Enseñanza recíproca

ImprimirCitar

La enseñanza recíproca o de retroalimentación estudiante-docente es una actividad instruccional que toma la forma de un diálogo entre profesores y estudiantes sobre segmentos de texto con el propósito de construir el significado del texto. La enseñanza recíproca es una técnica de lectura que está pensada para promover la comprensión lectora de los estudiantes. Un enfoque recíproco proporciona a los estudiantes cuatro estrategias de lectura específicas que se utilizan activa y conscientemente para apoyar la comprensión: Preguntar, Clarificar, Resumir y Predecir. Palincsar (1986) cree que el propósito de la enseñanza recíproca es facilitar un esfuerzo de grupo entre el profesor y los alumnos, así como entre los alumnos en la tarea de dar sentido al texto.

La enseñanza recíproca se representa mejor como un diálogo entre profesores y alumnos en el que los participantes se turnan para asumir el papel de profesor. -Annemarie Sullivan Palincsar

La enseñanza recíproca es más efectiva en el contexto de la investigación colaborativa en grupos pequeños, que es mantenida por el maestro o tutor de lectura.

Bases conceptuales

El concepto de enseñanza recíproca fue desarrollado por primera vez por Annemarie Sullivan Palincsar y Ann L. Brown en 1984. Como se mencionó anteriormente, la enseñanza recíproca se desarrolló como una técnica para ayudar a los maestros a cerrar la brecha para los estudiantes que demostraron una discrepancia entre las habilidades de decodificación y las habilidades de comprensión (Palincsar, Ransom y Derber, 1989). Es decir, el proceso tiene como objetivo ayudar a los estudiantes que poseen habilidades de nivel de grado en la correspondencia de letras y sonidos ("sonorizar" las palabras y "fragmentar"), pero que no pueden construir el significado de los textos que decodifican. La enseñanza recíproca utiliza la estrategia de predicción, mediante la cual los estudiantes predicen antes de leer y luego usan esas predicciones durante la lectura para verificar si son correctas (Stricklin, 2011).

La enseñanza recíproca se compone de cuatro componentes: predecir, aclarar, cuestionar y comprender. En 2005, Oczkus acuñó la frase los "cuatro fabulosos" para describir los procesos involucrados en la enseñanza recíproca (Stricklin, 2011). Luego, los estudiantes pasan a aclarar las cosas que no entienden haciéndole preguntas al instructor, o haciendo que el maestro haga preguntas durante la lectura, para aclarar secciones difíciles del texto o señalar áreas donde los estudiantes deben prestar especial atención. Después de leer el texto, se hacen preguntas a un estudiante o grupo de estudiantes para mejorar la retención y verificar cuánto se aprendió. Finalmente, la comprensión se logra involucrando a los estudiantes en un resumen de una página o de la selección completa del texto que acaban de leer (Stricklin, 2011).

Papel de las estrategias de lectura

La enseñanza recíproca es una amalgama de estrategias de lectura que se cree que utilizan los lectores efectivos. Como afirman Pilonieta y Medina en su artículo "Enseñanza recíproca para los grados primarios: ¡también podemos hacerlo!", investigaciones previas realizadas por Kincade y Beach (1996) indican que los lectores competentes utilizan estrategias de comprensión específicas en sus tareas de lectura, mientras que los lectores pobres no (Pilonieta & Medina, 2009). Los lectores competentes tienen habilidades de decodificación y comprensión bien practicadas que les permiten avanzar a través de los textos de manera algo automática hasta que algún tipo de evento desencadenante los alerta de una falla de comprensión (Palincsar & Brown, 1984).

Este desencadenante puede ser desde una acumulación inaceptable de conceptos desconocidos hasta una expectativa que el texto no ha cumplido. Cualquiera que sea el desencadenante, los lectores competentes reaccionan ante una falla de comprensión utilizando una serie de estrategias de manera planificada y deliberada. Estas estrategias de "reparación" van desde simplemente reducir la velocidad de lectura o decodificación, volver a leer y resumir conscientemente el material. Una vez que la estrategia (o estrategias) ha ayudado a restaurar el significado del texto, el lector exitoso puede continuar de nuevo sin el uso consciente de la estrategia (Palincsar & Brown).

Todos los lectores, sin importar cuán hábiles sean, ocasionalmente alcanzan fallas cognitivas cuando leen textos desafiantes, desconocidos o "desconsiderados", es decir, estructurados o escritos de una manera inusual (Garner, 1992; Wade, 2001). Los lectores pobres, por otro lado, no demuestran la misma reacción cuando se produce una falla de comprensión. Algunos simplemente no reconocen los factores desencadenantes que señalan el colapso de la comprensión. Otros son conscientes de que no entienden el texto, pero no tienen o no pueden emplear estrategias que ayuden. Algunos usan estrategias de mala adaptación (como la evitación) que no ayudan en la comprensión (Garner, 1992). Mayer señala en su artículo sobre Estrategias de aprendizaje que la enseñanza recíproca puede ayudar incluso a los estudiantes novatos a ser más expertos en la utilización de estrategias de aprendizaje y mejorar su comprensión de una materia (1996).

