Carlos Rogers

ImprimirCitar
psicólogo americano

Carl Ransom Rogers (8 de enero de 1902 - 4 de febrero de 1987) fue un psicólogo estadounidense y uno de los fundadores del enfoque humanista (y el enfoque centrado en el cliente) en psicología. Rogers es ampliamente considerado uno de los padres fundadores de la investigación en psicoterapia y fue honrado por su investigación pionera con el Premio a las Contribuciones Científicas Distinguidas de la Asociación Americana de Psicología (APA) en 1956.

El enfoque centrado en la persona, el enfoque único de Rogers para comprender la personalidad y las relaciones humanas, encontró una amplia aplicación en varios dominios, como la psicoterapia y el asesoramiento (terapia centrada en el cliente), la educación (aprendizaje centrado en el estudiante), organizaciones y otros entornos grupales. Por su trabajo profesional, recibió el Premio por Contribuciones Profesionales Distinguidas a la Psicología de la APA en 1972. En un estudio realizado por Steven J. Haggbloom y sus colegas utilizando seis criterios, como citas y reconocimiento, se descubrió que Rogers es el sexto psicólogo más eminente de el siglo XX y segundo, entre los clínicos, sólo a Sigmund Freud. Basado en una encuesta de 1982 de 422 encuestados de psicólogos estadounidenses y canadienses, fue considerado el psicoterapeuta más influyente de la historia (Freud ocupó el tercer lugar).

Biografía

Rogers nació el 8 de enero de 1902 en Oak Park, Illinois, un suburbio de Chicago. Su padre, Walter A. Rogers, era ingeniero civil, congregacionalista por denominación. Su madre, Julia M. Cushing, era ama de casa y bautista devota. Carl fue el cuarto de sus seis hijos.

Rogers era inteligente y podía leer mucho antes del jardín de infantes. Después de una educación en un entorno religioso y ético estricto como monaguillo en la vicaría de Jimpley, se volvió bastante aislado, independiente y disciplinado, y adquirió conocimiento y aprecio por el método científico en un mundo práctico. En la Universidad de Wisconsin-Madison, donde fue miembro de la fraternidad Alpha Kappa Lambda, su primera elección de carrera fue agricultura, seguida de historia y religión.

A los 20 años, luego de su viaje de 1922 a Pekín, China, para asistir a una conferencia cristiana internacional, Rogers comenzó a dudar de sus convicciones religiosas. Para ayudarlo a aclarar su elección de carrera, asistió a un seminario titulado ¿Por qué estoy ingresando al Ministerio?, después de lo cual decidió cambiar de carrera. En 1924, se graduó de la Universidad de Wisconsin, se casó con Helen Elliott (una compañera de estudios de Wisconsin a quien había conocido en Oak Park) y se matriculó en el Seminario Teológico Union (Nueva York). Tiempo después se hizo ateo. Aunque al principio de su carrera se le llamó ateo, Rogers finalmente llegó a ser descrito como agnóstico. Sin embargo, en sus últimos años se informa que habló sobre espiritualidad. Thorne, que conoció a Rogers y trabajó con él en varias ocasiones durante sus últimos diez años, escribe que "en sus últimos años, su apertura a la experiencia lo obligó a reconocer la existencia de una dimensión a la que atribuyó adjetivos tales como mística, espiritual y trascendental". Rogers concluyó que hay un reino "más allá" psicología científica, un ámbito que llegó a apreciar como "lo indescriptible, lo espiritual".

Después de dos años, Rogers dejó el seminario para asistir al Teachers College de la Universidad de Columbia, donde obtuvo una maestría en 1927 y un doctorado. en 1931. Mientras completaba su trabajo de doctorado, se dedicó al estudio de los niños. En 1930, Rogers se desempeñó como director de la Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Niños en Rochester, Nueva York. De 1935 a 1940 dio clases en la Universidad de Rochester y escribió El tratamiento clínico del niño problemático (1939), basado en su experiencia trabajando con niños problemáticos. Fue fuertemente influenciado en la construcción de su enfoque centrado en el cliente por la práctica psicoterapéutica posfreudiana de Otto Rank, especialmente como se materializa en el trabajo del discípulo de Rank, el destacado médico clínico y educador en trabajo social Jessie Taft. En 1940, Rogers se convirtió en profesor de psicología clínica en la Universidad Estatal de Ohio, donde escribió su segundo libro, Consejería y psicoterapia (1942). En él, Rogers sugiere que al establecer una relación con un terapeuta que comprenda y acepte, un cliente puede resolver las dificultades y obtener la comprensión necesaria para reestructurar su vida.

