Afrodita

Rostro de Afrodita en el cuadro de Botticelli
Rostro de Afrodita en el cuadro de Botticelli

Afrodita, (griego antiguo: Ἀφροδίτη, romanizado:  Aphrodítē) es una antigua diosa griega asociada con el amor, la lujuria, la belleza, el placer, la pasión y la procreación. Fue sincretizada con la diosa romana Venus. Los principales símbolos de Afrodita incluyen mirtos, rosas, palomas, gorriones y cisnes. El culto de Afrodita se derivó en gran medida del de la diosa fenicia Astarte, un cognado de la diosa semítica oriental Ishtar, cuyo culto se basó en el culto sumerio de Inanna. Los principales centros de culto de Afrodita fueron Citera, Chipre, Corinto y Atenas. Su festival principal era Afrodisia, que se celebraba anualmente en pleno verano. En Laconia, Afrodita era adorada como diosa guerrera. También era la diosa patrona de las prostitutas, una asociación que llevó a los primeros estudiosos a proponer el concepto de 'prostitución sagrada' en la cultura grecorromana, una idea que ahora se considera generalmente errónea.

En la Teogonía de Hesíodo, Afrodita nace frente a la costa de Citera de la espuma (ἀφρός, aphrós) producida por los genitales de Urano, que su hijo Cronos había cercenado y arrojado al mar. En la Ilíada de Homero, sin embargo, es hija de Zeus y Dione. Platón, en su Symposium 180e, afirma que estos dos orígenes pertenecen en realidad a entidades separadas: Afrodita Ourania (una Afrodita trascendente, "celestial") y Afrodita Pandemos (Afrodita común a "toda la gente"). Afrodita tenía muchos otros epítetos, cada uno enfatizando un aspecto diferente de la misma diosa, o usado por un culto local diferente. Por lo tanto, también se la conocía como Cytherea (Señora de Cythera) yCypris (Señora de Chipre), porque ambos lugares afirmaban ser el lugar de su nacimiento.

En la mitología griega, Afrodita estaba casada con Hefesto, el dios del fuego, los herreros y la metalurgia. Afrodita le fue infiel con frecuencia y tuvo muchas amantes; en la Odisea, es sorprendida en el acto de adulterio con Ares, el dios de la guerra. En el Primer Himno homérico a Afrodita, ella seduce al pastor mortal Anquises. Afrodita también fue la madre sustituta y amante del pastor mortal Adonis, quien fue asesinado por un jabalí. Junto con Atenea y Hera, Afrodita fue una de las tres diosas cuya enemistad resultó en el comienzo de la Guerra de Troya y juega un papel importante a lo largo de la Ilíada. Afrodita ha aparecido en el arte occidental como símbolo de la belleza femenina y ha aparecido en numerosas obras de la literatura occidental. Es una deidad importante en las religiones neopaganas modernas, incluida la Iglesia de Afrodita, la Wicca y los helenismos.

EtimologíaEditar | Comentar

Venus de Milo
Venus de Milo

Hesíodo deriva Afrodita de aphrós (ἀφρός) "espuma de mar", interpretando el nombre como "surgido de la espuma", pero la mayoría de los eruditos modernos consideran esto como una etimología popular espuria. Los primeros eruditos modernos de la mitología clásica intentaron argumentar que el nombre de Afrodita era de origen griego o indoeuropeo, pero estos esfuerzos ahora se han abandonado en su mayoría. Generalmente se acepta que el nombre de Afrodita es de origen no griego, probablemente semítico, pero no se puede determinar su derivación exacta.

Los eruditos de finales del siglo XIX y principios del XX, aceptando la etimología de "espuma" de Hesíodo como genuina, analizaron la segunda parte del nombre de Afrodita como * -odítē "vagabundo" o * -dítē "brillante". Más recientemente, Michael Janda, también aceptando la etimología de Hesíodo, ha argumentado a favor de la última de estas interpretaciones y reivindica la historia de un nacimiento de la espuma como un mitema indoeuropeo. De manera similar, Krzysztof Tomasz Witczak propone un compuesto indoeuropeo *abʰor- "muy" y *dʰei- "brillar", también refiriéndose a Eos, y Daniel Kölligan ha interpretado su nombre como "brillando de la niebla / espuma".Otros eruditos han argumentado que estas hipótesis son poco probables ya que los atributos de Afrodita son completamente diferentes de los de Eos y la deidad védica Ushas.

También se han sugerido varias etimologías no griegas improbables. Una etimología semítica compara a Afrodita con el asirio barīrītu, el nombre de un demonio femenino que aparece en los textos de Babilonia media y babilónica tardía. Hammarström mira al etrusco, comparando (e)prθni "señor", un honorífico etrusco prestado al griego como πρύτανις. Esto haría que el teónimo en origen fuera un honorífico, "la dama". La mayoría de los eruditos rechazan esta etimología como inverosímil, especialmente porque Afrodita en realidad aparece en etrusco en la forma prestada Apru (del griego Aphro, forma abreviada de Afrodita). El Etymologicum Magnum medieval(c. 1150) ofrece una etimología muy artificiosa, derivando Afrodita del compuesto habrodíaitos (ἁβροδίαιτος), "la que vive delicadamente", de habrós y díaita. La alteración de b a ph se explica como una característica "familiar" del griego "obvia de los macedonios".

OrígenesEditar | Comentar

Jarrón de afrodita volando, siglo II a. C.
Jarrón de afrodita volando, siglo II a. C.

Diosa del amor del Cercano Oriente

El culto de Afrodita en Grecia fue importado del culto de Astarté en Fenicia, o al menos influenciado por él, que, a su vez, fue influenciado por el culto de la diosa mesopotámica conocida como "Ishtar" para los pueblos semíticos orientales y como " Inanna" a los sumerios. Pausanias afirma que los primeros en establecer un culto a Afrodita fueron los asirios, seguidos por los pafianos de Chipre y luego los fenicios en Ascalon. Los fenicios, a su vez, enseñaron su culto al pueblo de Citera.

Afrodita asumió las asociaciones de Inanna-Ishtar con la sexualidad y la procreación. Además, era conocida como Ourania (Οὐρανία), que significa "celestial", un título que corresponde al papel de Inanna como Reina del Cielo. Las primeras representaciones artísticas y literarias de Afrodita son extremadamente similares en Inanna-Ishtar. Al igual que Inanna-Ishtar, Afrodita también era una diosa guerrera; el geógrafo griego del siglo II d. C. Pausanias registra que, en Esparta, Afrodita era adorada como Afrodita Areia, que significa "guerrera". También menciona que las estatuas de culto más antiguas de Afrodita en Esparta y Citera la mostraban portando armas. Los eruditos modernos notan que Afroditay lo ven como una indicación de sus orígenes en el Cercano Oriente.

Los eruditos clásicos del siglo XIX tenían una aversión general a la idea de que la antigua religión griega estaba influenciada por las culturas del Cercano Oriente, pero incluso Friedrich Gottlieb Welcker, quien argumentó que la influencia del Cercano Oriente en la cultura griega se limitaba en gran medida a la cultura material, admitió que Afrodita era claramente de origen fenicio. La influencia significativa de la cultura del Cercano Oriente en la religión griega primitiva en general, y en el culto de Afrodita en particular, ahora se reconoce ampliamente como que data de un período de orientalización durante el siglo VIII a. C., cuando la Grecia arcaica estaba al margen del Neo -Imperio asirio.

