos minoritarios en lugar de la mayoría blanca.

Debates

Hubo cuatro debates presidenciales y ningún debate vicepresidencial durante las elecciones generales de 1960.

Debates entre candidatos para las elecciones presidenciales de los Estados Unidos de 1960
No. Fecha Host Ubicación Panelistas Moderador Participante Viewership
(millones)
P1 Lunes, 26 de septiembre de 1960 WBBM-TV Chicago, Illinois Sander Vanocur
Charles Warren
Stuart Novins
Howard K. Smith Senador John F. Kennedy
Vicepresidente Richard Nixon
66.4
P2 Viernes 7 de octubre de 1960 WRC-TV Washington, D.C. Paul Niven
Edward P. Morgan
Alan Spivak
Harold R. Levy
Frank McGee Senador John F. Kennedy
Vicepresidente Richard Nixon
61.9
P3 Jueves, 13 de octubre de 1960 ABC Studios Los Angeles (Nixon) Los Angeles, California Frank McGee
Charles Van Fremd
Douglass Cater
Roscoe Drummond
Bill Shadel Senador John F. Kennedy
Vicepresidente Richard Nixon
63,7
ABC Studios New York (Kennedy) Nueva York, Nueva York
P4 Viernes, 21 de octubre de 1960 ABC Studios New York Nueva York, Nueva York Frank Singiser
John Edwards
Walter Cronkite
John Chancellor
Quincy Howe Senador John F. Kennedy
Vicepresidente Richard Nixon
60,4
Senador John F. Kennedy (izquierda) y vicepresidente Richard Nixon (derecha), antes de su primer debate presidencial.
Segundo de los cuatro debates de Kennedy y Nixon, que tuvieron lugar en el WRC-TV en Washington, D.C., el 7 de octubre de 1960
Transmisión completa del debate del 26 de septiembre

El punto de inflexión clave de la campaña llegó con los cuatro debates Kennedy-Nixon; fueron los primeros debates presidenciales de la historia (los debates Lincoln-Douglas de 1858 habían sido los primeros para los senadores de Illinois), también los primeros celebrados por televisión y, por lo tanto, atrajeron una enorme publicidad. Nixon insistió en hacer campaña hasta pocas horas antes de que comenzara el primer debate. No se había recuperado completamente de su estadía en el hospital y, por lo tanto, se veía pálido, enfermizo, bajo de peso y cansado. Sus ojos se movieron por la habitación durante el debate, y en varios momentos, el sudor era visible en su rostro. También se negó a maquillarse para el primer debate y, como resultado, su barba incipiente se mostró de manera prominente en las pantallas de televisión en blanco y negro en ese momento. Además, el escenario del debate parecía más oscuro una vez que la pintura se secó, lo que provocó que el color del traje de Nixon se mezclara con el fondo, reduciendo su estatura. La mala aparición de Nixon en televisión en el primer debate se reflejó en el hecho de que su madre lo llamó inmediatamente después del debate para preguntarle si estaba enfermo. Kennedy, por el contrario, descansó y se preparó mucho de antemano y, por lo tanto, se mostró bronceado, confiado y relajado durante el debate. Se estima que 70 millones de espectadores vieron el primer debate.

A menudo se afirma que las personas que vieron el debate por televisión creyeron abrumadoramente que Kennedy había ganado, mientras que los oyentes de radio (una audiencia más pequeña) pensaron que Nixon había terminado derrotándolo. Sin embargo, eso ha sido discutido. De hecho, un estudio ha especulado que el desacuerdo entre el espectador y el oyente podría deberse al sesgo de la muestra, en el sentido de que aquellos sin televisión podrían ser un subconjunto sesgado de la población:

Evidencia en apoyo de esta creencia [i. e., que la apariencia física de Kennedy superó su actuación durante el primer debate] se limita principalmente a reportes esbozos sobre una encuesta de mercado, realizada por Sindlinger & Company, en la que el 49% de los que escucharon los debates en la radio dijeron que Nixon había ganado, en comparación con el 21% nombrar a Kennedy, mientras que el 30% de los que vieron los debates en la televisión Kennedy había ganado, en comparación con el 29% nombrar a Nixon. Contrariamente a la creencia popular, la evidencia Sindlinger sugiere no que Kennedy ganó en la televisión, sino que los candidatos empatados en la televisión, mientras que Nixon ganó en la radio. Sin embargo, no se ha informado de ningún detalle sobre la muestra, y no está claro si los resultados de la encuesta pueden generalizarse a una población mayor. Además, desde el 87% de los hogares americanos tenían una televisión en 1960 [y que la] fracción de los estadounidenses que carecían de acceso a la televisión en 1960 se concentró en las zonas rurales, y en particular en los estados meridional y occidental, lugares que no podían tener proporciones significativas de votantes católicos.

Sin embargo, las encuestas de Gallup en octubre de 1960 mostraban que Kennedy tenía una ligera pero constante ventaja sobre Nixon después de que los candidatos estuvieran empatados estadísticamente durante la mayor parte de agosto y septiembre. Durante los tres debates restantes, Nixon recuperó el peso perdido, se maquilló para la televisión y se mostró más enérgico que en su aparición inicial.

Sin embargo, hasta 20 millones de espectadores menos vieron los tres debates restantes que el primero. Los observadores políticos en ese momento sintieron que Kennedy ganó el primer debate, Nixon ganó el segundo y el tercer debate, mientras que el cuarto debate, que fue visto como el desempeño más fuerte de ambos hombres, fue un empate.

Se ha señalado el tercer debate, ya que provocó un cambio en el proceso de debate. Este debate fue un paso monumental para la televisión. Por primera vez, se utilizó tecnología de pantalla dividida para reunir a dos personas de lados opuestos del país para que pudieran conversar en tiempo real. Nixon estaba en Los Ángeles, mientras que Kennedy estaba en Nueva York. Los hombres parecían estar en la misma habitación, gracias a conjuntos idénticos. Ambos candidatos tenían monitores en sus respectivos estudios, que contenían la transmisión del estudio opuesto, para que pudieran responder a las preguntas. Bill Shadel moderó el debate desde otro estudio de televisión en Los Ángeles. El tema principal de este debate fue si se debe usar la fuerza militar para evitar que Quemoy y Matsu, dos archipiélagos insulares frente a la costa china, caigan bajo el control comunista.

