Historia del Tíbet

Si bien la meseta tibetana ha estado habitada desde tiempos prehistóricos, la mayor parte de la historia del Tíbet no se registró hasta la introducción del budismo tibetano alrededor del siglo VI. Los textos tibetanos se refieren al reino de Zhangzhung (c. 500 a. C. - 625 d. C.) como el precursor de los reinos tibetanos posteriores y los creadores de la religión Bon. Si bien existen relatos míticos de los primeros gobernantes de la dinastía Yarlung, los relatos históricos comienzan con la introducción del budismo de la India en el siglo VI y la aparición de enviados del Imperio tibetano unificado en el siglo VII. Tras la disolución del imperio y un período de fragmentación en los siglos IX y X, un renacimiento budista en los siglos X y XII vio el desarrollo de tres de las cuatro escuelas principales del budismo tibetano.

Después de un período de control por parte del Imperio mongol y la dinastía Yuan, el Tíbet se independizó de manera efectiva en el siglo XIV y fue gobernado por una sucesión de casas nobles durante los siguientes 300 años. En el siglo XVII, el lama principal de la escuela Gelug, el Dalai Lama, se convirtió en jefe de estado. En el siglo XVIII, una fuerza expedicionaria de la dinastía Qing conquistó el Tíbet, y permaneció como territorio Qing hasta la caída de la dinastía. En 1959, el decimocuarto Dalai Lama se exilió en India en respuesta a las hostilidades con la República Popular China. La invasión china y la huida del Dalai Lama crearon varias oleadas de refugiados tibetanos y condujeron a la creación de diásporas tibetanas en India, Estados Unidos y Europa.

Después de la invasión china, la independencia tibetana y los derechos humanos surgieron como temas internacionales, ganando una visibilidad significativa junto con el 14º Dalai Lama en las décadas de 1980 y 1990. Las autoridades chinas han tratado de afirmar el control sobre el Tíbet a través de ataques a la cultura y el idioma tradicionales, lo que ha incluido la destrucción de sitios religiosos y el castigo por la posesión de imágenes del Dalai Lama y otras prácticas religiosas tibetanas. Durante las crisis creadas por el Gran Salto Adelante, el Tíbet estuvo sujeto a una hambruna masiva, supuestamente debido a la apropiación de cultivos y alimentos tibetanos por parte del gobierno de la República Popular China. La República Popular China cuestiona estas afirmaciones y señala sus inversiones en infraestructura, educación e industrialización tibetanas como evidencia de que han reemplazado un gobierno feudal teocrático con un estado moderno.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x