Andalucía

Compartir Imprimir Citar

Andalucía (,; español: Andalucía [andaluˈθi.a]) es la comunidad autónoma más meridional de la España peninsular. Es la más poblada y la segunda comunidad autónoma más grande del país. Se reconoce oficialmente como una "nacionalidad histórica". El territorio se divide en ocho provincias: Almería, Cádiz, Córdoba, Granada, Huelva, Jaén, Málaga y Sevilla. Su capital es Sevilla. La sede del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía se encuentra en la ciudad de Granada.

Andalucía está situada en el sur de la Península Ibérica, en el suroeste de Europa, inmediatamente al sur de las comunidades autónomas de Extremadura y Castilla-La Mancha; al oeste de la comunidad autónoma de Murcia y el Mar Mediterráneo; este de Portugal y el Océano Atlántico; y al norte del Mar Mediterráneo y el Estrecho de Gibraltar. Andalucía es la única región europea con costas tanto mediterráneas como atlánticas. Gibraltar comparte 1,2 kilómetros (34 mi) frontera terrestre con la parte andaluza de la provincia de Cádiz en el extremo oriental del Estrecho de Gibraltar.

Las principales cadenas montañosas de Andalucía son Sierra Morena y el Sistema Bético, formado por las Montañas Subbéticas y Penibéticas, separadas por la Cuenca Intrabética. En el norte, Sierra Morena separa Andalucía de las llanuras de Extremadura y Castilla-La Mancha en la Meseta Central de España. Al sur, la subregión geográfica de la Alta Andalucía [es] se encuentra mayoritariamente dentro del Sistema Bético, mientras que La Baja Andalucía [es] se encuentra en la Depresión Bética del valle del Guadalquivir.

El nombre "Andalucía" se deriva de la palabra árabe Al-Andalus (الأندلس), que a su vez puede derivar de los vándalos, los godos o las tribus ibéricas prerromanas. El topónimo al-Andalus está atestiguado por primera vez por inscripciones en monedas acuñadas en 716 por el nuevo gobierno musulmán de Iberia. Estas monedas, llamadas dinares, estaban inscritas tanto en latín como en árabe. La historia y la cultura de la región han sido influenciadas por los tartessos, íberos, fenicios, cartagineses, griegos, romanos, vándalos, visigodos, bizantinos, bereberes, árabes, judíos, romaníes y castellanos. Durante la Edad de Oro islámica, Córdoba superó a Constantinopla como la ciudad más grande de Europa y se convirtió en la capital de Al-Andalus y en un importante centro de educación y aprendizaje en el mundo, produciendo numerosos filósofos y científicos. Los castellanos y otras nacionalidades cristianas del norte ibérico reconquistaron y poblaron la zona en las últimas fases de la Reconquista.

Andalucía ha sido históricamente una región agrícola, en comparación con el resto de España y el resto de Europa. Aún así, el crecimiento de la comunidad en los sectores de industria y servicios estuvo por encima de la media en España y superior al de muchas comunidades de la Eurozona. La región tiene una rica cultura y una fuerte identidad española. Muchos fenómenos culturales que son vistos internacionalmente como distintivamente españoles son en gran parte o totalmente de origen andaluz. Estos incluyen el flamenco y, en menor medida, la tauromaquia y los estilos arquitectónicos hispano-moriscos, los cuales también prevalecen en algunas otras regiones de España.

El interior de Andalucía es la zona más calurosa de Europa, con ciudades como Córdoba y Sevilla con temperaturas medias superiores a los 36 °C (97 °F) en verano. Las temperaturas al final de la noche a veces pueden permanecer alrededor de los 35 °C (95 °F) hasta cerca de la medianoche, y son comunes las máximas diurnas de más de 40 °C (104 °F). Sevilla también tiene la temperatura media anual más alta de España peninsular y Europa continental (19,2 °C, 66,6 °F), seguida de cerca por Almería (19,1 °C, 66,4 °F).

Nombre

Mapa de la península Ibérica fechada 1770. Los Reinos de Jaén, Córdoba y Sevilla son llamados colectivamente bajo el nombre Andalucía, mientras que el Reino de Granada aparece bajo su nombre individual.

Su forma actual se deriva del nombre árabe de la Península Ibérica musulmana, "Al-Andalus". La etimología del nombre "Al-Andalus" está en disputa, y la extensión del territorio ibérico que abarca el nombre ha cambiado a lo largo de los siglos. La etimología del nombre "al-Andalus" se ha derivado tradicionalmente del nombre de los vándalos. Desde la década de 1980, una serie de propuestas han desafiado esta afirmación. Halm, en 1989, derivó el nombre de un término gótico, *landahlauts, y en 2002, Bossong sugirió su derivación a partir de un sustrato prerromano.

El topónimo español Andalucía (fuente inmediata del inglés Andalusia) se introdujo en las lenguas españolas en el siglo XIII bajo la forma el Andalucía. El nombre se adoptó para referirse a aquellos territorios aún bajo el dominio moro, y generalmente al sur de Castilla Nueva y Valencia, y correspondientes a la antigua provincia romana hasta ahora llamada Bética en fuentes latinas. Se trataba de una castellanización de Al-Andalusiya, forma adjetivada de la lengua árabe al-Andalus, nombre dado por los árabes a todos los territorios ibéricos bajo dominio musulmán desde 711 a 1492. La etimología de al-Andalus es en sí algo debatida (ver al-Andalus), pero de hecho entró en el idioma árabe antes de que esta área estuviera bajo el dominio árabe.

Al igual que el término árabe al-Andalus, en contextos históricos el término español Andalucía o el término inglés Andalucía no se refieren necesariamente a la territorio exacto designado por estos términos hoy. Inicialmente, el término se refería exclusivamente a territorios bajo control musulmán. Posteriormente, se aplicó a algunos de los últimos territorios ibéricos recuperados de los musulmanes, aunque no siempre exactamente a los mismos. En la Estoria de España (también conocida como Primera Crónica General) de Alfonso X de Castilla, escrita en la segunda mitad del siglo XIII, el término Andalucía se usa con tres significados diferentes:

  1. Como traducción literal del árabe al-Ándalus cuando se citan textos árabes.
  2. Para designar los territorios que los cristianos habían recuperado para entonces en el valle de Guadalquivir y en los Reinos de Granada y Murcia. En un documento de 1253, Alfonso X se estilo Rey de Castilla, León y de toda Andalucía ("Rey de Castilla, León y toda Andalucía").
  3. Para designar los territorios que los cristianos habían recuperado para entonces en el valle de Guadalquivir hasta esa fecha (los Reinos de Jaén, Córdoba y Sevilla – el Reino de Granada fue incorporado en 1492). Este fue el significado más común en la Edad Media tardía y el período moderno temprano.

Desde el punto de vista administrativo, Granada permaneció separada durante muchos años incluso después de finalizada la Reconquista debido, sobre todo, a su carácter emblemático como último territorio reconquistado, y como sede de la importante Real Chancillería de Granada, un juzgado de última instancia. Aún así, la reconquista y repoblación de Granada fue realizada en gran parte por personas de los tres reinos cristianos preexistentes de Andalucía, y Granada llegó a ser considerada un cuarto reino de Andalucía. La expresión de uso frecuente "Cuatro Reinos de Andalucía" se remonta en español al menos a mediados del siglo XVIII.

Símbolos

Retrato de Blas Infante, ejecutado en azulejos, situado en la avenida en Jerez de la Frontera, nombrado en su honor.

El escudo de Andalucía muestra la figura de Hércules y dos leones entre las dos columnas de Hércules que la tradición sitúa a uno y otro lado del Estrecho de Gibraltar. Una inscripción debajo, superpuesta a una imagen de la bandera de Andalucía, dice Andalucía por sí, para España y la Humanidad ("Andalucía por sí misma, España y la Humanidad"). Sobre las dos columnas hay un arco de medio punto con los colores de la bandera de Andalucía, con las palabras latinas Dominator Hercules Fundator (Lord Hercules is the Founder) superpuestas.

La bandera oficial de Andalucía consta de tres franjas horizontales iguales, de color verde, blanco y verde respectivamente; el escudo de Andalucía se superpone a la franja central. Su diseño fue supervisado por Blas Infante y aprobado en la Asamblea de Ronda (una reunión de 1918 de nacionalistas andaluces en Ronda). Blas Infante consideró que estos han sido los colores más utilizados en los símbolos regionales a lo largo de la historia de la región. Según él, el verde procedía en particular del estandarte del califato omeya y representaba la convocatoria de una reunión del pueblo. El blanco simbolizaba el perdón en la dinastía almohade, interpretado en la heráldica europea como parlamento o paz. Otros escritores han justificado los colores de manera diferente, y algunos nacionalistas andaluces se refieren a ellos como Arbonaida, que significa blanco y verde en mozárabe, una lengua romance que se hablaba en la región en la época musulmana. En la actualidad, la Junta de Andalucía afirma que los colores de la bandera evocan el paisaje andaluz así como valores de pureza y esperanza en el futuro.

Versión instrumental del himno andaluz.

El himno de Andalucía fue compuesto por José del Castillo Díaz (director de la Banda Municipal de Sevilla, comúnmente conocido como Maestro Castillo) con letra de Blas Infante. La música se inspiró en el Santo Dios, un canto religioso popular que entonan los campesinos y jornaleros de las provincias de Málaga, Sevilla y Huelva en la época de la siega. Blas Infante llamó la atención del Maestro Castillo sobre la canción; El maestro Castillo adaptó y armonizó la melodía tradicional. La letra apela a los andaluces a movilizarse y exigir tierra y libertad ("tierra y libertad") a través de la reforma agraria y un estatuto de autonomía dentro de España.

El Parlamento de Andalucía votó por unanimidad en 1983 que en el preámbulo del Estatuto de Autonomía se reconociera a Blas Infante como Padre de la Patria Andaluza (Padre de la Patria Andaluza), lo que se reafirmó en el reformado Estatuto de Autonomía sometido a referéndum popular el 18 de febrero de 2007. El preámbulo del actual Estatuto de Autonomía de 2007 dice que el artículo 2 de la actual Constitución Española de 1978 reconoce a Andalucía como nacionalidad. Posteriormente, en su articulación, habla de Andalucía como "nacionalidad histórica" (Español: nacionalidad histórica). También cita el Manifiesto andalusí de Córdoba de 1919 que describe a Andalucía como una "realidad nacional" (realidad nacional), pero no respalda esa formulación. El artículo 1 del anterior Estatuto de Autonomía de 1981 lo definía simplemente como una "nacionalidad" (nacionalidad).

La fiesta nacional, el Día de Andalucía, se celebra el 28 de febrero, en conmemoración del referéndum de autonomía de 1980. A pesar de ello, los grupos nacionalistas celebran la fiesta el 4 de diciembre, en conmemoración de las manifestaciones de 1977 para exigir la autonomía.

El título honorífico de Hijo Predilecto de Andalucía lo otorga la Junta de Andalucía a aquellos cuyos méritos excepcionales beneficiaron a Andalucía, por trabajo o logros en ciencias naturales, sociales o políticas. Es la máxima distinción que otorga la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Geografía

El historiador sevillano Antonio Domínguez Ortiz escribió que:

uno debe buscar la esencia de Andalucía en su realidad geográfica por un lado, y por otro en la conciencia de sus habitantes. Desde el punto de vista geográfico, la totalidad de las tierras del sur es demasiado amplia y variada para ser abrazada como unidad única. En realidad no hay dos, sino tres Andalucías: la Sierra Morena, el Valle [del Guadalquivir] y la [Cordillera] Penibética

Ubicación

Andalucía tiene una superficie de 87.597 kilómetros cuadrados (33.821 sq mi), el 17,3% del territorio de España. Sólo Andalucía es comparable en extensión y en la variedad de su terreno a cualquiera de varios de los países europeos más pequeños. Al este está el Mar Mediterráneo; al oeste Portugal y el Golfo de Cádiz (Océano Atlántico); al norte Sierra Morena constituye el límite con la Meseta Central; al sur, el territorio de ultramar británico autónomo de Gibraltar y el Estrecho de Gibraltar lo separan de Marruecos.

Clima

Lugares de los principales tipos de clima andaluz.
Firs andaluz, Sierra de las Nieves

Andalucía es el hogar de los climas más cálidos y secos de España, con una precipitación media anual de alrededor de 150 milímetros (5,9 pulgadas) en Cabo de Gata, así como algunos de los más húmedos, con una precipitación media anual superior a los 2000 milímetros (79 pulgadas).) en el interior de Cádiz. En el oeste, los sistemas climáticos que llegan desde el Atlántico aseguran que el invierno sea relativamente húmedo y húmedo, y algunas áreas reciben grandes cantidades. Contrariamente a lo que mucha gente piensa, en su conjunto, la región disfruta de precipitaciones anuales superiores a la media en el contexto de España.

Andalucía se encuentra en una latitud entre 36° y 38° 44' N, en la región templada-cálida. En general, presenta un clima mediterráneo de veranos cálidos, con veranos secos influenciados por la Alta Azores, pero sujeto a lluvias torrenciales ocasionales y temperaturas extremadamente calurosas. En el invierno, los anticiclones tropicales se mueven hacia el sur, permitiendo que los frentes polares fríos penetren en la región. Aún así, dentro de Andalucía hay una variedad climática considerable. Desde las extensas llanuras costeras se puede pasar al valle del Guadalquivir, apenas sobre el nivel del mar, luego a las cotas más altas de la Península Ibérica en las cumbres de Sierra Nevada. En apenas 50 km se puede pasar desde la costa subtropical de la provincia de Granada hasta las cumbres nevadas del Mulhacén. Andalucía también incluye tanto el desierto seco de Tabernas en la provincia de Almería como el Parque Natural de la Sierra de Grazalema en la provincia de Cádiz, que experimenta las mayores precipitaciones de España.

La precipitación anual en la Sierra de Grazalema se midió hasta 4.346 milímetros (171,1 in) en 1963, la más alta jamás registrada en cualquier lugar de Iberia. Andalucía también alberga el lugar más seco de Europa continental, el Cabo de Gata, con solo 117 milímetros (4,6 pulgadas) de lluvia al año.

En general, a medida que se va de oeste a este, alejándose del Atlántico, hay menos precipitaciones. "Andalucía Húmeda" incluye la mayoría de los puntos más altos de la región, sobre todo la Sierra de Grazalema pero también la Serranía de Ronda en el oeste de Málaga. El valle del Guadalquivir tiene precipitaciones moderadas. El desierto de Tabernas en Almería, el único desierto verdadero de Europa, tiene menos de 75 días con precipitaciones medibles, y algunos lugares particulares en el desierto tienen tan solo 50 de esos días. Gran parte de la "Andalucía seca" Tiene más de 300 días de sol al año.

La temperatura media en Andalucía durante todo el año supera los 16 °C (61 °F). Las medias en las ciudades oscilan entre los 15,1 °C (59,2 °F) de Baeza y los 19,1 °C (66,4 °F) de Almería. Gran parte del valle del Guadalquivir y la costa mediterránea tiene una media de unos 18 °C (64 °F). El mes más frío es enero, cuando Granada, al pie de Sierra Nevada, experimenta una temperatura media de 6,4 °C (43,5 °F). Los meses más calurosos son julio y agosto, con una temperatura media de 28,5 °C (83,3 °F) para toda Andalucía. Córdoba es la capital de provincia más calurosa, seguida de Sevilla.