Problemas de la campaña

Una preocupación clave en la campaña de Kennedy fue el escepticismo generalizado entre los protestantes sobre su religión católica romana. Algunos protestantes, especialmente los bautistas del sur y los luteranos, temían que tener un católico en la Casa Blanca le daría una influencia indebida al Papa en los asuntos de la nación. Los evangelistas radiales como G. E. Lowman escribieron que, "Cada persona tiene derecho a su propia creencia religiosa... [pero]... el sistema eclesiástico católico romano exige la primera lealtad de cada miembro verdadero, y dice en un conflicto entre la iglesia y el estado, la iglesia debe prevalecer". El tema religioso fue tan significativo que Kennedy pronunció un discurso ante los editores de periódicos de la nación en el que criticó el protagonismo que le daban al tema religioso sobre otros temas -especialmente en política exterior- que consideraba de mayor importancia.

Para abordar los temores de los protestantes de que su catolicismo romano afectaría su toma de decisiones, Kennedy dijo a la Asociación Ministerial del Gran Houston el 12 de septiembre de 1960: 'No soy el candidato católico a la presidencia. Soy el candidato a presidente del Partido Demócrata que también es católico. No hablo por mi Iglesia en asuntos públicos, y la Iglesia no habla por mí." Prometió respetar la separación de la iglesia y el estado, y no permitir que los funcionarios católicos le dictaran la política pública. Kennedy también planteó la cuestión de si una cuarta parte de los estadounidenses fueron relegados a la ciudadanía de segunda clase solo porque eran católicos romanos. Kennedy se convertiría en el primer católico romano en ser elegido presidente; pasarían 60 años antes de que otro católico romano, Joe Biden, fuera elegido.

La campaña de Kennedy aprovechó una apertura cuando el reverendo Martin Luther King Jr., el líder de los derechos civiles, fue arrestado en Georgia mientras participaba en una sentada. Nixon le pidió al presidente Dwight D. Eisenhower que perdonara a King, pero el presidente se negó a hacerlo. Nixon se negó a tomar más medidas, pero Kennedy llamó a las autoridades políticas locales para que liberaran a King de la cárcel, y también llamó al padre y a la esposa de King. Como resultado, el padre de King respaldó a Kennedy y recibió mucha publicidad favorable entre el electorado negro. Una carta al gobernador de Georgia sobre el arresto de Martin Luther King, Jr. también ayudó a Kennedy a obtener muchos votos afroamericanos. John F. Kennedy le pidió al gobernador Ernest Vandiver que investigara las duras sentencias y afirmó que no quería tener que involucrarse en el sistema de justicia de Georgia. Un miembro del equipo de derechos civiles de Kennedy y amigo de King, Harris Wofford, y otros miembros de la campaña de Kennedy repartieron un panfleto a los feligreses negros el domingo antes de las elecciones presidenciales que decía: ""Sin comentarios" Nixon contra un candidato con corazón, el senador Kennedy." El día de las elecciones, Kennedy ganó el voto negro en la mayoría de las áreas por amplios márgenes, y esto puede haber proporcionado su margen de victoria en estados como Nueva Jersey, Carolina del Sur, Illinois y Missouri. Los investigadores encontraron que el atractivo de Kennedy para los votantes afroamericanos parece ser en gran parte responsable de que haya recibido más votos afroamericanos que Adlai Stevenson en las elecciones de 1956. El mismo estudio realizado encontró que los votantes blancos estaban menos influenciados en el tema de los derechos civiles que los votantes negros en 1960. El presidente nacional republicano en ese momento, Thruston Ballard Morton, consideraba el voto afroamericano como el factor más crucial.

El tema que dominó las elecciones fue el aumento de las tensiones de la Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética. En 1957, los soviéticos lanzaron el Sputnik, el primer satélite hecho por el hombre en orbitar la Tierra. Poco después, algunos líderes estadounidenses advirtieron que la nación se estaba quedando atrás de los países comunistas en ciencia y tecnología. En Cuba, el régimen revolucionario de Fidel Castro se convirtió en un aliado cercano de la Unión Soviética en 1960, aumentando los temores de subversión comunista en el hemisferio occidental. Las encuestas de opinión pública revelaron que más de la mitad del pueblo estadounidense pensaba que la guerra con la Unión Soviética era inevitable.

Kennedy aprovechó el aumento de la tensión de la Guerra Fría al enfatizar una percepción de "brecha de misiles" entre los Estados Unidos y la Unión Soviética. Argumentó que bajo los republicanos, los soviéticos habían desarrollado una gran ventaja en el número de misiles nucleares. Propuso una investigación bipartidista del Congreso sobre la posibilidad de que la Unión Soviética se adelantara a Estados Unidos en el desarrollo de misiles. También señaló en un discurso del 18 de octubre que varios oficiales militares estadounidenses de alto rango habían criticado durante mucho tiempo las políticas de gastos de defensa de la Administración Eisenhower.

Ambos candidatos también discutieron sobre la economía y las formas en que podrían aumentar el crecimiento económico y la prosperidad de la década de 1950 y hacerlo accesible a más personas (especialmente a las minorías). Algunos historiadores critican a Nixon por no aprovechar más la popularidad de Eisenhower (que fue de alrededor del 60-65 % a lo largo de 1960 y el día de las elecciones) y por no hablar sobre la próspera economía de la presidencia de Eisenhower con más frecuencia en su campaña. A medida que la campaña avanzaba hacia las últimas dos semanas, las encuestas y la mayoría de los expertos políticos predijeron una victoria de Kennedy. Sin embargo, el presidente Eisenhower, que en gran parte no participó en la campaña, realizó una vigorosa gira de campaña a favor de Nixon durante los últimos 10 días antes de las elecciones. El apoyo de Eisenhower le dio a Nixon un impulso muy necesario. Nixon también criticó a Kennedy por afirmar que Quemoy y Matsu, dos pequeñas islas frente a la costa de la China comunista que estaban en manos de las fuerzas nacionalistas chinas con base en Taiwán, estaban fuera del tratado de protección que Estados Unidos había firmado con los nacionalistas chinos. Nixon afirmó que las islas estaban incluidas en el tratado y acusó a Kennedy de mostrar debilidad hacia la agresión comunista. Ayudado por el problema de Quemoy y Matsu, y por el apoyo de Eisenhower, Nixon comenzó a ganar impulso y, para el día de las elecciones, las encuestas indicaban un virtual empate.

