Siglo de las Revoluciones

El siglo de las revoluciones (del inglés Age of Revolutions) es un período desde finales del siglo XVIII hasta mediados del XIX durante el cual ocurrieron varios movimientos revolucionarios significativos en la mayor parte de Europa y las Américas. El período se caracteriza por el cambio de monarquías absolutistas a gobiernos representativos con una constitución escrita y la creación de estados nacionales.

Influenciada por las nuevas ideas de la Ilustración, la Revolución Americana (1765-1783) suele considerarse el punto de partida de la Era de la Revolución. A su vez, inspiró la Revolución Francesa de 1789, que rápidamente se extendió al resto de Europa a través de sus guerras. En 1799, Napoleón tomó el poder en Francia y continuó las guerras revolucionarias francesas al conquistar la mayor parte de Europa continental. Aunque Napoleón impuso a sus conquistas varios conceptos modernos como la igualdad ante la ley o un código civil, su rigurosa ocupación militar desencadenó rebeliones nacionales, especialmente en España y Alemania. Después de la derrota de Napoleón, las grandes potencias europeas forjaron la Santa Alianza en el Congreso de Viena de 1814-1815, en un intento de evitar futuras revoluciones, y también restauraron las monarquías anteriores. Sin embargo, España se vio considerablemente debilitada por las guerras napoleónicas y no pudo controlar sus colonias americanas, las cuales proclamaron su independencia en casi todas entre 1810 y 1820. La revolución luego se extendió al sur de Europa en 1820, con levantamientos en Portugal, España, Italia y Grecia. Europa continental fue sacudida por dos olas revolucionarias similares en 1830 y 1848, también llamadas la Primavera de las Naciones. Las reivindicaciones democráticas de los revolucionarios se fusionaron muchas veces con movimientos independentistas o de unificación nacional, como en Italia, Alemania, Polonia, Hungría, etc. La violenta represión de la Primavera de las Naciones marcó el final de la era. Italia y Grecia. Europa continental fue sacudida por dos olas revolucionarias similares en 1830 y 1848, también llamadas la Primavera de las Naciones. Las reivindicaciones democráticas de los revolucionarios se fusionaron muchas veces con movimientos independentistas o de unificación nacional, como en Italia, Alemania, Polonia, Hungría, etc. La violenta represión de la Primavera de las Naciones marcó el final de la era. Italia y Grecia. Europa continental fue sacudida por dos olas revolucionarias similares en 1830 y 1848, también llamadas la Primavera de las Naciones. Las reivindicaciones democráticas de los revolucionarios se fusionaron a menudo con movimientos independentistas o de unificación nacional, como en Italia, Alemania, Polonia, Hungría, etc. La violenta represión de la Primavera de las Naciones marcó el final de la era.

La expresión fue popularizada por el historiador británico Eric Hobsbawm en su libro The Age of Revolution: Europe 1789–1848 , publicado en 1962 .

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x