Beocia

Compartir Imprimir Citar
Región de Grecia
Unidad regional en Grecia Central, Grecia

Beocia (bee-OH-sh(ee-)ə), a veces latinizado como Boiotia o Beotia (griego: Βοιωτία; moderno: Viotía; antiguo: Boiōtía), antes conocido como Cadmeis, es uno de los unidades de Grecia. Es parte de la región de Grecia Central. Su capital es Livadeia, y su ciudad más grande es Tebas.

Beocia también fue una región de la antigua Grecia, desde antes del siglo VI a.

Geografía

Mapa de la antigua Boeotia

Beocia se encuentra al norte de la parte oriental del golfo de Corinto. También tiene una costa corta en el Golfo de Eubea. Limitaba con Megaris (ahora West Attica) en el sur, Attica en el sureste, Eubea en el noreste, Opuntian Locris (ahora parte de Phthiotis) en el norte y Phocis en el oeste.

Las principales cadenas montañosas de Beocia son el monte Parnaso al oeste, el monte Helicón al suroeste, Citerón al sur y Parnita al este. Su río más largo, el Cephissus, fluye en la parte central, donde se encuentran la mayoría de las zonas bajas de Beocia.

El lago Copais era un gran lago en el centro de Beocia. Fue drenado en el siglo XIX. El lago Yliki es un gran lago cerca de Tebas.

Orígenes

El origen del nombre "Beocios" puede estar en la montaña Boeon en Epiro.

Los primeros habitantes de Beocia, asociados con la ciudad de Orcómeno, se llamaban minianos. Pausanias menciona que Minyans estableció la ciudad marítima jónica de Teos y ocupó las islas de Lemnos y Thera. A los argonautas a veces se les llamaba minyans. Además, según la leyenda, los ciudadanos de Tebas pagaban un tributo anual a su rey Erginus. Los minianos pueden haber sido hablantes de protogriego. Aunque la mayoría de los eruditos de hoy están de acuerdo en que los micénicos descendieron de los minianos del período heládico medio, creen que los progenitores y fundadores de la cultura miniana eran un pueblo indígena. La riqueza y el poder tempranos de Beocia se muestran en la reputación y los restos micénicos visibles de varias de sus ciudades, especialmente Orcómeno y Tebas.

Algunos topónimos y el dialecto eólico común indican que los beocios estaban emparentados con los tesalios. Tradicionalmente, se dice que los beocios ocuparon originalmente Tesalia, la llanura fértil más grande de Grecia, y que fueron desposeídos por los tesalios del noroeste dos generaciones después de la caída de Troya (1200 a. C.). Se trasladaron al sur y se establecieron en otra rica llanura, mientras que otros se filtraron a través del Egeo y se establecieron en Lesbos y en Eolis en Asia Menor. Se dice que otros se quedaron en Tesalia, retirándose a la región montañosa y convirtiéndose en los perioikoi ("habitantes de los alrededores"). Beocia fue uno de los primeros miembros de la Liga Anfictiónica más antigua (Anthelian), una confederación religiosa de tribus relacionadas, a pesar de su distancia del hogar original de la Liga en Anthela.

Aunque incluía a grandes hombres como Píndaro, Hesíodo, Epaminondas, Pelópidas y Plutarco, los atenienses retrataron al pueblo beocio como proverbialmente aburrido (cf. oídos beocios incapaces de apreciar la música o la poesía y Hog-Boeotians, Cratinus.310).

Leyendas y literatura

Mount Helicon
Mapa que muestra antiguas regiones de Grecia central en relación con características geográficas

Muchas leyendas griegas antiguas se originaron o están ambientadas en esta región. Los mitos más antiguos tomaron su forma definitiva durante la época micénica (1600-1200 a. C.), cuando los griegos micénicos se establecieron en Beocia y la ciudad de Tebas se convirtió en un centro importante. Muchos de ellos están relacionados con los mitos de Argos, y otros indican conexiones con Fenicia, donde los griegos micénicos y más tarde los griegos eubeos establecieron puestos comerciales.

Las leyendas importantes relacionadas con Beocia incluyen:

Muchas de estas leyendas fueron utilizadas en obras de los trágicos poetas griegos Esquilo, Sófocles y Eurípides:

También se utilizaron en obras perdidas, como Niobe de Esquilo y Antíope de Eurípides.

