Historia de la astronomía

La astronomía es la más antigua de las ciencias naturales, se remonta a la antigüedad, con sus orígenes en las creencias y prácticas religiosas, mitológicas, cosmológicas, calendáricas y astrológicas de la prehistoria: vestigios de estas aún se encuentran en la astrología, una disciplina entrelazada durante mucho tiempo con el público. y astronomía gubernamental. No se separó por completo en Europa (ver astrología y astronomía) durante la revolución copernicana que comenzó en 1543. En algunas culturas, los datos astronómicos se utilizaron para el pronóstico astrológico. El estudio de la astronomía ha recibido apoyo financiero y social de muchas instituciones, especialmente de la Iglesia cristiana, que fue su mayor fuente de apoyo entre el siglo XII y la Ilustración.

Las primeras culturas identificaron los objetos celestes con dioses y espíritus. Relacionaron estos objetos (y sus movimientos) con fenómenos como la lluvia, la sequía, las estaciones y las mareas. En general, se cree que los primeros astrónomos eran sacerdotes y que entendían los objetos y eventos celestiales como manifestaciones de lo divino, de ahí la conexión de la astronomía temprana con lo que ahora se llama astrología. Un colmillo de mamut de marfil tallado de 32.500 años de antigüedad podría contener el mapa estelar más antiguo conocido (parecido a la constelación de Orión). También se ha sugerido que el dibujo en la pared de las cuevas de Lascaux en Francia que data de hace 33.000 a 10.000 años podría ser una representación gráfica de las Pléyades, el Triángulo de Verano y la Corona del Norte.Las estructuras antiguas con alineaciones posiblemente astronómicas (como Stonehenge) probablemente cumplieron funciones astronómicas, religiosas y sociales.

Los calendarios del mundo a menudo se han establecido mediante la observación del Sol y la Luna (marcando el día, el mes y el año), y fueron importantes para las sociedades agrícolas, en las que la cosecha dependía de la siembra en la época correcta del año, y para las cuales el la luna casi llena era la única iluminación para los viajes nocturnos a los mercados de la ciudad.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x