Política del Líbano

ImprimirCitar
República democrática parlamentaria

Líbano es una república democrática parlamentaria dentro del marco general del confesionalismo, una forma de consociacionalismo en la que los cargos más altos están reservados proporcionalmente para representantes de ciertas comunidades religiosas. La constitución del Líbano otorga al pueblo el derecho a cambiar de gobierno. Sin embargo, desde mediados de la década de 1970 hasta las elecciones parlamentarias de 1992, la Guerra Civil Libanesa (1975-1990) impidió el ejercicio de los derechos políticos.

Según la constitución, se deben realizar elecciones directas para el parlamento cada cuatro años; sin embargo, después de las elecciones parlamentarias de 2009, no se realizaron nuevas elecciones hasta 2018. El parlamento, a su vez, elige un presidente cada 6 años para un solo término. El Presidente no puede ser reelegido. La última elección presidencial fue en 2016. El presidente y el parlamento eligen al Primer Ministro. Pueden formarse partidos políticos; la mayoría se basan en intereses sectarios. 2008 vio un nuevo giro en la política libanesa cuando el Acuerdo de Doha estableció una nueva tendencia en la que se permite a la oposición un poder de veto en el Consejo de Ministros y se confirmó el confesionalismo religioso en la distribución del poder político. The Economist Intelligence Unit clasificó a Líbano como un "régimen híbrido" en 2016.

Resumen

Los católicos maronitas y los drusos fundaron el Líbano moderno a principios del siglo XVIII, a través del sistema social y de gobierno conocido como "dualismo maronita-druso" en el Monte Líbano Mutasarrifate. Desde el surgimiento del estado posterior a 1943 y después de la destrucción del califato otomano, la política nacional ha estado determinada en gran medida por un grupo relativamente restringido de líderes regionales y sectarios tradicionales. El Pacto Nacional de 1943, un acuerdo no escrito que estableció las bases políticas del Líbano moderno, asignó el poder político a un sistema esencialmente confesional basado en el censo de 1932. Los escaños en el parlamento se dividieron en una proporción de 6 a 5 de cristianos a musulmanes, hasta 1990, cuando la proporción cambió a la mitad y la mitad. Los puestos en la burocracia gubernamental se asignan de manera similar. El pacto también asignó por costumbre los cargos públicos según criterios religiosos, con los tres primeros puestos en la "troika" distribuidos de la siguiente manera: el Presidente, cristiano maronita; el presidente del Parlamento, un musulmán chiíta; y el Primer Ministro, un musulmán sunita.

Los esfuerzos para alterar o abolir el sistema confesional de asignación de poder han estado en el centro de la política libanesa durante décadas. Aquellos grupos religiosos más favorecidos por la fórmula de 1943 buscaron preservarla, mientras que aquellos que se vieron en desventaja buscaron revisarla después de actualizar los datos demográficos clave o abolirla por completo. No obstante, muchas de las disposiciones del pacto nacional fueron codificadas en el Acuerdo de Taif de 1989, perpetuando el sectarismo como un elemento clave de la vida política libanesa.

Aunque algo moderada bajo Taif, la Constitución otorga al presidente una posición fuerte e influyente. El Presidente tiene la autoridad para promulgar leyes aprobadas por el Parlamento, formar el gobierno para emitir reglamentos complementarios para asegurar la ejecución de las leyes y para negociar y ratificar tratados.

El Parlamento es elegido por sufragio adulto (la mayoría de edad para la elección es 21 años) basado en un sistema de mayoría o "el ganador se lo lleva todo" para los diversos grupos confesionales. Ha habido un esfuerzo reciente para cambiar a la representación proporcional que, según muchos, proporcionará una evaluación más precisa del tamaño de los grupos políticos y permitirá que se escuche a las minorías. La mayoría de los diputados no representan a los partidos políticos como se les conoce en Occidente y rara vez forman grupos al estilo occidental en la asamblea. Los bloques políticos suelen basarse en intereses confesionales y locales o en lealtades personales o familiares más que en afinidades políticas.

