Cibernética de segundo orden

AjustarCompartirImprimirCitar

La cibernética de segundo orden, es la aplicación recursiva de la cibernética a sí misma, donde los participantes se comprenden a sí mismos y a otros participantes como parte de los sistemas que estudian y en los que actúan, adoptando una posición de segundo orden, ya sea que se denomine así o no. Por esto, se le denomina también como "la cibernética de la cibernética".

Esta disciplina se enfoca en la aplicación recursiva de la cibernética a sí misma, adoptando una práctica reflexiva y crítica. A diferencia de la ciencia occidental tradicional, donde el papel del observador a menudo se minimiza, la cibernética de segundo orden destaca y reconoce la importancia de este observador.

Desarrollada entre finales de los años 60 y mediados de los 70, la cibernética de segundo orden es obra de Heinz von Foerster y otros pensadores, influenciados notablemente por Margaret Mead. Foerster describió esta disciplina como "el control del control y la comunicación de la comunicación", diferenciándola de la cibernética de primer orden, que se centra en "los sistemas observados", mientras que la de segundo orden se enfoca en "los sistemas de observación".

Esta rama de la cibernética está íntimamente ligada al constructivismo radical, desarrollado casi simultáneamente por Ernst von Glasersfeld. Aunque en ocasiones se percibe como una ruptura con los enfoques tradicionales de la cibernética, en realidad mantiene una continuidad significativa con trabajos anteriores. Se considera una tradición distinta dentro de la cibernética, originada en los problemas identificados durante las conferencias de Macy, donde la cibernética se desarrolló inicialmente.

La cibernética de segundo orden abarca temas como la autonomía, la epistemología, la ética, el lenguaje, la autoconsistencia, la autorreferencialidad y las capacidades de autoorganización de los sistemas complejos. Se ha caracterizado como una cibernética donde "la circularidad se toma en serio".

En resumen, la cibernética de segundo orden no solo amplía el alcance de la cibernética tradicional, sino que también introduce una perspectiva autorreflexiva, enfatizando el rol del observador y la interacción dentro de los sistemas.

HSD

Desarrollo inicial

La cibernética de segundo orden tomó forma a finales de la década de 1960 y mediados de la de 1970. El discurso de apertura de 1967 en la reunión inaugural de la Sociedad Estadounidense de Cibernética (ASC) de Margaret Mead, quien había participado en las Conferencias Macy, es un momento decisivo en su desarrollo. Mead caracterizó "la cibernética como una forma de ver las cosas y como un lenguaje para expresar lo que uno ve", llamando a los cibernéticos a asumir la responsabilidad de las consecuencias sociales del lenguaje de la cibernética y el desarrollo de los sistemas cibernéticos.El artículo de Mead concluyó con una propuesta dirigida a la ASC misma, que se organice a la luz de las ideas que le preocupan. Es decir, la práctica de la cibernética por parte de la ASC debería estar sujeta a la crítica cibernética, idea a la que volvió Ranulph Glanville en su época como presidente de la sociedad.

El artículo de Mead se publicó en 1968 en una colección editada por Heinz von Foerster. Con Mead incontactable debido al trabajo de campo en ese momento, Foerster tituló el artículo "Cibernética de la cibernética", un título que quizás enfatizó sus preocupaciones más que las de Mead. Foerster promovió enérgicamente la cibernética de segundo orden, desarrollándola como un medio de renovación para la cibernética en general y como lo que se ha llamado una "revolución inacabada" en la ciencia. Foerster desarrolló la cibernética de segundo orden como una crítica del realismo y la objetividad y como una forma de ciencia radicalmente reflexiva, donde los observadores ingresan a sus dominios de observación, describiendo su propia observación, no las supuestas causas.

El desarrollo inicial de la cibernética de segundo orden se consolidó a mediados de la década de 1970 en una serie de desarrollos y publicaciones importantes. Estos incluyeron: la publicación en 1974 del libro "Cybernetics of Cybernetics", editado por Foerster, desarrollado como una opción de curso en la BCL que examina varios textos de cibernética según los principios que propusieron; la autopoiesis, desarrollada por los biólogos Humberto Maturana y Francisco Varela; la teoría de la conversación, desarrollada por Gordon Pask, Bernard Scott y Dionysius Kallikourdis; el constructivismo radical, desarrollado por Ernst von Glasersfeld; y otras exploraciones de la autorreferencia, incluidas las formas propias de Foerster y la teoría de los objetos de Glanville.