En 1945, Rogers fue invitado a establecer un centro de asesoramiento en la Universidad de Chicago. En 1947, fue elegido presidente de la Asociación Americana de Psicología. Mientras era profesor de psicología en la Universidad de Chicago (1945-1957), Rogers ayudó a establecer un centro de asesoramiento relacionado con la universidad y allí realizó estudios para determinar sus métodos. eficacia. Sus hallazgos y teorías aparecieron en Terapia centrada en el cliente (1951) y Psicoterapia y cambio de personalidad (1954). Uno de sus estudiantes de posgrado en la Universidad de Chicago, Thomas Gordon, estableció el movimiento de Capacitación para la Eficacia de los Padres (P.E.T.). Otro estudiante, Eugene T. Gendlin, que estaba obteniendo su Ph.D. en filosofía, desarrolló la práctica de Focusing basada en la escucha rogeriana. En 1956, Rogers se convirtió en el primer presidente de la Academia Estadounidense de Psicoterapeutas. Enseñó psicología en la Universidad de Wisconsin, Madison (1957–63), tiempo durante el cual escribió uno de sus libros más conocidos, On Becoming a Person (1961). Un alumno suyo allí, Marshall Rosenberg, pasó a desarrollar la comunicación no violenta. Rogers y Abraham Maslow (1908-1970) fueron pioneros en un movimiento llamado psicología humanista, que alcanzó su apogeo en la década de 1960. En 1961, fue elegido miembro de la Academia Estadounidense de las Artes y las Ciencias. Rogers también fue una de las personas que cuestionó el ascenso del macartismo en la década de 1950. En artículos, criticaba a la sociedad por sus afinidades retrógradas.

Rogers continuó enseñando en la Universidad de Wisconsin hasta 1963, cuando se convirtió en residente del nuevo Western Behavioral Sciences Institute (WBSI) en La Jolla, California. Rogers dejó el WBSI para ayudar a fundar el Centro de Estudios de la Persona en 1968. Sus últimos libros incluyen Carl Rogers on Personal Power (1977) y Freedom to Learn for the '80s (1983). Siguió siendo residente de La Jolla por el resto de su vida, haciendo terapia, dando discursos y escribiendo.

Los últimos años de Rogers se dedicaron a aplicar sus teorías en situaciones de opresión política y conflicto social nacional, viajando por todo el mundo para hacerlo. En Belfast, Irlanda del Norte, reunió a influyentes protestantes y católicos; en Sudáfrica, negros y blancos; en Brasil, gente que pasa de la dictadura a la democracia; en los Estados Unidos, consumidores y proveedores en el campo de la salud. Su último viaje, a los 85 años, fue a la Unión Soviética, donde dictó conferencias y facilitó talleres vivenciales intensivos que fomentaban la comunicación y la creatividad. Estaba asombrado de cuántos rusos sabían de su trabajo.

Entre 1974 y 1984, Rogers, su hija Natalie Rogers y los psicólogos Maria Bowen, Maureen O'Hara y John K. Wood organizaron una serie de programas residenciales en EE. UU., Europa, Brasil y Japón, la Person -Talleres de enfoque centrado, que se centraron en las comunicaciones interculturales, el crecimiento personal, el autoempoderamiento y el aprendizaje para el cambio social.

En 1987, Rogers sufrió una caída que le provocó una fractura de pelvis: estaba en alerta vital y pudo contactar a los paramédicos. Tuvo una operación exitosa, pero su páncreas falló la noche siguiente y murió unos días después de un ataque al corazón.