Estrategias

Abordando el problema desde la perspectiva de la Instrucción de Estrategia Cognitiva (Slater & Horstman, 2002), la enseñanza recíproca intenta entrenar a los estudiantes en estrategias específicas y discretas para prevenir el fracaso cognitivo durante la lectura. Palincsar y Brown (1984) identificaron cuatro estrategias básicas que pueden ayudar a los estudiantes a reconocer y reaccionar ante signos de fallas en la comprensión: Preguntar, Clarificar, Resumir y Predecir. Estas estrategias tienen el doble propósito de promover la comprensión y monitorear la comprensión; es decir, se cree que mejoran la comprensión y, al mismo tiempo, brindan a los estudiantes la oportunidad de verificar si está ocurriendo. El líder sigue estos cuatro pasos en este orden específico:

Predecir

La fase de predicción involucra a los lectores en la combinación activa de su propio conocimiento previo con lo que han recopilado del texto. Con un texto narrativo, los estudiantes imaginan lo que podría suceder a continuación. Con un texto informativo, los estudiantes predicen lo que podrían aprender o leer en pasajes posteriores.

Predecir implica combinar el conocimiento previo del lector, el conocimiento nuevo del texto y la estructura del texto para crear hipótesis relacionadas con la dirección del texto y la intención del autor al escribir. La predicción proporciona una justificación general para la lectura: para confirmar o refutar hipótesis autogeneradas (Doolittle et al., 2006).

El predictor puede ofrecer predicciones sobre lo que el autor le dirá al grupo a continuación o, si se trata de una selección literaria, el predictor podría sugerir cuáles serán los próximos eventos de la historia. Como señala Williams, las predicciones no necesariamente tienen que ser precisas, pero deben ser claras (2011).

La secuencia de lectura, preguntas, aclaraciones, resúmenes y predicciones se repite luego con las secciones subsiguientes del texto. Otros practicantes han incorporado diferentes estrategias de lectura al formato de enseñanza recíproca. Algunas otras estrategias de lectura incluyen visualizar, hacer conexiones, inferir y cuestionar al autor.

Interrogatorio

Al usar la estrategia de preguntas, los lectores monitorean y evalúan su propia comprensión del texto haciéndose preguntas. Esta autoconciencia del propio proceso de pensamiento interno se denomina "metacognición".

El cuestionamiento implica la identificación de información, temas e ideas que son lo suficientemente centrales e importantes como para justificar una mayor consideración. La información, los temas o las ideas centrales o importantes se utilizan para generar preguntas que luego se utilizan como autoevaluaciones para el lector. El cuestionamiento proporciona un contexto para explorar el texto más profundamente y asegurar la construcción del significado (Doolittle, Hicks, Triplett, Nichols, & Young, 2006)

El interrogador planteará preguntas sobre la selección:

  • partes poco claras
  • Información desconcertante
  • Conexiones con otros conceptos ya aprendidos

Aclarando

La estrategia de clarificación se enfoca en capacitar a los estudiantes en pasos específicos para ayudarlos con la decodificación (correspondencia entre letras y sonidos, "fragmentación", ortografía, etc.), así como estrategias de arreglo para lidiar con vocabulario difícil y fallas en la concentración.

La aclaración implica la identificación y aclaración de aspectos poco claros, difíciles o desconocidos de un texto. Estos aspectos pueden incluir una estructura incómoda de oraciones o pasajes, vocabulario desconocido, referencias poco claras o conceptos oscuros. La aclaración proporciona la motivación para remediar la confusión a través de la relectura, el uso del contexto en el que se escribió o leyó el texto y el uso de recursos externos (por ejemplo, diccionario o diccionario de sinónimos) (Doolittle et al., 2006).

El Clarificador abordará las partes confusas e intentará responder las preguntas que se acaban de plantear.

Resumiendo

El resumen requiere que el lector realice la tarea de discriminar entre información importante y menos importante en el texto. Luego debe organizarse en un todo coherente (Palincsar & Brown, 1984).

Resumir es el proceso de identificar la información, los temas y las ideas importantes dentro de un texto e integrarlos en una declaración clara y concisa que comunique el significado esencial del texto. El resumen puede basarse en un solo párrafo, una sección de texto o un pasaje completo. Resumir proporciona el ímpetu para crear un contexto para comprender los detalles de un texto (Doolittle et al., 2006).