Diosa indoeuropea del amanecer

Algunos de los primeros mitólogos comparativos que se oponían a la idea de un origen en el Cercano Oriente argumentaron que Afrodita se originó como un aspecto de la diosa griega del amanecer Eos y que, por lo tanto, se derivó en última instancia de la diosa protoindoeuropea del amanecer * a éusōs (propiamente griega Eos, latín Aurora, sánscrito Ushas). La mayoría de los eruditos modernos ahora han rechazado la noción de una Afrodita puramente indoeuropea, pero es posible que Afrodita, originalmente una deidad semítica, haya sido influenciada por la diosa del amanecer indoeuropea. Tanto Afrodita como Eos eran conocidos por su belleza erótica y sexualidad agresiva y ambos tenían relaciones con amantes mortales. Ambas diosas estaban asociadas con los colores rojo, blanco y dorado.Michael Janda etimologiza el nombre de Afrodita como un epíteto de Eos que significa "la que surge de la espuma [del océano]" y señala el relato de la Teogonía de Hesíodo sobre el nacimiento de Afrodita como un reflejo arcaico del mito indoeuropeo. Afrodita que surge de las aguas después de que Cronos derrota a Urano como un mitema estaría directamente relacionado con el mito Rigvédico de Indra derrotando a Vrtra, liberando a Ushas. Otra similitud clave entre Afrodita y la diosa del amanecer indoeuropea es su parentesco cercano con la deidad griega del cielo, ya que los dos principales reclamantes de su paternidad (Zeus y Urano) son deidades del cielo.

Formas y epítetosEditar | Comentar

El epíteto de culto más común de Afrodita era Ourania, que significa "celestial", pero este epíteto casi nunca aparece en los textos literarios, lo que indica un significado puramente de culto. Otro nombre común para Afrodita era Pandemos ("Para toda la gente"). En su papel de Afrodita Pandemos, Afrodita se asoció con Peithō (Πείθω), que significa "persuasión", y se le podía rezar para que ayudara en la seducción. El personaje de Pausanias en el Banquete de Platón toma diferentes prácticas de culto asociadas con diferentes epítetos de la diosa para afirmar que Ourania y Pandemos son, de hecho, diosas separadas. Afirma que Afrodita Ouraniaes la Afrodita celestial, nacida de la espuma del mar después de que Cronos castrara a Urano, y la mayor de las dos diosas. Según el SimposioAfrodita Ourania es la inspiración del deseo homosexual masculino, concretamente del eros efébico, y de la pederastia. Afrodita Pandemos, por el contrario, es la más joven de las dos diosas: la Afrodita común, nacida de la unión de Zeus y Dione, y la inspiración del deseo heterosexual y la promiscuidad sexual, la "menor" de los dos amores. Paphian (Παφία), fue uno de sus epítetos, después de Paphos en Chipre, donde había emergido del mar al nacer.

Entre los neoplatónicos y, más tarde, sus intérpretes cristianos, Ourania se asocia con el amor espiritual y Pandemos con el amor físico (deseo). Una representación de Ourania con el pie apoyado sobre una tortuga pasó a ser vista como emblemática de la discreción en el amor conyugal; fue el tema de una escultura criselefantina de Fidias para Elis, conocida solo por un comentario entre paréntesis del geógrafo Pausanias.

Uno de los epítetos literarios más comunes de Afrodita es Philommeidḗs (φιλομμειδής), que significa "amante de la sonrisa", pero a veces se traduce erróneamente como "amante de la risa". Este epíteto aparece tanto en las epopeyas homéricas como en el Primer Himno homérico a Afrodita. Hesíodo lo menciona una vez en su Teogonía en el contexto del nacimiento de Afrodita, pero lo interpreta como "amante de los genitales" en lugar de "amante de la sonrisa". Monica Cyrino señala que el epíteto puede relacionarse con el hecho de que, en muchas representaciones artísticas de Afrodita, se la muestra sonriendo.que se derivan de sus asociaciones con las islas de Chipre y Cythera respectivamente.

En Chipre, Afrodita a veces se llamaba Eleemon ("la misericordiosa"). En Atenas, se la conocía como Afrodita en kopois ("Afrodita de los jardines"). En Cabo Colias, un pueblo a lo largo de la costa ática, fue venerada como Genetyllis "Madre". Los espartanos la adoraban como Potnia "Señora", Enoplios "Armada", Morpho "Bien formada", Ambologera "La que pospone la vejez". En todo el mundo griego, era conocida bajo epítetos como Melainis "Black One", Skotia "Dark One", Androphonos ", "Unholy" y Tymborychos "Gravedigger", todos los cuales indican su naturaleza más oscura y violenta.

Una versión masculina de Afrodita conocida como Afrodito fue adorada en la ciudad de Amathus en Chipre. Afrodito fue representado con la figura y el vestido de una mujer, pero tenía barba y se le mostró levantándose el vestido para revelar un falo erecto. Se creía que este gesto era un símbolo apotropaico y se pensaba que transmitía buena fortuna al espectador. Eventualmente, la popularidad de Afrodito disminuyó a medida que la versión dominante y totalmente femenina de Afrodita se hizo más popular, pero se conservan rastros de su culto en las leyendas posteriores de Hermafrodito.

CultoEditar | Comentar

Período clásico

El festival principal de Afrodita, Afrodisia, se celebró en toda Grecia, pero particularmente en Atenas y Corinto. En Atenas, Afrodisia se celebraba el cuarto día del mes de Hekatombaion en honor al papel de Afrodita en la unificación de Ática. Durante este festival, los sacerdotes de Afrodita purificarían el templo de Afrodita Pandemos en la ladera suroeste de la Acrópolis con la sangre de una paloma sacrificada. A continuación, se ungerían los altares y las estatuas de culto de Afrodita Pandemos y Peitho serían escoltadas en una majestuosa procesión hasta un lugar donde serían bañadas ritualmente. Afrodita también fue honrada en Atenas como parte del festival Arrhephoria. El cuarto día de cada mes era sagrado para Afrodita.

Pausanias registra que, en Esparta, Afrodita era adorada como Afrodita Areia, que significa "guerrera". Este epíteto enfatiza las conexiones de Afrodita con Ares, con quien tuvo relaciones extramatrimoniales. Pausanias también registra que, en Esparta y en Citera, varias estatuas de culto extremadamente antiguas de Afrodita la representaban con armas. Otras estatuas de culto la mostraban atada con cadenas.

Afrodita era la diosa patrona de las prostitutas de todas las variedades, desde pornai (prostitutas callejeras baratas que suelen ser esclavas de proxenetas adinerados) hasta hetairai (compañeras contratadas caras y bien educadas, que generalmente trabajaban por cuenta propia y, a veces, brindaban sexo a sus clientes). La ciudad de Corinto era famosa en todo el mundo antiguo por sus muchas hetairai, que tenían una reputación generalizada por estar entre las prostitutas más hábiles, pero también más caras, del mundo griego. Corinto también tenía un templo importante para Afrodita ubicado en el Acrocorinto y era uno de los principales centros de su culto.Los registros de numerosas dedicatorias a Afrodita hechas por cortesanas exitosas han sobrevivido en poemas e inscripciones de cerámica. Las referencias a Afrodita en asociación con la prostitución se encuentran en Corinto, así como en las islas de Chipre, Citera y Sicilia. La precursora mesopotámica de Afrodita, Inanna-Ishtar, también estuvo estrechamente asociada con la prostitución.

Los eruditos de los siglos XIX y XX creían que el culto de Afrodita podría haber implicado la prostitución ritual, una suposición basada en pasajes ambiguos de ciertos textos antiguos, en particular un fragmento de un skolion del poeta beocio Píndaro, que menciona prostitutas en Corinto en asociación con Afrodita. Los eruditos modernos ahora descartan la noción de prostitución ritual en Grecia como un "mito historiográfico" sin base fáctica.