Resultados

Resultados por condado indicando explícitamente el porcentaje para el candidato ganador. Las formas de azul son para Kennedy (Democrático), los tonos de rojo son para Nixon (Republicano), y los tonos de verde son para los Electors Sin Promesas (Democráticos/Derechos de los Estados).
Resultados por distrito del Congreso.

La elección se llevó a cabo el 8 de noviembre de 1960. Nixon vio los resultados de las elecciones desde su suite en el Ambassador Hotel en Los Ángeles, mientras que Kennedy los vio en el Kennedy Compound en Hyannis Port, Massachusetts. A medida que llegaban los primeros resultados de las grandes ciudades del noreste y el medio oeste, como Boston, la ciudad de Nueva York, Filadelfia, Pittsburgh, Cleveland, Detroit y Chicago, Kennedy abrió una gran ventaja en los votos populares y electorales y parecía encaminado a la victoria. Sin embargo, a medida que llegaron retornos posteriores de áreas rurales y suburbanas en el Medio Oeste, los estados de las Montañas Rocosas y los estados de la Costa del Pacífico, Nixon comenzó a cerrar la brecha con Kennedy.

Antes de la medianoche, The New York Times había ido a la imprenta con el titular "Kennedy elegido presidente". Como las elecciones volvieron a ser demasiado reñidas para ser convocadas, Turner Catledge, director editorial de Times, esperaba que, como recordaba en sus memorias, "cierto alcalde del Medio Oeste robaría suficientes votos para sacar adelante a Kennedy".;, permitiendo así al Times evitar la vergüenza de anunciar al ganador equivocado, como lo había hecho memorablemente el Chicago Tribune doce años antes al anunciar que Thomas E. Dewey había derrotado al presidente Harry S. Truman.

Nixon pronunció un discurso alrededor de las 3 a. m. e insinuó que Kennedy podría haber ganado las elecciones. Los reporteros de noticias estaban desconcertados, ya que no era un discurso de concesión formal. Habló de cómo sería elegido Kennedy si "continúa la tendencia actual". No fue hasta la tarde del día siguiente que Nixon finalmente concedió la elección y Kennedy reclamó su victoria.

Kennedy ganó en veintisiete de las treinta y nueve ciudades más grandes, pero perdió en las ciudades del sur que habían votado por Adlai Stevenson II aunque mantuvo Atlanta, Nueva Orleans y San Antonio. Nueva Orleans y San Antonio eran las únicas ciudades del sur de los Estados Unidos que tenían una gran población católica y Atlanta era un bastión demócrata tradicional.

De los 3129 condados y equivalentes de condados que obtuvieron resultados, Nixon ganó en 1857 (59,35 %), mientras que Kennedy se llevó 1200 (38,35 %). "No comprometido" los electores ocuparon el primer lugar en 71 condados y parroquias (2,27%) en todo Mississippi y Luisiana, y un distrito (0,03%) en Alaska se dividió en partes iguales entre Kennedy y Nixon.

Kennedy votó en su lugar de votación en una rama de la Biblioteca Pública de Boston.

Una muestra de lo cerca que estuvo la elección se puede ver en California, el estado natal de Nixon. Kennedy parecía haber ganado el estado por 37.000 votos cuando todos los recintos electorales informaron, pero cuando se contaron los votos en ausencia una semana después, Nixon vino de atrás para ganar el estado por 36.000 votos.

Del mismo modo, en Hawái, los resultados oficiales mostraron que Nixon ganó por un pequeño margen de 141 votos, y el estado lo llamó el miércoles por la mañana temprano. El gobernador interino James Kealoha certificó a los electores republicanos, quienes emitieron los tres votos electorales de Hawái a favor de Nixon. Sin embargo, existían claras discrepancias en las tabulaciones electorales oficiales y los demócratas solicitaron un recuento en el tribunal de circuito de Hawái. El desafío judicial aún estaba en curso en el momento de la fecha límite de puerto seguro de la Ley de Conteo Electoral, pero los electores demócratas aún se reunieron en el Palacio ʻIolani en la fecha constitucional del 19 de diciembre y emitieron sus votos por Kennedy. El recuento, completado antes de Navidad, resultó en que Kennedy fuera declarado ganador por 115 votos. El 30 de diciembre, el tribunal de circuito dictaminó que los tres votos electorales de Hawái debían ser para Kennedy. Se decidió que era necesario un nuevo certificado, faltando sólo dos días para que el Congreso se reuniera el 6 de enero de 1961, para contar y certificar los votos del Colegio Electoral. Una carta al Congreso que decía que un certificado estaba en camino fue enviada rápidamente por correo aéreo certificado. Tanto los votos electorales demócratas como republicanos de Hawái se presentaron para el escrutinio el 6 de enero de 1961, y el vicepresidente Nixon, quien presidió la certificación, amablemente y diciendo 'sin la intención de establecer un precedente', solicitó el consentimiento unánime. que los votos demócratas por Kennedy sean contados.

En el voto popular nacional, Kennedy venció a Nixon por menos de dos décimas de un punto porcentual (0,17%), el margen de voto popular más cercano del siglo XX. Tan cerca estuvo el voto popular que un cambio de 18.858 votos en Illinois y Missouri, ambos ganados por Kennedy por menos del 1%, habría dejado a Kennedy y Nixon por debajo de los 269 votos electorales necesarios para ganar, forzando así una elección contingente en la casa de Representantes.

