Vaporización

La vaporización de un elemento o compuesto es una transición de fase de la fase líquida al vapor. Hay dos tipos de vaporización: evaporación y ebullición. La evaporación es un fenómeno superficial, mientras que la ebullición es un fenómeno masivo.

La evaporación es una transición de fase de la fase líquida al vapor (un estado de la sustancia por debajo de la temperatura crítica) que ocurre a temperaturas por debajo de la temperatura de ebullición a una presión determinada. La evaporación se produce en la superficie. La evaporación solo ocurre cuando la presión parcial de vapor de una sustancia es menor que la presión de vapor de equilibrio. Por ejemplo, debido a la constante disminución de las presiones, el vapor extraído de una solución finalmente dejará un líquido criogénico.

La ebullición también es una transición de fase de la fase líquida a la fase gaseosa, pero la ebullición es la formación de vapor como burbujas de vapor debajo de la superficie del líquido. La ebullición ocurre cuando la presión de vapor de equilibrio de la sustancia es mayor o igual a la presión ambiental. La temperatura a la que se produce la ebullición es la temperatura de ebullición o punto de ebullición. El punto de ebullición varía con la presión del ambiente.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x