Negacionismo histórico

El negacionismo histórico es la falsificación o distorsión del registro histórico. No debe confundirse con el revisionismo histórico, un término más amplio que se extiende a reinterpretaciones académicas de la historia recientemente evidenciadas y bastante razonadas. Al intentar revisar el pasado, el revisionismo histórico ilegítimo puede utilizar técnicas inadmisibles en el discurso histórico adecuado, como presentar documentos falsos conocidos como genuinos, inventar razones ingeniosas pero inverosímiles para desconfiar de los documentos genuinos, atribuir conclusiones a libros y fuentes que informan lo contrario, manipular series estadísticas para apoyar el punto de vista dado, y traducir mal deliberadamente los textos.

Algunos países, como Alemania, han criminalizado la revisión negacionista de ciertos hechos históricos, mientras que otros adoptan una posición más cautelosa por diversas razones, como la protección de la libertad de expresión; otros exigen puntos de vista negacionistas, como California y Japón, donde a los escolares se les impide explícitamente aprender sobre el genocidio de California y los crímenes de guerra japoneses, respectivamente. Ejemplos notables de negacionismo incluyen la negación del Holocausto, la negación del genocidio armenio, la Causa Perdida de la Confederación, el mito de la Wehrmacht limpia, las controversias de los libros de texto de historia japonesa y la historiografía en la Unión Soviética durante la era de Stalin.Algunos negacionistas históricos notables incluyen a Grover Furr, Arthur Butz, David Irving, Keith Windschuttle, Shudo Higashinakano y Shinzo Abe. En la literatura, las consecuencias del negacionismo histórico se han representado imaginativamente en algunas obras de ficción, como Mil novecientos ochenta y cuatro, de George Orwell. En los tiempos modernos, el negacionismo puede extenderse a través de nuevos medios, como Internet.

El término negacionismo (négationnisme) fue acuñado por primera vez por el historiador francés Henry Rousso en su libro de 1987 El síndrome de Vichy, que analizó la memoria popular francesa de la Francia de Vichy y la Resistencia francesa. Rousso planteó que era necesario distinguir entre el revisionismo histórico legítimo en los estudios del Holocausto y la negación del Holocausto por motivos políticos, a la que denominó negacionismo.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x