Descripción general

Terminología

La cibernética de segundo orden puede abreviarse como C2 o SOC, y a veces se denomina cibernética de la cibernética o, más raramente, nueva cibernética o segunda cibernética.

Estos términos a menudo se usan indistintamente, pero también pueden enfatizar diferentes aspectos:

  • Más específicamente, y especialmente cuando se expresa como la cibernética de la cibernética, la cibernética de segundo orden es la aplicación recursiva de la cibernética a sí misma. Esto está estrechamente relacionado con el discurso de Mead de 1967 ante la Sociedad Estadounidense de Cibernética (publicado en 1968) y el libro "Cibernética de la cibernética" de Foerster, desarrollado como una opción de curso en el Laboratorio de Computación Biológica (BCL), donde los textos cibernéticos se analizaron de acuerdo con los principios ellos propusieron. En este sentido, la cibernética de segundo orden puede ser considerada la "conciencia" de la cibernética, atendiendo a la consistencia y claridad del sujeto.
  • De manera más general, la cibernética de segundo orden es la práctica reflexiva de la cibernética, donde los cibernéticos se entienden a sí mismos y a otros participantes como parte de los sistemas que estudian y en los que actúan, tomando una posición de segundo orden, ya sea que se denomine como tal o no. Cuando la cibernética se practica de esta manera, la cibernética de segundo orden y la cibernética se pueden usar indistintamente, con el calificativo 'de segundo orden' que se usa al establecer distinciones (o criticar) otros enfoques (por ejemplo, diferenciar de aplicaciones puramente tecnológicas) o como un manera de enfatizar la reflexividad.
  • Además, y especialmente cuando se la conoce como la nueva cibernética, la cibernética de segundo orden puede referirse a desarrollos sustanciales en dirección y alcance tomados por la cibernética desde la década de 1970 en adelante, con un mayor enfoque en preocupaciones sociales y filosóficas.

Observadores participantes

Un concepto clave en la cibernética de segundo orden es que los observadores (y otros actores, como diseñadores, modeladores, usuarios...) deben entenderse como participantes dentro de los sistemas con los que están comprometidos, en contraste con el desapego implícito en la objetividad. y la práctica científica convencional. Esto incluye la inclusión de los cibernéticos en la práctica de la cibernética, así como la inclusión de participantes dentro de la consideración y el diseño de sistemas en general.

El énfasis de la cibernética de segundo orden en la participación y la inclusión ha llevado a afinidades y superposiciones con la investigación-acción, el diseño y las artes creativas.

Si bien la cibernética de segundo orden continúa usando los términos observación y observadores siguiendo la formulación de Foerster, Ranulph Glanville ha sugerido usar los términos composición y compositores en su lugar para indicar mejor el papel activo de la participación.

Implicaciones éticas

La crítica de la objetividad desarrollada en la cibernética de segundo orden ha llevado a una preocupación por las cuestiones éticas. Foerster desarrolló una crítica de la moralidad en términos éticos, argumentando que la ética permanece implícita en la acción. La posición de Foerster ha sido descrita como una "ética de la ética habilitadora" o como una forma de "cuestionamiento ético recursivo". Varela publicó un libro breve sobre "saber hacer ético". Glanville identificó una serie de cualidades éticas "deseables" implícitas en los dispositivos cibernéticos de la caja negra, la distinción, la autonomía y la conversación. Otros han establecido conexiones con el diseño y la heurística de sistemas críticos.

Relación con la cibernética de "primer orden"

La relación entre la cibernética de primer y segundo orden se puede comparar con la que existe entre la visión del universo de Isaac Newton y la de Albert Einstein. Así como la descripción de Newton sigue siendo apropiada y utilizable en muchas circunstancias, incluso en vuelos a la luna, la cibernética de primer orden también proporciona todo lo que se necesita en muchas circunstancias. De la misma manera que la visión newtoniana se entiende como una versión especial y restringida de la visión de Einstein, la cibernética de primer orden puede entenderse como una versión especial y restringida de la cibernética de segundo orden.

