Enlace metálico

El enlace metálico es un tipo de enlace químico que surge de la fuerza de atracción electrostática entre los electrones de conducción (en forma de una nube electrónica de electrones deslocalizados) y los iones metálicos cargados positivamente. Puede describirse como el intercambio de electrones libres entre una estructura de iones cargados positivamente (cationes). Los enlaces metálicos son responsables de muchas propiedades físicas de los metales, como la resistencia, la ductilidad, la resistividad y la conductividad térmica y eléctrica, la opacidad y el brillo.

El enlace metálico no es el único tipo de enlace químico que puede presentar un metal, incluso como sustancia pura. Por ejemplo, el galio elemental consta de pares de átomos unidos covalentemente tanto en estado líquido como sólido; estos pares forman una estructura cristalina con enlaces metálicos entre ellos. Otro ejemplo de un enlace covalente metal-metal es el ion mercurioso (Hg2).

A medida que la química se convirtió en una ciencia, quedó claro que los metales formaban la mayor parte de la tabla periódica de los elementos, y se hizo un gran progreso en la descripción de las sales que se pueden formar en reacciones con ácidos. Con el advenimiento de la electroquímica, quedó claro que los metales generalmente se disuelven como iones cargados positivamente, y las reacciones de oxidación de los metales se entendieron bien en su serie electroquímica. Surgió una imagen de los metales como iones positivos unidos por un océano de electrones negativos.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x