Historia de género

La historia de género es un subcampo de la historia y los estudios de género, que analiza el pasado desde la perspectiva del género. Es, en muchos sentidos, una consecuencia de la historia de las mujeres. La disciplina considera de qué manera los eventos históricos y la periodización impactan a las mujeres de manera diferente a los hombres. Por ejemplo, en un influyente artículo de 1977, "¿Tuvieron las mujeres un Renacimiento?", Joan Kelly cuestionó si la noción de Renacimiento era relevante para las mujeres. Los historiadores de género también están interesados ​​en cómo se ha percibido y configurado la diferencia de género en diferentes momentos y lugares, generalmente con el supuesto de que tales diferencias se construyen socialmente. Estas construcciones sociales de género a lo largo del tiempo también se representan como cambios en las normas esperadas de comportamiento para aquellos etiquetados como hombres o mujeres. Quienes estudian la historia del género notan estos cambios en las normas y quienes los realizan a lo largo del tiempo e interpretan lo que dicen esos cambios sobre el clima social/cultural/político más amplio.

Los historiadores y estudiosos de las mujeres han hecho la diferenciación entre los términos “género” y “sexo”. Se determinó que el sexo era la composición biológica de un individuo, mientras que el género se determinaba como la identidad elegida por un individuo. Natsuki Aruga ha argumentado que el trabajo de las historiadoras de mujeres con respecto al género ha ayudado a solidificar la distinción entre género y sexo. Los estudios de la mujer y el feminismo forman parte de la base de los estudios de género, de los cuales la historia de género es un subcampo. Kathleen Brown ha declarado que existe un nivel de dificultad para determinar una distinción entre estudios de género y de mujeres, ya que no existe una definición única y global de lo que significa ser mujer. Esto, a su vez, conduce a la dificultad de determinar una distinción entre las historias de las mujeres y las de género.

Si bien algunos historiadores dudan en aceptar el título de "historiador de mujeres", otros lo han asumido de buena gana. Quienes han aceptado el título tienden a poner un gran énfasis en el estudio del estado del bienestar en relación con la historia feminista y el papel que ha jugado el género como factor organizativo del estado. El enfoque de las historiadoras feministas también se ha desplazado hacia la política del Partido Demócrata y el ámbito de la política, incluida la equidad salarial, que es parte de la historia social y política.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x