Tradicionalmente, el parlamento ha desempeñado un papel importante en los asuntos financieros, ya que tiene la responsabilidad de recaudar impuestos y aprobar el presupuesto. También ejerce control político sobre el gabinete a través de interrogatorios formales a los ministros sobre cuestiones de política y solicitando un debate de confianza.

El sistema judicial de Líbano se basa en el Código Napoleónico. Los jurados no se utilizan en los juicios. El sistema judicial libanés tiene tres niveles: tribunales de primera instancia, tribunales de apelación y el tribunal de casación. También existe un sistema de tribunales religiosos que tienen jurisdicción sobre asuntos de estado personal dentro de sus propias comunidades, por ejemplo, reglas sobre asuntos como el matrimonio, el divorcio y la herencia.

Las instituciones políticas libanesas a menudo juegan un papel secundario frente a la política basada en la personalidad altamente confesional. Las familias poderosas también siguen desempeñando un papel independiente en la movilización de votos para las elecciones locales y parlamentarias. No obstante, existe una animada panoplia de partidos políticos nacionales, algunos incluso anteriores a la independencia. Los más grandes son todos confesionales. El Movimiento Patriótico Libre, el Partido Kataeb, también conocido como Partido Falange, el Bloque Nacional, el Partido Nacional Liberal, las Fuerzas Libanesas y los Guardianes de los Cedros (ahora fuera de la ley) tienen cada uno su propia base entre los cristianos. Amal y Hezbolá son los principales rivales por el voto chií organizado, y el PSP (Partido Socialista Progresista) es el principal partido druso. Si bien los partidos chiítas y drusos tienen una lealtad feroz hacia sus líderes, hay más luchas internas entre facciones entre muchos de los partidos cristianos. Los partidos suníes no han sido el vehículo estándar para lanzar candidatos políticos y tienden a centrarse más allá de las fronteras del Líbano en temas que son importantes para la comunidad en general. Los partidos sunitas del Líbano incluyen Hizb ut-Tahrir, Future Movement, Independent Nasserist Organization (INO), Al-Tawhid y Ahbash. Además de los partidos confesionales tradicionales mencionados anteriormente, han surgido nuevos partidos laicos, entre los que se encuentran Sabaa y el Partido del Líbano, que representan una nueva tendencia en la política libanesa hacia el laicismo y una sociedad verdaderamente democrática. Además de los partidos nacionales, hay ramas de partidos seculares panárabes (partidos Baath, socialistas y comunistas) que estuvieron activos en la década de 1960 y durante todo el período de la guerra civil.

Existen diferencias entre los partidos musulmanes y cristianos con respecto al papel de la religión en los asuntos estatales. Existe un grado muy alto de activismo político entre los líderes religiosos de todo el espectro sectario. La interacción por la posición y el poder entre los líderes y grupos religiosos, políticos y partidistas produce un tapiz político de extraordinaria complejidad.

En el pasado, el sistema funcionó para producir una democracia viable. Los acontecimientos de la última década y las tendencias demográficas a largo plazo, sin embargo, han alterado el delicado equilibrio entre musulmanes, cristianos y drusos y han resultado en una mayor segregación en todo el espectro social. Ya sea en los partidos políticos, los lugares de residencia, las escuelas, los medios de comunicación e incluso los lugares de trabajo, existe una falta de interacción regular entre líneas sectarias para facilitar el intercambio de puntos de vista y promover el entendimiento. Todas las facciones han pedido una reforma del sistema político.

Algunos cristianos favorecen la descentralización política y administrativa del gobierno, con sectores musulmanes y cristianos separados operando dentro del marco de una confederación. Los musulmanes, en su mayoría, prefieren un gobierno central unificado con una mayor participación en el poder acorde con su mayor participación en la población. Las reformas del acuerdo de Taif se movieron en esta dirección pero no se han realizado por completo.

Los refugiados palestinos, predominantemente musulmanes sunitas, cuyo número se estima entre 160.000 y 225.000, no están activos en la escena política interna.

El 3 de septiembre de 2004, el parlamento libanés votó 96 a 29 para enmendar la constitución y extender el mandato de seis años del presidente Émile Lahoud (que estaba a punto de expirar) por otros tres años. La medida fue apoyada por Siria, que mantuvo una gran presencia militar en el Líbano.