Períodos helenístico y romano

Durante el período helenístico, los griegos identificaron a Afrodita con las antiguas diosas egipcias Hathor e Isis. Afrodita era la diosa patrona de las reinas Lagid y la reina Arsinoe II fue identificada como su encarnación mortal. Afrodita era adorada en Alejandría y tenía numerosos templos en la ciudad y sus alrededores. Arsinoe II introdujo el culto de Adonis en Alejandría y muchas de las mujeres participaron en él. El Tessarakonteres, una gigantesca galera catamarán diseñada por Arquímedes para Ptolomeo IV Philopator, tenía un templo circular dedicado a Afrodita con una estatua de mármol de la propia diosa. En el siglo II a. C., Ptolomeo VIII Physcon y sus esposas Cleopatra II y Cleopatra III dedicaron un templo a Afrodita Hathor en Philae.Las estatuillas de Afrodita para la devoción personal se hicieron comunes en Egipto a partir de los primeros tiempos ptolemaicos y se extendieron hasta mucho después de que Egipto se convirtiera en una provincia romana.

Los antiguos romanos identificaron a Afrodita con su diosa Venus, que originalmente era una diosa de la fertilidad agrícola, la vegetación y la primavera. Según el historiador romano Tito Livio, Afrodita y Venus se identificaron oficialmente en el siglo III a. C. cuando el culto de Venus Erycina se introdujo en Roma desde el santuario griego de Afrodita en el monte Eryx en Sicilia. Después de este punto, los romanos adoptaron la iconografía y los mitos de Afrodita y los aplicaron a Venus. Debido a que Afrodita era la madre del héroe troyano Eneas en la mitología griega y la tradición romana afirmaba que Eneas era el fundador de Roma, Venus fue venerada como Venus Genetrix, la madre de toda la nación romana.Julio César afirmó ser descendiente directo del hijo de Eneas, Iulus, y se convirtió en un firme defensor del culto a Venus. Este precedente fue seguido más tarde por su sobrino Augusto y los emperadores posteriores reclamando su sucesión.

Este sincretismo tuvo un gran impacto en el culto griego a Afrodita. Durante la época romana, los cultos de Afrodita en muchas ciudades griegas comenzaron a enfatizar su relación con Troya y Eneas. También comenzaron a adoptar elementos distintivamente romanos, retratando a Afrodita como más maternal, más militarista y más preocupada por la burocracia administrativa. Muchos magistrados políticos la reclamaron como guardiana divina. Las apariciones de Afrodita en la literatura griega también proliferaron enormemente, generalmente mostrando a Afrodita de una manera característicamente romana.

MitologíaEditar | Comentar

Eros y Afrodita, pieza en ánfora mediterránea del 375 a. C.
Eros y Afrodita, pieza en ánfora mediterránea del 375 a. C.

Nacimiento

Se suele decir que Afrodita nació cerca de su principal centro de adoración, Paphos, en la isla de Chipre, por lo que a veces se la llama "cipriana", especialmente en las obras poéticas de Safo. El Santuario de Afrodita Pafia, que marca su lugar de nacimiento, fue un lugar de peregrinación en el mundo antiguo durante siglos. Otras versiones de su mito la hacen nacer cerca de la isla de Cythera, de ahí otro de sus nombres, "Cytherea". Cythera fue un lugar de parada para el comercio y la cultura entre Creta y el Peloponeso, por lo que estas historias pueden conservar rastros de la migración del culto de Afrodita desde el Medio Oriente a la Grecia continental.

Según la versión de su nacimiento relatada por Hesíodo en su Teogonía, Cronos cortó los genitales de Urano y los arrojó tras de sí al mar. La espuma de sus genitales dio origen a Afrodita (de ahí su nombre, que Hesíodo interpreta como "surgida de la espuma"), mientras que de las gotas de su sangre surgieron los Gigantes, las Erinias (furias) y las Meliae. Hesíodo afirma que los genitales "fueron llevados sobre el mar durante mucho tiempo, y de la carne inmortal brotó espuma blanca; con ella creció una niña". El relato de Hesíodo sobre el nacimiento de Afrodita después de la castración de Urano probablemente se deriva de La canción de Kumarbi, un antiguo poema épico hitita en el que el dios Kumarbi derroca a su padre Anu, el dios del cielo, y le muerde los genitales, lo que hace que quede embarazado y dé a luz a los hijos de Anu, que incluyen a Ishtar y su hermano Teshub, la tormenta hitita Dios.

En la Ilíada, Afrodita es descrita como la hija de Zeus y Dione. El nombre de Dione parece ser un cognado femenino de Dios y Dion, que son formas oblicuas del nombre Zeus. Zeus y Dione compartieron un culto en Dodona, en el noroeste de Grecia. En Teogonía, Hesíodo describe a Dione como una Oceanida.

Matrimonio

Afrodita es retratada constantemente como una adulta núbil e infinitamente deseable que no tuvo infancia. A menudo se la representa desnuda. En la Ilíada, Afrodita es la consorte aparentemente soltera de Ares, el dios de la guerra, y la esposa de Hefesto es una diosa diferente llamada Charis. Asimismo, en la Teogonía de Hesíodo, Afrodita es soltera y la esposa de Hefesto es Aglaea, la más joven de las tres Cárites.

En el Libro Ocho de la Odisea, sin embargo, el cantante ciego Demódoco describe a Afrodita como la esposa de Hefesto y cuenta cómo cometió adulterio con Ares durante la Guerra de Troya. El dios del sol Helios vio a Afrodita y Ares teniendo sexo en la cama de Hefesto y advirtió a Hefesto, quien fabricó una red de oro. La próxima vez que Ares y Afrodita tuvieron sexo juntos, la red los atrapó a ambos. Hefesto trajo a todos los dioses a la alcoba para reírse de los adúlteros capturados, pero Apolo, Hermes y Poseidón simpatizaron con Ares y Poseidón acordó pagarle a Hefesto por la liberación de Ares. Afrodita, humillada, regresó a Chipre, donde fue atendida por los Cárites.Esta narración probablemente se originó como un cuento popular griego, originalmente independiente de la Odisea.

Se inventaron historias posteriores para explicar el matrimonio de Afrodita con Hefesto. En la historia más famosa, Zeus rápidamente casó a Afrodita con Hefesto para evitar que los otros dioses pelearan por ella. En otra versión del mito, Hefesto le dio a su madre Hera un trono de oro, pero cuando ella se sentó en él, quedó atrapada y él se negó a dejarla ir hasta que accedió a darle la mano de Afrodita en matrimonio. Hefesto estaba encantado de estar casado con la diosa de la belleza y forjó sus hermosas joyas, incluido un strophion (στρόφιον) conocido como keston himanta (κεστὸν ἱμάντα), una prenda interior en forma de saltire (generalmente traducida como "faja"), que acentuaba sus senosy la hizo aún más irresistible para los hombres. Tal estrofia se usaba comúnmente en las representaciones de las diosas del Cercano Oriente Ishtar y Atargatis.

Acomodadores

Afrodita casi siempre está acompañada por Eros, el dios de la lujuria y el deseo sexual. En su Teogonía, Hesíodo describe a Eros como una de las cuatro fuerzas primigenias originales nacidas al principio de los tiempos, pero, después del nacimiento de Afrodita de la espuma del mar, Himeros se une a él y, juntos, se convierten en los compañeros constantes de Afrodita. En el arte griego primitivo, Eros e Himeros se muestran como jóvenes apuestos idealizados con alas. Los poetas líricos griegos consideraban el poder de Eros e Himeros como peligroso, compulsivo e imposible de resistir. En los tiempos modernos, a menudo se considera a Eros como el hijo de Afrodita, pero en realidad se trata de una innovación comparativamente tardía. Un escolio en TeócritoIdylls comenta que el poeta del siglo VI a. C. Safo había descrito a Eros como el hijo de Afrodita y Urano, pero la primera referencia sobreviviente de Eros como el hijo de Afrodita proviene de la Argonáutica de Apolonio de Rodas, escrita en el siglo III a. de Afrodita y Ares. Más tarde, los romanos, que veían a Venus como una diosa madre, aprovecharon esta idea de Eros como hijo de Afrodita y la popularizaron, convirtiéndola en la representación predominante en las obras sobre mitología hasta nuestros días.

