Sistema reproductor humano

El sistema reproductivo humano o sistema reproductor humano incluye el sistema reproductivo masculino que funciona para producir y depositar esperma; y el sistema reproductor femenino que funciona para producir óvulos y para proteger y nutrir al feto hasta el nacimiento. Los humanos tienen un alto nivel de diferenciación sexual. Además de las diferencias en casi todos los órganos reproductivos, existen numerosas diferencias en las características sexuales secundarias típicas.

La reproducción humana generalmente involucra la fertilización interna por medio de las relaciones sexuales. En este proceso, el macho inserta su pene en la vagina de la hembra y eyacula semen, que contiene esperma. Una pequeña proporción de los espermatozoides pasa a través del cuello uterino hacia el útero y luego hacia las trompas de Falopio para la fertilización del óvulo. Solo se requiere un espermatozoide para fertilizar el óvulo. Tras una fertilización exitosa, el óvulo fertilizado, o cigoto, viaja fuera de la trompa de Falopio hacia el útero, donde se implanta en la pared uterina. Esto marca el comienzo de la gestación, más conocida como embarazo, que continúa durante alrededor de nueve meses a medida que se desarrolla el feto. Cuando el feto se ha desarrollado hasta cierto punto, el embarazo concluye con el parto, que implica trabajo de parto. Durante el parto, los músculos del útero se contraen y el cuello uterino se dilata en el transcurso de las horas, y el bebé sale por la vagina. Los bebés humanos dependen completamente de sus cuidadores y requieren altos niveles de cuidado de los padres. Los bebés dependen de sus cuidadores para su comodidad, limpieza y alimentación. Los alimentos pueden ser proporcionados por la lactancia materna o la alimentación con fórmula.

El sistema reproductivo femenino humano es una serie de órganos ubicados principalmente dentro del cuerpo y alrededor de la región pélvica de una mujer que contribuyen al proceso reproductivo. El sistema reproductivo femenino humano contiene tres partes principales: la vulva, que conduce a la vagina, la abertura vaginal, al útero; el útero, que contiene el feto en desarrollo; y los ovarios, que producen los óvulos de la hembra. Los senos están involucrados durante la etapa de crianza de la reproducción, pero en la mayoría de las clasificaciones no se consideran parte del sistema reproductivo femenino.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x