El Summarizer usará sus propias palabras para contar la idea principal del texto. Esto puede suceder en cualquier parte de la historia y debería suceder con frecuencia para aquellos estudiantes que están en riesgo. Puede ocurrir primero a nivel de oración, luego de párrafos, luego a todo el texto.

Formato instructivo

La enseñanza recíproca sigue un proceso dialógico/dialéctico. Palincsar, Ransom y Derber (1989) escribieron que había dos razones para elegir el diálogo como medio. Primero, es un formato de lenguaje con el que los niños están familiarizados (a diferencia de la escritura, que puede ser demasiado difícil para algunos lectores con dificultades). En segundo lugar, el diálogo proporciona un vehículo útil para alternar el control entre el maestro y los estudiantes de manera sistemática y decidida.

La enseñanza recíproca ilustra una serie de ideas únicas para la enseñanza y el aprendizaje y se basa tanto en teorías del desarrollo como cognitivas. Las estrategias integradas en la enseñanza recíproca representan aquellas en las que se involucran los estudiantes exitosos mientras interactúan con el texto. Se cree que fomentan la autorregulación y el autocontrol y promueven el aprendizaje intencional (Brown, 1980).

La enseñanza recíproca también sigue una curva muy estructurada, que comienza con altos niveles de instrucción, modelado y aportes del maestro, que se retira gradualmente hasta el punto en que los estudiantes pueden usar las estrategias de forma independiente. La enseñanza recíproca comienza cuando los estudiantes y el maestro leen juntos un texto breve. En las etapas iniciales, el maestro modela las estrategias "Fab Four" requeridas por la enseñanza recíproca, y el maestro y los estudiantes comparten una conversación para llegar a un acuerdo mutuo sobre el texto (Williams, 2011). Luego, el maestro modela específica y explícitamente sus procesos de pensamiento en voz alta, usando cada una de las cuatro estrategias de lectura. Los estudiantes siguen el modelo del maestro con sus propias estrategias, y también verbalizan sus procesos de pensamiento para que los demás estudiantes los escuchen.

Con el tiempo, el maestro modela cada vez con menos frecuencia a medida que los estudiantes se vuelven más hábiles y confiados con las estrategias. Eventualmente, se entrega a los estudiantes la responsabilidad de dirigir las discusiones en grupos pequeños sobre el texto y las estrategias. Esto le da al maestro o tutor de lectura la oportunidad de diagnosticar fortalezas, debilidades, conceptos erróneos y brindar seguimiento según sea necesario.

La enseñanza recíproca abarca varias técnicas que involucran el quién, qué y dónde del aprendizaje (Mayer, 475-476):

  • Lo que se aprende son estrategias cognitivas para la comprensión lectora más que hechos y procedimientos específicos. La enseñanza se centra en cómo aprender más que en qué aprender.
  • El aprendizaje de las estrategias cognitivas ocurre dentro de tareas reales de comprensión de lectura en lugar de que cada estrategia se enseñe de forma aislada. El aprendizaje tiene lugar en un orden, en lugar de aprender todo por separado.
  • Los estudiantes aprenden como aprendices dentro de un grupo de aprendizaje cooperativo que trabaja en conjunto en una tarea. Los estudiantes están aprendiendo a través de ellos mismos y de los demás en su grupo.

Usos actuales

El modelo de enseñanza recíproca ha estado en uso durante los últimos 20 años (Williams, 2011) y ha sido adoptado por varios distritos escolares y programas de intervención de lectura en los Estados Unidos y Canadá. También se ha utilizado como modelo para varios programas de lectura producidos comercialmente, como Soar to Success, Connectors, Into Connectors. Desafortunadamente, según Williams, la mayoría de los estudiantes y profesores de este país "nunca han oído hablar de él" (2011). Disponible en Global Ed en Nueva Zelanda, escrito por Jill Eggleton es la serie Connectors and Into Connectors. Estas dos series tienen texto tanto de no ficción como de ficción. (2015) Abrams Learning Trends editores Key Links Peer Readers por Jill Eggleton (2016)

La enseñanza recíproca también se está adoptando e investigando en otros países además de los Estados Unidos. Por ejemplo, Yu-Fen Yang de Taiwán realizó un estudio para desarrollar una estrategia de enseñanza/aprendizaje recíproco en clases de recuperación de lectura en inglés (2010). El estudio de Yang concluyó que "... los estudiantes expresaron que observaron y aprendieron de la externalización del uso de la estrategia por parte del maestro o de sus compañeros. El progreso de lectura de los estudiantes en la instrucción de recuperación que incorpora el sistema RT también se identificó mediante las pruebas previas y posteriores Este estudio sugiere que puede haber beneficios para los maestros al alentar a los estudiantes a interactuar con otros para aclarar y discutir preguntas de comprensión y monitorear y regular constantemente su propia lectura" (2010).

