Ligamiento genético

El ligamiento genético es la tendencia de las secuencias de ADN que están muy juntas en un cromosoma a heredarse juntas durante la fase de meiosis de la reproducción sexual. Es poco probable que dos marcadores genéticos que están físicamente cerca uno del otro se separen en diferentes cromátidas durante el cruce cromosómico y, por lo tanto, se dice que están más vinculados que los marcadores que están más separados. En otras palabras, cuanto más cerca estén dos genes en un cromosoma, menor será la posibilidad de recombinación entre ellos y más probable es que se hereden juntos. Los marcadores en diferentes cromosomas están perfectamente desvinculados.

El enlace genético es la excepción más destacada a la ley de la distribución independiente de Gregor Mendel. El primer experimento para demostrar la vinculación se llevó a cabo en 1905. En ese momento, se desconocía la razón por la cual ciertos rasgos tienden a heredarse juntos. Trabajos posteriores revelaron que los genes son estructuras físicas relacionadas por la distancia física.

La unidad típica de ligamiento genético es el centimorgan (cM). Una distancia de 1 cM entre dos marcadores significa que los marcadores se separan en diferentes cromosomas en promedio una vez por 100 productos meióticos, por lo tanto, una vez por 50 meiosis.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x