Una de las frases más famosas de Rogers es: "La muerte es definitiva, y aceptarla es lo más difícil de emprender". Ese ser querido no va a volver y nada puede cambiar eso. Nada se compara con ellos. La vida es preciosa y vulnerable, así que sé sabio con la forma en que eliges gastarla, porque una vez que llega la muerte, no hay vuelta atrás."

Teoría

La teoría del yo de Rogers se considera humanista, existencial y fenomenológica. Se basa directamente en el "campo fenoménico" teoría de la personalidad de Combs y Snygg (1949). La elaboración de Rogers de su teoría es extensa. Escribió 16 libros y muchos más artículos de revistas al respecto. Prochaska y Norcross (2003) afirman que Rogers “siempre defendió una evaluación empírica de la psicoterapia. Él y sus seguidores han demostrado que un enfoque humanista para llevar a cabo la terapia y un enfoque científico para evaluar la terapia no tienen por qué ser incompatibles."

Diecinueve proposiciones

La teoría de Rogers (a partir de 1951) se basaba en 19 proposiciones:

  1. Todos los individuos (organismos) existen en un mundo de experiencia constantemente cambiante (campo fonomenal) del cual son el centro.
  2. El organismo reacciona al campo como se experimenta y percibe. Este campo perceptual es "realidad" para el individuo.
  3. El organismo reacciona como un todo organizado a este campo fenomenal.
  4. Una parte del campo perceptual total se vuelve gradualmente diferenciada como el yo.
  5. Como resultado de la interacción con el medio ambiente, y sobre todo como resultado de la interacción evaluativa con los demás, se forma la estructura del yo, un patrón conceptual organizado, fluido pero coherente de las percepciones de las características y relaciones del "yo" o el "yo", junto con valores vinculados a estos conceptos.
  6. El organismo tiene una tendencia básica y un esfuerzo para actualizar, mantener y mejorar el organismo que experimenta.
  7. El mejor punto de vista para entender el comportamiento es del marco interno de referencia del individuo.
  8. El comportamiento es básicamente el intento dirigido por el organismo para satisfacer sus necesidades como experimentadas, en el campo como se percibe.
  9. La emoción acompaña, y en general facilita, tal comportamiento dirigido, el tipo de emoción relacionado con el significado percibido del comportamiento para el mantenimiento y la mejora del organismo.
  10. Los valores vinculados a las experiencias, y los valores que forman parte de la autoestructura, en algunos casos, son valores experimentados directamente por el organismo, y en algunos casos son valores introducidos o tomados de otros, pero percibidos de manera distorsionada, como si hubieran sido experimentados directamente.
  11. A medida que ocurren experiencias en la vida del individuo, son o bien (a) simbolizadas, percibidas y organizadas en alguna relación con el yo, (b) ignoradas porque no hay una relación percibida con la estructura propia, o (c) negadas la simbolización o dada simbolización distorsionada porque la experiencia es incompatible con la estructura del yo.
  12. La mayoría de las formas de comportarse que el organismo adopta son aquellas que son consistentes con el concepto de sí mismo.
  13. En algunos casos, el comportamiento puede ser provocado por experiencias orgánicas y necesidades que no han sido simbolizadas. Tal comportamiento puede ser inconsistente con la estructura del yo, pero en tales casos el individuo no "propia" el comportamiento.
  14. El ajuste psicológico existe cuando el concepto del yo es tal que todas las experiencias sensoriales y viscerales del organismo son, o pueden ser, asimiladas en un nivel simbólico en una relación consistente con el concepto del yo.
  15. El maljuste psicológico existe cuando el organismo niega la conciencia de experiencias sensoriales y viscerales significativas, que por lo tanto no son simbolizadas y organizadas en la gestalt de la autoestructura. Cuando esta situación existe, hay una tensión psicológica básica o potencial.
  16. Cualquier experiencia que sea incompatible con la organización de la estructura del yo puede ser percibida como una amenaza, y cuanto más de estas percepciones hay, más rígidamente la estructura de uno mismo se organiza para mantenerse.
  17. En determinadas condiciones, que entrañan una ausencia primordialmente completa de la amenaza a la propia estructura, pueden percibirse y examinarse experiencias incompatibles con ella, y la estructura de la propia revisión para asimilar e incluir esas experiencias.
  18. Cuando el individuo percibe y acepta en un sistema consistente e integrado todas sus experiencias sensoriales y viscerales, es necesariamente más comprensivo de los demás y más aceptando a los demás como individuos separados.
  19. A medida que el individuo percibe y acepta en su propia estructura más de sus experiencias orgánicas, encuentra que está reemplazando su sistema de valor actual, basado ampliamente en las introyecciones que han sido simbolizadas de forma distorsionada, con un proceso de evaluación orgánica continuo.