Los principales asistentes de Afrodita fueron las tres Charites, a quienes Hesíodo identifica como las hijas de Zeus y Eurynome y nombra como Aglaea ("Esplendor"), Euphrosyne ("Buen ánimo") y Thalia ("Abundancia"). Las Charites habían sido adoradas como diosas en Grecia desde el comienzo de la historia griega, mucho antes de que Afrodita fuera introducida en el panteón. El otro grupo de asistentes de Afrodita eran las tres Horae (las "Horas"), a quienes Hesíodo identifica como las hijas de Zeus y Themis y las nombra como Eunomia ("Buen Orden"), Dike ("Justicia") y Eirene ("Paz"). Afrodita también estuvo acompañada a veces por Harmonia, su hija de Ares, y Hebe, la hija de Zeus y Hera.

Dionisio generalmente consideraba que el dios de la fertilidad Príapo era el hijo de Afrodita, pero a veces Hermes, Adonis o incluso Zeus también lo describían como su hijo. Un escolio de la Argonáutica de Apolonio de Rodas afirma que, mientras Afrodita estaba embarazada de Príapo, Hera la envidió y le aplicó una poción maligna en el vientre mientras dormía para asegurarse de que el niño fuera horrible. En otra versión, Hera maldijo al hijo nonato de Afrodita porque había sido engendrado por Zeus. Cuando Afrodita dio a luz, se horrorizó al ver que el niño tenía un pene enorme y permanentemente erecto, una barriga y una lengua enorme.Afrodita abandonó al bebé para que muriera en el desierto, pero un pastor lo encontró y lo crió, y luego descubrió que Príapo podía usar su enorme pene para ayudar en el crecimiento de las plantas.

Anquis

El primer himno homérico a Afrodita (Himno 5), que probablemente se compuso en algún momento a mediados del siglo VII a. C. con Anchises, un apuesto pastor mortal que vivía en las estribaciones bajo el monte Ida, cerca de la ciudad de Troya. Afrodita se le aparece a Anquises en la forma de una virgen mortal, alta y hermosa, mientras él está solo en su casa. Anchises la ve vestida con ropas brillantes y joyas relucientes, con sus pechos brillando con un resplandor divino. Él le pregunta si ella es Afrodita y promete construirle un altar en la cima de la montaña si lo bendice a él y a su familia.

Afrodita miente y le dice que ella no es una diosa, sino la hija de una de las familias nobles de Frigia. Afirma ser capaz de entender el idioma troyano porque tuvo una enfermera troyana cuando era niña y dice que se encontró en la ladera de la montaña después de que Hermes la arrebatara mientras bailaba en una celebración en honor a Artemisa, la diosa de la virginidad. Afrodita le dice a Anchises que aún es virgen y le ruega que la lleve con sus padres. Anchises inmediatamente se siente abrumado por una loca lujuria por Afrodita y jura que tendrá sexo con ella. Anchises lleva a Afrodita, con los ojos bajos, a su cama, que está cubierta con pieles de leones y osos. Luego la desnuda y le hace el amor.

Una vez que se completa el acto sexual, Afrodita revela su verdadera forma divina. Anchises está aterrorizado, pero Afrodita lo consuela y le promete que le dará un hijo. Ella profetiza que su hijo será el semidiós Eneas, quien será criado por las ninfas del desierto durante cinco años antes de ir a Troya para convertirse en un noble como su padre. La historia de la concepción de Eneas también se menciona en la Teogonía de Hesíodo y en el Libro II de la Ilíada de Homero.

Adonis

El mito de Afrodita y Adonis probablemente se deriva de la antigua leyenda sumeria de Inanna y Dumuzid. El nombre griego Ἄδωνις (Adōnis) se deriva de la palabra cananea ʼadōn, que significa "señor". La referencia griega más antigua conocida a Adonis proviene de un fragmento de un poema de la poeta lesbiana Safo (c. 630 - c. 570 a. C.), en el que un coro de jóvenes le pregunta a Afrodita qué pueden hacer para llorar la muerte de Adonis. Afrodita responde que deben golpearse el pecho y rasgarse las túnicas. Las referencias posteriores desarrollan la historia con más detalles. Según el relato de la historia que se encuentra en el poema Metamorfosispor el poeta romano Ovidio (43 a. C. - 17/18 d. C.), Adonis era el hijo de Myrrha, quien fue maldecida por Afrodita con una lujuria insaciable por su propio padre, el rey Cinyras de Chipre, después de que la madre de Myrrha se jactara de que su hija era más hermosa. que la diosa. Expulsada después de quedar embarazada, Myrrha se transformó en un árbol de mirra, pero aun así dio a luz a Adonis.

Afrodita encontró al bebé y lo llevó al inframundo para que Perséfone lo cuidara. Ella regresó por él una vez que creció y descubrió que era sorprendentemente guapo. Perséfone quería quedarse con Adonis, lo que resultó en una batalla por la custodia entre las dos diosas sobre quién debería poseer a Adonis. Zeus resolvió la disputa decretando que Adonis pasaría un tercio del año con Afrodita, un tercio con Perséfone y un tercio con quien él eligiera. Adonis eligió pasar ese tiempo con Afrodita. Entonces, un día, mientras Adonis estaba cazando, fue herido por un jabalí y murió desangrado en los brazos de Afrodita.

En diferentes versiones de la historia, el jabalí fue enviado por Ares, que estaba celoso de que Afrodita pasara tanto tiempo con Adonis, o por Artemisa, que quería vengarse de Afrodita por haber matado a su devoto seguidor Hipólito. La historia también proporciona una etiología de las asociaciones de Afrodita con ciertas flores. Según se informa, mientras lloraba la muerte de Adonis, hizo crecer anémonas donde caía su sangre y declaró un festival en el aniversario de su muerte. En una versión de la historia, Afrodita se hirió con una espina de un rosal y la rosa, que antes había sido blanca, se tiñó de rojo con su sangre. Según Lucian's Sobre la diosa siria, cada año, durante el festival de Adonis, el río Adonis en el Líbano (ahora conocido como el río Abraham) se tiñó de rojo con sangre.

El mito de Adonis está asociado con el festival de Adonia, que las mujeres griegas celebraban todos los años en pleno verano. El festival, que evidentemente ya se celebraba en Lesbos en la época de Safo, parece haberse popularizado por primera vez en Atenas a mediados del siglo V a. Al comienzo del festival, las mujeres plantaban un "jardín de Adonis", un pequeño jardín plantado dentro de una pequeña canasta o una pieza poco profunda de cerámica rota que contenía una variedad de plantas de crecimiento rápido, como lechuga e hinojo, o incluso granos de germinación rápida como el trigo y la cebada. Luego, las mujeres subían escaleras a los techos de sus casas, donde colocaban los jardines bajo el calor del sol de verano. Las plantas brotarían a la luz del sol, pero se marchitarían rápidamente con el calor.Entonces las mujeres llorarían y se lamentarían en voz alta por la muerte de Adonis, rasgando sus ropas y golpeando sus pechos en una muestra pública de dolor.

Favoritismo divino

En Los trabajos y los días de Hesíodo, Zeus ordena a Afrodita que haga de Pandora, la primera mujer, físicamente bella y sexualmente atractiva, para que se convierta en "una malvada a la que los hombres amarán abrazar". Afrodita "derrama gracia" sobre la cabeza de Pandora y la equipa con "deseo doloroso y angustia que debilita las rodillas", convirtiéndola así en el recipiente perfecto para que el mal entre en el mundo. Los asistentes de Afrodita, Peitho, Charites y Horae, adornan a Pandora con oro y joyas.

