Metaestabilidad

En química y física, la metaestabilidad denota un estado energético intermedio dentro de un sistema dinámico distinto del estado de menor energía del sistema. Una pelota que descansa en un hueco en una pendiente es un ejemplo simple de metaestabilidad. Si la pelota se empuja ligeramente, se asentará en su hueco, pero un empujón más fuerte puede hacer que la pelota comience a rodar por la pendiente. Los bolos muestran una metaestabilidad similar al simplemente tambalearse por un momento o volcarse por completo. Un ejemplo común de metaestabilidad en la ciencia es la isomerización. Los isómeros de mayor energía tienen una vida prolongada porque las barreras (posiblemente grandes) en la energía potencial les impiden reorganizarse a su estado fundamental preferido.

Durante un estado metaestable de vida finita, todos los parámetros que describen el estado alcanzan y mantienen valores estacionarios. En aislamiento:

El concepto de metaestabilidad se originó en la física de las transiciones de fase de primer orden. Luego adquirió un nuevo significado en el estudio de partículas subatómicas agregadas (en núcleos atómicos o en átomos) o en moléculas, macromoléculas o grupos de átomos y moléculas. Posteriormente, se tomó prestado para el estudio de los sistemas de toma de decisiones y transmisión de información.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x