En relación con el No. 17, Rogers es conocido por practicar la "respecto positivo incondicional", que se define como aceptar a una persona "sin juzgar negativamente a... [una persona's] valor básico".

Desarrollo de la personalidad

Con respecto al desarrollo, Rogers describió principios en lugar de etapas. El problema principal es el desarrollo de un autoconcepto y el progreso de un yo indiferenciado a uno completamente diferenciado.

Concepto propio... la gestalt conceptual organizada consistente compuesta de percepciones de las características de 'yo' o 'yo' y las percepciones de las relaciones del 'yo' o 'yo' a otros y a diversos aspectos de la vida, junto con los valores apegados a estas percepciones. Es una gestalt que está disponible para la conciencia aunque no necesariamente en la conciencia. Es un fluido y cambiante gestalt, un proceso, pero en cualquier momento dado es una entidad específica. (Rogers, 1959)

En el desarrollo del autoconcepto, vio la consideración positiva condicional e incondicional como clave. Aquellos criados en un ambiente de consideración positiva incondicional tienen la oportunidad de actualizarse plenamente. Aquellos criados en un entorno de consideración positiva condicional se sienten dignos solo si cumplen las condiciones (lo que Rogers describe como condiciones de valor) que otros han establecido para ellos.

Persona en pleno funcionamiento

El desarrollo óptimo, como se menciona en la proposición 14, da como resultado un cierto proceso en lugar de un estado estático. Rogers llama a esto la buena vida, donde el organismo busca continuamente desarrollar su potencial. Enumeró las características de una persona en pleno funcionamiento (Rogers 1961):

  1. Una creciente apertura a la experiencia: se alejan de la defensividad y no tienen necesidad de subcepción (una defensa perceptiva que implica aplicar estrategias inconscientemente para evitar que un estímulo problemático entre en la conciencia).
  2. Un estilo de vida cada vez más existencial: vivir cada momento completamente, no distorsionar el momento para adaptarse a la personalidad o el autoconcepto, sino permitiendo que la personalidad y el autoconcepto emanan de la experiencia. Esto resulta en emoción, atrevimiento, adaptabilidad, tolerancia, espontaneidad y falta de rigidez, y sugiere una base de confianza. "Abrir el espíritu a lo que está pasando ahora, y descubrir en ese proceso actual cualquier estructura que parece tener" (Rogers 1961).
  3. Aumentar la confianza en el organismo: confían en su propio juicio y habilidad para elegir el comportamiento apropiado para cada momento. Ellos no confían en los códigos existentes y las normas sociales, pero confían en que como están abiertos a experiencias podrán confiar en su propio sentido del bien y el mal.
  4. Libertad de elección: no ser agrietados por las restricciones que influyen en un individuo incongruente, son capaces de hacer una gama más amplia de opciones más fluidamente. Creen que juegan un papel en la determinación de su propio comportamiento y así se sienten responsables de ello.
  5. Creatividad: sigue que se sentirán más libres para ser creativos. También serán más creativos en la forma en que se adaptan a sus circunstancias sin sentir la necesidad de conformarse.
  6. Confiabilidad y constructivaidad: se puede confiar en que actúen de manera constructiva. Un individuo que esté abierto a todas sus necesidades podrá mantener un equilibrio entre ellos. Incluso las necesidades agresivas serán igualadas y equilibradas por la bondad intrínseca en individuos congruentes.
  7. Una vida completa rica: Rogers describe la vida del individuo plenamente funcional como rico, lleno y emocionante, y sugiere que experimentan alegría y dolor, amor y desgarro, miedo y coraje más intensamente. Su descripción de la buena vida:

    Este proceso de la buena vida no es, estoy convencido, una vida para el corazón débil. Implica el estiramiento y el crecimiento de convertirse cada vez más en las potencialidades de uno. Implica el coraje de ser. Significa lanzarse completamente a la corriente de la vida. (Rogers 1961)

Incongruencia

Rogers identificó el "yo real" como el aspecto de una persona que se basa en la tendencia de actualización, sigue los valores y necesidades del organismo, y recibe una consideración positiva de los demás y de sí mismo. Por otro lado, en la medida en que la sociedad no está sincronizada con la tendencia de actualización y las personas se ven obligadas a vivir en condiciones de valor que están fuera de sintonía con la valoración organísmica, recibiendo solo consideración positiva condicional y autoestima, Rogers dijo que las personas desarrollan en cambio un "yo ideal". Por ideal, estaba sugiriendo algo que no es real, algo que siempre está fuera del alcance, un estándar que la gente no puede cumplir. Esta brecha entre el yo real y el yo ideal, el 'yo soy' y el "Debería", Rogers llamó incongruencia.

Psicopatología

Rogers describió los conceptos de congruencia e incongruencia como importantes en su teoría. En la proposición #6, se refiere a la tendencia actualizante. Al mismo tiempo, reconoció la necesidad de una consideración positiva. En una persona totalmente congruente, darse cuenta de su potencial no es a expensas de experimentar una consideración positiva. Son capaces de llevar vidas auténticas y genuinas. Los individuos incongruentes, en su búsqueda de una consideración positiva, llevan vidas que incluyen la falsedad y no se dan cuenta de su potencial. Las condiciones que les imponen quienes los rodean les obligan a renunciar a sus vidas genuinas y auténticas para encontrarse con los demás. aprobación. Viven vidas que no son fieles a sí mismos.

Rogers sugirió que el individuo incongruente, que siempre está a la defensiva y no puede estar abierto a todas las experiencias, no está funcionando de manera ideal e incluso puede estar funcionando mal. Trabajan duro para mantener y proteger su autoconcepto. Debido a que sus vidas no son auténticas, esto es difícil y están bajo constante amenaza. Despliega mecanismos de defensa para lograrlo. Describe dos mecanismos: distorsión y negación. La distorsión se produce cuando el individuo percibe una amenaza a su autoconcepto. Distorsionan la percepción hasta que se ajusta a su autoconcepto. Este comportamiento defensivo reduce la conciencia de la amenaza pero no la amenaza en sí. Y así, a medida que aumentan las amenazas, el trabajo de proteger el autoconcepto se vuelve más difícil y el individuo se vuelve más defensivo y rígido en su autoestructura. Si la incongruencia es inmoderada, este proceso puede llevar al individuo a un estado que típicamente se describiría como neurótico. Su funcionamiento se vuelve precario y psicológicamente vulnerable. Si la situación empeora es posible que las defensas dejen de funcionar por completo y el individuo se dé cuenta de la incongruencia de su situación. Su personalidad se vuelve desorganizada y extraña; el comportamiento irracional, asociado con aspectos negados anteriormente del yo, puede estallar incontrolablemente.

Aplicaciones

Terapia centrada en la persona

Rogers desarrolló originalmente su teoría como base para un sistema de terapia. Inicialmente lo llamó "terapia no directiva" pero luego reemplazó el término "no directiva" con "centrado en el cliente", y aún más tarde "centrado en la persona". Incluso antes de la publicación de Terapia centrada en el cliente en 1951, Rogers creía que los principios que describía podían aplicarse en una variedad de contextos, no solo en la terapia. Como resultado, comenzó a utilizar el término enfoque centrado en la persona para describir su teoría general. La terapia centrada en la persona es la aplicación del enfoque de la terapia centrada en la persona. Otras aplicaciones incluyen una teoría de la personalidad, las relaciones interpersonales, la educación, la enfermería, las relaciones interculturales y otras "ayudas" profesiones y situaciones. En 1946, Rogers fue coautor de "Consejería con militares retornados" con John L. Wallen (el creador del modelo de comportamiento conocido como La brecha interpersonal), que documenta la aplicación del enfoque centrado en la persona para asesorar al personal militar que regresa de la Segunda Guerra Mundial.

