Historia de la publicación musical

La publicación musical es el negocio de crear, producir y distribuir partituras, partes y libros musicales impresos en varios tipos de notación musical, mientras se garantiza que el compositor, autor de canciones y otros creadores reciban crédito y regalías u otro pago (cuando corresponda). Este artículo describe la historia temprana de la industria.

La publicación de música no comenzó a gran escala hasta mediados del siglo XV, cuando se desarrollaron por primera vez técnicas mecánicas para imprimir música. El ejemplo más antiguo, un conjunto de cantos litúrgicos, data de alrededor de 1465, poco después de la Biblia de Gutenberg. Antes de este tiempo, la música tenía que copiarse a mano. Este fue un proceso que requería mucho trabajo y tiempo, por lo que primero fue realizado solo por monjes y sacerdotes que buscaban preservar la música sagrada para la iglesia. Las pocas colecciones de música secular que existen fueron encargadas y propiedad de nobles adinerados. Los ejemplos incluyen el Códice Squarcialupi de música italiana Trecento y el Códice Chantilly de música francesa Ars subtilior. La copia manual persistió mucho después de que la invención de la imprenta y la música se difundiera ampliamente en forma de manuscrito hasta bien entrado el siglo XVIII.

El padre de la impresión de música moderna fue Ottaviano Petrucci, un impresor y editor que pudo asegurar un monopolio de veinte años sobre la música impresa en Venecia durante el siglo XVI. Su primera colección se tituló Harmonice Musices Odhecaton y contenía 96 composiciones polifónicas, en su mayoría de Josquin des Prez y Heinrich Isaac. Floreció centrándose en obras flamencas, en lugar de italianas, ya que fueron muy populares en toda Europa durante el Renacimiento. Su imprenta utilizaba el método de triple impresión, en el que se presionaba una hoja de papel tres veces. La primera impresión fueron las líneas del pentagrama, la segunda las palabras y la tercera las notas. Este método produjo resultados muy limpios, aunque requería mucho tiempo y dinero.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x