El ex primer ministro Rafic Hariri fue asesinado en febrero de 2005. Tras la retirada de las tropas sirias en abril de 2005, el Líbano celebró elecciones parlamentarias en cuatro rondas, del 29 de mayo al 19 de junio. Las elecciones, las primeras en 33 años sin la presencia de las fuerzas militares sirias, fueron ganadas por la alianza cuatripartita, que formaba parte de la Lista de mártires de Rafik Hariri, una coalición de varios partidos y organizaciones que recientemente se oponen al dominio sirio de la política libanesa.

En enero de 2015, la Unidad de Inteligencia de The Economist publicó un informe que indica que el Líbano ocupó el segundo lugar en Oriente Medio y el puesto 98 entre 167 países en todo el mundo para el Índice de Democracia 2014. El índice clasifica a los países según los procesos electorales, el pluralismo, las funciones gubernamentales, la participación, culturas políticas y libertades fundamentales.

Desde octubre de 2019, ha habido protestas masivas contra el gobierno. En agosto de 2020, una gran explosión en Beirut mató al menos a 204 personas y causó daños a la propiedad por valor de al menos 3.000 millones de dólares. Tras la explosión y las protestas contra el gobierno, el Primer Ministro y su gabinete dimitieron.

En mayo de 2022, Líbano celebró sus primeras elecciones desde que una dolorosa crisis económica lo arrastró al borde de convertirse en un estado fallido. La crisis del Líbano ha sido tan grave que más del 80 por ciento de la población ahora es considerada pobre por las Naciones Unidas. En las elecciones, el movimiento musulmán chiíta Hezbolá respaldado por Irán y sus aliados perdieron su mayoría parlamentaria. Hezbolá no perdió ninguno de sus escaños, pero sí sus aliados. El aliado de Hezbolá, el Movimiento Patriótico Libre del presidente Michel Aoun, dejó de ser el mayor partido cristiano después de las elecciones. Un partido cristiano rival, dirigido por Samir Geagea, con estrechos vínculos con Arabia Saudita, las Fuerzas Libanesas (LF), logró avances. El Movimiento Futuro Suní, dirigido por el ex primer ministro Saad Hariri, no participó en las elecciones, dejando un vacío político para que lo llenen otros políticos suníes.

Poder ejecutivo

The Grand Serail also known as the Government Palace is the headquarters of the Prime Minister of Lebanon
Principales titulares de oficinas
Oficina Nombre Partido Desde
Presidente Michel Aoun Movimiento Patriótico Libre 31 octubre 2016
Primer Ministro Najib Mikati Movimiento Azm 10 de septiembre de 2021
Presidente del Parlamento Nabih Berri Movimiento Amal 20 de octubre de 1992

El Presidente es elegido por el Parlamento por un período de seis años y no puede ser reelecto nuevamente hasta que hayan transcurrido seis años desde el final del primer período. El Primer Ministro y el Viceprimer Ministro son designados por el Presidente en consulta con el Parlamento; el presidente debe ser maronita, el primer ministro sunita y el presidente del parlamento chiita. (Consulte la lista de ministros y su afiliación política para obtener una lista de ministros).

Este sistema confesional se basa en los datos del censo de 1932 que mostraban que los cristianos maronitas tenían una mayoría sustancial de la población. El Gobierno del Líbano sigue negándose a realizar un nuevo censo.

La presidenta

(feminine)

Líbano opera bajo un fuerte sistema semipresidencial. Este sistema es único en el sentido de que otorga al presidente una amplia discreción unilateral, no lo hace responsable ante el Parlamento (a menos que sea por traición), pero es elegido por el Parlamento. El presidente tiene el poder exclusivo de nombrar al primer ministro y puede destituirlo en cualquier momento (sin intervención de la Cámara de Diputados, que también puede obligar al presidente a renunciar). Además, el presidente tiene la autoridad exclusiva para formar gobierno (que luego debe recibir un voto de confianza del parlamento) y destituirlo cuando lo desee. Esto convierte a Líbano en un sistema parlamentario de presidente en lugar de un sistema presidencial de primer ministro (como Francia), ya que el presidente no tiene que cohabitar con un primer ministro que no le agrada. La razón histórica de los amplios poderes del presidente es que sus poderes se fusionaron con los del Alto Comisionado francés del Gran Líbano, creando así una presidencia excepcionalmente poderosa para los sistemas semipresidenciales.