En el Colegio Electoral, la victoria de Kennedy fue mayor, ya que obtuvo 303 votos electorales, frente a los 219 de Nixon. Un total de 15 electores: ocho de Mississippi, seis de Alabama y uno de Oklahoma. – todos se negaron a votar por Kennedy o Nixon, y en su lugar emitieron sus votos por el senador Harry F. Byrd de Virginia, un demócrata conservador, a pesar de que no había sido candidato a presidente. Kennedy ganó 12 estados por tres puntos porcentuales, o menos, mientras que Nixon ganó seis por márgenes igualmente estrechos. Kennedy se impuso en todos los estados menos tres en el populoso noreste, y también se impuso en los grandes estados de Michigan, Illinois y Missouri en el Medio Oeste. Con la ayuda de Lyndon Johnson, también llevó la mayor parte del sur, incluidos los grandes estados de Carolina del Norte, Georgia y Texas. Nixon se impuso en todos los estados del oeste menos en tres (incluida California), y corrió con fuerza en los estados del cinturón agrícola, donde su mayor victoria fue en Ohio.

The New York Times, resumiendo la discusión a fines de noviembre, habló de un "consenso estrecho" entre los expertos que Kennedy había ganado más de lo que había perdido 'como resultado de su catolicismo', ya que los católicos del norte acudían en masa a Kennedy debido a los ataques a su religión. Al entrevistar a personas que votaron tanto en 1956 como en 1960, un equipo de la Universidad de Michigan que analizó los resultados electorales descubrió que las personas que votaron por los demócratas en 1956 se dividieron 33 a 6 por Kennedy, mientras que los votantes republicanos de 1956 se dividieron 44 a 17 por Nixon. Es decir, Nixon perdió el 28 % (17/ 61) de los votantes de Eisenhower, mientras que Kennedy perdió solo el 15 % de los votantes de Stevenson. Los demócratas, en otras palabras, hicieron un mejor trabajo al retener a sus partidarios de 1956.

Kennedy dijo que veía los desafíos que se avecinaban y necesitaba el apoyo del país para superarlos. En su discurso de victoria, declaró: "A todos los estadounidenses, les digo que los próximos cuatro años serán años difíciles y desafiantes para todos nosotros; que se necesitará un esfuerzo nacional supremo para mover a este país con seguridad durante la década de 1960. Les pido su ayuda y puedo asegurarles que cada grado de mi espíritu que poseo se dedicará al interés a largo plazo de los Estados Unidos y a la causa de la libertad en todo el mundo."

Controversias

Algunos republicanos creían que Kennedy se había beneficiado del fraude electoral, especialmente en Texas, donde su compañero de fórmula, Lyndon B. Johnson, era senador, e Illinois, hogar de la poderosa maquinaria política del alcalde Richard Daley en Chicago. Estos dos estados eran importantes porque si Nixon hubiera ganado ambos, habría obtenido 270 votos electorales, uno más de los 269 necesarios para ganar la presidencia. Senadores republicanos como Everett Dirksen y Barry Goldwater afirmaron que el fraude electoral "jugó un papel en las elecciones" y que Nixon ganó el voto popular nacional. Los republicanos intentaron, sin éxito, anular los resultados tanto en Illinois como en Texas en ese momento, así como en otros nueve estados. Earl Mazo, un periodista conservador y amigo cercano de Nixon que luego se convirtió en su biógrafo, hizo acusaciones infundadas de fraude electoral.

1960 botón de campaña de Nixon

El personal de campaña de Nixon lo instó a realizar recuentos y desafiar la validez de la victoria de Kennedy en varios estados, especialmente Illinois, Missouri y Nueva Jersey, donde grandes mayorías en los recintos católicos le dieron la victoria a Kennedy. Nixon pronunció un discurso tres días después de las elecciones, afirmando que no impugnaría las elecciones. El presidente nacional republicano, el senador Thruston Ballard Morton de Kentucky, visitó Key Biscayne, Florida, donde Nixon había llevado a su familia de vacaciones, y presionó para que se hiciera un recuento. Morton impugnó los resultados en 11 estados, manteniendo los desafíos en los tribunales hasta mediados de 1961, pero el único resultado de estos desafíos fue la pérdida de Hawái ante Kennedy en un recuento.

Kennedy ganó en Illinois por menos de 9000 votos, de los 4,75 millones emitidos, un margen del 0,2 %. Nixon ganó 92 de los 101 condados del estado. La victoria de Kennedy en Illinois provino de Chicago, que tenía una demografía favorable para Kennedy, con su gran población de votantes católicos y afroamericanos. Su margen de victoria en la ciudad fue de 318.736 y 456.312 en el condado de Cook. Surgió el mito de que el alcalde Daley retuvo gran parte de los votos de la ciudad hasta las últimas horas de la mañana del 9 de noviembre. Cuando el republicano Chicago Tribune entró en prensa, el 79 % de los precintos del condado de Cook habían informado, en comparación con solo el 62% de los distritos electorales de Illinois en general. Además, Nixon nunca lideró en Illinois, y la ventaja de Kennedy simplemente se redujo a medida que avanzaba la noche de las elecciones.

En Texas, Kennedy derrotó a Nixon por un margen de 51 a 49 %, o 46 000 votos. Algunos republicanos argumentaron, sin evidencia, que la formidable maquinaria política de Johnson había robado suficientes votos en los condados a lo largo de la frontera con México para darle la victoria a Kennedy. Los defensores de Kennedy, como su redactor de discursos y asistente especial Arthur M. Schlesinger Jr., argumentaron que el margen de Kennedy en Texas era simplemente demasiado grande para que el fraude electoral haya sido un factor decisivo.

Se hicieron denuncias de fraude electoral en Texas. El condado de Fannin tenía solo 4895 votantes registrados; sin embargo, se emitieron 6.138 votos en ese condado, tres cuartas partes para Kennedy. En un precinto del condado de Angelina, Kennedy recibió 187 votos, frente a los 24 de Nixon, aunque solo había 86 votantes registrados en el precinto. Cuando los republicanos exigieron un recuento en todo el estado, se enteraron de que la Junta Estatal de Elecciones, cuyos miembros eran todos demócratas, ya había certificado a Kennedy como ganador. Este análisis ha sido cuestionado, ya que las cifras de votantes registrados solo contaban a las personas que habían pagado el impuesto de capitación, y "veteranos y personas de la tercera edad y algunos otros grupos aislados" estaban exentos de ese impuesto.

