Autopolinización

La autopolinización o autofecundación es una forma de polinización en la que el polen de la misma planta llega al estigma de una flor (en las plantas con flores) o al óvulo (en las gimnospermas). Hay dos tipos de autopolinización: en la autogamia, el polen se transfiere al estigma de la misma flor; en la geitonogamia, el polen se transfiere de la antera de una flor al estigma de otra flor en la misma planta con flores, o del microsporangio al óvulo dentro de una sola gimnosperma (monoica). Algunas plantas tienen mecanismos que aseguran la autogamia, como flores que no se abren (cleistogamia), o estambres que se mueven para entrar en contacto con el estigma. El término autofecundación, que suele utilizarse como sinónimo, no se limita a la autopolinización, sino que también se aplica a otros tipos de autofecundación.

Pocas plantas se autopolinizan sin la ayuda de vectores de polen (como el viento o los insectos). El mecanismo se observa con mayor frecuencia en algunas legumbres como el maní. En otra leguminosa, la soja, las flores se abren y permanecen receptivas a la polinización cruzada de insectos durante el día. Si esto no se logra, las flores se autopolinizan a medida que se cierran. Entre otras plantas que pueden autopolinizarse se encuentran muchos tipos de orquídeas, guisantes, girasoles y tridax. La mayoría de las plantas que se autopolinizan tienen flores pequeñas y relativamente discretas que arrojan polen directamente sobre el estigma, a veces incluso antes de que se abra el capullo. Las plantas autopolinizadas gastan menos energía en la producción de atrayentes de polinizadores y pueden crecer en áreas donde los tipos de insectos u otros animales que podrían visitarlos están ausentes o son muy escasos, como en el Ártico o en elevaciones altas.

La autopolinización limita la variedad de la progenie y puede deprimir el vigor de la planta. Sin embargo, la autopolinización puede ser ventajosa, ya que permite que las plantas se extiendan más allá del rango de polinizadores adecuados o produzcan descendencia en áreas donde las poblaciones de polinizadores se han reducido considerablemente o son naturalmente variables.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x