Genética clásica

La genética clásica es la rama de la genética basada únicamente en los resultados visibles de los actos reproductivos. Es la disciplina más antigua en el campo de la genética, remontándose a los experimentos sobre la herencia mendeliana de Gregor Mendel que permitieron identificar los mecanismos básicos de la herencia. Posteriormente, estos mecanismos han sido estudiados y explicados a nivel molecular.

La genética clásica consiste en las técnicas y metodologías de la genética que estaban en uso antes del advenimiento de la biología molecular. Un descubrimiento clave de la genética clásica en eucariotas fue el enlace genético. La observación de que algunos genes no se segregan de forma independiente en la meiosis rompió las leyes de la herencia mendeliana y proporcionó a la ciencia una forma de asignar características a una ubicación en los cromosomas. Los mapas de ligamiento todavía se usan hoy en día, especialmente en el mejoramiento de plantas.

Tras el descubrimiento del código genético y herramientas de clonación como las enzimas de restricción, las vías de investigación abiertas a los genetistas se ampliaron considerablemente. Algunas ideas genéticas clásicas han sido suplantadas por la comprensión mecanicista aportada por los descubrimientos moleculares, pero muchas permanecen intactas y en uso. La genética clásica a menudo se contrasta con la genética inversa, y los aspectos de la biología molecular a veces se denominan genética molecular.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x