El valle del Guadalquivir ha experimentado algunas de las temperaturas más altas registradas en Europa, con un máximo de 46,9 °C (116,4 °F) registrado en Córdoba (14 de agosto de 2021) y Sevilla. Las montañas de Granada y Jaén tienen las temperaturas más frías del sur ibérico, pero no alcanzan los extremos continentales (y, de hecho, son superadas por algunas montañas del norte de España). En la ola de frío de enero de 2005, Santiago de la Espada (Jaén) experimentó una temperatura de -21 °C (-6 °F) y la estación de esquí del Parque Nacional de Sierra Nevada, la estación de esquí más al sur de Europa, bajó a -18 °C (0 °F). El Parque Natural de Sierra Nevada tiene la temperatura media anual más baja de la Península Ibérica (3,9 °C o 39,0 °F en Pradollano) y sus cumbres permanecen nevadas prácticamente todo el año.

Temperaturas máximas y mínimas diarias medias para ciudades seleccionadas en Andalucía
Ubicación Mes frío Abril Mes más cálido Octubre
Almería 16.9 °C (62.4 °F)/ 8.3 °C (46.9 °F) 24.1 °C (75.4 °F)/ 15.3 °C (59.5 °F) 31.0 °C (87.8 °F)/ 22.4 °C (72.3 °F) 24.5 °C (76.1 °F)/ 16.3 °C (61.3 °F)
Cádiz 16.0 °C (60.8 °F)/ 9.4 °C (48.9 °F) 19.9 °C (67.8 °F)/ 13.7 °C (56.7 °F) 27.9 °C (82.2 °F)/ 22.0 °C (71.6 °F) 23.4 °C (74.1 °F)/ 17.3 °C (63.1 °F)
Córdoba 14.9 °C (58.8 °F)/ 3.6 °C (38.5 °F) 22.8 °C (73.0 °F)/ 9.3 °C (48.7 °F) 36.9 °C (98.4 °F)/ 19.0 °C (66.2 °F) 25.1 °C (77.2 °F)/ 13.0 °C (55.4 °F)
Granada 12.6 °C (54.7 °F)/ 1.1 °C (34.0 °F) 19.5 °C (67.1 °F)/ 6.8 °C (44.2 °F) 34.2 °C (93.6 °F)/ 17.7 °C (63.9 °F) 22.6 °C (72.7 °F)/ 10.1 °C (50.2 °F)
Huelva 16.2 °C (61.2 °F)/ 5.9 °C (42.6 °F) 22.0 °C (71.6 °F)/ 10.3 °C (50.5 °F) 32.7 °C (90.9 °F)/ 18.9 °C (66.0 °F) 24.9 °C (76.8 °F)/ 14.1 °C (57.4 °F)
Jaén 12.1 °C (53.8 °F)/ 5.1 °C (41.2 °F) 19.0 °C (66.2 °F)/ 10.0 °C (50.0 °F) 33.7 °C (92.7 °F)/ 21.4 °C (70.5 °F) 21.9 °C (71.4 °F)/ 13.8 °C (56.8 °F)
Jerez 16.2 °C (61.2 °F)/ 5.2 °C (41.4 °F) 22.2 °C (72.0 °F)/ 9.8 °C (49.6 °F) 33.5 °C (92.3 °F)/ 18.7 °C (65.7 °F) 25.5 °C (77.9 °F)/ 13.7 °C (56.7 °F)
Málaga 16.8 °C (62.2 °F)/ 7.4 °C (45.3 °F) 21.4 °C (70.5 °F)/ 11.1 °C (52.0 °F) 30.8 °C (87.4 °F)/ 21.1 °C (70.0 °F) 24.1 °C (75.4 °F)/ 15.0 °C (59.0 °F)
Sevilla 16.0 °C (60.8 °F)/ 5.7 °C (42.3 °F) 23.4 °C (74.1 °F)/ 11.1 °C (52.0 °F) 36.0 °C (96.8 °F)/ 20.3 °C (68.5 °F) 26.0 °C (78.8 °F)/ 14.4 °C (57.9 °F)
Tarifa 15.1 °C (59.2 °F)/ 10.9 °C (51.6 °F) 17.3 °C (63.1 °F)/ 13.0 °C (55.4 °F) 24.5 °C (76.1 °F)/ 20.0 °C (68.0 °F) 20.6 °C (69.1 °F)/ 16.7 °C (62.1 °F)

Terreno

Lugares de las principales características del terreno andaluz.
El pico de Mulhacén es el punto más alto de Europa continental fuera de las montañas del Cáucaso y los Alpes. Es parte de la Sierra Nevada.

Las cadenas montañosas afectan el clima, la red de ríos, los suelos y su erosión, las biorregiones e incluso las economías humanas en la medida en que dependen de los recursos naturales. El terreno andaluz ofrece un abanico de altitudes y pendientes. Andalucía tiene las montañas más altas de la Península Ibérica y casi el 15 por ciento de su terreno supera los 1000 metros (3300 pies). El panorama es similar para áreas por debajo de los 100 metros (330 pies) (con la Depresión Bética) y para la variedad de pendientes.

La costa atlántica es mayoritariamente de playa y costas con pendientes progresivas; la costa mediterránea tiene muchos acantilados, sobre todo en la Axarquía malagueña y en Granada y Almería. Esta asimetría divide la región de forma natural en Alta Andalucía [es] (dos zonas montañosas) y Baja Andalucía< span class="noprint" style="font-size:85%; font-style: normal;"> [es] (la amplia cuenca del Guadalquivir).

La Sierra Morena separa Andalucía de las llanuras de Extremadura y Castilla-La Mancha en la Meseta Central de España. Aunque escasamente poblada, esta no es una cordillera particularmente alta, y su punto más alto, el pico de 1323 metros (4341 pies) de La Bañuela en Sierra Madrona, se encuentra fuera de Andalucía. Dentro de Sierra Morena, el desfiladero de Despeñaperros forma una frontera natural entre Castilla y Andalucía.

La Cordillera Bética está formada por las cadenas montañosas paralelas de la Cordillera Penibética cerca de la costa mediterránea y la Cordillera Subbética en el interior, separadas por el Surco Intrabético. La Cordillera Subbética es bastante discontinua, ofreciendo muchos pasos que facilitan el transporte, pero el Penibético forma una fuerte barrera entre la costa mediterránea y el interior. Sierra Nevada, parte de la Cordillera Penibética en la provincia de Granada, tiene los picos más altos de Iberia: El Mulhacén con 3.478 metros (11.411 pies) y El Veleta con 3.392 metros (11.129 pies).

La Baja Andalucía, la Depresión Bética, la cuenca del Guadalquivir, se encuentra entre estas dos zonas montañosas. Es un territorio casi llano, abierto al golfo de Cádiz por el sureste. A lo largo de la historia, esta ha sido la parte más poblada de Andalucía.

Hidrografía

Ríos y cuencas de Andalucía.

Andalucía tiene ríos que desembocan tanto en el Atlántico como en el Mediterráneo. Fluyen hacia el Atlántico los ríos Guadiana, Odiel-Tinto, Guadalquivir, Guadalete y Barbate. Al Mediterráneo desembocan el Guadiaro, el Guadalhorce, el Guadalmedina, el Guadalfeo, el Andarax (también conocido como el Almería) y el Almanzora. De estos, el Guadalquivir es el más largo de Andalucía y el quinto más largo de la Península Ibérica, con 657 kilómetros (408 mi).

El Guadalquivir pasa por Córdoba.

Los ríos de la cuenca atlántica son característicamente largos, discurren por terrenos mayormente planos y tienen amplios valles fluviales. En consecuencia, en sus desembocaduras se encuentran rías y humedales, como las marismas de Doñana en el delta del Guadalquivir, y humedales del Odiel. En cambio, los ríos de la cuenca mediterránea son más cortos, más estacionales y descienden precipitadamente desde las montañas de la Cordillera Bética. Sus estuarios son pequeños y sus valles menos aptos para la agricultura. Además, estar a la sombra de la lluvia de la Cordillera Bética hace que reciban un menor volumen de agua.

En Andalucía se pueden distinguir las siguientes cuencas hidrográficas. En el lado atlántico se encuentran la cuenca del Guadalquivir; la Cuenca Atlántica Andaluza con las subcuencas Guadalete-Barbate y Tinto-Odiel; y la cuenca del Guadiana. En la vertiente mediterránea se encuentra la cuenca mediterránea andaluza y la parte alta de la cuenca del Segura.

Suelos

Los suelos de Andalucía se pueden dividir en tres grandes zonas: Sierra Morena, Cordillera Subbética, y Depresión Bética y Surco Intrabético.

Sierra Morena, debido a su morfología y al contenido ácido de sus rocas, desarrolló principalmente suelos relativamente pobres y poco profundos, aptos únicamente para bosques. En los valles y en algunas zonas con presencia de caliza, los suelos más profundos permitieron el cultivo de cereales aptos para la ganadería. La morfología más complicada de la Cordillera Bética la hace más heterogénea, con los suelos más heterogéneos de Andalucía. A grandes rasgos, a diferencia de Sierra Morena, el predominio de materiales básicos (alcalinos) en la Cordillera Subbética, combinado con un paisaje ondulado, genera suelos más profundos y con mayor capacidad agrícola, aptos para el cultivo del olivo.

Por último, la Depresión Bética y el Surco Intrabético tienen suelos profundos, ricos y con gran capacidad agrícola. En particular, los suelos aluviales del valle del Guadalquivir y la vega granadina tienen una textura franca y son especialmente aptos para cultivos intensivos de regadío. En las zonas montañosas del campo, hay una doble dinámica: las depresiones se han llenado con material rico en cal más antiguo, desarrollando los suelos profundos, ricos y arcillosos oscuros que los españoles llaman bujeo, o tierras negras andaluzas, excelente para el cultivo de secano. En otras zonas, la albariza, más blanca, proporciona un suelo excelente para los viñedos.

A pesar de su calidad marginal, los suelos poco consolidados del litoral arenoso de Huelva y Almería se han utilizado con éxito en las últimas décadas para el cultivo en invernadero bajo plástico transparente de fresas, frambuesas, arándanos y otras frutas.

Flora

Provincias florísticas de Andalucía

Biogeográficamente, Andalucía forma parte de la subregión del Mediterráneo Occidental de la Cuenca Mediterránea, que se encuentra dentro del Reino Boreal. Cinco provincias florísticas se encuentran, total o parcialmente, dentro de Andalucía: a lo largo de gran parte de la costa atlántica, el litoral lusitano-andaluz o litoral atlántico andaluz; en el norte, la porción sur de la provincia florística luso-extremadura; cubriendo aproximadamente la mitad de la región, la provincia florística Bética; y en el extremo este, la porción almeriense de la provincia florística almeriense-murciana y (coincidiendo aproximadamente con la cuenca alta del Segura) una pequeña porción de la provincia florística castellano-maestrazgán-manchega. Estos nombres se derivan principalmente de la geografía política pasada o presente: "Luso" y "lusitano" de Lusitania, una de las tres provincias romanas de Iberia, la mayoría de las demás de las actuales provincias españolas, y Maestrazgo siendo una región histórica del norte de Valencia.

Robles, rododendrones y helechos en el Parque Natural Los Alcornocales.

A grandes rasgos, la vegetación típica de Andalucía es el bosque mediterráneo, caracterizado por frondosas plantas perennes xerófilas, adaptadas a los largos y secos veranos. La especie dominante de la comunidad clímax es la encina (Quercus ilex). También abundan los alcornoques (Quercus suber), varios pinos y el pinsapo (Abies pinsapo). Debido al cultivo, también abundan los olivos (Olea europaea) y los almendros (Prunus dulcis). El sotobosque dominante está compuesto por especies leñosas espinosas y aromáticas, como el romero (Rosmarinus officinalis), el tomillo (Thymus) y Cistus. En las zonas más húmedas con suelos ácidos, las especies más abundantes son el roble y el alcornoque, y los eucaliptos cultivados. En los bosques también abundan frondosas frondosas del género Populus (álamos, álamos, álamos) y Ulmus (olmos); Los chopos se cultivan en los llanos de Granada.

Los bosques andaluces se han visto muy alterados por los asentamientos humanos, el uso de casi todas las mejores tierras para la agricultura y los frecuentes incendios forestales. Los bosques degradados se convierten en garrigas arbustivas y combustibles. Se han plantado extensas áreas con árboles no clímax como pinos. Ahora existe una clara política de conservación para los bosques restantes, que sobreviven casi exclusivamente en las montañas.

Fauna

El lince ibéricoLynx pardinus)

La biodiversidad de Andalucía se extiende también a su fauna. Más de 400 de las 630 especies de vertebrados existentes en España se pueden encontrar en Andalucía. Abarcando las cuencas mediterránea y atlántica, y adyacente al Estrecho de Gibraltar, Andalucía se encuentra en la ruta migratoria de muchas de las numerosas bandadas de aves que viajan anualmente de Europa a África y viceversa.

Los humedales andaluces albergan una rica variedad de aves. Algunas son de origen africano, como la focha colirroja (Fulica cristata), el pantano morado (Porphyrio porphyrio) y el flamenco mayor (Phoenicopterus roseus ). Otros son originarios del norte de Europa, como el ganso silvestre (Anser anser). Entre las rapaces (rapaces) se encuentran el águila imperial ibérica (Aquila adalberti), el buitre leonado (Gyps fulvus) y el milano negro y real (Milvus migrans y Milvus milvus).

Caballo andaluz

Entre los herbívoros, se encuentran varias especies de ciervos (Cervidae), entre los que destacan el gamo (Dama dama) y el corzo (Capreolus capreolus); el muflón europeo (Ovis aries musimon), una oveja salvaje; y la cabra montés (Capra pyrenaica, que a pesar de su nombre científico ya no se encuentra en los Pirineos). Recientemente, la cabra montés ha estado perdiendo terreno frente a la oveja de Berbería (Ammotragus lervia), una especie invasora de África, introducida para la caza en la década de 1970. Entre los pequeños herbívoros se encuentran los conejos, especialmente el conejo europeo (Oryctolagus cuniculus), que forman la parte más importante de la dieta de las especies carnívoras de los bosques mediterráneos.

Los grandes carnívoros como el lobo ibérico (Canis lupus signatus) y el lince ibérico (Lynx pardinus) están bastante amenazados, y se limitan a la Sierra de Andújar, dentro de Sierra Morena, Doñana y Despeñaperros. Las poblaciones de jabalí (Sus scrofa), por otro lado, se han conservado bien porque son populares entre los cazadores. Más abundantes y en variadas situaciones de conservación son carnívoros tan pequeños como la nutria, el perro, el zorro, el tejón europeo (Meles meles), el turón europeo (Mustela putorius), el comadreja menor (Mustela nivalis), el gato montés europeo (Felis silvestris), la jineta común (Genetta genetta) y el mangosta egipcio (< i>Herpestes ichneumon).

Otras especies notables son Acherontia atropos (una variedad de polilla halcón cabeza de muerte), Vipera latasti (una serpiente venenosa) y la endémica (y en peligro de extinción) pez Aphanius baeticus.

Áreas protegidas

Parques nacionales y parques naturales en Andalucía.

Andalucía tiene muchos ecosistemas únicos. Con el fin de preservar estas áreas de manera compatible con la conservación y la explotación económica, muchos de los ecosistemas más representativos se han convertido en protegidos.

Los distintos niveles de protección se engloban dentro de la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía (RENPA) que integra todos los espacios naturales protegidos ubicados en Andalucía, ya estén protegidos a nivel de ámbito local comunitaria, la comunidad autónoma de Andalucía, el estado español, o por convenios internacionales. RENPA consta de 150 espacios protegidos, que se distribuyen en dos parques nacionales, 24 parques naturales, 21 parques periurbanos (en la periferia de ciudades o pueblos), 32 espacios naturales, dos espacios naturales protegidos, 37 monumentos naturales, 28 reservas naturales y cuatro parques naturales concertados. reservas (en las que una agencia gubernamental se coordina con el propietario de la propiedad para su gestión), todas parte de la red Natura 2000 de la Unión Europea. Bajo el ámbito internacional se encuentran las nueve Reservas de la Biosfera, 20 humedales Ramsar, cuatro Áreas Especialmente Protegidas de Importancia para el Mediterráneo y dos Geoparques de la UNESCO.

