Pasteurización

La pasteurización es un proceso en el que los alimentos empacados y no empacados (como la leche y los jugos de frutas) se tratan con calor suave, generalmente a menos de 100 °C (212 °F), para eliminar patógenos y prolongar la vida útil. El proceso está destinado a destruir o desactivar organismos y enzimas que contribuyen al deterioro o al riesgo de enfermedades, incluidas las bacterias vegetativas, pero no las esporas bacterianas.

El proceso lleva el nombre del microbiólogo francés Louis Pasteur, cuya investigación en la década de 1860 demostró que el procesamiento térmico desactivaría los microorganismos no deseados en el vino. Las enzimas de descomposición también se inactivan durante la pasteurización. Hoy en día, la pasteurización se usa ampliamente en la industria láctea y otras industrias de procesamiento de alimentos para lograr la conservación y seguridad de los alimentos.

Para el año 1999, la mayoría de los productos líquidos eran tratados térmicamente en un sistema continuo donde se puede aplicar calor mediante un intercambiador de placas o el uso directo o indirecto de agua caliente y vapor. Debido al calor suave, hay cambios menores en la calidad nutricional y las características sensoriales de los alimentos tratados. La pascalización o procesamiento a alta presión (HPP) y el campo eléctrico pulsado (PEF) son procesos no térmicos que también se utilizan para pasteurizar alimentos.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x