Presión osmótica

La presión osmótica es la presión mínima que debe aplicarse a una solución para evitar el flujo hacia el interior de su disolvente puro a través de una membrana semipermeable. También se define como la medida de la tendencia de una disolución a absorber un disolvente puro por ósmosis. La presión osmótica potencial es la presión osmótica máxima que podría desarrollarse en una solución si fuera separada de su disolvente puro por una membrana semipermeable.

La ósmosis ocurre cuando dos soluciones que contienen diferentes concentraciones de soluto son separadas por una membrana selectivamente permeable. Las moléculas de solvente pasan preferentemente a través de la membrana desde la solución de baja concentración a la solución con mayor concentración de soluto. La transferencia de moléculas de solvente continuará hasta que se logre el equilibrio.

Jacobus van 't Hoff encontró una relación cuantitativa entre la presión osmótica y la concentración de soluto, expresada en la siguiente ecuación:{ estilo de visualización  Pi = icRT}

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x