Nawaf al Hazmi

Compartir Imprimir Citar
Saudi Arabian terrorist and secuestradocker

Nawaf Muhammed Salim al-Hazmi (árabe: نواف الحازمي, Nawāf al-Ḥāzmī; también conocido como Rabia al-Makki) (9 de agosto de 1976 – 11 de septiembre de 2001) fue un terrorista de Arabia Saudita. Fue uno de los cinco secuestradores del vuelo 77 de American Airlines, que se estrelló contra el Pentágono como parte de los ataques del 11 de septiembre en los Estados Unidos.

Al-Hazmi y un viejo amigo, Khalid al-Mihdhar, dejaron sus hogares en Arabia Saudita en 1995 para luchar por los musulmanes en la Guerra de Bosnia. Al-Hazmi luego viajó a Afganistán para luchar con los talibanes contra la Alianza Afgana del Norte. Regresó a Arabia Saudita a principios de 1999.

Osama bin Laden eligió a al-Hazmi y al-Mihdhar, que ya eran afiliados de al-Qaeda desde hace mucho tiempo y tenían amplia experiencia en combate, para un ambicioso complot terrorista para pilotar aviones comerciales hacia objetivos designados en los Estados Unidos. Al-Hazmi y al-Mihdhar obtuvieron visas de turista estadounidenses en abril de 1999. Al-Hazmi se entrenó en un campo de entrenamiento de al-Qaeda en el otoño de 1999 y viajó a Malasia para la Cumbre de Al-Qaeda de 2000.

Al-Hazmi llegó a Los Ángeles, California, procedente de Bangkok, Tailandia, el 15 de enero de 2000, junto con al-Mihdhar. Los dos se establecieron en San Diego y se quedaron en Parkwood Apartments hasta mayo de 2000. Mientras estaban en San Diego, asistieron a su mezquita, dirigida por Anwar al-Awlaki. Los dos tomaron lecciones de vuelo en San Diego, pero debido a su bajo nivel de inglés, no se desempeñaron bien durante sus lecciones de vuelo y su instructor de vuelo los consideró sospechosos.

Al-Mihdhar se fue de al-Hazmi en California a Yemen en junio de 2000. Al-Hazmi se quedó en California hasta que se encontró con Hani Hanjour en diciembre de 2000, y ambos viajaron a Phoenix, Arizona. Más tarde se mudaron a Falls Church, Virginia, en abril de 2001, donde el resto de los secuestradores comenzaron a unirse a ellos. Al-Hazmi se reunió frecuentemente con Mohamed Atta, el cabecilla de los ataques, durante el verano de 2001.

Según los informes, la CIA incluyó el nombre de al-Hazmi en una lista de 19 personas sospechosas de planear un ataque en un futuro próximo. Al-Hazmi era uno de los cuatro nombres de la lista que se conocían con certeza. Se inició una búsqueda de al-Hazmi y otros presuntos terroristas, pero no fueron localizados hasta después de los ataques.

El 10 de septiembre de 2001, al-Hazmi, al-Mihdhar y Hanjour se hospedaron en un hotel en Herndon, Virginia. A la mañana siguiente, al-Hazmi y otros cuatro terroristas, incluido el hermano menor de al-Hazmi, Salem al-Hazmi, abordaron el vuelo 77 de American Airlines en el aeropuerto de Dulles y secuestraron el avión para que Hanjour pudiera pilotar y estrellar el avión contra el Pentágono como parte de los ataques del 11 de septiembre. El accidente mató a los 64 pasajeros a bordo del avión y 125 en el Pentágono. Después de los ataques, la participación de al-Hazmi se descartó inicialmente como la de un 'secuestrador de masas', pero luego se reveló que jugó un papel más importante en la planificación operativa de lo que se creía anteriormente.

Primeros años y actividades

Nawaf al-Hazmi nació en La Meca en Arabia Saudita de Muhammad Salim al-Hazmi, un tendero. Viajó a Afganistán cuando era adolescente en 1993. El informe preliminar de CNN después de los ataques afirmaba que un conocido anónimo transmitió: "Una vez me dijo que su padre había tratado de matarlo cuando era un niño. Nunca me dijo por qué, pero tenía una larga cicatriz de cuchillo en el antebrazo y afirmó que su hermano mayor era jefe de policía en Jizan.

En 1995, él y su amigo de la infancia, Khalid al-Mihdhar, se unieron a un grupo que fue a luchar junto a los musulmanes bosnios en la Guerra de Bosnia. Posteriormente, Nawaf al-Hazmi regresó a Afganistán junto con su hermano Salem y al-Mihdhar. En Afganistán, lucharon junto a los talibanes contra la Alianza Afgana del Norte y se unieron a al-Qaeda. Al-Hazmi regresó a Arabia Saudita a principios de 1999.