La primera evidencia empírica de la efectividad del enfoque centrado en el cliente fue publicada en 1941 en la Universidad Estatal de Ohio por Elias Porter, utilizando grabaciones de sesiones terapéuticas entre Rogers y sus clientes. Porter usó las transcripciones de Rogers para diseñar un sistema para medir el grado de directividad o no directividad que empleaba un consejero. Se demostró que la actitud y la orientación del consejero fueron fundamentales en las decisiones que tomó el cliente.

Enseñanza centrada en el alumno

La aplicación a la educación tiene una gran tradición de investigación sólida similar a la de la terapia, con estudios que comenzaron a fines de la década de 1930 y continúan en la actualidad (Cornelius-White, 2007). Rogers describió el enfoque de la educación en Terapia centrada en el cliente y escribió Freedom to Learn dedicado exclusivamente al tema en 1969. Freedom to Learn fue revisado dos veces. El nuevo modelo centrado en el alumno es similar en muchos aspectos a este enfoque educativo clásico centrado en la persona. Antes de la muerte de Rogers, él y Harold Lyon comenzaron un libro, Sobre convertirse en un maestro eficaz: Enseñanza, psicología, filosofía y diálogos centrados en la persona con Carl R. Rogers y Harold Lyon, que Lyon y Reinhard Tausch completaron y publicaron en 2013. Contiene los últimos escritos inéditos de Rogers sobre la enseñanza centrada en la persona. Rogers tenía las siguientes cinco hipótesis con respecto a la educación centrada en el alumno:

  1. "Una persona no puede enseñar directamente a otra persona; una persona sólo puede facilitar el aprendizaje de otra" (Rogers, 1951). Este es el resultado de su teoría de la personalidad, que afirma que todo el mundo existe en un mundo constantemente cambiante de la experiencia en el que son el centro. Cada persona reacciona y responde basándose en la percepción y la experiencia. La creencia es que lo que hace el estudiante es más importante que lo que hace el maestro. El enfoque se centra en el estudiante (Rogers, 1951). Por lo tanto, los antecedentes y experiencias del alumno son esenciales para cómo y qué se aprende. Cada estudiante procesará lo que aprenden de forma diferente dependiendo de lo que traigan al aula.
  2. "Una persona aprende significativamente sólo aquellas cosas que se perciben como involucradas en el mantenimiento o mejora de la estructura de sí mismo" (Rogers, 1951). Por lo tanto, la relevancia para el estudiante es esencial para el aprendizaje. Las experiencias de los estudiantes se convierten en el núcleo del curso.
  3. "La experiencia que, si se asimila, implicaría un cambio en la organización del yo, tiende a ser resistida a través de la negación o distorsión del simbolismo" (Rogers, 1951). Si el contenido o la presentación de un curso es incompatible con la información preconcebida, el estudiante aprenderá si está abierto a conceptos variables. Ser abierto a conceptos que varían de uno mismo es vital para aprender. Por lo tanto, fomentar suavemente la mentalidad abierta es útil para involucrar al estudiante en el aprendizaje. Además, es importante, por esta razón, que la nueva información sea relevante y relacionada con la experiencia existente.
  4. "La estructura y organización del yo parece ser más rígida bajo amenazas y relajar sus límites cuando están completamente libres de amenazas" (Rogers, 1951). Si los estudiantes creen que los conceptos están siendo forzados sobre ellos, pueden ser incómodos y temerosos. Una barrera es creada por un tono de amenaza en el aula. Por lo tanto, un ambiente abierto y amigable en el que se desarrolla la confianza es esencial en el aula. Debería eliminarse el miedo a la retribución por no estar de acuerdo con un concepto. Un tono de aula de apoyo ayuda a aliviar los temores y alienta a los estudiantes a tener el coraje de explorar conceptos y creencias que varían de aquellos que traen al aula. Además, la nueva información podría amenazar el concepto del estudiante de sí mismo; por lo tanto, cuanto menos vulnerable se siente el estudiante, más probable será que puedan abrirse al proceso de aprendizaje.
  5. "La situación educativa que más eficazmente promueve el aprendizaje significativo es una en la que (a) la amenaza al ser del alumno se reduce a una percepción mínima y (b) diferenciada del campo se facilita" (Rogers, 1951). El instructor debe estar abierto al aprendizaje de los estudiantes y trabajar para conectar a los estudiantes al tema. La interacción frecuente con los estudiantes ayudará a alcanzar este objetivo. La aceptación del instructor de ser un mentor que guía en lugar del experto que dice que es instrumental para el aprendizaje centrado en el estudiante, sin amenazas y sin fuerza.