Tras el final de la guerra civil libanesa, el presidente perdió algunos poderes ante el Consejo de Ministros a través del Acuerdo de Taif; siendo la única persona que lo nombra, sin embargo, de facto aún conservan todos (o la mayoría) de sus poderes anteriores a Taif.

Poder legislativo

Edificio del Parlamento libanés en la Place de l'Étoile en Beirut

La legislatura nacional del Líbano se denomina Asamblea de Representantes (Majlis al-Nuwab en árabe). Desde las elecciones de 1992 (las primeras desde que las reformas del Acuerdo de Taif de 1989 eliminaron la mayoría incorporada que antes disfrutaban los cristianos y distribuyeron los escaños por igual entre cristianos y musulmanes), el Parlamento ha tenido 128 escaños. El plazo era de cuatro años, pero recientemente se ha ampliado a cinco.

Los escaños en el Parlamento se distribuyen confesionalmente pero se eligen por sufragio universal. Cada comunidad religiosa tiene asignado un número de escaños en el Parlamento. Sin embargo, no representan solo a sus correligionarios; todos los candidatos en un distrito electoral en particular, independientemente de su afiliación religiosa, deben recibir una pluralidad del voto total, que incluye seguidores de todas las confesiones. El sistema fue diseñado para minimizar la competencia intersectaria y maximizar la cooperación interconfesional: solo los correligionarios se oponen a los candidatos, pero deben buscar apoyo fuera de su propia fe para ser elegidos.

El opositor Qornet Shehwan Gathering, un grupo que se opone al anterior gobierno pro-sirio, ha afirmado que se han trazado los límites de los distritos electorales para permitir que muchos musulmanes chiítas sean elegidos de la mayoría chiíta. distritos electorales (donde el Partido Hezbolá es fuerte), al tiempo que asigna muchos miembros cristianos a distritos electorales de mayoría musulmana, lo que obliga a los políticos cristianos a representar los intereses musulmanes. (Cargos similares, pero a la inversa, se hicieron contra la administración Chamoun en la década de 1950).

La siguiente tabla establece la asignación confesional de escaños en el Parlamento antes y después del Acuerdo de Taif.

Parlamento de Líbano
Confesión Antes de Taif Después de Taif
Maronita Católica3034
Ortodoxos orientales1114
Melkite Catholic68
Armenia Ortodoxa45
Armenia católica11
Protestantes11
Otras minorías cristianas11
Total de cristianos5464
Sunni2027
Shiite1927
Alawite02
Druze68
Total Muslims + Druze4564
Total99128

Parlamento actual

Lebanon Parliament 2018

Alianza del 8 de marzo (gobierno interino) (60)

  • Strong Lebanon Bloc (20)
    • FPM (17)
    • ARF (3)
  • Development and Liberation Bloc (15)
    • Movimiento Amal (14)
    • Partido Árabe Socialista Ba'at (1)
  • Lealtad al Bloc de Resistencia (15)
    • Hezbollah (13)
    • Independientes (2)
  • 8 de marzo Afiliados (10)
    • Independents (4)
    • Movimiento Marada (2)
    • Al-Ahbash (2)
    • PNO (1)
    • Partido de la Unión (1)

Alianza 14 de Marzo (38)

  • Strong Republic Bloc (22)
    • LF (19)
    • Rifi Bloc (2)
    • NLP (1)
  • Movimiento Ex-Futuro (8)
  • Partido Kataeb (5)
  • Movimiento de la Independencia (2)
  • Grupo Islámico (1)

Otra Oposición (30)

