Orbital molecular

En química, un orbital molecular es una función matemática que describe la ubicación y el comportamiento ondulatorio de un electrón en una molécula. Esta función se puede utilizar para calcular propiedades químicas y físicas, como la probabilidad de encontrar un electrón en una región específica. Los términos orbital atómico y orbital molecular fueron introducidos por Robert S. Mulliken en 1932 para referirse a funciones de onda orbitales de un electrón. En un nivel elemental, se utilizan para describir la región del espacio en la que una función tiene una amplitud significativa.

En un átomo aislado, la ubicación de los electrones orbitales está determinada por funciones llamadas orbitales atómicos. Cuando múltiples átomos se combinan químicamente en una molécula, la ubicación de los electrones está determinada por la molécula como un todo, por lo que los orbitales atómicos se combinan para formar orbitales moleculares. Los electrones de los átomos constituyentes ocupan los orbitales moleculares. Matemáticamente, los orbitales moleculares son una solución aproximada a la ecuación de Schrödinger para los electrones en el campo de los núcleos atómicos de la molécula. Por lo general, se construyen combinando orbitales atómicos u orbitales híbridos de cada átomo de la molécula, u otros orbitales moleculares de grupos de átomos. Se pueden calcular cuantitativamente utilizando los métodos de Hartree-Fock o de campo autoconsistente (SCF).

Los orbitales moleculares son de tres tipos: orbitales de enlace que tienen una energía inferior a la energía de los orbitales atómicos que los formaron y, por lo tanto, promueven los enlaces químicos que mantienen unida a la molécula; orbitales antienlazantes que tienen una energía mayor que la energía de sus orbitales atómicos constituyentes y, por lo tanto, se oponen al enlace de la molécula, y orbitales no enlazantes que tienen la misma energía que sus orbitales atómicos constituyentes y, por lo tanto, no tienen efecto sobre el enlace de la molécula. molécula.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x