Según un mito, Afrodita ayudó a Hipómenes, un joven noble que deseaba casarse con Atalanta, una doncella famosa en todo el país por su belleza, pero que se negaba a casarse con ningún hombre a menos que pudiera superarla en una carrera a pie. Atalanta era una corredora extremadamente rápida y decapitó a todos los hombres que perdieron ante ella. Afrodita le dio a Hipómenes tres manzanas doradas del Jardín de las Hespérides y le indicó que las arrojara frente a Atalanta mientras corría con ella. Hipómenes obedeció la orden de Afrodita y Atalanta, al ver los hermosos frutos dorados, se inclinó para recoger cada uno, permitiendo que Hipómenes la dejara atrás. En la versión de la historia de las Metamorfosis de Ovidio, Hipómenes se olvida de pagar a Afrodita por su ayuda.entonces ella hace que la pareja se inflame de lujuria mientras se hospedan en el templo de Cibeles. La pareja profana el templo teniendo sexo en él, lo que lleva a Cibeles a convertirlos en leones como castigo.

El mito de Pigmalión es mencionado por primera vez por el escritor griego del siglo III a. C. Filóstefano de Cirene, pero se cuenta por primera vez en detalle en las Metamorfosis de Ovidio. Según Ovidio, Pigmalión era un escultor extremadamente guapo de la isla de Chipre, que estaba tan asqueado por la inmoralidad de las mujeres que se negó a casarse. Se enamoró loca y apasionadamente de la estatua de culto de marfil que estaba esculpiendo de Afrodita y anhelaba casarse con ella. Debido a que Pigmalión era extremadamente piadoso y devoto de Afrodita, la diosa le dio vida a la estatua. Pigmalión se casó con la niña en la que se convirtió la estatua y tuvieron un hijo llamado Paphos, de quien la capital de Chipre recibió su nombre.Pseudo-Apollodorus luego menciona "Metharme, hija de Pigmalión, rey de Chipre".

Mitos de la ira

Afrodita recompensó generosamente a quienes la honraron, pero también castigó a quienes le faltaron el respeto, a menudo con bastante brutalidad. Un mito descrito en la Argonautica de Apolonio de Rodas y luego resumido en la Bibliotheca de Pseudo-Apollodorus cuenta cómo, cuando las mujeres de la isla de Lemnos se negaron a sacrificar a Afrodita, la diosa las maldijo para que apestaran horriblemente para que sus maridos nunca tuvieran relaciones sexuales. con ellos. En cambio, sus maridos comenzaron a tener relaciones sexuales con sus esclavas tracias. Enojadas, las mujeres de Lemnos asesinaron a toda la población masculina de la isla, así como a todos los esclavos tracios.Cuando Jason y su tripulación de Argonautas llegaron a Lemnos, se aparearon con las mujeres hambrientas de sexo bajo la aprobación de Afrodita y repoblaron la isla. A partir de entonces, las mujeres de Lemnos no volvieron a faltarle el respeto a Afrodita.

En la tragedia Hipólito de Eurípides, que se representó por primera vez en la ciudad de Dionisio en el 428 a. C., el hijo de Teseo, Hipólito, adora únicamente a Artemisa, la diosa de la virginidad, y se niega a participar en cualquier forma de contacto sexual. Afrodita se enfurece por su comportamiento orgulloso y, en el prólogo de la obra, declara que, al honrar solo a Artemisa y negarse a venerarla, Hipólito ha desafiado directamente su autoridad. Por lo tanto, Afrodita hace que la madrastra de Hipólito, Fedra, se enamore de él, sabiendo que Hipólito la rechazará. Después de ser rechazada, Fedra se suicida y le deja una nota de suicidio a Teseo diciéndole que se suicidó porque Hipólito intentó violarla.Teseo reza a Poseidón para que mate a Hipólito por su transgresión. Poseidón envía un toro salvaje para asustar a los caballos de Hipólito mientras cabalga junto al mar en su carro, lo que hace que los caballos se desboquen y aplasten el carro contra los acantilados, arrastrando a Hipólito a una muerte sangrienta a través de la costa rocosa. La obra concluye con Artemisa prometiendo matar al amado mortal de Afrodita (presumiblemente Adonis) en venganza.

Glaucus de Corinto enfureció a Afrodita al negarse a dejar que sus caballos fueran compañeros de carreras de carros, ya que hacerlo dificultaría su velocidad. Durante la carrera de carros en los juegos funerarios del rey Pelias, Afrodita enloqueció a sus caballos y lo despedazaron. Polifonte era una mujer joven que eligió una vida virginal con Artemisa en lugar del matrimonio y los hijos, como favorecía Afrodita. Afrodita la maldijo, haciendo que tuviera hijos con un oso. Los descendientes resultantes, Agrius y Oreius, eran caníbales salvajes que incurrieron en el odio de Zeus. Al final, transformó a todos los miembros de la familia en pájaros de mal agüero.

Según Pseudo-Apollodorus, una Afrodita celosa maldijo a Eos, la diosa del amanecer, para estar perpetuamente enamorada y tener un deseo sexual insaciable porque Eos una vez se había acostado con el amor de Afrodita, Ares, el dios de la guerra. Según Ovidio en sus Metamorfosis (libro 10.238 ss.), Propoétides, que son las hijas de Propoeto de la ciudad de Amathus en la isla de Chipre, negaron la divinidad de Afrodita y no la adoraron adecuadamente. Por eso, Afrodita las convierte en las primeras prostitutas del mundo. Según Diodoro, los seis hijos de Poseidón, la ninfa marina de Rodas, Halia, se negaron arrogantemente a permitir que Afrodita aterrizara en su orilla, la diosa los maldijo con locura. En su locura, violaron a Halia. Como castigo, Poseidón los enterró en las cavernas marinas de la isla.El descendiente de Belerofonte, Xanthius, tuvo dos hijos. Leucipo y una hija sin nombre. Debido a la ira de Afrodita (razones desconocidas), Leucipo se enamoró de su propia hermana. Comenzaron una relación secreta pero la muchacha ya estaba prometida a otro hombre y éste pasó a informar a su padre Xanthius, sin decirle el nombre del seductor. Xanthius fue directamente a la habitación de su hija, donde ella estaba junto con Leucipo en ese momento. Al oírlo entrar, trató de escapar, pero Xanthius la golpeó con una daga, pensando que estaba matando al seductor, y la mató. Leucipo, al no reconocer a su padre al principio, lo mató. Cuando se reveló la verdad, tuvo que abandonar el país y participó en la colonización de Creta y las tierras de Asia Menor.La reina Cenchreis de Chipre y esposa del rey Cinyras se jactó de que su hija Myrrha era más hermosa que Afrodita. Por lo tanto, Myrrha fue maldecida por Afrodita con una lujuria insaciable por su propio padre, el rey Cinyras de Chipre y él se acostó con ella sin saberlo en la oscuridad. eventualmente se transformó en el árbol de la mirra y dio a luz a Adonis en esta forma. Cinyras tiene también otras tres hijas y sus nombres Braesia, Laogora, Orsedice. Estas muchachas por motivo de la ira de Afrodita (razones desconocidas) cohabitaron con extranjeros, y terminaron su vida en Egipto. Mousa Clio se burló del propio amor de la diosa por Adonis. Por lo tanto, Clio se enamoró de Pierus, hijo de Magnes y dio a luz a Jacinto.Aegialeia era hija de Adrastus y Anphithea y estaba casada con Diomedes. A causa de la ira de Afrodita, a quien Diomedes había herido en la guerra contra Troya, tuvo múltiples amantes, entre ellos un tal Hipólito. cuando Aegiale llegó a amenazar su vida, huyó a Italia. En una de las versiones de la leyenda, Pasifae no hizo ofrendas a la diosa Venus [Afrodita]. Por eso Venus [Afrodita] le inspiró un amor antinatural por un toro o la maldijo por ser la hija de Helios que reveló su adulterio a Hefesto.Lysippe, madre de Tanais por Berossos. Su hijo sólo veneraba a Ares y se dedicaba por completo a la guerra, descuidando el amor y el matrimonio. Afrodita lo maldijo por haberse enamorado de su propia madre. Prefiriendo morir antes que renunciar a su castidad, se arrojó al río Amazonas, que posteriormente pasó a llamarse Tanais. Según Pseudo-Hyginus A instancias de Zeus, la madre de Orfeo, la musa Calíope, juzgó la disputa entre las diosas Afrodita y Perséfone sobre Adonis y decidió que cada una debería poseerlo la mitad del año. Pero Venus [Afrodita], enojada porque no le habían concedido lo que creía que era su derecho. Por lo tanto, Venus [Afrodita] inspiró amor a las mujeres de Tracia por Orfeo y eventualmente lo desgarraron miembro por miembro porque cada una buscaba a Orfeo para sí misma.