La distinción entre cibernética de primer y segundo orden se utiliza a veces como una forma de periodización. Sin embargo, esto puede oscurecer la continuidad entre la cibernética anterior y posterior, con lo que vendría a llamarse cualidades de segundo orden evidentes en el trabajo de cibernéticos como Warren McCulloch y Gregory Bateson, y con Foerster y Mead como participantes e instigadores de la conferencia de Macy. de la cibernética de segundo orden. Mead y Bateson, por ejemplo, notaron que ellos y Wiener se entendían a sí mismos como observadores participantes en contraste con el enfoque independiente de "entrada-salida" típico de la ingeniería.En este sentido, la cibernética de segundo orden se puede considerar como una tradición distinta dentro de la cibernética que se desarrolló a lo largo de líneas diferentes al marco más estrecho de la cibernética de ingeniería.

Pask resumió las diferencias entre la antigua y la nueva cibernética como un cambio de énfasis: de la información al acoplamiento, de la reproducción del "orden a partir del orden" (Schroedinger 1944) a la generación del "orden a partir del ruido" (von Foerster 1960), de la transmisión de datos a la conversación, y de la observación externa a la observación participante.

Órdenes terceras y superiores

Algunos ven la definición de órdenes cibernéticos terceros y superiores como el próximo paso en el desarrollo de la disciplina, pero esto no ha ganado una aceptación generalizada. Los intentos de definir un tercer orden de cibernética se han centrado en incorporar explícitamente al observador participante de la cibernética de segundo orden dentro de contextos sociales y/o ecológicos más amplios.

Foerster desaconsejó la definición de órdenes superiores, considerando la distinción entre primero y segundo como un uno o el otro en relación con la posición de los cibernéticos con respecto a su sistema de preocupación.

Heinz von Foerster y el Laboratorio de Informática Biológica

La cibernética de segundo orden se identifica estrechamente con Heinz von Foerster y el trabajo del Laboratorio de Informática Biológica (BCL) de la Universidad de Illinois Urbana-Champaign.

Foerster atribuye el origen de la cibernética de segundo orden a los intentos de los cibernéticos por construir un modelo de la mente:

... se requiere un cerebro para escribir una teoría de un cerebro. De esto se sigue que una teoría del cerebro, que tenga aspiraciones de completitud, tiene que dar cuenta de la redacción de esta teoría. Y lo que es aún más fascinante, el autor de esta teoría tiene que dar cuenta de sí mismo. Traducido al dominio de la cibernética; el cibernético, al entrar en su propio dominio, tiene que dar cuenta de su propia actividad. La cibernética se convierte entonces en cibernética de la cibernética, o cibernética de segundo orden .

Teorías asociadas

Los desarrollos teóricos estrechamente asociados con el desarrollo de la cibernética de segundo orden incluyen:

Autopoiesis

Biólogos como Maturana, Varela y Atlan "se dieron cuenta de que las metáforas cibernéticas del programa en el que se había basado la biología molecular hacían imposible una concepción de la autonomía del ser vivo. En consecuencia, estos pensadores se vieron llevados a inventar una nueva cibernética, una más adecuado a la organización que la humanidad descubre en la naturaleza".

Teoría de la conversación

Forma propia

La noción de forma propia es un ejemplo de un sistema autorreferencial que produce una forma estable. Desempeña un papel importante en el trabajo de Heinz von Foerster y está "inextricablemente vinculado con la cibernética de segundo orden".

Constructivismo radical

El constructivismo radical es un enfoque de la epistemología desarrollado inicialmente por Ernst von Glasersfeld. Está estrechamente asociado con la cibernética de segundo orden, especialmente con el trabajo de Heinz von Foerster y Humberto Maturana.

Práctica y aplicación

En las artes creativas

La cibernética de segundo orden ha sido un punto de referencia en las artes creativas, incluidos los estudios teatrales y la teoría musical.

Los practicantes de las artes creativas cuyo trabajo está asociado con la cibernética de segundo orden incluyen a Roy Ascott, Herbert Brün y Tom Scholte.

En diseño

La cibernética de segundo orden ha contribuido al diseño en áreas que incluyen la computación del diseño, los métodos de diseño y la relación entre el diseño y la investigación.