Schlesinger y otros han señalado que incluso si Nixon hubiera triunfado en Illinois, el estado no le habría dado una victoria, ya que Kennedy aún habría ganado 276 votos electorales, frente a los 246 de Nixon. Más concretamente, Illinois fue el sitio del proceso de impugnación más extenso, que se quedó corto, a pesar de los repetidos esfuerzos encabezados por el fiscal estatal del condado de Cook, el republicano Benjamin Adamowski, quien también perdió su candidatura a la reelección. A pesar de demostrar errores netos que favorecían tanto a Nixon como a Adamowski (algunos distritos electorales, el 40 % en el caso de Nixon, mostraron errores que los favorecían, un factor que sugiere error, en lugar de fraude), los totales encontrados no llegaron a revertir los resultados de los candidatos.. Mientras que un juez de circuito relacionado con Daley, Thomas Kluczynski (más tarde designado juez federal por Kennedy, por recomendación de Daley), desestimó una demanda federal 'presentada para contender'; los totales de votación, la Junta Estatal de Elecciones, dominada por los republicanos, rechazó por unanimidad la impugnación de los resultados. Además, había indicios de posibles irregularidades en áreas del sur del estado controladas por republicanos, que los demócratas nunca presionaron seriamente, ya que los desafíos republicanos no llegaron a ninguna parte. Más de un mes después de las elecciones, el Comité Nacional Republicano abandonó sus reclamos de fraude electoral en Illinois.

Un estudio académico de 1985 analizó posteriormente las papeletas de dos distritos electorales en disputa en Chicago que estaban sujetos a un recuento. Encontró que si bien había un patrón de conteo erróneo de votos en beneficio de los candidatos demócratas, Nixon sufrió menos que los republicanos en otras contiendas y, además, el error extrapolado solo habría reducido su margen de Illinois de 8,858 votos (el resultado oficial final). total) a poco menos de 8.000. Llegó a la conclusión de que no había pruebas suficientes de que lo habían estafado para que no ganara Illinois.

Un fiscal especial asignado al caso presentó cargos contra 650 personas, que no resultaron en condenas. Tres trabajadores electorales de Chicago fueron condenados por fraude electoral en 1962 y cumplieron breves condenas en la cárcel. Mazo, el amigo reportero conservador de Nixon, afirmó más tarde, sin pruebas, que "encontró los nombres de los muertos que habían votado en Chicago, junto con 56 personas de una casa". Afirmó haber encontrado casos de fraude electoral republicano en el sur de Illinois, pero dijo que los totales "no coincidían con el fraude de Chicago que encontró". Después de que Mazo publicara cuatro partes de una serie de fraude electoral de 12 partes que documentaba sus hallazgos, que se volvió a publicar a nivel nacional, dijo: "Nixon le pidió a su editor que detuviera el resto de la serie para evitar una crisis constitucional".." Sin embargo, el Chicago Tribune (que habitualmente respaldaba a los candidatos presidenciales republicanos, incluido Nixon en 1960, 1968 y 1972) escribió que "las elecciones del 8 de noviembre se caracterizaron por un fraude tan flagrante y palpable como para justificar la conclusión de que [Nixon] fue privado de la victoria".

Votos populares

Alabama

La situación en Alabama fue controvertida, ya que la cantidad de votos populares que recibió Kennedy en Alabama es difícil de determinar debido a la situación inusual allí. En lugar de que los votantes usen un voto para elegir de una lista de electores, la boleta electoral de Alabama hizo que los votantes eligieran a los electores individualmente con hasta 11 votos. En tal situación, a un candidato determinado se le asigna tradicionalmente el voto popular del elector que recibió la mayor cantidad de votos. Por ejemplo, los 11 candidatos republicanos en Alabama se comprometieron con Nixon, y los 11 electores republicanos recibieron desde 230 951 votos (para George Witcher) hasta 237 981 votos (para Cecil Durham); Por lo tanto, a Nixon se le asignan 237.981 votos populares de Alabama.

La situación era más complicada en el lado demócrata. Las primarias demócratas en todo el estado de Alabama habían elegido 11 candidatos para el Colegio Electoral, cinco de los cuales se comprometieron a votar por Kennedy, pero los otros seis no se comprometieron y, por lo tanto, podían votar por cualquiera que eligieran para ser presidente. Los 11 candidatos demócratas ganaron en las elecciones generales de Alabama, desde un mínimo de 316 394 votos para Karl Harrison hasta un máximo de 324 050 votos para Frank M. Dixon. Los seis electores demócratas no comprometidos terminaron votando en contra de Kennedy y, en cambio, votaron por el segregacionista de Dixiecrat, Harry F. Byrd. Por lo tanto, el número de votos populares que recibió Kennedy es difícil de calcular. Por lo general, hay tres métodos que se pueden utilizar. El primer método, que se usa principalmente y el método que se usa en la tabla de resultados en esta página a continuación, es asignar a Kennedy 318,303 votos en Alabama (los votos ganados por el elector de Kennedy más popular, C.G. Allen), y asignar 324,050 votos en Alabama. Alabama (los votos ganados por el elector demócrata no comprometido más popular, Frank M. Dixon) a los electores no comprometidos. Sin embargo, el uso de este método da un total de votos combinado que es mucho más alto que el número real de votos emitidos por los demócratas en Alabama. El segundo método que se puede usar es darle a Kennedy 318.303 votos en Alabama y contar los 5.747 votos demócratas restantes como electores no comprometidos.

El tercer método daría una perspectiva completamente diferente en términos del voto popular tanto en Alabama como en los EE. UU. en general. El tercer método consiste en asignar los votos demócratas en Alabama entre los electores de Kennedy y los electores no comprometidos sobre una base porcentual, otorgando 5/11 de los 324 050 votos demócratas a Kennedy (lo que equivale a 147 295 votos para Kennedy) y 6/11 de los 324 050 votos demócratas. votos a los electores no comprometidos (que llega a 176,755 votos para los electores no comprometidos). Teniendo en cuenta que el mayor elector republicano/Nixon en Alabama obtuvo 237 981 votos, este tercer método para calcular el voto de Alabama significa que Nixon gana el voto popular en Alabama y gana el voto popular en los EE. UU. en general, ya que le daría a Kennedy 34 049 976 votos a nivel nacional, y Nixon 34.108.157 votos a nivel nacional.