Sentencia de Paris y Guerra de Troya

El mito del Juicio de París se menciona brevemente en la Ilíada, pero se describe en profundidad en un epítome de Cypria, un poema perdido del Ciclo Épico, que registra que todos los dioses y diosas, así como varios mortales, fueron invitados a el matrimonio de Peleo y Tetis (los eventuales padres de Aquiles). Solo Eris, diosa de la discordia, no fue invitada. Ella estaba molesta por esto, por lo que llegó con una manzana dorada inscrita con la palabra καλλίστῃ (kallistēi, "para la más bella"), que arrojó entre las diosas. Afrodita, Hera y Atenea afirmaron ser las más bellas y, por lo tanto, las legítimas propietarias de la manzana.

Las diosas eligieron poner el asunto ante Zeus, quien, no queriendo favorecer a una de las diosas, puso la elección en manos de Paris, un príncipe troyano. Después de bañarse en el manantial del monte Ida donde se encontraba Troya, las diosas se presentaron ante París para conocer su decisión. En las representaciones antiguas existentes del Juicio de París, Afrodita solo se representa ocasionalmente desnuda, y Atenea y Hera siempre están completamente vestidas. Sin embargo, desde el Renacimiento, las pinturas occidentales típicamente han representado a las tres diosas completamente desnudas.

Las tres diosas eran idealmente bellas y Paris no podía decidir entre ellas, por lo que recurrió a sobornos. Hera intentó sobornar a París con poder sobre toda Asia y Europa, y Atenea le ofreció sabiduría, fama y gloria en la batalla, pero Afrodita le prometió a París que, si la elegía como la más bella, le permitiría casarse con la mujer más hermosa del mundo. tierra. Esta mujer era Helena, que ya estaba casada con el rey Menelao de Esparta. Paris seleccionó a Afrodita y le otorgó la manzana. Las otras dos diosas se enfurecieron y, como resultado directo, se pusieron del lado de los griegos en la Guerra de Troya.

Afrodita juega un papel importante y activo a lo largo de la totalidad de la Ilíada de Homero. En el Libro III, rescata a Paris de Menelao después de que él lo desafía tontamente a un duelo uno a uno. Luego se le aparece a Helen en la forma de una anciana e intenta persuadirla para que tenga relaciones sexuales con Paris, recordándole su belleza física y su destreza atlética. Helen reconoce inmediatamente a Afrodita por su hermoso cuello, senos perfectos y ojos brillantes y reprende a la diosa, dirigiéndose a ella como a su igual. Afrodita reprende duramente a Helen, recordándole que, si la irrita, la castigará tanto como ya la ha favorecido. Helen obedece recatadamente la orden de Afrodita.

En el Libro V, Afrodita se lanza a la batalla para rescatar a su hijo Eneas del héroe griego Diomedes. Diomedes reconoce a Afrodita como una diosa "débil" y, empujando su lanza, le corta la muñeca a través de su "túnica de ambrosía". Afrodita toma prestado el carro de Ares para regresar al Monte Olimpo. Zeus la reprende por ponerse en peligro y le recuerda que "su especialidad es el amor, no la guerra". Según Walter Burkert, esta escena es directamente paralela a una escena de la Tablilla VI de la Epopeya de Gilgamesh en la que Ishtar, la precursora acadia de Afrodita, llora a su madre Antu después de que el héroe Gilgamesh rechaza sus avances sexuales, pero su padre Anu la reprende levemente. En el Libro XIV de la Ilíada, Episodio de Dios Apate, Afrodita le presta sus kestos himas a Hera con el fin de seducir a Zeus y distraerlo del combate mientras Poseidón ayuda a las fuerzas griegas en la playa. En Theomachia en el Libro XXI, Afrodita nuevamente ingresa al campo de batalla para llevarse a Ares después de que está herido.

Descendencia

A veces los poetas y los dramaturgos relataban antiguas tradiciones, que variaban, ya veces inventaban nuevos detalles; los escoliastas posteriores podrían basarse en cualquiera o simplemente adivinar. Por lo tanto, mientras que Eneas y Fobos se describían regularmente como descendientes de Afrodita, a veces se decía que otros enumerados aquí, como Príapo y Eros, eran hijos de Afrodita, pero con padres diferentes y, a veces, con otras madres o sin ninguna.

DescendenciaPadre
Eneas, Lyrus/Lyrnusanquis
Phobos, Deimos, Harmonia, los Erotes (Eros, Anteros, Himeros, Pothos)Ares
Hymenaios, Iacchus, Priapus, the Charites (Gracias: Aglaea, Euphrosyne, Thalia)Dionisio
Hermafroditos, PríapoHermes
RodosPoseidón
Beroe, Golgos, Príapo (raramente)Adonis
Eryx, Meligounis y varias hijas más sin nombrebutes
AstinoFaetón
PríapoZeus
Peithodesconocido

IconografíaEditar | Comentar

Cuadro de Venus de Botticelli
Cuadro de Venus de Botticelli

Símbolos

Afrodita inmortal de rico trono,
intrigante hija de Zeus, te ruego,
con dolor y enfermedad, Reina, no aplastes mi corazón,
pero ven, si alguna vez en el pasado escuchaste mi voz desde lejos y me escuchaste, y dejaste
los salones de tu padre y vino, con un carro de oro
uncido; y hermosos gorriones
te llevaron velozmente a través de la tierra oscura
revoloteando alas desde el cielo por el aire.-  Safo, "Oda a Afrodita", líneas 1 a 10, traducido por ML West

El símbolo aviar más destacado de Afrodita era la paloma, que originalmente era un símbolo importante de su precursora del Cercano Oriente, Inanna-Ishtar. (De hecho, la palabra griega antigua para "paloma", peristerá, puede derivarse de una frase semítica peraḥ Ištar, que significa "pájaro de Ishtar"). Afrodita aparece con frecuencia con palomas en la cerámica griega antigua y el templo de Afrodita Pandemos en el La ladera suroeste de la Acrópolis ateniense estaba decorada con esculturas en relieve de palomas con filetes anudados en el pico. También se descubrieron ofrendas votivas de pequeñas palomas de mármol blanco en el templo de Afrodita en Dafni. Además de sus asociaciones con las palomas, Afrodita también estaba estrechamente relacionada con los gorriones.y se la describe montada en un carro tirado por gorriones en la "Oda a Afrodita" de Safo.