Seleccionado para la trama del 11 de septiembre

Osama bin Laden tenía un gran respeto por al-Hazmi y al-Mihdhar, con su experiencia luchando durante la década de 1990 en Bosnia y en otros lugares. Más tarde, Al-Qaeda se refirió a al-Hazmi como el 'segundo al mando' de al-Mihdhar. Cuando bin Laden se comprometió con la "operación aviones" complot en la primavera de 1999, seleccionó personalmente a al-Hazmi y al-Mihdhar para participar en el complot como secuestradores piloto. Además de al-Hazmi y al-Mihdhar, se seleccionaron dos yemeníes para un componente del complot del sudeste asiático, que luego se descartó por ser demasiado difícil de coordinar con las operaciones en los Estados Unidos. Conocido como Rabi'ah al-Makki durante los preparativos, al-Hazmi había estado tan ansioso por participar en operaciones dentro de los Estados Unidos que ya tenía una visa estadounidense cuando bin Laden lo seleccionó. Al-Hazmi obtuvo una visa de turista B-1/B-2 el 3 de abril de 1999 del consulado de EE. UU. en Jeddah, Arabia Saudita, utilizando un nuevo pasaporte que adquirió unas semanas antes. El pasaporte de Al-Hazmi tenía indicadores de asociación con Al Qaeda, pero los inspectores de inmigración no estaban capacitados para buscarlos.

En el otoño de 1999, estos cuatro asistieron al campo de entrenamiento de Mes Aynak en Afganistán, que les brindó entrenamiento avanzado. Al-Hazmi fue con los dos yemeníes, Tawfiq bin Attash (Khallad) y Abu Bara al Yemeni, a Karachi, Pakistán, donde Khalid Sheikh Mohammed, el coordinador del complot, lo instruyó sobre cultura occidental, viajes y enseñó algunas frases básicas en inglés. Al-Mihdhar no fue con él a Karachi, sino que se fue a Yemen. Khalid Sheikh Mohammed luego envió a al-Hazmi y a los otros hombres a Malasia para una reunión. Antes de partir hacia Malasia, Khalid Sheikh Mohammed manipuló el pasaporte saudita de al-Hazmi para ocultar su viaje a Pakistán y Afganistán, y hacer que pareciera que al-Hazmi había llegado a Malasia desde Arabia Saudita a través de Dubai.

Después de los ataques, Associated Press volvería a publicar un "extraño" artículo de Cody Enterprise que citaba testigos que afirmaban que al-Hazmi ingresó a los Estados Unidos durante el otoño de 1999, cruzando la frontera entre Canadá y EE. UU. como uno de los dos hombres que entregaban tragaluces a la escuela secundaria local en Cody, Wyoming. Al salir de la ciudad 45 minutos después con las cajas de cartón restantes, los hombres supuestamente preguntaron 'cómo llegar a Florida'.

Cumbre de Malasia

Según la información descubierta por el FBI en el caso de los atentados con bomba en la embajada de Estados Unidos en 1998, la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) comenzó a rastrear las comunicaciones del suegro de al-Mihdhar, Ahmad Muhammad Ali al-Hada., que facilitaba las comunicaciones de al-Qaeda, en 1999. Las autoridades también se enteraron de al-Hazmi, como amigo y asociado de al-Mihdhar. La inteligencia saudita también estaba al tanto de que Hazmi estaba asociado con al-Qaeda, y asociado con los atentados con bomba en la embajada africana de 1998 y los intentos de contrabando de armas al reino en 1997. También dijo que le reveló esto a la CIA, diciendo '¿Qué les dijimos si estas personas estaban en nuestra lista de vigilancia por actividades anteriores de al-Qaeda" La CIA niega rotundamente haber recibido tal advertencia.