Georgia

La cantidad de votos populares que recibieron Kennedy y Nixon en Georgia también es difícil de determinar porque los votantes votaron por 12 electores distintos. Los totales de votos de 458.638 para Kennedy y 274.472 para Nixon reflejan el número de votos para los electores de Kennedy y Nixon que recibieron el mayor número de votos. Los electores republicanos y demócratas que recibieron la mayor cantidad de votos fueron valores atípicos de los otros 11 electores de su partido. Los totales de votos promedio para los 12 electores fueron 455,629 para los electores demócratas y 273,110 para los electores republicanos. Esto reduce el margen electoral de Kennedy en Georgia en 1.647 votos, a 182.519.

Electores demócratas no comprometidos

El Senador Harry F. Byrd Sr. recibió 15 votos electorales

Muchos demócratas del sur se opusieron al derecho al voto de los afroamericanos que viven en el sur. Hubo un llamado de los segregacionistas para que se retuvieran los votos electorales o se emitieran para el senador de Virginia Harry F. Byrd, un demócrata segregacionista, como candidato independiente. Tanto antes como después de la convención, intentaron poner a los electores demócratas no comprometidos en sus estados. papeletas, con la esperanza de influir en la contienda; la existencia de dichos electores podría influir en qué candidato sería elegido por la convención nacional y, en una contienda reñida, dichos electores podrían estar en condiciones de obtener concesiones de los candidatos presidenciales demócratas o republicanos a cambio de sus votos electorales.

La mayoría de estos intentos fallaron. Los demócratas en Alabama presentaron una lista mixta de cinco electores leales a Kennedy y seis electores no comprometidos. Los demócratas en Mississippi presentaron dos listas distintas: una de los leales a Kennedy y otra de electores no comprometidos. Luisiana también presentó dos listas distintas, aunque la lista no comprometida no recibió el "Demócrata" etiqueta. Georgia liberó a sus electores demócratas de las promesas de votar por Kennedy, aunque los 12 electores demócratas de Georgia terminaron votando por Kennedy. El gobernador Ernest Vandiver quería que los electores demócratas votaran en contra de Kennedy. El exgobernador Ellis Arnall apoyó a Kennedy para que obtuviera los votos electorales, y Arnall calificó la posición de Vandiver como "totalmente vergonzosa".

En total, 14 electores demócratas no comprometidos ganaron las elecciones de los votantes y optaron por no votar por Kennedy, ocho de Mississippi y seis de Alabama. Debido a que los electores comprometidos con Kennedy habían ganado una clara mayoría en el Colegio Electoral, los electores no comprometidos no pudieron influir en los resultados. No obstante, se negaron a votar por Kennedy. En cambio, votaron por Byrd, a pesar de que no era un candidato anunciado y no buscó sus votos. Además, Byrd recibió un voto electoral de un elector republicano infiel en Oklahoma, para un total de 15 votos electorales. El elector republicano infiel de Oklahoma votó por Barry Goldwater como vicepresidente; mientras que los 14 electores demócratas no comprometidos de Mississippi y Alabama votaron por Strom Thurmond como vicepresidente.

Resultados electorales
candidato presidencial Partido Home state Voto popular Electoral
votación
Correr compañero
Conde Porcentaje Vicepresidente Home state Voto electoral
John Fitzgerald KennedyDemócrata Massachusetts 34,220,984a)49,72% 303 Lyndon Baines JohnsonTexas 303
Richard Milhous NixonRepublicano California 34,108.157 49,55% 219 Henry Cabot Lodge Jr.Massachusetts 219
Harry Flood Byrd Sr.Demócrata Virginia b)b)15 James Strom Thurmond Sr.South Carolina 14
Barry Morris Goldwaterc)Arizona 1c)
()electores no comprometidos)Demócrata ()n/a) 286,359 0,42% d) ()n/a)()n/a) d)
Eric HassSocialist Labor Nueva York 47.522 0,07% 0 Georgia Olive CozziniWisconsin 0
Rutherford Losey DeckerProhibición Missouri 46,203 0,07% 0 Earle Harold MunnMichigan 0
Orval Eugene FaubusDerechos de los Estados Arkansas 44.984 0,07% 0 John Geraerdt Crommelin Jr.Alabama 0
Farrell DobbsSocialist Workers Nueva York 40.175 0,06% 0 Myra Tanner WeissNueva York 0
Charles L. SullivanConstitución Mississippi (TX) 18.162 0,03% 0 Merritt Barton CurtisCalifornia 0
Joseph Bracken LeeConservador Utah (NJ) 8.708 0,01% 0 Kent CourtneyLouisiana 0
Otros11.128 0,02% Otros
Total 68.832.482 100% 537 537
Necesitas ganar 269 269

Hubo 537 votos electorales, frente a los 531 de 1956, debido a la incorporación de dos senadores estadounidenses y un representante estadounidense de cada uno de los nuevos estados de Alaska y Hawái. La Cámara de Representantes se amplió temporalmente de 435 miembros a 437 para adaptarse a esto, y volvió a 435 cuando se reasignó, según el censo de 1960. La redistribución tuvo lugar después de las elecciones de 1960.

Fuente (voto popular): Leip, David. "Resultados de las elecciones presidenciales de 1960". Atlas de las elecciones presidenciales de EE. UU. de Dave Leip. Consultado el 18 de febrero de 2012.Nota: Sullivan / Curtis solo se postuló en Texas. En Washington, el Partido de la Constitución postuló a Curtis para presidente y a B. N. Miller para vicepresidente, recibiendo 1.401 votos. Fuente (voto electoral): "Puntuaciones de cuadro de universidades electorales 1789–1996". Administración Nacional de Archivos y Registros. Consultado el 2 de agosto de 2005.