Debido a sus conexiones con el mar, Afrodita se asoció con varios tipos diferentes de aves acuáticas, incluidos cisnes, gansos y patos. Los otros símbolos de Afrodita incluían el mar, las caracolas y las rosas. Las flores de rosa y mirto eran sagradas para Afrodita. Su fruta emblemática más importante era la manzana, pero también se la asociaba con las granadas, posiblemente porque las semillas rojas sugerían sexualidad o porque las mujeres griegas a veces usaban las granadas como método anticonceptivo. En el arte griego, Afrodita también suele ir acompañada de delfines y nereidas.

En el arte clásico

Aparece una escena de Afrodita surgiendo del mar en la parte posterior del Trono de Ludovisi (c. 460 a. C.), que probablemente formaba originalmente parte de un enorme altar que se construyó como parte del templo jónico de Afrodita en la polis griega de Locri Epizephyrii. en Magna Graecia en el sur de Italia. El trono muestra a Afrodita surgiendo del mar, ataviada con una prenda diáfana, empapada de agua de mar y pegada a su cuerpo, dejando al descubierto sus pechos vueltos hacia arriba y el contorno de su ombligo. Su cabello cuelga goteando mientras se acerca a dos asistentes que están descalzos en la orilla rocosa a cada lado de ella, sacándola del agua. Las escenas con Afrodita aparecen en obras de cerámica griega clásica, incluido un famoso kylix de fondo blanco.por el pintor Pistoxenos que data entre c. 470 y 460 a. C., mostrándola montada en un cisne o un ganso.

en c.  364/361 a. C., el escultor ateniense Praxiteles esculpió la estatua de mármol Afrodita de Knidos, que Plinio el Viejo elogió más tarde como la escultura más grande jamás realizada. La estatua mostraba a Afrodita desnuda cubriendo modestamente su región púbica mientras descansaba contra una olla de agua con su túnica sobre ella como apoyo. La Afrodita de Knidos fue la primera estatua de tamaño real en representar a Afrodita completamente desnuda y una de las primeras esculturas que estaba destinada a ser vista desde todos los lados. La estatua fue comprada por la gente de Knidos alrededor del 350 a. C. y demostró ser tremendamente influyente en las representaciones posteriores de Afrodita.La escultura original se ha perdido, pero aún se conservan descripciones escritas y varias representaciones de ella en monedas y se han identificado más de sesenta copias, modelos a pequeña escala y fragmentos.

El pintor griego Apelles de Kos, contemporáneo de Praxiteles, produjo la pintura sobre tabla Afrodita Anadiomena (Afrodita saliendo del mar). Según Athenaeus, Apelles se inspiró para pintar la pintura después de ver a la cortesana Phryne quitarse la ropa, desatar su cabello y bañarse desnuda en el mar en Eleusis. La pintura se exhibió en el Asclepeion en la isla de Kos. La Afrodita Anadiomena pasó desapercibida durante siglos, pero Plinio el Viejo registra que, en su época, se consideraba la obra más famosa de Apeles.

Durante los períodos helenístico y romano, proliferaron las estatuas que representaban a Afrodita; muchas de estas estatuas fueron modeladas al menos hasta cierto punto en la Afrodita de Knidos de Praxíteles. Algunas estatuas muestran a Afrodita desnuda en cuclillas; otros la muestran escurriéndose el agua del cabello mientras sale del mar. Otro tipo común de estatua se conoce como Afrodita Kallipygos, cuyo nombre en griego significa "Afrodita de las hermosas nalgas"; este tipo de escultura muestra a Afrodita levantando sus peplos para mostrar sus nalgas al espectador mientras las mira por encima del hombro. Los antiguos romanos produjeron una gran cantidad de copias de las esculturas griegas de Afrodita.y han sobrevivido más esculturas de Afrodita de la antigüedad que de cualquier otra deidad.

Cultura posclásicaEditar | Comentar

Edades medias

Los primeros cristianos frecuentemente adaptaron la iconografía pagana para satisfacer los propósitos cristianos. En la Alta Edad Media, los cristianos adaptaron elementos de la iconografía de Afrodita/Venus y los aplicaron a Eva y las prostitutas, pero también a las santas e incluso a la Virgen María. Los cristianos del este reinterpretaron la historia del nacimiento de Afrodita como una metáfora del bautismo; en una estela copta del siglo VI d. C., se muestra a una mujer orante con la concha de Afrodita como señal de que acaba de bautizarse. A lo largo de la Edad Media, los pueblos y las comunidades de toda Europa aún mantenían cuentos populares y tradiciones sobre Afrodita/Venus y los viajeros relataban una amplia variedad de historias.Numerosos mosaicos romanos de Venus sobrevivieron en Gran Bretaña, preservando la memoria del pasado pagano. En el norte de África, a fines del siglo V d.C., Fulgencio de Ruspe encontró mosaicos de Afrodita y la reinterpretó como un símbolo del pecado de la lujuria, argumentando que se la mostraba desnuda porque "el pecado de la lujuria nunca se oculta" y que a menudo Se muestra "nadando" porque "toda lujuria sufre el naufragio de sus asuntos". También argumentó que se la asociaba con palomas y caracoles porque estos son símbolos de cópula, y que se la asociaba con rosas porque "así como la rosa da placer, pero es arrebatada por el rápido movimiento de las estaciones, así la lujuria es placentera para un momento, pero es barrido para siempre".

Mientras que Fulgencio se había apropiado de Afrodita como símbolo de la lujuria, Isidoro de Sevilla (c. 560-636) la interpretó como un símbolo del sexo marital procreador y declaró que la moraleja de la historia del nacimiento de Afrodita es que el sexo solo puede ser sagrado en el presencia de semen, sangre y calor, que consideraba todo lo necesario para la procreación. Mientras tanto, Isidoro denigraba al hijo de Afrodita/Venus, Eros/Cupido, como un "demonio de la fornicación" (daemon fornicationis). Afrodita/Venus fue mejor conocida por los eruditos de Europa Occidental a través de sus apariciones en la Eneida de Virgilio y las Metamorfosis de Ovidio. Venus se menciona en el poema latino Pervigilium Veneris("La víspera de Santa Venus"), escrita en el siglo III o IV dC, y en la Genealogia Deorum Gentilium de Giovanni Boccaccio.

Desde la Baja Edad Media. el mito de Venusberg (alemán; francés Mont de Vénus, "Montaña de Venus"), un reino subterráneo gobernado por Venus, oculto debajo de la Europa cristiana, se convirtió en un motivo del folclore europeo representado en varias leyendas y epopeyas. En el folclore alemán del siglo XVI, la narración se asocia con el minnesinger Tannhäuser, y de esa forma el mito fue retomado en la literatura y la ópera posteriores.

Arte

Afrodita es la figura central de la pintura Primavera de Sandro Botticelli, que ha sido descrita como "una de las pinturas más controvertidas y sobre las que se ha escrito en el mundo" y "una de las pinturas más populares del arte occidental". La historia del nacimiento de Afrodita de la espuma fue un tema popular para los pintores durante el Renacimiento italiano, que intentaban reconstruir conscientemente la obra maestra perdida de Apeles de Kos, Afrodita Anadiomena, basándose en la écfrasis literaria conservada por Cicerón y Plinio el Viejo. Los artistas también se inspiraron en la descripción de Ovidio del nacimiento de Venus en sus Metamorfosis. Sandro BotticelliEl Nacimiento de Venus (c. 1485) también se inspiró parcialmente en una descripción de Poliziano de un relieve sobre el tema. Versiones italianas posteriores de la misma escena incluyen la Venus Anadyomene de Tiziano (c. 1525) y la pintura de Rafael en la Stufetta del cardenal Bibbiena (1516). El biógrafo de Tiziano, Giorgio Vasari, identificó todas las pinturas de mujeres desnudas de Tiziano como pinturas de "Venus", incluida una pintura erótica de c. 1534, a la que llamó la Venus de Urbino, a pesar de que la pintura no contiene ninguna iconografía tradicional de Afrodita/Venus y la mujer en ella se muestra claramente en un entorno contemporáneo, no clásico.