Enfoque retórico rogeriano

En 1970, Richard Young, Alton L. Becker y Kenneth Pike publicaron Rhetoric: Discovery and Change, un libro de texto de escritura universitaria muy influyente que utilizó un enfoque rogeriano de la comunicación para revisar el marco aristotélico tradicional. por la retórica. El método rogeriano de argumentación implica que cada lado reitere la posición del otro a satisfacción del otro, entre otros principios. En un artículo, se puede expresar reconociendo y comprendiendo cuidadosamente la oposición, en lugar de descartarla.

Relaciones interculturales

La aplicación a las relaciones interculturales ha involucrado talleres en situaciones altamente estresantes y ubicaciones globales, incluidos conflictos y desafíos en Sudáfrica, América Central e Irlanda. Rogers, Alberto Zucconi y Charles Devonshire cofundaron el Istituto dell'Approccio Centrato sulla Persona (Instituto de Enfoque Centrado en la Persona) en Roma, Italia.

El trabajo internacional de Rogers por la paz culminó en el Rust Peace Workshop, que tuvo lugar en noviembre de 1985 en Rust, Austria. Líderes de 17 naciones se reunieron para discutir el tema "El Desafío Centroamericano". La reunión fue notable por varias razones: reunió a figuras nacionales como personas (no como sus posiciones), fue un evento privado y fue una experiencia abrumadoramente positiva donde los miembros se escucharon unos a otros y establecieron lazos personales reales, en lugar de rígidamente formales. y reuniones diplomáticas reguladas.

Política dialógica centrada en la persona

Algunos académicos creen que hay una política implícita en el enfoque de la psicoterapia de Rogers. Hacia el final de su vida, Rogers llegó a ese punto de vista. El principio central de la política rogeriana centrada en la persona es que la vida pública no tiene por qué consistir en una serie interminable de batallas en las que el ganador se lo lleva todo entre oponentes jurados; más bien, puede y debe consistir en un diálogo continuo entre todas las partes. Dicho diálogo se caracteriza por el respeto entre las partes, el habla auténtica de cada una y, en última instancia, la comprensión empática entre todas las partes. A partir de tal entendimiento, surgirán (o al menos pueden) soluciones mutuamente aceptables.

Durante su última década, Rogers facilitó o participó en una amplia variedad de actividades dialógicas entre políticos, activistas y otros líderes sociales, a menudo fuera de los EE. UU. También brindó su apoyo a varias iniciativas políticas estadounidenses no tradicionales, incluida la & #34;Partido político de 12 horas" de la Asociación de Psicología Humanística y la fundación de un "transformacional" organización política, la Alianza del Nuevo Mundo. En el siglo XXI, el interés por los enfoques dialógicos del compromiso político y el cambio se había generalizado, especialmente entre académicos y activistas. Los teóricos de un enfoque de la política como diálogo específicamente rogeriano y centrado en la persona han hecho contribuciones sustanciales a ese proyecto.