Beocia también se destacó por el antiguo santuario oracular de Trofonio en Lebadea. A veces se cree que Graea, una antigua ciudad de Beocia, es el origen de la palabra latina Graecus, de la que el inglés deriva las palabras Greece y Greeks.

Los principales poetas, Hesíodo y Píndaro, eran beocios. No obstante, los franceses usan el término béotien ("Beocio") para denotar filisteísmo.

Historia

mapa del siglo XVIII de la antigua Boeotia
Ruinas de la Cadmeia, la fortaleza central de los antiguos Tebas

Beocia tuvo una gran importancia política debido a su posición en la costa norte del Golfo de Corinto, la fuerza estratégica de sus fronteras y la facilidad de comunicación dentro de su extensa área. Por otro lado, la falta de buenos puertos dificultó su desarrollo marítimo.

La importancia del legendario Minyae ha sido confirmada por restos arqueológicos (en particular, el "Tesoro de Minyas"). La población beocia ingresó a la tierra desde el norte posiblemente antes de la invasión de Dorian. Con la excepción de los Minyae, los pueblos originarios pronto fueron absorbidos por estos inmigrantes, y los beocios aparecen en adelante como una nación homogénea. El griego eólico se hablaba en Beocia.

En tiempos históricos, la principal ciudad de Beocia era Tebas, cuya posición central y fortaleza militar la convertían en una capital adecuada; otras ciudades importantes fueron Orchomenus, Platea y Thespiae. La ambición constante de los tebanos era absorber los otros municipios en un solo estado, al igual que Atenas había anexado las comunidades áticas. Pero las ciudades periféricas resistieron con éxito esta política y solo permitieron la formación de una federación flexible que, inicialmente, era meramente religiosa.

Boociana de Tebas pintada con aves, 560-540 A.C. (Louvre)

Si bien los beocios, a diferencia de los arcadios, generalmente actuaron como un todo unido contra los enemigos extranjeros, la lucha constante entre las ciudades fue un freno serio para el desarrollo de la nación. Beocia apenas figura en la historia antes de finales del siglo VI a.

Antes de esto, su gente es conocida principalmente como creadores de un tipo de cerámica geométrica, similar a la cerámica Dipylon de Atenas. Aproximadamente en el 519 a. C., la resistencia de Platea a la política de federación de Tebas provocó la interferencia de Atenas en nombre de la primera; en esta ocasión, y nuevamente en el 507 a. C., los atenienses derrotaron a la leva beocia.

Emigración de los boiotoi

La palabra que los beocios usaban para referirse a sí mismos, Boiotoi, es un nombre tribal griego. Según las tradiciones, vivieron en Tesalia, especialmente en el área alrededor de Arne, aunque algunos pueden haber ido al golfo Pagasitic antes de emigrar a la tierra que luego se denominó Beocia. Se desconoce la ubicación de Arne, aunque a veces se equipara con Cierium en el centro de Tesalia. La presencia en la época clásica en Beocia de cultos y topónimos de origen tesalio, como Itonia y Itonian Athena, Homole y Homoloian Zeus, Alalcomenae, Corseia y Pharae, confirman para la mayoría de los estudiosos los méritos de estas tradiciones. Por lo tanto, generalmente se cree que los beocios se originaron en Tesalia y vivieron allí como una etnia distinta, en Phthiotis o en Thessaliotis, antes de emigrar a Beocia, sin duda llevándose elementos de otras partes de Tesalia.