Hay que contarle al FBI sobre esto. Estos tipos claramente son malos. Uno de ellos, al menos, tiene una visa de entrada múltiple a los EE.UU. Tenemos que decirle al FBI. Y entonces [el oficial de la CIA] me dijo: 'No, no es el caso del FBI, no la jurisdicción del FBI. '

Mark Rossini, "La fábrica de espías"

A finales de 1999, la NSA informó a la CIA de una próxima reunión en Malasia, en la que al-Hada mencionó que participarían "Khalid", "Nawaf" y "Salem& #34;. El 5 de enero, al-Hazmi llegó a Kuala Lumpur, donde se reunió con al-Mihdhar, bin Attash y Abu Bara. El grupo estaba en Malasia para reunirse con Hambali para la Cumbre de Al Qaeda de 2000, durante la cual se pudieron haber arreglado los detalles clave de los ataques. En ese momento, había un componente de Asia oriental en el complot de los ataques del 11 de septiembre, pero bin Laden lo canceló más tarde por ser demasiado difícil de coordinar con las operaciones en los Estados Unidos. Ramzi bin al-Shibh también estuvo en la cumbre, y Khalid Sheikh Mohammed posiblemente asistió a la cumbre. En Malasia, el grupo se quedó con Yazid Sufaat, un miembro local de Jemaah Islamiyah, quien proporcionó alojamiento a pedido de Hambali. Tanto al-Mihdhar como al-Hazmi fueron fotografiados en secreto en la reunión por las autoridades de Malasia, quienes vigilaron a pedido de la CIA. Las autoridades de Malasia informaron que al-Mihdhar habló extensamente con Tawfiq bin Attash, uno de los yemeníes, y otros que luego estuvieron involucrados en el atentado contra el USS Cole. Al-Hazmi y al-Mihdhar también se reunieron con Fahd al-Quso, quien más tarde estuvo involucrado en el bombardeo del USS Cole. Después de la reunión, al-Mihdhar y al-Hazmi viajaron a Bangkok en Tailandia el 8 de enero y partieron una semana después, el 15 de enero, para viajar a los Estados Unidos.

En los Estados Unidos

Entra a los Estados Unidos con Mihdhar

Entre febrero y mayo de 2000, Mihdhar y Nawaf al-Hazmi vivían en el complejo Parkwood Apartments en Clairemont Mesa, San Diego.

El 15 de enero de 2000, al-Hazmi y al-Mihdhar llegaron juntos al Aeropuerto Internacional de Los Ángeles desde Bangkok y fueron admitidos por un período de seis meses. Inmediatamente después de ingresar al país, al-Hazmi y al-Mihdhar se encontraron con Omar al-Bayoumi en un restaurante del aeropuerto. Al-Bayoumi afirma que simplemente estaba siendo caritativo al ayudar a los dos musulmanes aparentemente fuera de lugar a mudarse a San Diego, donde los ayudó a encontrar un apartamento cerca del suyo, firmó conjuntamente el contrato de arrendamiento y les dio $ 1,500 para ayudarlos a pagar sus gastos. renta. Los documentos del FBI desclasificados en 2022 demuestran que al-Bayoumi era un agente de la inteligencia saudí, y el FBI concluyó que había un "50/50 de posibilidades" que él (y por lo tanto el gobierno saudí) tenía conocimiento previo de los ataques.

A principios de febrero de 2000, al-Mihdhar y al-Hazmi alquilaron un apartamento en Parkwood Apartments, un complejo de 175 unidades en la sección Clairemont Mesa de San Diego, cerca de la mezquita Balboa Drive. En febrero, al-Mihdhar compró un Toyota Corolla de 1988 usado. Mientras vivían en Parkwood Apartments, los vecinos pensaban que al-Mihdhar y al-Hazmi eran extraños. Pasaron meses sin que consiguieran ningún mueble para el apartamento. En cambio, los hombres dormían en colchones en el suelo, pero llevaban maletines, hablaban con frecuencia con sus teléfonos móviles y ocasionalmente los recogía una limusina. Después de los ataques, sus vecinos dijeron a los medios que la pareja jugaba constantemente juegos de simulador de vuelo. Las autoridades dicen que los dos asistían regularmente a la mezquita Masjid Ar-Ribat al-Islami que Anwar Al-Awlaki dirigió como imán en San Diego, y tuvieron muchas reuniones a puerta cerrada con el imán, aunque Al-Awlaki dijo a las autoridades que sus conversaciones eran de naturaleza trivial.. Mientras estaba en San Diego, los testigos le dijeron al FBI que él y al-Mindhar tenían una relación cercana con Anwar Al-Awlaki. Al-Hazmi consiguió un trabajo de medio tiempo a través de la mezquita en un lavado de autos cercano.

