Cuarcita

La cuarcita es una roca metamórfica dura, no foliada, que originalmente era arenisca de cuarzo puro. La arenisca se convierte en cuarcita a través del calentamiento y la presión, generalmente relacionada con la compresión tectónica dentro de los cinturones orogénicos. La cuarcita pura suele ser de color blanco a gris, aunque las cuarcitas a menudo se presentan en varios tonos de rosa y rojo debido a las cantidades variables de hematita. Otros colores, como el amarillo, el verde, el azul y el naranja, se deben a otros minerales.

El término cuarcita también se usa a veces para areniscas muy duras pero no metamorfoseadas que están compuestas de granos de cuarzo completamente cementados con cuarzo adicional. Dicha roca sedimentaria ha llegado a describirse como ortocuarcita para distinguirla de la cuarcita metamórfica, que a veces se denomina metacuarcita para enfatizar sus orígenes metamórficos.

La cuarcita es muy resistente a la meteorización química y, a menudo, forma crestas y cimas de colinas resistentes. El contenido de sílice casi puro de la roca proporciona poco material para el suelo; por lo tanto, las crestas de cuarcita a menudo están desnudas o cubiertas solo con una capa muy delgada de suelo y poca (si es que hay) vegetación.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x