Explotación (biología)

Explotación es un término utilizado en ecología y etología del comportamiento para describir el comportamiento mediante el cual los organismos reciben un beneficio a costa de otros organismos. El engaño es común en muchas relaciones mutualistas y altruistas. Un tramposo es un individuo que no coopera (o coopera menos de lo que le corresponde) pero que potencialmente puede obtener el beneficio de la cooperación de otros. Los tramposos también son aquellos que utilizan egoístamente los recursos comunes para maximizar su aptitud individual a expensas de un grupo. La selección natural favorece el engaño, pero existen mecanismos para regularlo.

Los organismos se comunican y cooperan para realizar una amplia gama de comportamientos. El mutualismo, o interacciones mutuamente beneficiosas entre especies, es común en los sistemas ecológicos. Estas interacciones pueden pensarse en "mercados biológicos" en los que las especies ofrecen a los socios bienes que les resultan relativamente baratos de producir y reciben bienes que les resultan más caros o incluso imposibles de producir.Sin embargo, estos sistemas brindan oportunidades de explotación por parte de individuos que pueden obtener recursos sin proporcionar nada a cambio. Los explotadores pueden adoptar varias formas: individuos fuera de una relación mutualista que obtienen una mercancía de una manera que no otorga ningún beneficio a ninguno de los mutualistas, individuos que reciben beneficios de un socio pero han perdido la capacidad de darlos a cambio, o individuos que tienen la opción de comportarse mutualistamente con sus socios, pero optaron por no hacerlo.

Los tramposos, que no cooperan pero se benefician de otros que sí cooperan, obtienen una ventaja competitiva. En un contexto evolutivo, esta ventaja competitiva se refiere a una mayor capacidad para sobrevivir o reproducirse. Si los individuos que hacen trampa pueden obtener beneficios reproductivos y de supervivencia sin incurrir en costos, la selección natural debería favorecer a los tramposos. Entonces, ¿qué impide que los tramposos socaven los sistemas mutualistas? Un factor principal es que las ventajas de hacer trampa a menudo dependen de la frecuencia. La selección dependiente de la frecuencia ocurre cuando la aptitud de un fenotipo depende de su frecuencia en relación con otros fenotipos en una población. Los fenotipos tramposos a menudo muestran una selección dependiente de la frecuencia negativa, donde la aptitud aumenta a medida que un fenotipo se vuelve menos común y viceversa.En otras palabras, a los tramposos les va mejor (en términos de beneficios evolutivos como una mayor supervivencia y reproducción) cuando hay relativamente pocos, pero a medida que los tramposos se vuelven más abundantes, les va peor.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x