Sustancia psicoactiva

Una Sustancia psicoactiva, psicofármaco, agente psicoactivo o una droga psicotrópica, es una sustancia química que cambia la función del sistema nervioso y produce alteraciones en la percepción, el estado de ánimo, la conciencia, la cognición o el comportamiento.Estas sustancias pueden usarse médicamente; recreativamente; para mejorar deliberadamente el rendimiento o alterar la propia conciencia; como enteógenos para propósitos rituales, espirituales o chamánicos, o para investigación. Algunas categorías de drogas psicoactivas, que tienen valor terapéutico, son recetadas por médicos y otros profesionales de la salud. Los ejemplos incluyen anestésicos, analgésicos, fármacos anticonvulsivos y antiparkinsonianos, así como medicamentos utilizados para tratar trastornos neuropsiquiátricos, como antidepresivos, ansiolíticos, antipsicóticos y medicamentos estimulantes. Algunas sustancias psicoactivas pueden ser utilizadas en los programas de desintoxicación y rehabilitación de personas dependientes o adictas a otras drogas psicoactivas.

Las sustancias psicoactivas a menudo provocan cambios subjetivos (aunque estos pueden observarse objetivamente) en la conciencia y el estado de ánimo que el usuario puede encontrar gratificantes y agradables (p. ej., euforia o una sensación de relajación) o ventajosos de una manera objetivamente observable o medible (p. ej., mayor estado de alerta). Las sustancias que son gratificantes y, por lo tanto, de refuerzo positivo tienen el potencial de inducir un estado de adicción: uso compulsivo de drogas a pesar de las consecuencias negativas. Además, el uso sostenido de algunas sustancias puede producir dependencia física, psicológica o ambas, asociadas a estados de abstinencia somáticos o psicoemocionales respectivamente. La rehabilitación de drogas intenta reducir la adicción, a través de una combinación de psicoterapia, grupos de apoyo y otras sustancias psicoactivas. En cambio, ciertas drogas psicoactivas pueden ser tan desagradables que la persona nunca volverá a usar la sustancia. Esto es especialmente cierto en el caso de ciertos delirantes (p. ej., Jimson weed), potentes disociativos (p. ej., PCP, ketamina) y psicodélicos clásicos (p. ej., LSD, psilocibina), en forma de "mal viaje".

El uso indebido, la dependencia y la adicción a las drogas psicoactivas han dado lugar a medidas legales y debate moral. Los controles gubernamentales sobre la fabricación, el suministro y la prescripción intentan reducir el uso problemático de medicamentos. También se han planteado preocupaciones éticas sobre el uso excesivo de estos medicamentos en la práctica clínica y sobre su comercialización por parte de los fabricantes. También están en marcha campañas populares para despenalizar o legalizar el uso de ciertas drogas recreativas (por ejemplo, el cannabis).

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x