Los beocios fueron expulsados de Tesalia después de la guerra de Troya, aunque hay tres tradiciones que discrepan sobre cómo se desarrolló la expulsión. Una tradición dice que los Boiotoi fueron expulsados por los tesalios que estaban dirigidos por Thessalus, hijo de Aiatus, hijo de Phidippus, hijo de otro Thessalus. Phidippus aparece en el Catálogo de barcos como uno de los comandantes de la fuerza de Cos y Carpathus. Se pensaba que fue conducido a Epiro después de la guerra y se estableció en Ephyra en Thesprotid. De ahí que los boiotoi fueran expulsados dos generaciones después de la Guerra de Troya. Hellanicus es probablemente la fuente de esta tradición, y la fuente de Thucydides' "sexagésimo año," es decir, dos generaciones de treinta años. Una segunda tradición sitúa la expulsión de los Boiotoi en el reinado de Aiatus, una generación después de la Guerra. A esto también debe pertenecer la historia de Plutarco, que cuenta cómo Ofeltas, rey de los boiotoi, tomó Queronea 'por la fuerza de los bárbaros'. Ofeltas es hijo de Peneleo, uno de los líderes del contingente beocio del Catálogo, y vive una generación después de la Guerra. No es hasta el reinado de Damasichthon, hijo de Ofeltas, que los boiotoi obtuvieron el control de Tebas. Por lo tanto, en esta tradición, una generación después de la guerra, los boiotoi fueron expulsados y Beocia occidental fue invadida; dos generaciones después de la guerra, se ganó Tebas. Una tercera tradición combina las otras dos: las dos generaciones hasta la expulsión de Tesalia después de la guerra y las dos generaciones hasta que se gana Tebas dan las cuatro generaciones citadas por Hieronymus en su relato del regreso de los cadmeos a Tebas después de la guerra.

El punto de entrada a Beocia por parte de los beocios parece estar ubicado en la misma área general por todas las tradiciones. La segunda tradición da Queronea como el primer lugar atacado, mientras que la primera dice que Coronea y Orchomenus fueron capturados prácticamente simultáneamente y luego se fundó el santuario de Itonian Athena. Está claro que ambas tradiciones preveían que los boiotoi seguían una conocida ruta de invasión desde Tesalia, la que pasaba por las Termópilas y Hyampolis hasta Queronea, donde los invasores estarían preparados para atacar tanto a Orcómeno como a Coronea. Habiendo obtenido el control de Chaeronea, Orchomenus y Coronea, y sus territorios, los boiotoi parecen haberse detenido para digerir Beocia occidental; la generación o dos antes de que Tebas fuera capturada marca esta pausa en todas las tradiciones. El emplazamiento cerca de Coronea del santuario de Itonian Athena, y la celebración de Pamboeotia allí, junto con el cambio de nombre de los ríos y otros topónimos, y la santidad adjunta al asentamiento vecino de Alalcomenae, refuerzan la creencia de que esta sección occidental fue el área donde tuvo lugar el primer asentamiento beocio y donde se establecieron por primera vez las instituciones beocias en la nueva patria. El avance hacia el este finalmente avanzó tanto hacia el norte como hacia el sur del lago Copais. En el lado norte finalmente llegó a Anthedon, una ciudad a la que se le atribuye haber sido ocupada una vez por los tracios. Por el lado sur llegaba hasta Tebas y Tespias. En Tebas, según una versión, Damasichthon tomó el poder de Autesion, hijo de Tisameno, hijo de Thersander, otra stemma que sitúa a los beocios en Tebas dos generaciones después de la guerra de Troya. La tradición insinúa que hubo una toma de poder pacífica, con Autesion uniéndose a los dorios. Debe haber habido otra pausa durante algún tiempo. El siguiente avance, en el valle de Asopus, fue dirigido por Janto, hijo de Ptolomeo, hijo de Damasichthon, es decir, dos generaciones después de la conquista de Tebas. Los tebanos recordaron, según Tucídides, que el valle de Asopus y Platea fueron reducidos más tarde que el resto de Beocia y fueron ocupados de acuerdo con un plan acordado. El avance beocio aparentemente se estancó en lo que se convirtió en la frontera ateniense-beocia, por los esfuerzos de las fuerzas locales, si la leyenda de Xanthus y Melanthus tiene algún significado histórico. En cualquier caso, la muerte de Janto simbolizó tradicionalmente la finalización de la conquista de Beocia bajo los reyes y la consiguiente extinción inmediata de la realeza.

Siglo V a. C.