  • Civil Society (13)
    • Independiente (4)
    • Taqaddum (2)
    • Tahalof Watani (1)
    • LCP (1)
    • ReLebanon (1)
    • Beirut Tuqawem (1)
    • Khatt Ahmar (1)
    • Lana (1)
    • Osos Líbano (1)
  • Democratic Gathering Bloc (9)
    • PSP (8)
    • Independientes (1)
  • Independientes (8)

Poder judicial

Líbano es un país de derecho civil. Su poder judicial está integrado por:

  • Tribunales Ordinarios:
    • Un Tribunal de Casación compuesto por nueve cámaras
    • Tribunales de Apelación (en el centro de cada provincia)
    • Tribunales de Primera Instancia
  • Tribunales especiales:
    • El Consejo Constitucional (denominado en el Acuerdo de Taif) regula la constitucionalidad de las leyes
    • El Consejo Supremo escucha acusaciones contra el presidente y primer ministro según sea necesario.
    • A system of military courts that also has jurisdiction over civilians for the crimes of espionage, treason, and other crimes that are considered to be security-related.

Partidos políticos y elecciones

Líbano tiene numerosos partidos políticos, pero juegan un papel mucho menos importante en la política libanesa que en la mayoría de las democracias parlamentarias. Muchas de las "fiestas" son simplemente listas de candidatos respaldados por una figura nacional o local prominente. Las coaliciones flexibles, generalmente organizadas localmente, se forman con fines electorales mediante negociaciones entre líderes de clanes y candidatos que representan a varias comunidades religiosas; tales coaliciones generalmente existen solo para las elecciones y rara vez forman un bloque cohesivo en el Parlamento después de las elecciones. Ningún partido ha ganado nunca más del 12,5 por ciento de los escaños en el Parlamento, y ninguna coalición de partidos ha ganado más del 35 por ciento.

Especialmente fuera de las principales ciudades, las elecciones tienden a enfocarse más en asuntos locales que nacionales, y no es inusual que un partido se una a la boleta electoral en un distrito mientras está alineado con un partido rival, incluso un partido ideológicamente opuesto. en otra circunscripción.

No es raro que las épocas electorales estén acompañadas de brotes de violencia, especialmente en las áreas de votación donde hay personas de antecedentes políticos y religiosos conflictivos. El sectarismo está tan arraigado en la política y la sociedad libanesas que los ciudadanos que apoyan a sus partidos políticos matarán o morirán defendiéndolos.

Participación internacional

Líbano participa en la comunidad internacional a través de organizaciones internacionales y promulgando prácticas de políticas internacionales, como los objetivos de desarrollo sostenible y el Acuerdo de París.

Organizaciones miembro

ABEDA, ACCT, AFESD, AL, AMF, EBU, ESCWA, FAO, G24, G-77, IAEA, IBRD, ICAO, ICC, ICRM, IDA, BID, IFAD, IFC, IFRCS, ILO, IMF, IMO, Inmarsat, CSI, Intelsat, Interpol, COI, ISO (corresponsal), UIT, NAM, OEA (observador), OCI, CPA, ONU, UNCTAD, UNESCO, ACNUR, ONUDI, OOPS, UPU, OMA, FSM, OMS, OMPI, OMM, OMC.

Objetivos de desarrollo sostenible

Bandera del Líbano
Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible

Desarrollo sostenible Los objetivos y el Líbano explican las principales contribuciones que se han puesto en marcha en el Líbano para promover los objetivos de desarrollo sostenible y el programa 2030. Diversos organismos de las Naciones Unidas, incluida la Red del Pacto Mundial de las Naciones Unidas en el Líbano, celebraron foros de múltiples interesados a finales de 2010 para promover los objetivos mundiales y sus efectos en las empresas en el Líbano. Los dos últimos se celebraron el 18 de octubre de 2018 y octubre de 2019 bajo el título de conectar los objetivos globales a las empresas locales.

En 2019, el rendimiento general del Líbano en el Índice de ODS ocupó el sexto lugar entre 21 países de la región árabe. El Líbano anotó 63,09.

Contenido relacionado

Brigadas Internacionales

Jan Dugosz

George Abad (autor)

Más resultados...
Tamaño del texto:
Editar