Los teóricos y profesionales que trabajan en la intersección de la cibernética y el diseño incluyen a Delfina Fantini van Ditmar, Ranulph Glanville, Klaus Krippendorff, John Frazer y Paul Pangaro.

En enactivismo y ciencia cognitiva encarnada

El enactivismo es una posición en la ciencia cognitiva que argumenta que la cognición surge a través de una interacción dinámica entre un organismo que actúa y su entorno.

En educación

Las contribuciones en educación incluyen:

  • El trabajo de Pask se llevó a cabo en el contexto del desarrollo de las teorías de la enseñanza y el aprendizaje, y el desarrollo de la tecnología educativa.
  • El constructivismo radical se ha aplicado en la investigación y la práctica educativas, donde desafía los supuestos tradicionales sobre el aprendizaje y la enseñanza.

En terapia familiar

Las ideas de la cibernética de segundo orden han influido en los enfoques sistémicos y constructivistas de la terapia familiar, siendo el trabajo de Bateson en el Mental Research Institute de Palo Alto una influencia clave. Los terapeutas familiares influenciados por aspectos de la cibernética de segundo orden incluyen a Lynn Hoffman, Bradford Keeney y Paul Watzlawick.

En gestion y organizacion

La cibernética organizacional se distingue de la cibernética gerencial. Ambos usan muchos de los mismos términos pero los interpretan de acuerdo con otra filosofía del pensamiento sistémico. La cibernética organizacional, por el contrario, ofrece una ruptura significativa con la suposición del enfoque duro. El pleno florecimiento de la cibernética organizacional está representado por el modelo de sistema viable de Beer.

La cibernética organizacional estudia el diseño organizacional y la regulación y autorregulación de las organizaciones desde una perspectiva de teoría de sistemas que también considera la dimensión social. Los investigadores en economía, administración pública y ciencias políticas se centran en los cambios en las instituciones, la organización y los mecanismos de dirección social en varios niveles (subnacional, nacional, europeo, internacional) y en diferentes sectores (incluido el privado, semiprivado y público). sectores; se enfatiza el último sector).

En matemáticas y lógica.

La cibernética de segundo orden fue influenciada por las Leyes de la Forma de George Spencer Brown, que luego fue desarrollada por Francisco Varela en un cálculo para la autorreferencia. Los matemáticos y lógicos que trabajan en cibernética de segundo orden incluyen a Gotthard Günther, Lars Löfgren y Louis Kauffman.

En sociocibernética

En la ciencia política de la década de 1980, a diferencia de su predecesora, la nueva cibernética se ocupa de la interacción de actores y subgrupos políticos autónomos y la conciencia reflexiva práctica del sujeto que produce y reproduce la estructura de la comunidad política. Una consideración dominante es la de la recursividad o autorreferencia de la acción política tanto con respecto a la expresión de la conciencia política como a las formas en que los sistemas se construyen sobre sí mismos.

En 1978, Geyer y van der Zouwen analizan una serie de características de la "nueva cibernética" emergente. Una característica de la nueva cibernética es que considera la información construida por un individuo que interactúa con el entorno. Esto proporciona una nueva base epistemológica de la ciencia, al considerarla dependiente del observador. Otra característica de la nueva cibernética es su contribución a cerrar la "brecha micro-macro". Es decir, vincula al individuo con la sociedad. Geyer y van der Zouten también señalaron que una transición de la cibernética clásica a la nueva cibernética implica una transición de los problemas clásicos a los nuevos problemas. Estos cambios en el pensamiento implican, entre otras cosas, un cambio en el énfasis en el sistema que se dirige al sistema que dirige, y los factores que guían las decisiones de dirección. Y un nuevo énfasis en la comunicación entre varios sistemas que intentan guiarse entre sí.