  • a) Esta cifra es problemática; vea Alabama voto popular arriba.
  • b) Byrd no estaba directamente en la votación. En cambio, sus votos electorales procedían de electores demócratas y un elector sin fe.
  • c) El elector sin fe de Oklahoma Henry D. Irwin, aunque se comprometió a votar por Richard Nixon y Henry Cabot Lodge Jr., en lugar de votar por el no candidato Harry F. Byrd. Sin embargo, a diferencia de otros electores que votaron por Byrd y Strom Thurmond como vicepresidente, Irwin emitió su voto electoral vicepresidente para el senador republicano de Arizona Barry Goldwater.
  • d) En Mississippi, ganó la pizarra de electores demócratas no comprometidos. Ellos votaron por Byrd y Thurmond.
Voto popular
Kennedy
49,72%
Nixon
49,55%
Unpledged (Byrd)
0,42%
Otros
0,31%
Voto electoral
Kennedy
56,42%
Nixon
40,78%
Byrd
2.79%

Geografía de los resultados

1960 Electoral Map.png

Galería cartográfica

Resultados por estado

Estados ganados por Kennedy/Johnson
Estados ganados por Byrd/Thurmond
Estados ganados por Nixon/Lodge
John F. Kennedy
Demócrata
Richard Nixon
Republicano
Unpledges
Democrático
Eric Hass
Socialist Labor
Margin Total
Estado electoral
Votos
# % electoral
Votos
# % electoral
Votos
# % electoral
Votos
# % electoral
Votos
# % #
Alabama 11 318,303 56.39 5 237,981 42.16 324.050 0.00 6 80,322 14.23 564.478 AL
Alaska 3 29.809 49.06 30.953 50.94 3 −1,144 −1.88 60.762 AK
Arizona 4 176,781 44.36 221,241 55.52 4 469 0.12 −44−460 −11.16 398.491 AZ
Arkansas 8 215.049 50.19 8 184,508 43.06 30.541 7.13 428.509 AR
California 32 3.224.099 49.55 3.259.722 50.10 32 1.051 0,02 −35 - 623 −0.55 6,506,578 CA
Colorado 6 330.629 44.91 402,242 54.63 6 2,803 0,38 −71 - 613 −9.73 736.246 CO
Connecticut 8 657,055 53.73 8 565.813 46.27 91.242 7.46 1.222.883 CT
Delaware 3 99.590 50.63 3 96.373 49.00 82 0,04 3.217 1.64 196,683 DE
Florida 10 748.700 48.49 795.476 51.51 10 46−776 −3.03 1.544.176 FL
Georgia 12 458,638 62.54 12 274,472 37.43 184,166 25.11 733.349 GA
Hawaii 3 92.410 50.03 3 92.295 49.97 115 0,06 184,705 HI
Idaho 4 138.853 46.22 161.597 53.78 4 −22 - 744 −7.57 300.450 ID
Illinois 27 2,377,846 49.98 27 2,368,988 49.80 10.560 0.22 8.858 0.19 4.757.409 IL
Indiana 13 952,358 44.60 1.175,120 55.03 13 1.136 0,05 −222,762 −10.43 2.135.360 INTRODUCCIÓN
Iowa 10 550,565 43.22 722,381 56.71 10 230 0,02 −171,816 −13.49 1.273.810 IA
Kansas 8 363,213 39.10 561,474 60.45 8 −198,261 21 - 35 928.825 KS
Kentucky 10 521.855 46.41 602,607 53.59 10 −80 - 752 −7.18 1.124.462 KY
Louisiana 10 407,339 50.42 10 230.980 28.59 169.572 20.99 176.359 21.83 807,891 Los Ángeles
Maine 5 181,159 42.95 240.608 57.05 5 59 - 449 −14.10 421.767 ME
Maryland 9 565.808 53.61 9 489,538 46.39 76.270 7.23 1.055.349 MD
Massachusetts 16 1,487,174 60.22 16 976,750 39.55 3,892 0.16 510.424 20.67 2.469.480 MA
Michigan 20 1,687,269 50.85 20 1.620.428 48.84 539 0,02 1.718 0,05 66.841 2.01 3.318 097 MI
Minnesota 11 779,933 50.58 11 757,915 49.16 962 0,06 22.018 1.43 1.541.887 MN
Mississippi 8 108,362 36.34 73.561 24.67 116.248 38.99 8 −7,886 −2.64 298,171 MS
Missouri 13 972,201 50.26 13 962,221 49.74 980 0,522 1,934,422 MO
Montana 4 134.891 48.60 141,841 51.10 4 6,950 −2.50 277,579 MT
Nebraska 6 232,542 37.93 380.553 62.07 6 −148,011 −24.14 613.095 NE
Nevada 3 54.880 51.16 3 52.387 48.84 2.493 2.32 107.267 NV
New Hampshire 4 137.772 46.58 157.989 53.42 4 20 - 217 −6.84 295,761 NH
New Jersey 16 1.385.415 49.96 16 1,363,324 49.16 4.262 0.15 22,091 0.80 2,773,111 NJ
Nuevo México 4 156.027 50.15 4 153,733 49.41 570 0.18 2.294 0,74 311,107 NM
Nueva York 45 3,830,085 52.53 45 3.446.419 47.27 383,666 5.26 7,291,079 NY
Carolina del Norte 14 713.136 52.11 14 655,420 47.89 57.716 4.22 1,368,556 NC
North Dakota 4 123.963 44.52 154.310 55.42 4 30 - 347 −10.90 278,431 ND
Ohio 25 1,944,248 46.72 2,217,611 53.28 25 −273,363 −6.57 4,161,859 Oh.
Oklahoma 8 370.111 40.98 533.039 59.02 7 0 0.00 1 −162,928 −18.04 903,150 OK
Oregon 6 367.402 47.32 408,060 52.56 6 −40 - 658 5.24 776,421 O
Pennsylvania 32 2.556.282 51.06 32 2,439,956 48.74 7,185 0.14 116.326 2.32 5,006,541 PA
Rhode Island 4 258,032 63.63 4 147,502 36.37 110.530 27.26 405,535 RI
South Carolina 8 198,129 51.24 8 188.558 48.76 9,571 2.48 386,688 SC
South Dakota 4 128.070 41.79 178.417 58.21 4 −50 - 347 −16.43 306,487 SD
Tennessee 11 481,453 45.77 556,577 52.92 11 −75−124 −7.14 1.051.792 TN
Texas 24 1.167.567 50.52 24 1.121.310 48.52 46,257 2.00 2,311,084 TX
Utah 4 169.248 45.17 205,361 54.81 4 −36,113 −9.64 374,709 UT
Vermont 3 69.186 41.35 98.131 58.65 3 28 - 945 −17.30 167.324 VT
Virginia 12 362,327 46.97 404,521 52.44 12 397 0,05 −42-194 5 a 47 771,449 VA
Washington 9 599.298 48.27 629.273 50.68 9 10.895 0.88 −29-975 −2.41 1.241.572 WA
West Virginia 8 441,786 52.73 8 395.995 47.27 45.791 5.47 837.781 WV
Wisconsin 12 830.805 48.05 895.175 51.77 12 1.310 0,08 −64,370 −3.72 1,729,082 WI
Wyoming 3 63.331 44.99 77.451 55.01 3 −14 - 120 −10.03 140.782 WY
TOTALS: 537 34,220,984 49.72 303 34,108.157 49.55 219 286,359 0.42 15 47.522 0,07 112.827 0.16 68.832.482 EE.UU.

