Función de riesgo

La Función de riesgo o tasa de fallo es la frecuencia con la que falla un sistema o componente diseñado, expresada en fallas por unidad de tiempo. Por lo general, se denota con la letra griega λ (lambda) y se usa a menudo en ingeniería de confiabilidad.

La tasa de fallas de un sistema generalmente depende del tiempo, y la tasa varía durante el ciclo de vida del sistema. Por ejemplo, la tasa de fallas de un automóvil en su quinto año de servicio puede ser muchas veces mayor que su tasa de fallas durante su primer año de servicio. Uno no espera reemplazar un tubo de escape, reacondicionar los frenos o tener problemas importantes de transmisión en un vehículo nuevo.

En la práctica, el tiempo medio entre fallas (MTBF, 1/λ) a menudo se informa en lugar de la tasa de fallas. Esto es válido y útil si se puede suponer que la tasa de fallas es constante (a menudo se usa para unidades/sistemas complejos, electrónica) y es un acuerdo general en algunos estándares de confiabilidad (militar y aeroespacial). En este caso sólo se refiere a la zona plana de la curva de la bañera, que también se denomina "período de vida útil". Debido a esto, es incorrecto extrapolar MTBF para dar una estimación de la vida útil de servicio de un componente, que generalmente será mucho menor que lo sugerido por MTBF debido a las tasas de falla mucho más altas en el "desgaste al final de la vida útil". parte de la "curva de la bañera".

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x