Agencia Central de Inteligencia (CIA)

Desde finales de la década de 1950 hasta la década de 1960, Rogers formó parte de la junta del Human Ecology Fund, una organización financiada por la CIA que otorgaba subvenciones a investigadores que investigaban la personalidad. Además, él y otras personas en el campo de la personalidad y la psicoterapia recibieron mucha información sobre Jruschov. “Nos pidieron averiguar qué pensábamos de él y cuál sería la mejor manera de tratar con él. Y eso parecía ser un aspecto completamente legítimo y de principios. No creo que contribuyéramos mucho, pero, de todos modos, lo intentamos."

Obras seleccionadas de Carl Rogers

  • Rogers, Carl y Carmichael, Leonard (1939). Tratamiento clínico del niño problemático. Boston; New York: Houghton Mifflin Company.
  • Rogers, Carl. (1942). Asesoría y Psicoterapia: Conceptos más nuevos en la práctica. Boston; New York: Houghton Mifflin Company.
  • Rogers, Carl. (1951). Cliente-Centered Terapia: Su práctica actual, implicaciones y teoría. Agente. ISBN 1-84119-840-4.
  • Rogers, C.R. (1957). Las condiciones necesarias y suficientes del cambio de personalidad terapéutica. Journal of Consulting and Clinical Psychology, 21: 95-103.
  • Rogers, Carl. (1959). Una Teoría de Terapia, Personalidad y Relaciones Interpersonales como Desarrollado en el Marco centrado en el Cliente. En (ed.) S. Koch, Psicología: Estudio de una Ciencia. Vol. 3: Formulaciones de la Persona y el Contexto Social. McGraw Hill.
  • Rogers, Carl. (1961). En llegar a ser una persona: la visión de un terapeuta de la psicoterapia. Agente. ISBN 1-84529-057-7.
  • Rogers, Carl. (1969). Libertad para aprender: Una visión de lo que la educación podría convertirse. (1a ed.) Charles Merill. Extractos
  • Rogers, Carl. (1970). On Encounter Groups. Nueva York: Harrow Books, Harper and Row, ISBN 0-06-087045-1
  • Rogers, Carl. (1977). Sobre el poder personal: fuerza interna y su impacto revolucionario.
  • Rogers, Carl. (nd, @1978). Un mensaje personal de Carl Rogers. In: N. J. Raskin. (2004). Contribuciones a la terapia centrada en el cliente y al enfoque centrado en la persona. (pp. v-vi). Herefordshire, Reino Unido: PCCS Books, Ross-on-the-Wye. ISBN 1-898059-57-8
  • Rogers, Carl. (1980). Una manera de ser. Houghton Mifflin.
  • Rogers, Carl y Stevens, B. (1967). Persona a la persona: El problema de ser humano. Lafayette, CA: Real People Press.
  • Rogers, Carl, Lyon, Harold C., " Tausch, Reinhard (2013) Convertirse en un profesor eficaz: Enseñanza, Psicología, Filosofía y Diálogos centrados en la persona con Carl R. Rogers y Harold LyonLondres: Routledge, ISBN 978-0-415-81698-4
  • Rogers, C.R., Raskin, N.J., et al. (1949). Una investigación coordinada en psicoterapia. Journal of Consulting Psychology, 13, 149–200. Citado en: N.J. Raskin, Los primeros 50 años y los próximos 10. Person-Centered Review, 5(4), noviembre de 1990, 364–372.

Contenido relacionado

Beca amy

Amy Lee Grant es una cantante, compositora y música estadounidense. Comenzó en la música cristiana contemporánea antes de pasar a la música pop en los...

Alfredo de Beverley

Escribió, aparentemente hacia el año 1143, una crónica titulada Annales sive Historia de gestis regum Britanniae, que comienza con Brutus y lleva la...

Aelfheah de Canterbury

Ælfheah más comúnmente conocido hoy como Alphege, fue un obispo anglosajón de Winchester, más tarde arzobispo de Canterbury. Se convirtió en anacoreta...
Más resultados...
Tamaño del texto:
Editar