En total, casi el 20 por ciento del territorio de Andalucía se encuentra en una de estas áreas protegidas, que constituyen aproximadamente el 30 por ciento del territorio protegido de España. Entre estos muchos espacios, algunos de los más destacables son el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, el parque natural más grande de España y el segundo más grande de Europa, el Parque Nacional de Sierra Nevada, el Parque Nacional y Parque Natural de Doñana., el Desierto de Tabernas, y el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, la mayor reserva terrestre-marítima del Mediterráneo occidental europeo.

Historia

En las Cuevas de Nerja hay pinturas de focas, posiblemente hechas por Neanderthals, que datan hace 42.000 años; son las obras más antiguas conocidas del arte por los humanos.

La posición geoestratégica de Andalucía en el extremo sur de Europa, proporcionando (junto con Marruecos) una puerta de entrada entre Europa y África, sumado a su posición entre el Océano Atlántico y el Mar Mediterráneo, así como sus ricos yacimientos de minerales y su riqueza agrícola, han hecho de Andalucía un apetecible premio para las civilizaciones desde tiempos prehistóricos. Agregue a esto su área de 87,268 kilómetros cuadrados (33,694 sq mi) (más grande que muchos países europeos), y no puede sorprender que Andalucía haya ocupado un lugar destacado en la historia de Europa y el Mediterráneo.

Diversas teorías postulan que los primeros homínidos de Europa se encontraban en Andalucía, habiendo atravesado el Estrecho de Gibraltar; Las primeras pinturas conocidas de la humanidad se han encontrado en las Cuevas de Nerja, Málaga. Los primeros pobladores, basados en artefactos de los yacimientos arqueológicos de Los Millares, El Argar y Tartessos, estaban claramente influenciados por las culturas del Mediterráneo Oriental que llegaron a la costa andaluza. Andalucía atravesó entonces un período de protohistoria, en el que la región no disponía de una lengua escrita propia, pero su existencia era conocida y documentada por las culturas alfabetizadas, principalmente los fenicios y los antiguos griegos, amplio momento histórico en el que se funda Cádiz, considerada por muchos como la ciudad más antigua aún en pie de Europa occidental; otra ciudad entre las más antiguas es Málaga. Durante el segundo milenio a. C., el reino de Tartessos se desarrolló en Andalucía.

Cartaginesas y romanas

(feminine)
Italica, Santiponce

Con la caída de las ciudades fenicias originales en el este, Cartago, en sí misma la colonia fenicia más importante, se convirtió en la potencia marítima dominante del Mediterráneo occidental y el socio comercial más importante para las ciudades fenicias a lo largo de la costa andaluza. Entre la Primera y la Segunda Guerra Púnica, Cartago extendió su control más allá de Andalucía para incluir toda Iberia excepto el País Vasco. Algunas de las ciudades andaluzas más destacadas durante el dominio cartaginés incluyen Gadir (Cádiz), Qart Juba (Córdoba), Ilipa (cerca de la actual Sevilla), Malaka (Málaga) y Sexi o Seksi (cerca de la moderna Almuñécar). Andalucía fue el principal escenario de la guerra con Roma dirigida por el general cartaginés Aníbal. Los romanos derrotaron a los cartagineses y conquistaron Andalucía, pasando a llamarse la región Bética. Se incorporó por completo al Imperio Romano, y de esta región procedían muchos magistrados y senadores romanos, así como los emperadores Trajano y (muy probablemente) Adriano.

Vándalos, Visigodos y el Imperio Bizantino

Los vándalos se movieron brevemente por la región durante el siglo V d. C. antes de asentarse en el norte de África, después de lo cual la región cayó en manos del reino visigodo. Los visigodos de esta región eran prácticamente independientes del Reino Católico Visigodo de Toledo. Esta es la era de los Santos Isidoro de Sevilla y Hermenegildo. Durante este período, alrededor del año 555 dC, el Imperio Romano de Oriente conquistó Andalucía bajo Justiniano I, el emperador romano de Oriente. Establecieron Spania, una provincia del Imperio bizantino desde 552 hasta 624. Aunque sus posesiones se redujeron rápidamente, continuaron teniendo intereses en la región hasta que la perdieron por completo en 624.

Estados de Al-Andalus

El Califato de Córdoba a principios del siglo X

La era visigoda llegó a un abrupto final en 711 con la conquista omeya de Hispania por parte del general musulmán omeya Tariq ibn Ziyad. Tariq es conocido en la historia y leyenda omeya como un formidable conquistador que se atrevió y tuvo el valor de quemar su flota de barcos, cuando desembarcó con sus tropas en la costa de Gibraltar, un acrónimo de "Jabel alTariq" que significa "la montaña de Tariq". Cuando los invasores musulmanes tomaron el control y consolidaron su dominio de la región, se mantuvieron tolerantes con las religiones locales, pero también necesitaban un lugar para su propia fe. En la década de 750, alquilaron a la fuerza la mitad de la Catedral de San Vicente de Córdoba (visigótica) para usarla como mezquita.

Gran Mezquita de Córdoba

El plan hipóstilo de la mezquita, que consiste en una sala de oración rectangular y un patio cerrado, siguió una tradición establecida en las mezquitas omeyas y abasíes de Siria e Irak, mientras que la articulación dramática del interior de la sala de oración no tenía precedentes.. El sistema de columnas que soportan dobles arcadas de pilares y arcos con dovelas rojas y blancas alternas es un tratamiento inusual que, estructuralmente, combina un efecto visual llamativo con la ventaja práctica de proporcionar una mayor altura dentro de la sala. Las dovelas rojas y blancas alternas están asociadas con monumentos omeyas como la Gran Mezquita de Damasco y la Cúpula de la Roca. Su uso en la Gran Mezquita de Córdoba logra crear una composición visual sorprendentemente original al mismo tiempo que enfatiza la conexión de 'Abd al-Rahman' con la tradición omeya establecida.

En este período, el nombre "Al-Andalus" se aplicó a la Península Ibérica, y más tarde se refirió a las partes no controladas por los estados godos del norte. Los gobernantes musulmanes de Al-Andalus eran invasores económicos e interesados en recaudar impuestos; Los cambios sociales impuestos a la población nativa se limitaron principalmente a las conveniencias geográficas, políticas y legales. Al-Andalus permaneció conectado con otros estados bajo el dominio musulmán; también las rutas comerciales entre este y Constantinopla y Alejandría permanecieron abiertas, mientras que muchas características culturales del Imperio Romano fueron transmitidas a toda Europa y el Cercano Oriente por su estado sucesor, el Imperio Bizantino. La arquitectura bizantina es un ejemplo de tal difusión cultural que continúa incluso después del colapso del imperio.

Sin embargo, el valle del río Guadalquivir se convirtió en el punto de proyección del poder en la península con el Califato de Córdoba haciendo de Córdoba su capital. El califato omeya produjo líderes como el califa Abd-ar-Rahman III (gobernó entre 912 y 961) y su hijo, el califa Al-Hakam II (gobernó entre 961 y 976) y construyó la magnífica Gran Mezquita de Córdoba. Bajo estos gobernantes, Córdoba fue el centro de importancia económica y cultural.

Para el siglo X, los reinos del norte de España y otras coronas europeas habían comenzado lo que eventualmente se convertiría en la Reconquista: la reconquista de la Península Ibérica para la cristiandad. El califa Abd-ar-Rahman sufrió algunas derrotas militares menores, pero a menudo logró manipular los reinos godos del norte para que actuaran en contra de los intereses de los demás. Al-Hakam logró éxitos militares, pero a costa de unir al norte contra él. En el siglo X, los gobernantes sarracenos de Andalucía tenían un ejército eslavo de 13.750 hombres.

Baños moriscos más grandes en España, en Jaén. El Emirato de Granada fue el último en sobrevivir, desde 1228 hasta 1492.

Tras la conquista de Toledo en 1086 por Alfonso VI, la Corona de Castilla y la Corona de Aragón dominaron gran parte de la península. Por lo tanto, las principales Taifas tuvieron que recurrir a la ayuda de varias otras potencias del Mediterráneo. Varias dinastías musulmanas diferentes de origen norteafricano, en particular la dinastía almorávide y la dinastía almohade, dominaron un Al-Andalus que disminuyó lentamente durante los siguientes siglos.

Después de que la victoria en la Batalla de Sagrajas (1086) pusiera fin temporalmente a la expansión castellana, la dinastía almorávide reunificó Al-Andalus con capital en Córdoba, reinando hasta mediados del siglo XII. Se asimilaron los diversos reinos de Taifa. la expansión de la dinastía almohade en el norte de África debilitó a Al-Andalus, y en 1170 los almohades trasladaron su capital de Marrakech a Sevilla. La victoria en la Batalla de Las Navas de Tolosa (1212) marcó el principio del fin de la dinastía almohade.

Corona de Castilla

La debilidad provocada por el hundimiento del poder almohade y la posterior creación de nuevas Taifas, cada una con su propio gobernante, llevó a Castilla a la rápida reconquista del valle del Guadalquivir. Córdoba fue recuperada en 1236 y Sevilla en 1248. La caída de Granada el 2 de enero de 1492 puso fin al dominio nazarí; un acontecimiento que marca el comienzo de Andalucía, los cuatro territorios del sur de la Corona de Castilla en la Península Ibérica.

Vista de Sevilla y su puerto en el siglo XVI, por Alonso Sánchez Coello.

Siete meses después, el 3 de agosto de 1492, Cristóbal Colón partía de la localidad onubense de Palos de la Frontera con la primera expedición que supuso el Descubrimiento de América, que pondría fin a la Edad Media y marcaría el comienzo de la modernidad. Muchos castellanos participaron en esta y otras expediciones que siguieron, algunas de ellas conocidas como las Jornadas Menores o Andaluzas.

Los contactos entre España y América, incluida la administración real y el comercio marítimo de Asia y América durante más de trescientos años, se produjeron casi exclusivamente a través del sur de España, especialmente los puertos de Sevilla y Cádiz.

Como resultado, se convirtió en la región más rica e influyente de España y entre las más influyentes de Europa. Por ejemplo, los Habsburgo desviaron gran parte de esta riqueza comercial para controlar sus territorios europeos.

España de los Austrias

En la primera mitad del siglo XVI la peste aún prevalecía en España. Según George C. Kohn, "Una de las peores epidemias del siglo, cuyas miserias fueron acompañadas por sequía severa y escasez de alimentos, comenzó en 1505; en 1507, sólo en Andalucía habían muerto unas 100.000 personas. Andalucía fue golpeada una vez más en 1646. Durante tres años, la peste asoló toda la región, causando quizás hasta 200.000 muertes, especialmente en Málaga y Sevilla."

The Surrender of Bailén, por José Casado del Alisal, muestra el momento de la entrevista entre el General Castaños y el General Dupont para acordar las condiciones de la entrega del ejército francés después de la Batalla de Bailén.

Se produjo una segunda insurrección, la Revuelta de los Moriscos (1568-1571), en el Reino de Granada. Fue aplastada y martillada la demografía del reino de Granada, descendiendo la población morisca en más de 100.000 entre muertes, huidas y deportaciones, contrastando con los menos de 40.000 pobladores entrantes.

En 1810–12, las tropas españolas resistieron fuertemente la ocupación francesa durante la Guerra de la Independencia (parte de las Guerras Napoleónicas).

Andalucía se benefició del imperio español de ultramar, aunque gran parte del comercio y las finanzas terminaron siendo controlados por otras partes de Europa a donde finalmente se destinaron. En el siglo XVIII, el comercio de otras partes de España comenzó a desplazar el comercio andaluz cuando el gobierno español puso fin al monopolio comercial de Andalucía con las colonias de las Américas. La pérdida del imperio en la década de 1820 dañó la economía de la región, en particular las ciudades que se habían beneficiado del comercio y la construcción naval. La construcción del ferrocarril a finales del siglo XIX permitió a Andalucía desarrollar mejor su potencial agrícola y se convirtió en exportadora de alimentos. Mientras la industrialización despegaba en las regiones del norte de España de Cataluña y el País Vasco, Andalucía seguía siendo tradicional y mostraba una profunda división social entre una pequeña clase de terratenientes ricos y una población compuesta en gran parte por trabajadores agrícolas y comerciantes pobres.

Opresiones franquistas

Provincia de Sevilla, Guerra Civil Española

Andalucía fue una de las regiones más afectadas de España por la brutal campaña de asesinatos en masa y represión política de Francisco Franco llamada Terror Blanco durante y después de la Guerra Civil española. Los sublevados nacionalistas bombardearon y se apoderaron de los barrios obreros de las principales ciudades andaluzas en los primeros días de la guerra, y posteriormente ejecutaron a miles de trabajadores y militantes de los partidos de izquierda: en la ciudad de Córdoba 4.000; en la ciudad de Granada 5.000; en la ciudad de Sevilla 3.028; y en la ciudad de Huelva 2.000 muertos y 2.500 desaparecidos. La ciudad de Málaga, ocupada por los nacionalistas en febrero de 1937 tras la Batalla de Málaga, vivió una de las más duras represiones tras la victoria franquista con un total estimado de 17.000 personas ejecutadas sumariamente. Carlos Arias Navarro, entonces un joven abogado que como fiscal firmó miles de órdenes de ejecución en los juicios montados por la derecha triunfante, pasó a ser conocido como "El Carnicero de Málaga" (Carnicero de Málaga).

Paul Preston estima en 55.000 el número total de víctimas de homicidios deliberados por los nacionalistas en Andalucía.


Gobierno y política

El Palacio de San Telmo es la sede de la Presidencia de Andalucía
Hospital de las Cinco Llagas es la sede del Parlamento de Andalucía

Andalucía es una de las 17 comunidades autónomas de España. La Junta de Andalucía (español: Junta de Andalucía) incluye el Parlamento de Andalucía, su presidente elegido, un Consejo Consultivo y otros órganos.

La Comunidad Autónoma de Andalucía se formó de acuerdo con un referéndum del 28 de febrero de 1980 y se convirtió en una comunidad autónoma bajo el Estatuto de Autonomía de 1981 conocido como el Estatuto de Carmona. El proceso siguió la Constitución Española de 1978, aún vigente a partir de 2009, que reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las distintas regiones y nacionalidades de España. El proceso para establecer Andalucía como comunidad autónoma siguió el artículo 151 de la Constitución, convirtiendo a Andalucía en la única comunidad autónoma que tomó ese curso en particular. Ese artículo se establecía para regiones como Andalucía que se habían visto impedidas por el estallido de la Guerra Civil Española de adoptar un estatuto de autonomía durante el período de la Segunda República Española.

El artículo 1 del Estatuto de Autonomía de 1981 justifica la autonomía sobre la base de la identidad histórica de la región, del autogobierno que la Constitución permite a cada nacionalidad, de la igualdad absoluta con el resto de las nacionalidades y regiones que componen España, y con una potestad que emana de la Constitución y del pueblo andaluz, reflejada en su Estatuto de Autonomía.

