Sudor

La transpiración o sudor, es la producción de fluidos secretados por las glándulas sudoríparas en la piel de los mamíferos.

Se pueden encontrar dos tipos de glándulas sudoríparas en los humanos: glándulas ecrinas y glándulas apocrinas. Las glándulas sudoríparas ecrinas se distribuyen por gran parte del cuerpo y son responsables de secretar el sudor acuoso y salobre que con mayor frecuencia se desencadena por una temperatura corporal excesiva. Las glándulas sudoríparas apocrinas están restringidas a las axilas y algunas otras áreas del cuerpo y producen una secreción opaca, aceitosa e inodora que luego adquiere su olor característico de la descomposición bacteriana.

En los seres humanos, la sudoración es principalmente un medio de termorregulación, que se logra mediante la secreción rica en agua de las glándulas ecrinas. La tasa máxima de sudoración de un adulto puede ser de 2 a 4 litros por hora o de 10 a 14 litros por día (10 a 15 g/min·m), pero es menor en los niños antes de la pubertad. La evaporación del sudor de la superficie de la piel tiene un efecto refrescante debido al enfriamiento por evaporación. Por lo tanto, cuando hace calor, o cuando los músculos del individuo se calientan debido al esfuerzo, se produce más sudor. Los animales con pocas glándulas sudoríparas, como los perros, logran resultados similares de regulación de la temperatura mediante el jadeo, que evapora el agua del revestimiento húmedo de la cavidad oral y la faringe.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x