Durante la invasión persa del 480 a. C., Tebas ayudó a los invasores. En consecuencia, durante un tiempo, la presidencia de la Liga de Beocia le fue arrebatada a Tebas, pero en el 457 a. C. los espartanos restablecieron esa ciudad como baluarte contra la agresión ateniense después de la batalla de Tanagra. Atenas tomó represalias con un avance repentino sobre Beocia y, tras la victoria en la batalla de Enofita, tomó el control de todo el país, derribando el muro que habían construido los espartanos. Con la victoria, los atenienses también ocuparon Fócida, la fuente original del conflicto, y Opuntian Locris. Durante diez años la tierra permaneció bajo el control ateniense, que se ejerció a través de las democracias recién instaladas; pero en el 447 a. C. el pueblo se rebeló y, después de una victoria en la batalla de Corona, recuperó su independencia.

En la Guerra del Peloponeso, los beocios lucharon con celo contra Atenas. Aunque se distanciaron un poco de Esparta después de la paz de Nicias, nunca disminuyeron su enemistad contra sus vecinos. Prestaron un buen servicio en Siracusa y en la Batalla de Arginusae en los últimos años de la Guerra del Pelopennesiano; pero su mayor logro fue la victoria decisiva en la batalla de Delio sobre el ejército ateniense (424 a. C.) en la que tanto su infantería pesada como su caballería demostraron una eficiencia inusual.

Liga de Beocia

Por esta época, la Liga Beocia comprendía once grupos de ciudades soberanas y municipios asociados, cada uno de los cuales elegía un Boeotarch o ministro de guerra y asuntos exteriores, aportaba sesenta delegados al consejo federal en Tebas y proporcionaba un contingente de unos 1000 infantería y 100 de caballería al ejército federal. Los consejos de las ciudades individuales proporcionaban una salvaguardia contra la intrusión indebida por parte del gobierno central, a los que debían someterse todas las cuestiones importantes de política para su ratificación. Estos consejos locales, a los que sólo tenían derecho las clases propietarias, se subdividieron en cuatro secciones, asemejándose a los prytaneis del consejo ateniense, que se turnaba para votar todas las nuevas medidas.

Tebas proporcionó dos boeotarcas, pero en el año 395 a. C. Tebas proporcionó cuatro boeotarcas, incluidos dos que habían representado lugares ahora conquistados por Tebas, como Platea, Scolus, Erythrae y Scaphae. Orchomenus, Hysiae y Tanagra proporcionaron cada uno un Boeotarch. Thespiae, Thisbe y Eutresis proporcionaron dos entre ellos. Haliartus, Lebadea y Coronea proporcionaron uno a su vez, y lo mismo hicieron Acraephia, Copae y Queronea.

Siglo IV a.C.

Beocia tuvo un papel destacado en la guerra de Corinto contra Esparta, especialmente en las batallas de Haliartus y Coronea (395–394 a. C.). Este cambio de política se debió principalmente al resentimiento popular contra la injerencia extranjera. Sin embargo, el descontento contra Tebas estaba creciendo ahora, y Esparta fomentó este sentimiento al insistir en la completa independencia de todas las ciudades en la paz de Antálcidas (387 a. C.). En 374 a. C., Pelópidas restauró el dominio tebano y su control nunca volvió a ser cuestionado de manera significativa. Los contingentes beocios lucharon en todas las campañas de Epaminondas contra los espartanos, sobre todo en la batalla de Leuctra en 371 a. C. y en la Tercera Guerra Sagrada contra Fócida (356-346 a. C.); mientras que en los tratos con Filipo de Macedonia las ciudades simplemente siguieron a Tebas.

La constitución federal también se puso de acuerdo con los gobiernos democráticos que ahora prevalecen en todo el país. El poder soberano estaba en manos de la asamblea popular, que elegía a los beotarcas (entre siete y doce en número) y sancionaba todas las leyes. Después de la Batalla de Chaeroneia, en la que la infantería pesada de Beocia se destacó una vez más, la tierra nunca volvió a alcanzar la prosperidad.

Período helenístico

La destrucción de Tebas por Alejandro Magno (335 a. C.) destruyó la energía política de los beocios. Nunca más siguieron una política independiente, sino que siguieron el ejemplo de los poderes protectores. Aunque el entrenamiento y la organización militar continuaron, el pueblo se mostró incapaz de defender las fronteras, y la tierra se convirtió más que nunca en el "pista de baile de Ares". Aunque se inscribió por un corto tiempo en la Liga Etolia (alrededor del 245 a. C.), Beocia fue generalmente leal a Macedonia y apoyó a sus reyes posteriores contra Roma. Roma disolvió la liga en 171 a. C., pero fue revivida bajo Augusto y se fusionó con las otras federaciones griegas centrales en el sínodo aqueo. El golpe mortal a la prosperidad del país fue asestado por las devastaciones durante la Primera Guerra Mitridática.