En octubre de 2006, la comisión constitucional de las Cortes Generales (la legislatura nacional de España), con los votos favorables del Partido Socialista Obrero Español de centroizquierda' (PSOE), el izquierdista Izquierda Unida (IU) y el de centroderechista Partido Popular (PP), aprobaron un nuevo Estatuto de Autonomía para Andalucía, cuyo preámbulo hace referencia a la comunidad como " realidad nacional" (realidad nacional):

El Manifiesto andaluz de Córdoba describió a Andalucía como una realidad nacional en 1919, cuyo espíritu los andaluces se apoderaron por el proceso de autogobierno reconocido en nuestra Carta Magna. En 1978 los andaluces apoyaron ampliamente el consenso constitucional. Hoy, la Constitución, en su artículo 2, reconoce a Andalucía como una nacionalidad como parte de la unidad indisoluble de la nación española.

Estatuto andaluz de Autonomía en Wikisource, en español

El 2 de noviembre de 2006 los Diputados a la Cámara española ratificaron el texto de la Comisión Constitucional con 306 votos a favor, ninguno en contra y 2 abstenciones. Era la primera vez que se aprobaba sin votos en contra una Ley Orgánica española por la que se aprueba un Estatuto de Autonomía. El Senado, en sesión plenaria de 20 de diciembre de 2006, ratificó el referéndum para ser votado por los ciudadanos andaluces el 18 de febrero de 2007.

El Estatuto de Autonomía detalla las distintas instituciones de gobierno y administración de Andalucía. El principal de ellos es la Junta de Andalucía (Junta de Andalucía). Otras instituciones especificadas en el Estatuto son el Defensor del Pueblo Andaluz (literalmente "Defensor del Pueblo Andaluz", básicamente un defensor del pueblo), el Consejo Consultivo, la Cámara de Cuentas, el Consejo Audiovisual de Andalucía y el Consejo Económico y Consejo Social.

El Estatuto de Autonomía de Andalucía reconoce a Sevilla como capital de la autonomía. Allí se encuentra la Junta de Andalucía. El tribunal supremo de la región, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (Tribunal Superior de Justicia de Andalucía) no forma parte del Gobierno Autonómico y tiene su sede en Granada.

Gobierno Autonómico

Distritos judiciales de Andalucía.
El Parlamento Andaluz en Sevilla.

La Junta de Andalucía (Junta de Andalucía) es la institución de autogobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía. Dentro del gobierno, el presidente de la Junta de Andalucía es el representante supremo de la comunidad autónoma, y el representante ordinario del estado español en la comunidad autónoma. El presidente es nombrado formalmente para el cargo por el Monarca de España y luego confirmado por mayoría de votos del Parlamento de Andalucía. En la práctica, el monarca siempre nombra a una persona aceptable para el partido gobernante o la coalición de partidos de la comunidad autónoma. En teoría, si el candidato no obtuviera la mayoría necesaria, el monarca podría proponer una sucesión de candidatos. Después de dos meses, si ningún candidato propuesto pudiera obtener la aprobación del parlamento, el parlamento se disolvería automáticamente y el presidente interino convocaría nuevas elecciones. El 18 de enero de 2019 Juan Manuel Moreno fue elegido sexto presidente de Andalucía.

El Consejo de Gobierno, máximo órgano político y administrativo de la Comunidad, ejerce la potestad normativa y ejecutiva. El presidente preside el consejo, que también incluye a los jefes de varios departamentos (Consejerías). En la legislatura actual (2008-2012), hay 15 de estos departamentos. Por orden de precedencia son Presidencia, Gobernación, Economía y Hacienda, Educación, Justicia y Administración Pública, Innovación, Ciencia y Empresa, Obras Públicas y Transportes, Empleo, Sanidad, Agricultura y Pesca, Vivienda y Ordenación del Territorio, Turismo, Comercio y Deportes, Igualdad y Bienestar Social, Cultura y Medio Ambiente.

El Parlamento de Andalucía, su Asamblea Legislativa Autonómica, elabora y aprueba las leyes y elige y destituye al Presidente. Las elecciones al Parlamento de Andalucía siguen una fórmula democrática a través de la cual los ciudadanos eligen a 109 diputados. Tras la aprobación del Estatuto de Autonomía mediante la Ley Orgánica 6/1981 de 20 de diciembre de 1981, las primeras elecciones al parlamento autonómico tuvieron lugar el 23 de mayo de 1982. Se han producido otras elecciones en 1986, 1990, 1994, 1996, 2000, 2004 y 2008.

La legislatura actual (2008-2012) incluye representantes del PSOE-A (rama andaluza del PSOE de centro izquierda), PP-A (rama andaluza del PP de centro derecha) e IULV-CA (rama andaluza de la izquierda IU).

Poder judicial

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (Tribunal Superior de Justicia de Andalucía) en Granada está sujeto únicamente a la jurisdicción superior del Tribunal Supremo de España. El Tribunal Superior de Justicia no es un órgano de la Comunidad Autónoma, sino del Poder Judicial de España, que es unitario en todo el reino y cuyas competencias no se transfieren a las comunidades autónomas. El territorio andaluz está dividido en 88 distritos legales/judiciales (partidos judiciales).

Divisiones administrativas

Provincias

Andalucía superior[es] o Andalucía oriental[es].
Baja Andalucía[es] o Andalucía occidental[es].

Andalucía consta de ocho provincias. Estos últimos fueron establecidos por Javier de Burgos en la división territorial de España de 1833. Cada una de las provincias andaluzas lleva el mismo nombre que su capital:

ProvinciaCapitalPoblaciónDensidadMunicipiosDistritos jurídicos
Flag Almería Province.svg
Almería
Almería702,81972,5 km2 (188/sq mi)102 municipios8
Flag Cádiz Province.svg
Cádiz
Cádiz1.243.519158,8/km2 (411/sq mi)44 municipios14
Provincia de Córdoba - Bandera.svg
Córdoba
Córdoba805,85772.4/km2 (188/sq mi)75 municipios12
Bandera de la provincia de Granada (España).svg
Granada
Granada924,55068.7/km2 (178/sq mi)170 municipios9
Bandera de la Provincia De Huelva.svg
Huelva
Huelva521.96847.7/km2 (124/sq mi)79 municipios6
Bandera de la provincia de Jaén.svg
Jaén
Jaén670.60049,9 km2 (127/sq mi)97 municipios10
Flag Málaga Province.svg
Málaga
Málaga1,625,827204.1/km2 (529/sq mi)102 municipios11
Bandera-diputacion-sevilla.jpg
Sevilla
Sevilla1,928,962129,2 km2 (335/sq mi)105 municipios15

Andalucía se divide tradicionalmente en dos subregiones históricas: Alta Andalucía [es] o Andalucía Oriental [es] (Andalucía Oriental), formada por las provincias de Almería, Granada, Jaén y Málaga, y Baja Andalucía [es] o Andalucía Occidental [es] (Andalucía Occidental), formada por las provincias de Cádiz, Córdoba, Huelva y Sevilla.

Comarcas y mancomunidades

Comarcas de Andalucía

Dentro de las distintas comunidades autónomas de España, las comarcas son comparables a los shires (o, en algunos países, a los condados) en el mundo de habla inglesa. A diferencia de algunas de las otras comunidades autónomas de España, bajo el Estatuto de Autonomía original de 1981, las comarcas de Andalucía no tenían un reconocimiento formal, pero, en la práctica, todavía tenían un reconocimiento informal como geográfico, cultural, histórico o en algunos casos entidades administrativas. El Estatuto de Autonomía de 2007 se hace eco de esta práctica y menciona las comarcas en el artículo 97 del Título III, que define la importancia de las comarcas y establece una base para su reconocimiento formal en la legislación futura.

La entidad estatutaria actual que más se parece a una comarca es la mancomunidad, una asociación de municipios de abajo hacia arriba, libremente elegida, concebida como un instrumento de coordinación y desarrollo socioeconómico. entre gobiernos municipales en áreas específicas.

Municipios y entidades locales

Municipios de Andalucía

Más allá del nivel de provincias, Andalucía se divide en 774 municipios (municipios). Los municipios de Andalucía están regulados por el Título III del Estatuto de Autonomía, artículos 91 a 95, que establece el municipio como la entidad territorial básica de Andalucía, cada uno de los cuales tiene personalidad jurídica y autonomía en muchos aspectos de sus asuntos internos. En el ámbito municipal, la representación, gobierno y administración la ejerce el ayuntamiento, que tiene competencias en materia de urbanismo, servicios sociales comunitarios, abastecimiento y tratamiento de aguas, recogida y tratamiento de residuos, y la promoción del turismo, la cultura y el deporte, entre otras materias que establezca la ley.

Entre las ciudades andaluzas más importantes además de las capitales de provincia se encuentran:

De conformidad con la intención de delegar el control lo más localmente posible, en muchos casos, núcleos separados de población dentro de los límites municipales administran cada uno sus propios intereses. Estos son conocidos como pedanías ("hamlets"), villas ("pueblos"), aldeas (también generalmente traducido como "pueblos"), u otros nombres similares.

Principales ciudades

Municipios más grandes de Andalucía
INE (1 de enero de 2020)
Rank Provincia Papá. Rank Provincia Papá.
Seville
Sevilla
Málaga
Málaga
1SevillaSevilla691,39511CádizCádiz115.439 Córdoba
Córdoba
Granada
Granada
2MálagaMálaga578.46012JaénJaén112.757
3CórdobaCórdoba326.03913Roquetas de MarAlmería98.433
4GranadaGranada233,64814San FernandoCádiz95.001
5Jerez de la FronteraCádiz213,10515El Puerto de Santa MaríaCádiz88.703
6AlmeríaAlmería201,32216MijasMálaga85.397
7MarbellaMálaga147,63317Chiclana de la FronteraCádiz85,150
8HuelvaHuelva143,83718El EjidoAlmería83.758
9Dos HermanasSevilla135.05019FuengirolaMálaga82.837
10AlgecirasCádiz123.07820Vélez-MálagaMálaga82.365

Demografía

Andalucía ocupa el primer lugar por población entre las 17 comunidades autónomas de España. La población estimada a principios de 2009 era de 8.285.692. La población se concentra, sobre todo, en las capitales de provincia ya lo largo de las costas, por lo que el nivel de urbanización es bastante alto; la mitad de la población se concentra en las 28 ciudades de más de 50.000 habitantes. La población envejece, aunque el proceso de inmigración está contrarrestando la inversión de la pirámide poblacional.

Cambio de población

Población histórica
AñoPapá.±%
19003,544,769
19103.800.299+7,2%
19204,221,686+11,1%
19304.627.148+9,6%
19405,255,120+13,6%
19505,647,244+7,5%
19605,940,067+5.2%
19705,991,076+0,9%
19816,441,149+7,5%
19916.940.542+7,8%
20017.357.558+6,0%
20118.371.270+13,8%
20218.484.804+1,4%
Fuente: INE

A finales del siglo XX, Andalucía se encontraba en la última fase de la transición demográfica. La tasa de mortalidad se estancó en torno al 8-9 por mil, y la población pasó a verse influida principalmente por la natalidad y la migración. En 1950, Andalucía tenía el 20,04 por ciento de la población nacional de España. Para 1981, esto había disminuido a 17,09 por ciento. Aunque la población andaluza no estaba disminuyendo en términos absolutos, estas pérdidas relativas se debieron a una emigración lo suficientemente grande como para casi contrarrestar la tasa de natalidad más alta de España. Desde la década de 1980, este proceso se ha invertido en todos los aspectos y, a partir de 2009, Andalucía tiene el 17,82 por ciento de la población española. La tasa de natalidad ha disminuido drásticamente, como es típico en las economías desarrolladas, aunque se ha quedado rezagada con respecto a gran parte del resto del mundo en este aspecto. Además, los emigrantes anteriores han ido regresando a Andalucía. A partir de la década de 1990, otros también han estado inmigrando en gran número, ya que España se ha convertido en un país de inmigración neta.

A principios del siglo XXI, las estadísticas muestran un ligero aumento en la tasa de natalidad, debido en gran parte a la mayor tasa de natalidad entre los inmigrantes. El resultado es que a partir de 2009, la tendencia hacia el rejuvenecimiento de la población se encuentra entre las más fuertes de cualquier comunidad autónoma de España, o de cualquier región comparable en Europa.

Estructura

Evolución de las tasas de nacimiento y muerte de Andalucía 1975-2007

A principios del siglo XXI, la estructura de población de Andalucía muestra una clara inversión de la pirámide de población, con las mayores cohortes entre los 25 y los 50 años. La comparación de la pirámide de población de 2008 con la de 1986 muestra:

  1. Una clara disminución de la población menor de 25 años, debido a la disminución de la tasa de natalidad.
  2. Un aumento de la población adulta, ya que la cohorte más grande y anterior nacida en el "boom de bebé" de la década de 1960 y 1970 alcanza la edad adulta. This effect has been exacerbated by immigration: the largest contingent of immigrants are young adults.
  3. Otro aumento de la población adulta, y especialmente de la población adulta mayor, debido al aumento de la esperanza de vida.

En cuanto a la composición por sexos, destacan dos aspectos: el mayor porcentaje de mujeres en la población de mayor edad, debido a la mayor esperanza de vida de las mujeres, y, por otro lado, el mayor porcentaje de hombres de edad activa. edad, debido en gran parte a una población inmigrante predominantemente masculina.

Inmigración

En 2005, el 5,35 por ciento de la población de Andalucía nació fuera de España. Se trata de una cifra relativamente baja para una región española, siendo la media nacional tres puntos porcentuales superior. Los inmigrantes no están repartidos uniformemente entre las provincias andaluzas: Almería, con un 15,20 por ciento de población inmigrante, es la tercera entre todas las provincias de España, mientras que en el otro extremo Jaén tiene solo un 2,07 por ciento de inmigrantes y Córdoba un 1,77 por ciento. Las nacionalidades predominantes entre la población inmigrante son la marroquí (92.500, que constituyen el 17,79 por ciento de los extranjeros residentes en Andalucía) y la británica (el 15,25 por ciento en toda la región). Al comparar regiones del mundo en lugar de países individuales, el bloque de inmigrantes más grande es de la región de América Latina, superando en número no solo a todos los norteafricanos, sino también a todos los europeos occidentales no españoles. Demográficamente, este colectivo ha supuesto una importante incorporación a la población activa andaluza.

Economía

Productos andaluces árbolmap, 2020

Andalucía es tradicionalmente una zona agrícola, pero ahora predomina el sector servicios (sobre todo el turismo, el comercio minorista y el transporte). El otrora próspero sector de la construcción, duramente golpeado por la recesión de 2009, también fue importante para la economía de la región. El sector industrial está menos desarrollado que la mayoría de las otras regiones de España.

Entre 2000 y 2006 el crecimiento económico anual fue de 3,72%, uno de los más altos del país. Aún así, según el Instituto Nacional de Estadística (INE) de España, el PIB per cápita de Andalucía (17.401 €; 2006) sigue siendo el segundo más bajo de España, con sólo Extremadura a la zaga. El Producto Interior Bruto (PIB) de la comunidad autónoma fue de 160.600 millones de euros en 2018, lo que supuso el 13,4% de la producción económica española. El PIB per cápita ajustado por poder adquisitivo fue de 20.500 euros o el 68% de la media de la UE27 en el mismo año.

PIB, PIB per cápita, número de personas en la fuerza de trabajo, porcentaje de la fuerza de trabajo andaluza por provincia
AndalucíaAlmeríaCádizCórdobaGranadaHuelvaJaénMálagaSevilla
PIB (miles de euros)154,011,65414,124,02421,430,77213.000.52116.403.6149,716,03710,036,09131,331,12237.969.433
PIB per cápita (€)18.36020,05417.28416.42217.91918.69915.48119.22919,574
Trabajadores2,990,143286,714387.174264,072309,309196,527220.877607,255718.215
PIB (%)1009.1713.928.4410.656.316.5220.3424.65

Sector primario

El sector primario, a pesar de agregar el menor de los tres sectores al PIB regional, sigue siendo importante, especialmente en comparación con las economías desarrolladas típicas. El sector primario produce el 8,26 por ciento del PIB regional, el 6,4 por ciento de su VAB y emplea al 8,19 por ciento de la fuerza laboral. En términos monetarios podría considerarse un sector poco competitivo, dado su nivel de productividad en comparación con otras regiones españolas. Además de su importancia numérica en relación con otras regiones, la agricultura y otras actividades del sector primario tienen fuertes raíces en la cultura y la identidad locales.