Estados cercanos

Margen de victoria inferior al 1 % (95 votos electorales):

  1. Hawaii, 0,06% (115 votos)
  2. Illinois, 0,19% (8.858 votos)
  3. Missouri, 0,52% (9.980 votos) (Estado de punta para ganar Kennedy)
  4. California, 0,55% (35.623 votos)
  5. Nuevo México, 0,74% (2.294 votos)
  6. Nueva Jersey, 0,80% (22,091 votos) (Estado de punta si Nixon gana)

Margen de victoria inferior al 5 % (161 votos electorales):

  1. Minnesota, 1,43% (22.018 votos)
  2. Delaware, 1,64% (3.217 votos)
  3. Alaska, 1,88% (1.144 votos)
  4. Texas, 2.00% (46.257 votos)
  5. Michigan, 2,01% (66.841 votos)
  6. Nevada, 2,32% (2.493 votos)
  7. Pensilvania, 2,32% (116,326 votos)
  8. Washington, 2.41% (29.975 votos)
  9. Carolina del Sur, 2,48% (9.571 votos)
  10. Montana, 2,50% (6.950 votos)
  11. Mississippi, 2.64% (7.886 votos)
  12. Florida, 3,33% (46.776 votos)
  13. Wisconsin, 3,72% (64.370 votos)
  14. Carolina del Norte, 4.22% (57.716 votos)

Margen de victoria superior al 5 %, pero inferior al 10 % (160 votos electorales):

  1. Oregon, 5,24% (40.658 votos)
  2. Nueva York, 5,26% (383.666 votos)
  3. West Virginia, 5,46% (45.791 votos)
  4. Virginia, 5,47% (42.194 votos)
  5. Ohio, 6.57% (273.363 votos)
  6. New Hampshire, 6.84% (20.217 votos)
  7. Arkansas, 7,13% (30.541 votos)
  8. Tennessee, 7,15% (75.124 votos)
  9. Kentucky, 7.18% (80.752 votos)
  10. Maryland, 7,22% (76.270 votos)
  11. Connecticut, 7,46% (91.242 votos)
  12. Idaho, 7,56% (22.744 votos)
  13. Utah, 9.64% (36.113 votos)
  14. Colorado, 9.73% (71.613 votos)

Estadísticas

Condados con el mayor porcentaje de votos (demócratas)

  1. Condado de Seminole, Georgia 95,35%
  2. Miller County, Georgia 94,74%
  3. Hart County, Georgia 93,51%
  4. Starr County, Texas 93,49%
  5. Madison County, Georgia 92,18%

Condados con el mayor porcentaje de votos (republicano)

  1. Jackson County, Kentucky 90,35%
  2. Johnson County, Tennessee 86,74%
  3. Owsley County, Kentucky 86,24%
  4. Hooker County, Nebraska 86.19%
  5. Condado de Sevier, Tennessee

Condados con el mayor porcentaje de votos (otros)

  1. Condado de Amite, Mississippi 72,72%
  2. Wilkinson County, Mississippi 68.09%
  3. Jefferson County, Mississippi 66,54%
  4. Franklin County, Mississippi 66,37%
  5. Rankin County, Mississippi 65.12%

Demografía de los votantes

El voto presidencial de 1960 por subgrupo demográfico
Subgrupo demográfico Kennedy Nixon
Total de votos 50.1 49,9
Género
Hombres 52 48
Mujeres 49 51
Edad
18 a 29 años 54 46
30-49 años 54 46
50 años y más 46 54
Carrera
Blanco 49 51
Negro 68 32
Religión
Protestantes 38 62
Católicos 78 22
Partido
Demócratas 84 16
Republicanos 5 95
Independents 43 57
Educación
Menos que la secundaria 55 45
Escuela secundaria 52 48
Graduado universitario o superior 39 61
Ocupación
Profesionales y empresariales 42 58
White-collar 48 52
Blue-collar 60 40
Agricultores 48 52
Región
Nordeste 53 47
Midwest 48 52
Sur 51 49
Oeste 49 51
Familias sindicales
Unión 65 35

Fuente:

Contenido relacionado

Cherburgo

Cherbourg Norman: Chèrbourg, Tchidbouo) es una antigua comuna y subprefectura situada en el extremo norte de la península de Cotentin en el departamento...

Super Bowl VII

Super Bowl VII fue un partido de fútbol americano entre el campeón de la American Football Conference Miami Dolphins y el campeón de la National Football...

Jahangir

Nur-ud-Din Muhammad Salim conocido por su nombre imperial Jahangir fue el cuarto emperador mogol, que gobernó desde 1605 hasta su muerte en 1627. Recibió su...
Más resultados...