Geyer y J. van der Zouwen (1992) reconocen cuatro temas tanto en la sociocibernética como en la nueva cibernética:

  1. Una base epistemológica para la ciencia como un sistema observador-observador. Los bucles de retroalimentación y feedforward se construyen no solo entre el observador y los objetos que se observan entre ellos y el observador.
  2. La transición de la cibernética de primer orden clásica, bastante mecanicista, a la cibernética moderna de segundo orden, caracterizada por las diferencias resumidas por Gordon Pask.
  3. Estos cambios de problemas en la cibernética son el resultado de una reconceptualización exhaustiva de muchos conceptos que se aceptan con demasiada facilidad y se dan por sentados, lo que genera nuevas nociones de estabilidad, temporalidad, independencia, estructura versus comportamiento y muchos otros conceptos.
  4. El enfoque de sistemas orientados al actor, promulgado en 1978, hizo posible cerrar la brecha "micro-macro" en el pensamiento de las ciencias sociales.

La reformulación de la sociocibernética como un paradigma de sistemas humanos "orientado al actor, dependiente del observador, autodirigido y variable en el tiempo" fue articulada con mayor claridad por Geyer y van der Zouwen en 1978 y 1986.Afirmaron que la sociocibernética es algo más que la cibernética social, que podría definirse como la aplicación del enfoque de sistemas generales a las ciencias sociales. De hecho, la cibernética social es más que una transferencia de conocimiento unidireccional. Implica un bucle de retroalimentación desde el área de aplicación, las ciencias sociales, a la teoría que se aplica, a saber, la cibernética; en consecuencia, la sociocibernética puede verse como parte de la nueva cibernética: como resultado de su aplicación a los problemas de las ciencias sociales, la cibernética en sí misma ha cambiado y se ha movido desde su punto de partida originalmente bastante mecanicista para volverse más orientada al actor y dependiente del observador.

En resumen, la nueva sociocibernética es mucho más subjetiva y utiliza un enfoque sociológico más que el enfoque de la cibernética clásica con su énfasis en el control. El nuevo enfoque tiene un claro énfasis en las decisiones de dirección; además, puede verse como una reconceptualización de muchos conceptos que a menudo se aceptan de forma rutinaria sin cuestionamientos.

Otras aplicaciones e influencia

Otros asociados o influenciados por la cibernética de segundo orden incluyen:

  • Henri Atlan, biofísico influenciado por Foerster.
  • Stewart Brand, asociado con Bateson y Foerster. Algunas de las ganancias del Whole Earth Catalog de Brand financiaron la publicación del libro Cybernetics of Cybernetics de Foerster.
  • Nicholas Negroponte, para cuyo Architecture Machine Group Pask trabajó como consultor.
  • Guillermo Irwin Thompson.

Otras áreas de aplicación incluyen:

  • Redes neuronales artificiales
  • Sistemas vivientes
  • Nuevos enfoques robóticos
  • Comprensión reflexiva
  • Comunicación política
  • Dimensiones sociales de la ciencia cognitiva
  • Desarrollo sostenible
  • Inteligencia artificial simbólica
  • terapia grupal sistémica

Organizaciones

  • Sociedad Estadounidense de Cibernética
  • El Departamento de Historia Contemporánea de la Universidad de Viena tiene los archivos de varios cibernéticos de segundo orden, incluidos los de Ranulph Glanville, Heinz von Foerster, Gordon Pask y Stuart Umpleby, así como el archivo de la Sociedad Estadounidense de Cibernética.

Revistas

Las revistas que se centran en la cibernética de segundo orden incluyen:

  • Fundamentos Constructivistas
  • Cibernética y conocimiento humano

Limitaciones y críticas

Andrew Pickering ha criticado la cibernética de segundo orden como una forma de giro lingüístico, alejándose de las prácticas performativas que encuentra valiosas en la cibernética anterior. Sin embargo, Pickering hace referencia con aprobación al trabajo de figuras asociadas con la cibernética de segundo orden, como Bateson y Pask, y la idea de observadores participantes que caen dentro del alcance de la cibernética de segundo orden en general.

Contenido relacionado

Ciclo (teoría de grafos)

En la teoría de grafos, un ciclo en un gráfico es un camino no vacío en el que solo el primer y el último vértice son iguales. Un ciclo dirigido en un...

Funciones de suelo y techo

En matemáticas e informática, la función de suelo es la función que toma como entrada un número real x</span>, y da como resultado el mayor entero menor...

Lisp (lenguaje de programación)

Lisp se creó originalmente como una notación matemática práctica para programas informáticos, influenciada por la notación del cálculo lambda de Alonzo...
Más resultados...