El sector primario se divide en varios subsectores: agricultura, pesca comercial, ganadería, caza, silvicultura, minería y energía.

Agricultura, ganadería, caza y silvicultura

Denominaciones de origen del aceite de oliva en Andalucía

Durante muchos siglos, la agricultura dominó la sociedad andaluza y, con el 44,3 % de su territorio cultivado y el 8,4 % de su mano de obra en la agricultura a partir de 2016, sigue siendo una parte integral de la economía andaluza. Sin embargo, su importancia está disminuyendo, al igual que los sectores primario y secundario en general, a medida que el sector de servicios se hace cargo cada vez más. El cultivo principal es el cultivo de cereales y girasoles de secano sin riego artificial, especialmente en la extensa campiña del valle del Guadalquivir y las altas llanuras de Granada y Almería, con un cultivo mucho menor y más focalizado geográficamente de cebada y avena. De regadío también se cultiva maíz, algodón y arroz en las riberas del Guadalquivir y Genil.

Olivos en provincia de Córdoba.

Los cultivos arbóreos más importantes son las aceitunas, especialmente en las regiones subbéticas de las provincias de Córdoba y Jáen, donde los olivares de regadío constituyen un gran componente de la producción agrícola. Hay extensos viñedos en varias zonas como Jerez de la Frontera (jerez), Condado de Huelva, Montilla-Moriles y Málaga. Las frutas, principalmente cítricos, se cultivan cerca de las orillas del Guadalquivir; las almendras, que requieren mucha menos agua, se cultivan en las altas llanuras de Granada y Almería.

En términos monetarios, la agricultura andaluza más productiva y competitiva con diferencia es el cultivo intensivo forzado de fresas, frambuesas, arándanos y otras frutas cultivadas en invernadero bajo plástico transparente, a menudo en zonas arenosas, en las costas, en Almería y Huelva.

Dehesa Boyal (méadow para animales de pastoreo), Bollullos Par del Condado, Huelva.
La ciudad de Adra está rodeada de invernaderos.

La agricultura ecológica ha experimentado recientemente una rápida expansión en Andalucía, principalmente para la exportación a los mercados europeos, pero con una creciente demanda en desarrollo en España.

Andalucía tiene una larga tradición ganadera y ganadera, pero ahora está restringida principalmente a los prados de montaña, donde hay menos presión de otros usos potenciales. Los andaluces tienen una larga y colorida historia de crianza de perros que se puede observar en toda la región en la actualidad. La cría de ganado ahora juega un papel semi-marginal en la economía andaluza, constituyendo sólo el 15 por ciento del sector primario, la mitad del número de España en su conjunto.

"Extenso" la ganadería hace pastar a los animales en pastos naturales o cultivados, mientras que la ganadería "intensiva" la cría de ganado se basa en forrajes en lugar de pastos. Aunque la productividad es mayor que con técnicas extensivas, la economía es bastante diferente. Si bien las técnicas intensivas ahora dominan en Europa e incluso en otras regiones de España, la mayor parte del ganado vacuno de Andalucía, prácticamente la totalidad de su ganado ovino y caprino, y una buena parte de su ganado porcino se crían mediante ganadería extensiva en pastos de montaña. Esto incluye los cerdos ibéricos negros que son la fuente de Jamón ibérico. Las ovejas y cabras autóctonas de Andalucía presentan una gran oportunidad económica en una Europa donde los productos animales son generalmente abundantes, pero la carne, la leche y el cuero (y los productos derivados de estos) de oveja y cabra son relativamente escasos. Los perros se crían no solo como animales de compañía, sino también como animales de pastoreo utilizados por los pastores de cabras y ovejas.

La caza sigue siendo relativamente importante en Andalucía, pero ha perdido en gran medida su carácter como medio de obtención de alimentos. Ahora es más una actividad de ocio ligada a las zonas de montaña y complementaria a la silvicultura y la ganadería. Los perros se utilizan con frecuencia como compañeros de caza para recuperar la caza muerta.

Los bosques andaluces son importantes por su extensión, el 50 por ciento del territorio de Andalucía, y por otras razones ambientales menos cuantificables, como su valor para prevenir la erosión, regular el flujo de agua necesario para otra flora y fauna. Por estos motivos, existe una legislación vigente para proteger los bosques andaluces. El valor de los productos forestales como tales constituye sólo el 2 por ciento de la producción agrícola. Esto proviene principalmente de especies cultivadas, eucalipto en Huelva y chopo en Granada, así como del alcornoque natural en Sierra Morena.

Pesca

Puerto pesquero de Algeciras.

La pesca es una tradición de larga data en las costas andaluzas. El pescado y otros productos del mar han ocupado un lugar destacado durante mucho tiempo en la dieta local y en la cultura gastronómica local: pescado frito (pescaito frito en dialecto local), gambas blancas, atún almadraba, entre otros. La flota pesquera andaluza es la segunda más grande de España, después de Galicia, y los 38 puertos pesqueros de Andalucía son la mayor cantidad de cualquier comunidad autónoma española. La pesca comercial produce sólo el 0,5 por ciento del producto del sector primario regional en valor, pero hay áreas donde tiene mucha más importancia. En la provincia de Huelva constituye el 20 por ciento del sector primario, y localmente en Punta Umbría el 70 por ciento de la mano de obra se dedica a la pesca comercial.

Incumplimiento de las leyes pesqueras en cuanto al uso de arrastre, contaminación urbana del litoral, destrucción de hábitats por construcciones costeras (por ejemplo, alteración de desembocaduras de ríos, construcción de puertos), y disminución de pesquerías por sobreexplotación han creado una crisis permanente en la pesca andaluza, justificando los intentos de reconversión de la flota pesquera. La disminución de las poblaciones de peces ha provocado el auge de la acuicultura, incluida la piscicultura tanto en las costas como en el interior.

Minería

Mina Aznalcóllar.

A pesar de la escasa rentabilidad general de los últimos años, la minería conserva cierta importancia en Andalucía. Andalucía produce la mitad del producto minero español en valor. De la producción andaluza, aproximadamente la mitad procede de la provincia de Huelva. La minería de metales preciosos en las Minas de Riotinto en Huelva (ver Grupo Riotinto) se remonta a la época prerromana; las minas fueron abandonadas en la Edad Media y redescubiertas en 1556. Otra actividad minera es la extracción de carbón en el valle del Guadiato en la provincia de Córdoba; varios metales en Aznalcóllar en la provincia de Sevilla, y hierro en Alquife en la provincia de Granada. Además, la piedra caliza, la arcilla y otros materiales utilizados en la construcción están bien distribuidos por toda Andalucía.

Sector secundario: industria

El sector industrial andaluz siempre ha sido relativamente pequeño. No obstante, en 2007, la industria andaluza facturó 11.979 millones de euros y empleó a más de 290.000 trabajadores. Esto representó el 9,15 por ciento del PIB regional, muy por debajo del 15,08 que representa el sector secundario en el conjunto de la economía española. Analizando los diferentes subsectores de la industria alimentaria, la industria andaluza supone más del 16% de la producción total. En una comparativa con la economía española, este subsector es prácticamente el único alimentario que tiene algún peso en la economía nacional con un 16,16%. Muy por detrás se encuentra el sector manufacturero de materiales marítimos algo más del 10% de la economía española. Empresas como Cruzcampo (Grupo Heineken), Puleva, Domecq, Santana Motors o Renault-Andalucía, son exponentes de estos dos subsectores. Destaca el sector aeronáutico andaluz, que ocupa el segundo lugar a nivel nacional solo por detrás de Madrid y representa aproximadamente el 21% de la facturación total en términos de empleo, destacando empresas como Airbus, Airbus Military o la recién formada Aeroespacial Alestis. Por el contrario es sintomático del poco peso de la economía regional en sectores tan importantes como el textil o la electrónica a nivel nacional.

La industria andaluza se caracteriza también por una especialización en actividades industriales de transformación de materias primas agrícolas y minerales. Esto lo hacen en gran medida pequeñas empresas sin la inversión pública o extranjera más típica de un alto nivel de industrialización.

Sector terciario: servicios

Castillo de Sancti Petri, ubicado en San Fernando, Cádiz. Uno de los componentes más grandes del sector de servicios es el turismo "sun y arena".

En las últimas décadas el sector terciario (servicios) andaluz ha experimentado un gran crecimiento, llegando a constituir la mayor parte de la economía regional, como es típico de las economías contemporáneas de los países desarrollados. En 1975, el sector de servicios produjo el 51,1 por ciento del PIB local y empleó al 40,8 por ciento de la fuerza laboral. En 2007, esto había aumentado al 67,9 por ciento del PIB y al 66,42 por ciento de los puestos de trabajo. Este proceso de "terciarización" de la economía ha seguido un curso algo inusual en Andalucía. Este crecimiento se produjo algo antes que en la mayoría de las economías desarrolladas y se produjo independientemente del sector industrial local. Había dos razones principales por las que la "terciarización" siguió un curso diferente en Andalucía que en otros lugares:

1. El capital andaluz se vio en la imposibilidad de competir en el sector industrial con las regiones más desarrolladas y se vio obligado a invertir en sectores más accesibles.

2. La ausencia de un sector industrial que pudiera absorber a los trabajadores agrícolas y artesanos desplazados condujo a la proliferación de servicios con una productividad bastante baja. Este desarrollo desigual en comparación con otras regiones llevó a un sector de servicios hipertrofiado e improductivo, que ha tendido a reforzar el subdesarrollo, porque no ha llevado a grandes acumulaciones de capital.

Turismo en Andalucía

Arcos de la Frontera, provincia de Cádiz
Vista de Ronda
Puerto Banús, Marbella, Costa del Sol.
Sierra Nevada Estación de esquí
Fuente de los Leones en Baeza, provincia de Jaén.

Debido en parte al clima relativamente templado de invierno y primavera, el sur de España es atractivo para los visitantes extranjeros, especialmente para los turistas del norte de Europa. Mientras que las zonas del interior como Jaén, Córdoba y los pueblos y ciudades de las montañas permanecen relativamente al margen del turismo, las zonas costeras de Andalucía tienen un gran tráfico de visitantes durante gran parte del año.

Entre las comunidades autónomas, Andalucía ocupa el segundo lugar después de Cataluña en turismo, con casi 30 millones de visitantes cada año. Los principales destinos turísticos de Andalucía son la Costa del Sol y (secundariamente) Sierra Nevada. Como se mencionó anteriormente, Andalucía es uno de los lugares más soleados y cálidos de Europa, lo que la convierte en un centro de "sol y playa" turismo, pero no sólo eso. En torno al 70 por ciento de la capacidad de alojamiento y el 75 por ciento de las noches reservadas en los hoteles andaluces se encuentran en municipios costeros. El mayor número de turistas llega en agosto, el 13,26 por ciento de las noches reservadas a lo largo del año, y el menor número en diciembre, el 5,36 por ciento.

En la costa oeste (Atlántica) se encuentran la Costa de la Luz (provincias de Huelva y Cádiz), y en la costa este (Mediterránea), la Costa del Sol (provincias de Cádiz y Málaga), Costa Tropical (Provincias de Granada y parte de Almería) y la Costa de Almería. En 2004, el programa de playas Bandera Azul de la Fundación sin ánimo de lucro para la Educación Ambiental reconoció a 66 playas andaluzas y 18 puertos de recreo como en buen estado de conservación en términos de sostenibilidad, accesibilidad y calidad. No obstante, el nivel de turismo en las costas andaluzas ha sido lo suficientemente alto como para tener un impacto ambiental significativo, y otras organizaciones, como las españolas Ecologistas en Acción (Ecologistas en Acción) con su descripción de &# 34;Playas con bandera negra" o Greenpeace—han expresado el sentimiento opuesto. Aún así, cadenas hoteleras como Fuerte Hotels se han asegurado de que la sostenibilidad dentro de la industria del turismo sea una de sus principales prioridades.

Junto con "arena y sol" También se ha producido un fuerte incremento del turismo de naturaleza en el interior, así como del turismo cultural, el turismo deportivo y el de convenciones. Un ejemplo de turismo deportivo y de naturaleza es la estación de esquí del Parque Nacional de Sierra Nevada.

En cuanto al turismo cultural, existen cientos de destinos turísticos culturales: catedrales, castillos, fortalezas, monasterios, cascos históricos y una gran variedad de museos.

Se puede destacar que España tiene siete de sus 42 sitios culturales Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en Andalucía:

Además, están los Lugares colombinos, lugares significativos en la vida de Cristóbal Colón: Palos de la Frontera, Monasterio de la Rábida y Moguer) en la provincia de Huelva. También hay yacimientos arqueológicos de gran interés: la ciudad romana de Itálica, lugar de nacimiento del emperador Trajano y (muy probablemente) Adriano o Baelo Claudia cerca de Tarifa.

Andalucía fue cuna de grandes pintores como Velázquez y Murillo (Sevilla) y, más recientemente, Picasso (Málaga); Picasso es recordado por su ciudad natal en el Museo Picasso Málaga y Fundación Casa Natal; la Casa de Murillo fue una casa museo entre 1982 y 1998, pero ahora son principalmente oficinas de la Consejería de Cultura de Andalucía. El CAC Málaga (Museo de Arte Moderno) Archivado el 20 de noviembre de 2011 en la Wayback Machine es el museo más visitado de Andalucía y ha ofrecido exposiciones de artistas como Louise Bourgeois, Jake and Dinos Chapman, Gerhard Richter, Anish Kapoor, Ron Mueck o Rodney Graham. Málaga también forma parte de la Colección privada Carmen Thyssen-Bornemisza del Museo Carmen Thyssen.

Hay muchos otros museos importantes en la región, tanto de pinturas como de artefactos arqueológicos, como joyas de oro, alfarería y otras cerámicas, y otras obras que demuestran las tradiciones artesanales de la región.

El Consejo de Gobierno ha designado los siguientes "Municipios Turísticos": en Almería, Roquetas de Mar; en Cádiz, Chiclana de la Frontera, Chipiona, Conil de la Frontera, Grazalema, Rota y Tarifa; en Granada, Almuñécar; en Huelva, Aracena; en Jaén, Cazorla; en Málaga, Benalmádena, Fuengirola, Nerja, Rincón de la Victoria, Ronda y Torremolinos; en Sevilla, Santiponce.

Monumentos y características
  • Alcazaba, Almería
  • Cueva de Menga, Antequera (Málaga)
  • El Torcal, Antequera (Málaga)
  • Medina Azahara, Córdoba
  • Mezquita, Córdoba
  • Mudejar Quarter, Frigiliana (Málaga)
  • Alhambra, Granada
  • Palacio de Carlos V, Granada
  • Charterhouse, Granada
  • Albayzín, Granada
  • La Rabida Monasterio, Palos de la Frontera (Huelva)
  • Castillo de Santa Catalina, Jaén
  • Catedral de Jaén, Jaén
  • Úbeda y Baeza, Jaén
  • Alcazaba, Málaga
  • Palacio Buenavista, Málaga
  • Catedral de Málaga, Málaga
  • Puente Nuevo, Ronda (Málaga)
  • Cuevas de Nerja, Nerja (Málaga)
  • Ronda Bullring, Ronda (Málaga)
  • Giralda, Sevilla
  • Torre del Oro, Sevilla
  • Plaza de España, Sevilla
  • Catedral de Sevilla, Sevilla
  • Alcázar de Sevilla, Sevilla

Desempleo

La tasa de paro se situó en el 25,5% en 2017 y fue una de las más altas de España y Europa.