Edad Media y posteriores

Hosios Loukas

Salvo por un breve período de prosperidad bajo los gobernantes francos de Atenas (1205–1310), quienes repararon los canales de drenaje subterráneos (καταβόθρα katavóthra) del lago Kopais y fomentó la agricultura, Beocia continuó durante mucho tiempo en un estado de descomposición, agravado por ocasionales incursiones bárbaras. El primer paso hacia la recuperación del país no se dio hasta 1895, cuando los canales de drenaje de Kopais volvieron a funcionar.

Sitios arqueológicos

Antiguo teatro de Orchomenus

En 1880–86, las excavaciones de Heinrich Schliemann en Orchomenus (H. Schliemann, Orchomenos, Leipzig 1881) revelaron la tumba tholos que él llamó la "Tumba de Minyas", un monumento micénico que igualaba la tumba de la colmena conocida como el Tesoro de Atreo en Micenas. En 1893, A. de Ridder excavó el templo de Asclepios y algunos enterramientos en la necrópolis romana. En 1903–05, una misión arqueológica bávara dirigida por Heinrich Bulle y Adolf Furtwängler llevó a cabo excavaciones exitosas en el sitio. La investigación continuó en 1970–73 por el Servicio Arqueológico bajo la dirección de Theodore Spyropoulos, descubriendo el palacio micénico, un cementerio prehistórico, el antiguo anfiteatro y otras estructuras.

Administración

Vista de la ciudad de Livadeia

La unidad regional Beocia se subdivide en 6 municipios. Estos son (número como en el mapa en el cuadro de información):

Prefectura

El león de Chaeronea

Beocia se creó como prefectura en 1836 (griego: Διοίκησις Βοιωτίας), nuevamente en 1899 (Νομός Βοιωτίας) y nuevamente en 1943; en todos los casos se separó de la prefectura de Attica y Beocia. Como parte de la reforma del gobierno de Kallikratis de 2011, se creó la unidad regional Beocia a partir de la antigua prefectura de Beocia. La prefectura tenía el mismo territorio que la actual unidad regional. Al mismo tiempo, se reorganizaron los municipios, según el cuadro a continuación.

Nuevo municipioComunidades de municipios antiguosAsiento
AliartosAliartosAliartos
Thespies
Distomo-Arachova-AntikyraDistomoDistomo
Arachova
Antikyra
LivadeiaLivadeiaLivadeia
Davleia
Koroneia
Kyriaki
Chaironeia
OrchomenusOrchomenusOrchomenus
Akraifnia
TanagraTanagraSchimatari
Dervenochoria
Oinofyta
Schimatari
Thebes (Thebes)Thiva)ThebesThebes
Vagia
Thisvi
Plataies

Provincias

Las provincias eran:

Economía

Beocia es el hogar de la tercera fábrica de pasta más grande de Europa, construida por MISKO, miembro de Barilla Group. Además, algunas de las empresas más grandes de Grecia y Europa tienen fábricas en este lugar. Por ejemplo, Nestlé y Viohalco tienen fábricas en Oinofyta, Beocia. El 'Meglala Erga' por Hesíodo es utilizado a menudo por economistas e historiadores por igual para proporcionar evidencia invaluable para el sistema económico boeciano y su desarrollo en la era homérica. En el poema, Hesíodo describe los comienzos de una economía moderna, con el uso de artesanos para 'hacer el trabajo técnico en la fabricación de su arado y carreta' y los comienzos del comercio marítimo y su creciente importancia en la vida económica de Grecia.

Transporte

Nativas de Beocia

(feminine)
  • Bakis
  • Brachyllas
  • Corinna
  • Epaminondas
  • Gorgidas
  • Hesiod
  • Lucas Evangelista (tradicionalmente localización de su muerte)
  • Pelopidas
  • Pindar
  • Plutarch
  • Scamander of Boeotia