El trabajo final de Jacques-Louis David fue su obra magna de 1824, Marte siendo desarmado por Venus, que combina elementos del arte clásico, renacentista, francés tradicional y estilos artísticos contemporáneos. Mientras trabajaba en el cuadro, David lo describió diciendo: "Este es el último cuadro que quiero pintar, pero quiero superarme en él. Le pondré la fecha de mis setenta y cinco años y después nunca más recogerá mi pincel". La pintura se exhibió primero en Bruselas y luego en París, donde acudieron a verla más de 10.000 personas. La pintura Venus Anadyomene de Jean-Auguste-Dominique Ingres fue una de sus principales obras.Louis Geofroy lo describió como un "sueño de juventud realizado con el poder de la madurez, una felicidad que pocos obtienen, artistas u otros". Théophile Gautier declaró: "Nada queda de la maravillosa pintura de los griegos, pero seguramente si algo podría dar la idea de la pintura antigua tal como se concebía a partir de las estatuas de Fidias y los poemas de Homero, es la pintura de M. Ingres: la Venus Se ha encontrado Anadiomena de Apeles". Otros críticos lo descartaron como una pieza de kitsch sentimental y poco imaginativo, pero el propio Ingres lo consideró entre sus mejores obras y utilizó la misma figura como modelo para su pintura posterior de 1856 La Source.

Las pinturas de Venus eran las favoritas de los artistas académicos de finales del siglo XIX en Francia. En 1863, Alexandre Cabanel ganó elogios generalizados de la crítica en el Salón de París por su pintura El nacimiento de Venus, que el emperador francés Napoleón III compró de inmediato para su propia colección personal de arte. La pintura Olympia de Édouard Manet de 1865 parodiaba las Venus desnudas de los pintores académicos, en particular el Nacimiento de Venus de Cabanel. En 1867, el pintor académico inglés Frederic Leighton exhibió su Venus desvistiéndose para el baño en la Academia.El crítico de arte JB Atkinson lo elogió, declarando que "el señor Leighton, en lugar de adoptar nociones romanas corruptas con respecto a Venus como la que encarnaba Rubens, ha vuelto sabiamente a la idea griega de Afrodita, una diosa adorada y pintada por artistas, como la perfección de la gracia y la belleza femeninas". Un año después, el pintor inglés Dante Gabriel Rossetti, miembro fundador de la Hermandad Prerrafaelita, pintó Venus Verticordia (en latín, "Afrodita, la Cambiadora de Corazones"), mostrando a Afrodita como una mujer pelirroja desnuda en un jardín de rosas Aunque se le reprochó su tema extravagante, Rossetti se negó a alterar la pintura y pronto fue comprada por J. Mitchell de Bradford.En 1879, William Adolphe Bouguereau exhibió en el Salón de París su propio Nacimiento de Venus, que imitaba la tradición clásica del contrapposto y fue aclamado por la crítica, rivalizando con la popularidad de la versión de Cabanel de casi dos décadas antes.

Literatura

El poema narrativo erótico de William Shakespeare Venus y Adonis (1593), un recuento del cortejo de Afrodita y Adonis de las Metamorfosis de Ovidio, fue el más popular de todos sus trabajos publicados durante su propia vida. Se publicaron seis ediciones antes de la muerte de Shakespeare (más que cualquiera de sus otras obras) y disfrutó de una popularidad particularmente fuerte entre los adultos jóvenes. En 1605, Richard Barnfield lo elogió, declarando que el poema había colocado el nombre de Shakespeare "en la fama inmortal de Booke". A pesar de esto, el poema ha recibido una recepción mixta por parte de los críticos modernos; Samuel Taylor Coleridge lo defendió, pero Samuel Butler se quejó de que le aburríay CS Lewis describió un intento de lectura como "sofocante".

Afrodita aparece en la colección de cuentos de Richard Garnett El crepúsculo de los dioses y otros cuentos (1888), en la que los templos de los dioses han sido destruidos por los cristianos. Las historias que giraban en torno a las esculturas de Afrodita eran comunes a finales del siglo XIX y principios del XX. Ejemplos de tales obras literarias incluyen la novela The Tinted Venus: A Farcical Romance (1885) de Thomas Anstey Guthrie y el cuento The Venus of Ille (1887) de Prosper Mérimée, ambos sobre estatuas de Afrodita que cobran vida. Otro ejemplo digno de mención es Afrodita en Aulis del escritor angloirlandés George Moore, que gira en torno a una antigua familia griega que se muda a Aulis. El escritor francés Pierre Louÿs tituló su novela histórica erótica Afrodita: mœurs antiques (1896) en honor a la diosa griega. La novela disfrutó de un gran éxito comercial, pero escandalizó al público francés debido a su sensualidad y su descripción decadente de la sociedad griega.

A principios del siglo XX, poetas feministas, como Amy Lowell y Alicia Ostriker, utilizaron las historias de Afrodita. Muchos de estos poemas tratan sobre el legendario nacimiento de Afrodita de la espuma del mar. Otras escritoras feministas, incluidas Claude Cahun, Thit Jensen y Anaïs Nin, también utilizaron el mito de Afrodita en sus escritos. Desde la publicación del libro de Isabel Allende Afrodita: Una memoria de los sentidos en 1998, el nombre "Afrodita" se ha utilizado como título para docenas de libros que tratan todos los temas, incluso superficialmente, relacionados con su dominio. Con frecuencia, estos libros ni siquiera mencionan a Afrodita, o la mencionan solo brevemente, sino que utilizan su nombre como punto de venta.

Adoración moderna

En 1938, Gleb Botkin, un inmigrante ruso en los Estados Unidos, fundó la Iglesia de Afrodita, una religión neopagana centrada en la adoración de una diosa madre, a quien sus practicantes identificaron como Afrodita. La teología de la Iglesia de Afrodita se expuso en el libro En busca de la realidad, publicado en 1969, dos años antes de la muerte de Botkin. El libro retrataba a Afrodita bajo una luz drásticamente diferente a la que los griegos la imaginaban, y en cambio la presentaba como "la única diosa de un monoteísmo pagano algo neoplatónico". Afirmó que el culto a Afrodita había sido traído a Grecia por el maestro místico Orfeo,pero que los griegos habían malinterpretado las enseñanzas de Orfeo y no se habían dado cuenta de la importancia de adorar solo a Afrodita.

Afrodita es una deidad importante en Wicca, una religión neopagana sincrética contemporánea basada en la naturaleza. Los wiccanos consideran a Afrodita como un aspecto de la Diosa y con frecuencia se la invoca por su nombre durante los encantamientos relacionados con el amor y el romance. Los wiccanos consideran a Afrodita como la gobernante de las emociones humanas, la espiritualidad erótica, la creatividad y el arte. Como uno de los doce atletas olímpicos, Afrodita es una deidad importante dentro de Hellenismos (reconstruccionismo politeísta helénico), una religión neopagana que busca revivir y recrear auténticamente la religión de la antigua Grecia en el mundo moderno. A diferencia de los wiccanos, los helenistas suelen ser estrictamente politeístas o panteístas. Los helenistas veneran a Afrodita principalmente como la diosa del amor romántico,pero también como diosa de la sexualidad, el mar y la guerra. Sus muchos epítetos incluyen "Sea Born", "Killer of Men", "She upon the Graves", "Fair Sailing" y "Ally in War".

Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x