Año 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017
Tasa de desempleo
(en %)
12.6% 12.8% 17.7% 25.2% 27,8% 30,1% 34.4% 36,2% 34.8% 31,5% 28.9% 25.5%

Infraestructura

Transporte

Primeras carreteras de Andalucía

Como en toda sociedad moderna, los sistemas de transporte son un elemento estructural esencial del funcionamiento de Andalucía. La red de transporte facilita la coordinación territorial, el desarrollo económico y la distribución, y el transporte interurbano.

En el transporte urbano, los sistemas de transporte público subdesarrollados ponen en desventaja al tráfico de peatones y otro tráfico no motorizado en comparación con el uso de vehículos privados. Varias capitales andaluzas -Córdoba, Granada y Sevilla- han estado intentando remediar recientemente esto reforzando sus sistemas de transporte público y proporcionando una mejor infraestructura para el uso de bicicletas. En la actualidad hay tres sistemas de transporte rápido en funcionamiento en Andalucía: el Metro de Sevilla, el Metro de Málaga y el Metro de Granada. Las redes de Cercanías ferroviarias operan en Sevilla, Málaga y Cádiz.

Estación de tren Sevilla-Santa Justa

Durante más de un siglo, la red ferroviaria convencional se ha centralizado en la capital regional, Sevilla, y la capital nacional, Madrid; en general, no existen conexiones directas entre las capitales de provincia. Los trenes AVE de alta velocidad circulan desde Madrid vía Córdoba a Sevilla y Málaga, desde donde se inauguró en 2019 un ramal de Antequera a Granada. Se están construyendo más rutas AVE. La ruta Madrid-Córdoba-Sevilla fue la primera ruta de alta velocidad en España (en funcionamiento desde 1992). Otras rutas principales son la de Algeciras a Sevilla y la de Almería vía Granada a Madrid.

La mayoría de las carreteras principales se han convertido en carreteras de acceso limitado conocidas como autovías. La Autovía del Este (Autovía A-4) discurre desde Madrid por el Parque Natural de Despeñaperros, luego por Bailén, Córdoba y Sevilla hasta Cádiz, y forma parte de la ruta europea E05 de la red internacional de carreteras eléctricas. La otra carretera principal de la región es la parte de la ruta europea E15, que discurre como la Autovía del Mediterráneo a lo largo de la costa mediterránea española. Partes de este constituyen la supercarretera Autopista AP-7, mientras que en otras áreas es Autovía A-7. Ambas carreteras discurren generalmente de este a oeste, aunque la Autovía A-4 gira hacia el sur en Andalucía occidental.

Otras carreteras de primer orden incluyen la Autovía A-48 aproximadamente a lo largo de la costa atlántica desde Cádiz hasta Algeciras, continuando la ruta europea E05 para encontrarse con la ruta europea E15; la Autovía del Quinto Centenario (Autovía A-49), que continúa al oeste desde Sevilla (donde la Autovía A-4 gira hacia el sur) y continúa hacia Huelva y entra en Portugal como ruta europea E01; la Autovía Ruta de la Plata (Autovía A-66), ruta europea E803, que corresponde aproximadamente a la antigua 'Ruta de la Plata' romana; de las minas del norte de España, y corre hacia el norte desde Sevilla; la Autovía de Málaga (Autovía A-45), que discurre hacia el sur desde Córdoba hasta Málaga; y la Autovía de Sierra Nevada (Autovía A-44), parte de la ruta europea E902, que discurre hacia el sur desde Jaén hasta la costa mediterránea en Motril.

Aeropuerto de Málaga.

A partir de 2008, Andalucía tiene seis aeropuertos públicos, todos los cuales pueden manejar legalmente vuelos internacionales. El Aeropuerto de Málaga es dominante, manejando el 60,67 por ciento de los pasajeros y el 85 por ciento de su tráfico internacional. El Aeropuerto de Sevilla gestiona otro 20,12 por ciento del tráfico y el Aeropuerto de Jerez un 7,17 por ciento, por lo que estos tres aeropuertos concentran el 87,96 por ciento del tráfico.

El Aeropuerto de Málaga es el aeropuerto internacional que ofrece una gran variedad de destinos internacionales. Tiene enlace diario con veinte ciudades de España y más de cien ciudades de Europa (principalmente en Gran Bretaña, Europa Central y los países nórdicos pero también las principales ciudades de Europa del Este: Moscú, San Petersburgo, Sofía, Riga o Bucarest), Norte de África, Medio Oriente (Riad, Jeddah y Kuwait) y Norteamérica (Nueva York, Toronto y Montreal).

Puerto de Algeciras.

Los principales puertos son Algeciras (para tráfico de mercancías y contenedores) y Málaga para cruceros. Algeciras es el principal puerto comercial de España, con 60.000.000 toneladas (66.000.000 toneladas cortas) de carga en 2004. Sevilla tiene el único puerto fluvial comercial de España. Otros importantes puertos comerciales de Andalucía son los puertos de la Bahía de Cádiz, Almería y Huelva.

El Consejo de Gobierno ha aprobado un Plan de Infraestructuras para la Sostenibilidad del Transporte en Andalucía (PISTA) 2007-2013, que prevé una inversión de 30.000 millones de euros durante ese periodo.

Infraestructura energética

Instalación de energía solar de Andasol al norte de Sierra Nevada

La falta de combustibles fósiles de alta calidad en Andalucía ha provocado una fuerte dependencia de las importaciones de petróleo. Aun así, Andalucía tiene un fuerte potencial para el desarrollo de las energías renovables, sobre todo la eólica. La Agencia Andaluza de la Energía creada en 2005 por el gobierno autonómico, es un nuevo órgano de gobierno encargado del desarrollo de la política energética y de la provisión de un suministro energético suficiente para la comunidad.

La infraestructura para la producción de electricidad consta de ocho grandes centrales térmicas, más de 70 centrales hidroeléctricas, dos parques eólicos y 14 grandes instalaciones de cogeneración. Históricamente, la mayor empresa andaluza de este sector fue la Compañía Sevillana de Electricidad, fundada en 1894, absorbida por Endesa en 1996. La torre solar PS10 fue construida por la empresa andaluza Abengoa en Sanlúcar la Mayor (provincia de Sevilla) y entró en funcionamiento en marzo de 2007. Es la mayor instalación solar existente en Europa. Existen centrales solares de menor tamaño, también recientes, en Cúllar y Galera, Granada, inauguradas por Geosol y Caja Granada. Se espera que otras dos grandes instalaciones termosolares, Andasol I y II, previstas en la Hoya de Guadix, en la provincia de Granada, suministren electricidad a medio millón de hogares. La Plataforma Solar de Almería (PSA) en el Desierto de Tabernas es un importante centro para la exploración de la energía solar.

La mayor empresa de energía eólica de la región es la Sociedad Eólica de Andalucía, formada por la fusión de Planta Eólica del Sur S.A. y Energía Eólica del Estrecho S.A.

El gasoducto Medgaz conecta directamente la localidad argelina de Béni Saf con Almería.

Educación

Facultad de Derecho de la Universidad de Granada.

Como en toda España, la educación básica en Andalucía es gratuita y obligatoria. Los estudiantes deben completar diez años de escolaridad y no pueden abandonar la escuela antes de los 16 años, después de lo cual los estudiantes pueden continuar con un bachillerato, una educación vocacional intermedia, una educación de nivel intermedio en artes y diseño, estudios deportivos intermedios., o al mundo laboral.

Andalucía tiene una tradición de educación superior que se remonta a la Edad Moderna y la Universidad de Granada, la Universidad de Baeza y la Universidad de Osuna.

En 2009 había diez universidades públicas o privadas en Andalucía. Los estudios universitarios se estructuran en ciclos, otorgando títulos en base a créditos ECTS de acuerdo con el proceso de Bolonia, que las universidades andaluzas están adoptando de acuerdo con el resto de universidades del Espacio Europeo de Educación Superior.

Cuidado de la salud

Barrios de salud de Andalucía

La responsabilidad de las competencias sanitarias pasó del Gobierno de España a Andalucía con la promulgación del Estatuto de Autonomía. Así, el Servicio Andaluz de Salud (Servicio Andaluz de Salud) gestiona en la actualidad la práctica totalidad de los recursos sanitarios públicos de la Comunidad, con excepciones como los recursos sanitarios para presos y militares, que permanecen bajo la administración central.

Ciencia y tecnología

Según el Programa de Divulgación de la Ciencia en Andalucía, Andalucía aporta el 14 por ciento de la producción científica española por detrás de Madrid y Cataluña entre las comunidades autónomas, aunque la inversión regional en investigación y desarrollo (I+D) como proporción del PIB está por debajo del promedio nacional. La falta de capacidad de investigación en las empresas y la baja participación del sector privado en la investigación ha dado lugar a que la I+D se lleve a cabo en gran medida en el sector público.

El Consejo de Innovación, Ciencia y Empresa es el órgano del gobierno autonómico responsable de las universidades, la investigación, el desarrollo tecnológico, la industria y la energía. El consejo coordina e impulsa la innovación científica y técnica a través de centros especializados e iniciativas como el Centro Andaluz de Ciencia y Tecnología Marina (Centro Andaluz de Ciencia y Tecnología Marina) y la Corporación Tecnológica de Andalucía (Corporación Tecnológica de Andalucía).

Dentro del ámbito privado, aunque también impulsado por la administración pública, se han establecido parques tecnológicos por toda la Comunidad, como el Parque Tecnológico de Andalucía (Parque Tecnológico de Andalucía) en Campanillas a las afueras de Málaga, y Cartuja 93 en Sevilla. Algunos de estos parques están especializados en sectores específicos, como Aerópolis en aeroespacial o Geolit en tecnología alimentaria. El gobierno andaluz desplegó 600.000 ordenadores de sobremesa con Ubuntu en sus colegios.

Medios

Andalucía cuenta con medios de comunicación internacionales, nacionales, regionales y locales, que recopilan y difunden información de forma activa (además de crear y difundir entretenimiento).

La más destacable es la pública Radio y Televisión de Andalucía (RTVA), que emite en dos televisiones autonómicas, Canal Sur y Canal Sur 2, cuatro emisoras de radio autonómicas, Canal Sur Radio, Canal Fiesta Radio, Radio Andalucía Información y Canal Flamenco Radio, así como varias señales digitales, entre las que destaca Canal Sur Andalucía disponible en televisión por cable en toda España.

Periódicos

Se publican periódicos diferentes para cada capital de provincia andaluza, comarca o ciudad importante. A menudo, la misma organización periodística publica diferentes ediciones locales con mucho contenido compartido, con diferentes cabeceras y diferente cobertura local. También hay periódicos populares que se distribuyen sin cargo, generalmente con ediciones locales que comparten gran parte de su contenido.

Ningún periódico andaluz se distribuye por toda la región, ni siquiera con ediciones locales. En Andalucía Oriental el Diario Ideal cuenta con ediciones adaptadas a las provincias de Almería, Granada y Jaén. Grupo Joly tiene su sede en Andalucía, con el respaldo de capital andaluz, y allí edita ocho diarios. Los esfuerzos por crear un periódico para toda la comunidad autónoma no han tenido éxito (el más reciente de 2009 fue el Diario de Andalucía). La prensa nacional (El País, El Mundo, ABC, etc.) incluyen secciones o ediciones específicas de Andalucía.

Televisión pública

La sede de RTVA, antigua estación de tren de Córdoba.

Andalucía cuenta con dos televisiones públicas, ambas gestionadas por Radio y Televisión de Andalucía (RTVA):

Además, RTVA también opera el canal de cable nacional e internacional Canal Sur Andalucía, que emitió por primera vez en 1996 como Andalucía Televisión.

Radio

Hay cuatro estaciones de radio públicas en la región, todas operadas por RTVA:

Arte y cultura

La danza y la música flamenca es originaria de Andalucía.

El patrimonio de Andalucía ha estado configurado por su particular historia y geografía, así como por sus complejos flujos de población. Andalucía ha sido el hogar de una sucesión de pueblos y civilizaciones, muchas muy diferentes entre sí, cada una de las cuales impactó en los habitantes asentados. Los antiguos íberos fueron seguidos por celtas, fenicios y otros comerciantes del Mediterráneo oriental, romanos, tribus germánicas migratorias, árabes o bereberes. Todos han configurado el patrimonio español en Andalucía, que ya estaba ampliamente difundido en el género literario y pictórico del costumbrismo andaluz.

En el siglo XIX, la cultura andaluza pasó a ser vista como la cultura española por excelencia, en parte gracias a las percepciones de los viajeros románticos. En palabras de Ortega y Gasset:

Andalucía, que nunca ha mostrado el intercambio ni la peculatura del particularismo; que nunca ha pretendido el estado de un Estado aparte, es, de todas las regiones españolas, la que posee una cultura más radicalmente suya. A lo largo del siglo XIX, España se ha sometido a la influencia hegemónica de Andalucía. Ese siglo comenzó con las Cortes de Cádiz; terminó con el asesinato de Cánovas del Castillo, malagueño [de Málaga], y la exaltación de Silvela, no menos malagueño. Las ideas dominantes tienen un acento andaluz. Una pintura Andalucía: un techo-terraza, algunos macetas, cielo azul. Uno lee autores del sur. Se habla en todo momento de la "tierra de la Santísima Virgen María". El ladrón de la Sierra Morena y el contrabandista son héroes nacionales. Toda España siente su existencia justificada por el honor de tener en sus flancos la pieza andaluza del planeta. Alrededor de 1900, como tantas otras cosas, esto cambia. El Norte se sienta.

Ortega y Gasset, Teoría de Andalucía, 1927

Artes

Antonio de Torres Jurado en el siglo XIX inventó la actual guitarra clásica.

Andalucía ha sido cuna de muchos grandes artistas: los pintores clásicos Velázquez, Murillo y Juan de Valdés Leal; los escultores Juan Martínez Montañés, Alonso Cano y Pedro de Mena; y pintores tan modernos como Daniel Vázquez Díaz y Pablo Picasso.

El compositor español Manuel de Falla era gaditano e incorporó en sus obras melodías típicas andaluzas, al igual que Joaquín Turina, de Sevilla. El gran cantor Camarón de la Isla nació en San Fernando, Cádiz, y Andrés Segovia, quien ayudó a dar forma al enfoque romántico-modernista de la guitarra clásica, nació en Linares, Jaén. El virtuoso guitarrista flamenco Paco de Lucía, que ayudó a internacionalizar el flamenco, nació en Algeciras, Cádiz.

Arquitectura

La Alhambra de Granada.

Desde el Neolítico, Andalucía conserva importantes megalitos, como los dólmenes de la Cueva de Menga y el Dolmen de Viera, ambos en Antequera. Los arqueólogos han encontrado ciudades de la Edad del Bronce en Los Millares y El Argar. Las excavaciones arqueológicas en Doña Blanca en El Puerto de Santa María han revelado la ciudad fenicia más antigua de la península ibérica; También se han revelado ruinas importantes en Roman Italica, cerca de Sevilla.

Algunas de las mejores arquitecturas de Andalucía se desarrollaron a lo largo de varios siglos y civilizaciones, y la región es particularmente famosa por su arquitectura islámica y morisca, que incluye el complejo de la Alhambra y la Mezquita-Catedral de Córdoba.