En un estudio de 2008 se presentó la implementación efectiva de la enseñanza recíproca a estudiantes diagnosticados con formas leves a moderadas de discapacidad. Dentro de este grupo, el diez por ciento de los estudiantes tuvo dificultad en el aprendizaje debido al Síndrome de Down. El promedio de los participantes rondaba los dieciocho años. Los investigadores, Miriam Alfassi, Itzhak Weiss y Hefziba Lifshitz, desarrollaron un estudio basado en el diseño de enseñanza recíproca de Palincsar y Brown para estudiantes que se consideraban académicamente demasiado bajos para las complejas habilidades de comprensión de lectura. El estudio comparó dos estilos de enseñanza, recuperación/instrucción directa con la enseñanza recíproca de Palincsar/Brown. Después de doce semanas de instrucción y evaluaciones, Se encontró que la enseñanza recíproca produce una mayor tasa de éxito en la mejora de las habilidades de alfabetización en los participantes con discapacidades de aprendizaje de leves a moderadas. Una vez que se completó el estudio, los investigadores recomendaron la enseñanza recíproca para que los estudiantes aprendan en un entorno interactivo que incluya textos significativos y conectados. Esta investigación para el European Journal of Special Needs Education, promueve la enseñanza recíproca por su estructura en diálogos y cómo los estudiantes aprenden a aplicar esos diálogos en base a la lectura que se lleva a cabo en la instrucción.

Actualmente en Estados Unidos también se han realizado investigaciones sobre el uso de la enseñanza recíproca en los grados primarios. Pilonieta y Medina realizaron una serie de procedimientos para implementar su versión de enseñanza recíproca en estudiantes de primaria (2009). Los investigadores adoptaron un modelo apropiado para la edad para la enseñanza recíproca y lo llamaron "Enseñanza recíproca para los grados primarios" o RTPG (2009). Su investigación muestra que incluso en los niños más pequeños, la enseñanza recíproca aparentemente benefició a los estudiantes y mostraron retención del RTPG cuando se volvieron a evaluar 6 meses después (2009).

La enseñanza recíproca ha sido anunciada como efectiva para ayudar a los estudiantes a mejorar su capacidad de lectura en ensayos previos y posteriores o estudios de investigación (Pearson & Doyle, 1987; Pressley et al., 1987) Ensayos adicionales que emplean Enseñanza recíproca han indicado consistentemente que la técnica promueve la comprensión lectora como medido en pruebas de lectura estandarizadas (Carter, 1997).

Conexión Vygotskiy

En "Pensamiento y lenguaje", Lev Vygotsky describe la profunda conexión entre el lenguaje (oral), la cognición y el aprendizaje. Consulte Aprender mediante la enseñanza para obtener evidencia adicional. El componente de lenguaje oral intensivo en Enseñanza recíproca es vygotskiano.

La Enseñanza Recíproca es una aplicación contemporánea de las teorías de Vygotsky; se utiliza para mejorar la capacidad de los estudiantes para aprender del texto. En este método, el maestro y los estudiantes colaboran en el aprendizaje y la práctica de cuatro habilidades clave: resumir, cuestionar, aclarar y predecir. El papel del docente en el proceso se reduce con el tiempo. Además, la enseñanza recíproca es relevante para conceptos de instrucción como "andamiaje" y "aprendizaje", en los que un maestro o un compañero más avanzado ayuda a estructurar u organizar una tarea para que un novato pueda trabajar en ella con éxito.

El diseño de este método de instrucción estuvo influenciado principalmente por el trabajo de Vygotsky y su noción de una "zona de desarrollo próximo", que caracterizó como "la distancia entre el nivel de desarrollo real determinado por la resolución independiente de problemas y el nivel de desarrollo potencial". determinado a través de la resolución de problemas bajo la guía de un adulto, o en colaboración con compañeros más capaces” (Vygotsky, 1978, p. 86). La asistencia brindada al alumno es un buen ejemplo de andamiaje en el que se brinda apoyo tanto temporal como ajustado, de acuerdo con las necesidades de los participantes. La asistencia se retira cuando ya no se necesita. La secuencia de modelado del maestro, entrenamiento y luego desvanecimiento también proporciona un excelente ejemplo de la estructura de un aprendizaje cognitivo como lo describen Collins, Brown y Newman (1989).

Contenido relacionado

Lectura guiada

La lectura guiada es 'instrucción de lectura en grupos pequeños diseñada para proporcionar una enseñanza diferenciada que apoye a los estudiantes en el...

Sociología del conocimiento

La sociología del conocimiento es el estudio de la relación entre el pensamiento humano y el contexto social en el que surge, y los efectos que las ideas...

Robert M. Gagne

Robert Mills Gagné nació el 21 de agosto de 1916 en North Andover, Massachusetts. En la escuela secundaria, decidió estudiar psicología y quizás ser...
Más resultados...
Tamaño del texto:
Editar