A patio andaluz en Córdoba.

La arquitectura tradicional de Andalucía conserva su carácter romano con influencias persas y árabes añadidas por los musulmanes, con un marcado carácter mediterráneo fuertemente condicionado por el clima. Las casas urbanas tradicionales se construyen con paredes compartidas para minimizar la exposición a altas temperaturas exteriores. Las paredes exteriores sólidas están pintadas con cal para minimizar los efectos de calentamiento del sol. De acuerdo con el clima y la tradición de cada zona, las cubiertas pueden ser terrazas o tejas al estilo romano imbrex y tegula. Uno de los elementos más característicos (y uno de los que más evidentemente está influenciado por la arquitectura romana) es el patio o patio interior; los patios de Córdoba son particularmente famosos. Otros elementos característicos son las rejas de forja decorativas (y funcionales) y los azulejos conocidos como azulejos. El paisajismo, tanto para casas privadas comunes como para casas en una escala más lujosa, también continúa con las tradiciones más antiguas, con plantas, flores y fuentes, estanques y corrientes de agua. Más allá de estos elementos generales, también existen estilos arquitectónicos locales específicos, como las azoteas, chimeneas techadas y balcones radicalmente alargados de la Alpujarra, las viviendas trogloditas de Guadix y del Sacromonte granadino, o la arquitectura tradicional de la Marquesado de Zenete.

Iglesia de El Salvador en Úbeda.

La arquitectura monumental de los siglos inmediatamente posteriores a la Reconquista a menudo mostraba una afirmación de la hegemonía cristiana a través de una arquitectura que hacía referencia a influencias no árabes. Algunos de los mayores edificios renacentistas de Andalucía son del entonces reino de Jaén: la Catedral de Jaén, diseñada en parte por Andrés de Vandelvira, sirvió de modelo para la Catedral de Málaga y Guadix; los centros de Úbeda y Baeza, que datan en gran parte de esta época, son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sevilla y su reino también ocuparon un lugar destacado en esta época, como atestiguan la Casa consistorial de Sevilla, el Hospital de las Cinco Llagas o la Cartuja de Jerez de la Frontera. El Palacio de Carlos V en Granada es singularmente importante por su purismo italianizante. Andalucía también cuenta con edificios de la época barroca como el Palacio de San Telmo de Sevilla (sede de la actual presidencia autonómica), la Iglesia de Nuestra Señora del Reposo en Campillos y la Cartuja de Granada. El academicismo dio a la comarca la Real Fábrica de Tabacos de Sevilla y el Neoclasicismo el núcleo de Cádiz, como su ayuntamiento, la Real Cárcel y el Oratorio de la Santa Cueva.

La arquitectura revivalista de los siglos XIX y XX aportó los edificios de la Exposición Iberoamericana de 1929 en Sevilla, entre ellos la Plaza de España neomudéjar. Andalucía también conserva un importante patrimonio industrial relacionado con diversas actividades económicas.

Además de la arquitectura de las ciudades, también hay mucha arquitectura rural destacada: casas, así como edificios de ranchos y granjas y casas para perros.

Escultura

Llorando por el Cristo muerto, Pedro Millán, Museo de Bellas Artes de Sevilla.

Los relieves ibéricos de Osuna, Dama de Baza y León de Bujalance, los sarcófagos fenicios de Cádiz y las esculturas romanas de ciudades béticas como Itálica dan testimonio de tradiciones escultóricas andaluzas que se remontan a la antigüedad. Quedan pocas esculturas significativas supervivientes de la época de al-Andalus; dos notables excepciones son los leones de la Alhambra y del Maristán de Granada (el hospital nazarí del Albaicín).

La escuela de escultura sevillana que data del siglo XIII en adelante y la escuela granadina que comienza a fines del siglo XVI se centraron principalmente en temas religiosos cristianos, incluidos muchos retablos de madera. Escultores notables en estas tradiciones incluyen a Lorenzo Mercadante de Bretaña, Pedro Millán, Juan Martínez Montañés, Pedro Roldán, José de Arce, Jerónimo Balbás, Alonso Cano y Pedro de Mena.

La escultura no religiosa también existe en Andalucía desde la antigüedad. Un buen ejemplo de la época del Renacimiento es la decoración de la Casa de Pilatos en Sevilla. No obstante, la escultura no religiosa jugó un papel relativamente menor hasta escultores del siglo XIX como Antonio Susillo.

Pintura

Pablo Picasso
La Fuensanta, considerado una entrega excepcional de la belleza andaluza.

Al igual que en la escultura, hubo escuelas pictóricas sevillana y granadina. El primero ocupa un lugar destacado en la historia del arte español desde el siglo XV e incluye a artistas tan importantes como Zurbarán, Velázquez y Murillo, así como a teóricos del arte como Francisco Pacheco. El Museo de Bellas Artes de Sevilla y el Prado contienen numerosas obras representativas de la escuela pictórica sevillana.

Un género romántico específico conocido como costumbrismo andaluz representa temas andaluces tradicionales y folclóricos, como escenas de corridas de toros, perros y escenas de la historia de Andalucía. Entre los artistas importantes de este género se encuentran Manuel Barrón, José García Ramos, Gonzalo Bilbao y Julio Romero de Torres. El género está bien representado en la Colección privada Carmen Thyssen-Bornemisza, parte de la cual se exhibe en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid y en el Museo Carmen Thyssen de Málaga.

Málaga también ha sido y es un importante centro artístico. Su representante más ilustre fue Pablo Picasso, uno de los artistas más influyentes del siglo XX. La ciudad cuenta con un Museo y Fundación Casa Natal, dedicado al pintor.

Literatura y filosofía

El 1492 Gramática por Antonio de Nebrija

Andalucía juega un papel importante en la historia de la literatura en español, aunque no toda la literatura importante asociada con Andalucía fue escrita en español. Antes de 1492 existía la literatura escrita en árabe andaluz. Autores hispanoárabes nativos de la región incluyen a Ibn Hazm, Ibn Zaydún, Ibn Tufail, Al-Mu'tamid, Ibn al-Khatib, Ibn al-Yayyab e Ibn Zamrak o poetas hebreos andaluces como Salomón ibn Gabirol. Ibn Quzman, del siglo XII, elaboró poemas en lengua andaluza coloquial.

En 1492 Antonio de Nebrija publicó su célebre Gramática de la lengua castellana ("Gramática de la lengua castellana"), la primera obra de este tipo para una lengua europea moderna. En 1528 Francisco Delicado escribe La lozana andaluza, novela en la órbita de La Celestina, y en 1599 el sevillano Mateo Alemán escribe la primera parte de Guzmán de Alfarache , la primera novela picaresca de autor conocido.

La destacada escuela literaria humanista de Sevilla incluía a escritores como Juan de Mal Lara, Fernando de Herrera, Gutierre de Cetina, Luis Barahona de Soto, Juan de la Cueva, Gonzalo Argote de Molina y Rodrigo Caro. El cordobés Luis de Góngora fue el máximo exponente del culteranismo de la poesía barroca en el Siglo de Oro; de hecho, el estilo a menudo se denomina Góngorismo.

El romanticismo literario en España tuvo uno de sus grandes centros en Andalucía, con autores como Ángel de Saavedra, III duque de Rivas, José Cadalso y Gustavo Adolfo Bécquer. El costumbrismo andaluz existió tanto en la literatura como en las artes visuales, siendo ejemplos notables las Escenas andaluzas de Serafín Estébanez Calderón y las obras de Pedro Antonio de Alarcón.

Los autores andaluces Ángel Ganivet, Manuel Gómez-Moreno, Manuel y Antonio Machado y Francisco Villaespesa se cuentan generalmente en la Generación del '98. También de esta generación fueron los hermanos Quintero, dramaturgos que plasmaron fielmente los dialectos y la idiosincrasia andaluza. También cabe destacar que el poeta ganador del Premio Nobel de 1956 Juan Ramón Jiménez era natural de Moguer, cerca de Huelva.

Federico García Lorca poeta prominente ejecutado por franquistas durante la Guerra Civil Española.

Gran parte de la vanguardia Generación del 27 que se reunió en el Ateneo de Sevilla en el 300 aniversario de la muerte de Góngora fueron andaluces: Federico García Lorca, Luis Cernuda, Rafael Alberti, Manuel Altolaguirre, Emilio Prados y el premio Nobel de 1977 Vicente Aleixandre.

Ciertos personajes andaluces de ficción se han convertido en arquetipos universales: la gitana Carmen de Prosper Mérimée, el Perro de P. D. Eastman, el Perro de Pierre Beaumarchais i>Fígaro, y Don Juan de Tirso de Molina.

Como en la mayoría de las regiones de España, la forma principal del verso popular es el romance, aunque también existen estrofas propias de Andalucía, como la soleá o la soleariya. Abundan las baladas, las canciones de cuna, los gritos de los vendedores ambulantes, las canciones infantiles y las canciones de trabajo.

Entre los filósofos oriundos de la región se encuentran Séneca, Avicebron, Maimónides, Averroes, Fernán Pérez de Oliva, Sebastián Fox Morcillo, Ángel Ganivet, Francisco Giner de los Ríos y María Zambrano.

Música de Andalucía

Flamenco, Baile andaluz, 1893, por José Villegas Cordero.

La música de Andalucía incluye música tradicional y contemporánea, folclórica y compuesta, y va desde el flamenco hasta el rock. Por el contrario, ciertas características métricas, melódicas y armónicas se consideran andaluzas incluso cuando están escritas o interpretadas por músicos de otros lugares.

El flamenco, quizás el género de música y baile andaluz más característico, se originó en el siglo XVIII, pero se basa en formas anteriores de la región. La influencia de la música y la danza tradicional del pueblo gitano o gitano es especialmente clara. El género abarca distintos estilos vocales (cante flamenco), guitarra (toque flamenco) y danza (baile flamenco).

El Estatuto de Autonomía de Andalucía refleja la importancia cultural del flamenco en sus artículos 37.1.18 y 68:

Principios rectores de la política pública: 18a La preservación y mejora del patrimonio cultural, histórico y artístico de Andalucía, especialmente el flamenco.

También dentro de la Comunidad Autónoma (de Andalucía) es competencia exclusiva en conocimiento, conservación, investigación, formación, promoción y difusión del flamenco como elemento único del patrimonio cultural andaluz.

Andrés Segovia (izquierda), el músico que introdujo la guitarra clásica moderna a grandes audiencias; el andaluz José María Ventura Casas (derecha) es considerado como el padre de la moderna sardana catalana.

Fundamentales en la historia de la música andaluza son los compositores Cristóbal de Morales, Francisco Guerrero, Francisco Correa de Arauxo, Manuel García, Manuel de Falla, Joaquín Turina y Manuel Castillo, además de uno de los padres de la guitarra clásica moderna, el guitarrista Andrés Segovia. También hay que mencionar a los grandes artistas populares de la copla y del cante hondo, como Rocío Jurado, Lola Flores (La Faraona, "el faraón"), Juanito Valderrama y el revolucionario Camarón de la Isla.

Entre los grupos de rock andaluces más destacados se encuentran Triana y Medina Azahara. El dúo Los del Río de Dos Hermanas tuvo éxito internacional con su 'Macarena', incluso tocando en un espectáculo de medio tiempo del Super Bowl en los Estados Unidos, donde su canción también ha sido utilizada como música de campaña por los demócratas. Fiesta. Otros notables incluyen al cantante, compositor y poeta Joaquín Sabina, Isabel Pantoja, Rosa López, quien representó a España en Eurovisión en 2002, y David Bisbal.

Película

Festival de Cine de Málaga

La representación de Andalucía en el cine a menudo se reduce a arquetipos: flamenco, tauromaquia, pompa católica, bandoleros, el señorito andaluz rico en propiedades y pobre en efectivo y emigrantes. Estas imágenes predominaron particularmente desde la década de 1920 hasta la de 1960 y ayudaron a consolidar una imagen cliché de la región. En una línea muy diferente, la provincia de Almería fue el lugar de rodaje de muchos westerns, especialmente (pero no exclusivamente) los spaghetti westerns dirigidos por italianos. Durante la dictadura de Francisco Franco, este era el alcance de la industria cinematográfica en Andalucía.

Sin embargo, el cine andaluz tiene raíces que se remontan a José Val del Omar en los años prefranquistas, y desde la transición española a la democracia ha dado a luz a numerosos directores de renombre nacional e internacional: Antonio Cuadri (Corazón del Tierra), Chus Gutiérrez (Poniente), Chiqui Carabante (Carlos Contra el Mundo), Alberto Rodríguez (7 Vírgenes), Benito Zambrano (Solas), y Antonio Banderas (Lluvia de verano).

Entre largometrajes, documentales, programas de televisión, videoclips, etc., Andalucía ha pasado de 37 proyectos rodados en 1999 a 1.054 en 2007, siendo la cifra de 2007 de 19 largometrajes. Si bien los largometrajes son los más prestigiosos, los comerciales y la televisión son actualmente los más importantes económicamente para la región.

La Filmoteca de Andalucía, con sede en Córdoba, es una entidad estatal encargada de la investigación, recopilación y difusión del patrimonio cinematográfico andaluz. A esta última actividad también contribuyen de forma importante festivales anuales de cine como el Festival de Cine Español de Málaga, el festival más importante dedicado exclusivamente al cine hecho en España, el Festival de Cine Europeo de Sevilla (SEFF), el Festival Internacional de Cortometrajes – Almería en Corto, el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, la Muestra de Cine Atlántico de Cádiz, el Festival de Cine y Televisión de Islantilla y el Festival de Cine Africano de Tarifa.

Cultura

Costumbres y sociedad

Interior del Hermitage de El Rocío, con el altar de la Virgen de El Rocío

Cada subregión de Andalucía tiene sus propias costumbres únicas que representan una fusión del catolicismo y el folclore local. Ciudades como Almería han sido influenciadas históricamente tanto por Granada como por Murcia en el uso de los tradicionales velos. El sombrero de Labrador, un sombrero de trabajador hecho de terciopelo negro, es un estilo característico de la región.

En Cádiz, los trajes típicos de origen rural se lucen en las corridas de toros y en las fiestas de los latifundios. El baile tablao flamenco y el estilo vocal cante jondo que lo acompaña se originaron en Andalucía y, tradicionalmente, los gitanos lo interpretan con mayor frecuencia. Uno de los eventos culturales más distintivos de Andalucía es la Romería de El Rocío en mayo. Consiste en una romería a la Ermita del Rocío en la campiña cercana a Almonte, en honor a la Virgen del Rocío, imagen de la Virgen con el Niño. En los últimos tiempos la Romería ha atraído a cerca de un millón de peregrinos cada año.

En Jaén, la saeta es una forma venerada de canto religioso español, cuya forma y estilo ha evolucionado a lo largo de muchos siglos. Las saetas evocan emociones fuertes y se cantan con mayor frecuencia durante las procesiones públicas. Los Verdiales, basados en el fandango, son un estilo de música y forma de cante flamenco originarios de Almogía, cerca de Málaga. Por esta razón, los Verdiales son a veces conocidos como Fandangos de Málaga. La región también tiene una rica tradición musical de cantes flamencos, o palos llamados cartageneras. Sevilla celebra la Semana Santa, uno de los eventos religiosos más conocidos dentro de España. Durante el festival, las fraternidades religiosas se visten como penitentes y llevan grandes carrozas de esculturas de madera realistas que representan escenas de la Pasión e imágenes de la Virgen María. Las sevillanas, un tipo de música popular antigua cantada y escrita en Sevilla y aún muy popular, se interpretan en ferias y fiestas, junto con un baile asociado a la música, el Baile por sevillanas. Todas las diferentes regiones de Andalucía han desarrollado sus propias costumbres distintivas, pero todas comparten una conexión con el catolicismo desarrollado durante la sociedad barroca española.

Española andaluza

(feminine)
La mayoría de los dialectos españoles en España diferencian entre el sonido de "z" y "c" (antes e y i), pronunciado /θ/, y el de "s", pronunciado /s/. Esta distinción se pierde en muchas áreas de habla andaluza. En algunas áreas mayoritariamente sureños, mostradas aquí en rojo, las tres letras son pronunciadas /θ/, que se conoce como Ceceo. En otras esferas, se pronuncian las tres cartas (/s/), que se conoce como Seseo. Otras áreas conservan la distinción encontrada en otras partes de España. Tenga en cuenta que la ciudad de Cádiz tiene seseo.

El español andaluz es una de las formas de español más habladas en España y, debido a los patrones de emigración, fue muy influyente en el español americano. En lugar de un solo dialecto, en realidad es una variedad de dialectos que comparten algunas características comunes; entre estos se encuentra la retención de más palabras árabes que en otros lugares de España, así como algunas diferencias fonológicas en comparación con el español estándar. Las isoglosas que marcan los límites del español andaluz se superponen para formar una red de límites divergentes, por lo que no existe un límite claro para la región lingüística. Existe un movimiento marginal que promueve una lengua andaluza independiente del español.

Religión

Procesión con estatua de la Santísima Virgen María del Amor de San Fernando (Maria santísima del amor de San Fernando- Cádiz.

El territorio ahora conocido como Andalucía cayó dentro de la esfera de influencia de las antiguas creencias mitológicas mediterráneas. La colonización fenicia trajo los cultos de Baal y Melqart; este último perduró hasta la época romana como Hércules, mítico fundador tanto de Cádiz como de Sevilla. El Islote de Sancti Petri albergaba la supuesta tumba de Hércules, con representaciones de sus Doce trabajos; la región era el sitio tradicional del décimo trabajo, obteniendo el ganado del monstruo Gerión. Tradicionalmente, las Columnas de Hércules flanquean el Estrecho de Gibraltar. Claramente, el pilar europeo es el Peñón de Gibraltar; presumiblemente, el pilar africano era Monte Hacho en Ceuta o Jebel Musa en Marruecos. La calzada romana que conducía de Cádiz a Roma era conocida con varios nombres, siendo uno de ellos Vía Herculea, vía de Hércules que regresaba de su décimo trabajo. El actual escudo de armas de Andalucía muestra a Hércules entre dos leones, con dos pilares detrás de estas figuras.

El catolicismo romano es, con diferencia, la religión mayoritaria de Andalucía. En 2012, la proporción de andaluces que se identifican como católicos romanos era del 78,8%. La principal característica de la forma popular local de catolicismo es la devoción a la Virgen María; Andalucía a veces se conoce como la tierra de María Santísima ("la tierra de María Santísima"). También son características las procesiones de Semana Santa, en las que miles de penitentes (conocidos como nazarenos) cantan saetas. Andalucía es lugar de peregrinaje como el Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza en Andújar y la Ermita del Rocío en Almonte.

Corridas de toros

José Gómez Ortega: Joselito "El Gallo".

Mientras que algunos remontan el linaje del toro de lidia español a la época romana, los toros de lidia actuales en la Península Ibérica y en el antiguo Imperio español se remontan a Andalucía en los siglos XV y XVI. Andalucía sigue siendo un centro de cría de toros y corridas de toros: sus 227 fincas de ganado donde se crían toros de lidia cubren 146.917 hectáreas (363.040 acres). En el año 2000, las aproximadamente 100 plazas de toros de Andalucía albergaron 1.139 corridas.

La plaza de toros más antigua aún en uso en España es la neoclásica Plaza de toros de Ronda, construida en 1784. La Junta de Andalucía patrocina las Rutas de Andalucía taurina, una ruta turística por la comarca centrada en la tauromaquia.

Festivales

Cruz de mayo de la confraternidad Hermandad de la Paz y Esperanza, Cuesta del Bailío, Córdoba.

Las fiestas andaluzas son un escaparate para las artes populares y el traje tradicional. Entre las más famosas se encuentran la Feria de Sevilla o Feria de Abril en Sevilla, que ahora se repite en ferias más pequeñas en Madrid y Barcelona, ambas con muchos inmigrantes andaluces; la Feria de Agosto de Málaga; la Feria de Jerez o Feria del Caballo en Jerez; la Fiesta del Corpus Christi en Granada; la Feria de Nuestra Señora de la Salud en Córdoba; las Fiestas Colombinas (Fiestas Colombinas) en Huelva; la Feria de la Virgen del Mar en Almería; y la Feria de San Lucas en Jaén, entre muchas otras.

Las fiestas de carácter religioso son una profunda tradición andaluza y son acogidas con gran fervor popular. Hay numerosos festivales importantes durante la Semana Santa. Una romería anual atrae a un millón de visitantes a la Ermita del Rocío en Almonte (población 16.914 en 2008); De manera similar, grandes multitudes visitan el Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza en Andújar cada abril.

Otras fiestas importantes son el Carnaval de Cádiz y la Fiesta de las Cruces o Cruz de mayo en Granada y Córdoba; en Córdoba se combina con un concurso de entre los patios (patios) de la ciudad.

Andalucía acoge un festival anual de baile flamenco en verano.

Cocina

Gazpacho servido con tropezones (Verdura picada).

La dieta andaluza varía, sobre todo entre la costa y el interior, pero en general es una dieta mediterránea basada en aceite de oliva, cereales, legumbres, verduras, pescado, frutos secos y frutos secos, y carne; también hay una gran tradición de beber vino.

El pescado frito—pescaíto frito—y los mariscos son comunes en la costa y también se comen bien en el interior bajo la influencia costera. Atún rojo del Atlántico (Thunnus thynnus) de las zonas de Almadraba del Golfo de Cádiz, gambas de Sanlúcar de Barrameda (conocidas como langostino de Sanlúcar) y gambas de aguas profundas (< i>Parapenaeus longirostris [es]) de Huelva son todos muy apreciados. La pesca del gobio transparente o chanquete (Aphia minuta), un pequeño pez que alguna vez fue popular en Málaga, ahora está prohibida porque las técnicas utilizadas para capturarlos atrapan demasiados peces inmaduros de otras especies.

Las regiones montañosas de Sierra Morena y Sierra Nevada producen jamones curados, entre los que destacan el jamón serrano y el jamón ibérico. Estos provienen de dos tipos diferentes de cerdo, (jamón serrano de cerdos blancos, el más caro jamón ibérico del cerdo ibérico negro). Existen varias denominaciones de origen, cada una con sus propias especificaciones y en qué microclima debe curarse el jamón de una determinada denominación. El plato alpujarreño es otra especialidad serrana, un plato que combina jamón, chorizo, a veces otro cerdo, huevo, patatas y aceite de oliva.

La repostería es popular en Andalucía. Las almendras y la miel son ingredientes comunes. Muchos conventos de monjas de clausura elaboran y venden repostería, especialmente repostería navideña: mantecados, polvorones, pestiños, alfajores, yemas de San Leandro, así como churros o tejeringos, galletas de merengue (merengadas) y amarguillos.

Los platos a base de cereales incluyen migas de harina en el este de Andalucía (un plato similar al cuscús en lugar de las migas fritas a base de pan rallado en otras partes de España) y un plato más dulce, más papilla aromática llamada poleá en Andalucía occidental. Las verduras son la base de platos como la alboronía (similar al ratatouille ) y la ensalada picada conocida como pipirrana o piriñaca. Las sopas calientes y frías a base de aceite de oliva, ajo, pan, tomate y pimientos incluyen gazpacho, salmorejo, porra antequerana, ajo caliente , sopa campera o, utilizando almendras en lugar de tomate, ajoblanco.

El vino tiene un lugar privilegiado en la mesa andaluza. Los vinos andaluces son mundialmente conocidos, especialmente los vinos generosos como el jerez (jerez), criado en soleras. Estos son enormemente variados; por ejemplo, el jerez seco puede ser el muy distinto fino, manzanilla, amontillado, oloroso o Palo Cortado y cada una de estas variedades puede endulzarse con Pedro Ximénez o Moscatel para producir una variedad diferente de jerez dulce. Además del jerez, Andalucía cuenta con otras cinco denominaciones de origen para el vino: D.O. Condado de Huelva, D.O. Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda, D.O. Málaga, D.O. Montilla-Moriles, y D.O. Sierras de Málaga. La mayor parte del vino andaluz procede de una de estas regiones, pero existen otros vinos históricos sin Estatus Geográfico Protegido, como por ejemplo Tintilla de Rota, Pajarete, Moscatel de Chipiona y Mosto de Umbrete.

Andalucía también produce D.O. vinagre y brandy: D.O. Vinagre de Jerez y D.O. Aguardiente de Jerez.

Otras tradiciones

La vestimenta tradicional de la Andalucía del siglo XVIII estuvo fuertemente influenciada por el majismo dentro del contexto del casticismo (purismo, tradicionalismo, autenticidad). El arquetipo del majo y maja era el de un español puro y audaz de origen de clase baja, algo extravagante en su forma de vestir. Esta emulación de la vestimenta de la clase baja también se extendió a imitar la ropa de los bandoleros y las mujeres romaníes ("gitanas").

El Museo de Artes y Costumbres de Sevilla ha recogido muestras representativas de gran parte de la historia del traje andaluz, incluyendo ejemplos de tipos de sombrero tan notables como el sombrero cordobés,sombrero calañés, < i>sombrero de catite y el pavero, así como el traje corto y el traje de flamenca.

Andalucía tiene una gran tradición artesanal en azulejería, cuero (ver Concha cordobesa), tejido (especialmente de la pesada tela jarapa), marquetería y cerámica (especialmente en Jaén, Granada y Almería), encajes (especialmente Granada y Huelva), bordados (en Andévalo), herrería, ebanistería y cestería en mimbre, muchas de estas tradiciones herencia del largo período de dominación musulmana.

Andalucía también es conocida por sus perros, en particular el sabueso andaluz, que se crió originalmente en la región. Los perros, no solo los sabuesos andaluces, son muy populares en la región.

La hípica andaluza, institucionalizada en la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre, es conocida más allá de las fronteras de España. El caballo andaluz es de complexión fuerte, compacto pero elegante, se distingue en el área de doma y salto, y es también un excelente caballo para la conducción. Son conocidos por su elegante "baile" paso.

Deportes

Deportes de equipo

La Rosaleda es el estadio de Málaga CF, uno de los cuatro clubes andaluces de Segunda División.

En Andalucía, como en toda España, el fútbol es el deporte predominante. Introducido en España por hombres británicos que trabajaban en la minería para Rio Tinto en la provincia de Huelva, el deporte pronto se hizo popular entre la población local. Como el club de fútbol existente más antiguo de España, el Recreativo de Huelva, fundado en 1889, es conocido como El Decano ("el Decano").

Para la temporada 2022-23, 4 clubes andaluces compiten en la Primera División de España La Liga: Cádiz CF, Real Betis, Sevilla FC y UD Almería. Betis ganó La Liga en 1934–35 y Sevilla en la temporada 1945–46. El resto de equipos andaluces, Granada CF y Málaga CF, juegan en Segunda División, el Córdoba CF juega en Primera Federación, mientras que el Recreativo de Huelva, participa en Segunda Federación, y el Marbella FC y Real Jaén participan en Tercera División.

La selección autonómica de fútbol de Andalucía no está en ninguna liga, y sólo juega partidos amistosos. En los últimos años, han jugado sobre todo durante el parón navideño de las ligas de fútbol. Juegan principalmente contra equipos nacionales de otros países, pero no serían elegibles para la liga internacional, donde España está representada por un solo equipo nacional.

En las últimas décadas el baloncesto se ha vuelto cada vez más popular, con el CB Málaga, también conocido como Unicaja Málaga que ha ganado la Liga ACB en 2007 y la Korać Cup en 2001 y suele jugar la Euroliga, CB Sevilla (Banca Cívica) y CB Granada compitiendo al máximo nivel en la Liga ACB.

A diferencia del baloncesto, el balonmano nunca ha despegado realmente en Andalucía. Hay un equipo andaluz en la Liga Asobal, la principal liga de balonmano de España: el BM Puente Genil, que juega en la provincia de Córdoba.

La mejor actuación deportiva de Andalucía ha sido en el tenis de mesa. Hay dos equipos profesionales: Cajasur Priego TM y Caja Granada TM, siendo este último el primer equipo de tenis de mesa de España, con más de 20 campeonatos de liga en años casi consecutivos y 14 Copas del Rey consecutivas, dominando la Liga ENEBÉ. Cajasur es también uno de los equipos punteros de la liga.

Juegos Olímpicos

Estadio de La Cartuja fue construido como parte de la oferta de Sevilla para acoger los Juegos Olímpicos de Verano

220 atletas andaluces han competido en un total de 16 Juegos Olímpicos de verano o invierno. El primero fue Leopoldo Sainz de la Maza, parte del equipo de polo ganador de la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Verano de 1920 en Amberes, Bélgica.

En total, los andaluces han ganado seis medallas de oro, 11 de plata y dos de bronce. Los ganadores de múltiples medallas incluyen al boxeador cordobés Rafael Lozano (bronce en los Juegos Olímpicos de Verano de 1996 en Atlanta, Georgia, EE. UU., y plata en los Juegos Olímpicos de Verano de 2000 en Sydney, Australia); regatista Theresa Zabell, malagueña de adopción (medallas de oro en Barcelona en 1992 y Atlanta en 1996). Otros ganadores destacados han sido el tenista granadino Manuel Orantes (plata en individual masculino del torneo de demostración de Ciudad de México en 1968), los jinetes jerezanos Ignacio Rambla y Rafael Soto (plata en doma clásica en Atenas en 2004) y el corredor Paquillo Fernández de Guadix (plata en Atenas en 2004).

El mayor número de participaciones olímpicas las han tenido la nadadora malagueña María Peláez (cinco participaciones), la esquiadora granadina María José Rienda (cuatro), el jinete sevillano Luis Astolfi (cuatro) y el remero sevillano Fernando Climent (cuatro, incluyendo una plata en Los Ángeles, California, EE. UU., en 1984.

Sevilla ha sido precandidata a albergar los Juegos Olímpicos de Verano en dos ocasiones, 2004 y 2008, y Granada ha sido precandidata a albergar los Juegos Olímpicos de Invierno; ninguno de los dos ha tenido éxito en su candidatura. Sin embargo, la estación de esquí de Sierra Nevada, cerca de Granada, fue sede del Campeonato Mundial de Esquí Alpino de 1996, y Granada fue sede de la Universiada de Invierno de 2015.

Otros deportes

Otros eventos deportivos en Andalucía incluyen competiciones de surf, kitesurf y windsurf en Tarifa, varios torneos de golf en campos a lo largo de la costa y carreras de caballos y polo en varios lugares del interior. Andalucía acogió el Campeonato del Mundo de Atletismo de 1999 (Sevilla), los Juegos Mediterráneos de 2005 (Almería) y el Campeonato del Mundo FIS de Esquí Alpino de 1996 (Granada), entre otros grandes eventos. También está la carrera ciclista anual Vuelta a Andalucía y el torneo de ajedrez de Linares. El Circuito de Jerez, situado cerca de Jerez de la Frontera, acoge el Gran Premio de España de motociclismo.

Hermandad y convenios

Andalucía tiene una relación de hermanamiento con Buenos Aires (Argentina), desde 2001; y con Córdoba (Argentina). También Andalucía tiene un convenio de colaboración con Guerrero (México).