Anwar al-Awlaki


El 4 de abril de 2000, al-Hazmi tomó una lección introductoria de vuelo de una hora en el National Air College en San Diego. Tanto al-Mihdhar como al-Hazmi tomaron lecciones de vuelo en mayo de 2000 en el Sorbi Flying Club, ubicado en Montgomery Field en San Diego. El 5 de mayo, al-Hazmi y al-Mihdhar tomaron una lección de una hora y lecciones adicionales el 10 de mayo en el Sorbi Flying Club, con al-Hazmi volando un avión durante 30 minutos. Sin embargo, sus habilidades en inglés eran muy pobres y no les fue bien con las lecciones de vuelo. El primer día que se presentaron, les dijeron a los instructores que querían aprender a volar Boeings. Al-Mihdhar y al-Hazmi levantaron algunas sospechas cuando le ofrecieron dinero extra a su instructor de vuelo, Richard Garza, si los entrenaba para volar jets. Sospechando de los dos hombres, Garza rechazó la oferta pero no los denunció a las autoridades. Garza describió a los dos hombres como "estudiantes impacientes" que "quería aprender a volar jets, específicamente Boeings".

Adel Rafeea recibió una transferencia bancaria de $5,000, el 18 de abril, de Ali Abdul Aziz Ali en los Emiratos Árabes Unidos, que más tarde afirmó que era dinero que al-Hazmi le había pedido que aceptara en su nombre.

A fines de mayo de 2000, al-Hazmi y al-Mihdhar se mudaron de Parkwood Apartments y se mudaron a las cercanías de Lemon Grove, California. En ese momento, al-Mihdhar transfirió el registro de su vehículo a al-Hazmi, y salió de San Diego el 10 de junio de 2000. Al-Mihdhar regresó a Yemen, lo que enfureció a Khalid Sheikh Mohammed, quien no quería que al- Hazmi que se quede sola en California.

El 12 de julio de 2000, al-Hazmi solicitó una extensión de su visa, que estaba por vencer. Su visa se extendió hasta enero de 2001, aunque al-Hazmi nunca presentó más solicitudes para extenderla más allá de eso.

En septiembre, al-Hamzi y al-Mihdhar se mudaron a la casa del informante del FBI Abdussattar Shaikh, aunque no los denunció como sospechosos. Se cree que Al-Mihdhar abandonó el apartamento a principios de octubre, menos de dos semanas antes del atentado contra el USS Cole. Al-Hazmi siguió viviendo con Shaikh hasta diciembre.

Hani Hanjour llegó a San Diego a principios de diciembre de 2000, donde se unió a al-Hazmi, pero el 10 de diciembre se les vio salir de su dirección en Mount Vernon. Los dos hombres viajaron a Phoenix, Arizona, donde Hanjour pudo tomar clases de entrenamiento de vuelo de actualización. El 12 de diciembre llegaron a Mesa, Arizona. El 22 de diciembre, Hanjour y al-Hazmi firmaron un contrato de arrendamiento de un apartamento en el complejo Indian Springs Village en Mesa, y se mudaron el 9 de enero.

2001

En marzo, al-Hazmi recibió un envío de videos VHS, incluidos videos sobre las cubiertas de vuelo de los Boeing 747 y 777 y "cómo debe verse y actuar el capitán de una aerolínea" y más tarde un atlas de carreteras, un mapa de la ciudad de Nueva York y una carta aeronáutica mundial.

El 30 de marzo, al-Hazmi notificó a su compañía de servicios públicos que podría mudarse a otro estado oa Arabia Saudita. Él y Hanjour se mudaron antes de que venciera el alquiler del apartamento a fines de mes en su camino a Virginia. 2 días después, el 1 de abril de 2001, el oficial de policía de Oklahoma CL Parkins detuvo a al-Hazmi por exceso de velocidad en su Corolla junto con una citación adicional por no usar el cinturón de seguridad por un total de $138. Una inspección de rutina de su licencia de conducir de California no arrojó órdenes ni alertas, aunque tanto la NSA como la CIA conocían su nombre como presunto terrorista.

Anwar al-Awlaki ya se había dirigido hacia el este y se desempeñó como imán en la mezquita Dar al-Hijrah en el área metropolitana de Washington, DC a partir de enero de 2001. Poco después de esto, tres de los secuestradores del 11 de septiembre asistieron a sus sermones. (el nuevo es Hanjour).

Para el 3 de abril, probablemente estaba con su acompañante Hani Hanjour cuando fue grabado en un cajero automático en Front Royal, Virginia, llegando a Falls Church, Virginia, el 4 de abril. Se encontraron con un hombre que se cree que es jordano llamado Eyad Alrababah. a las 7-11 ese día. La comisión del 11-S escribió que al-Hazmi y Hanjour conocieron a Alrababah en la mezquita Dar al Hijra, que era un técnico informático que se había mudado de West Paterson, Nueva Jersey, y estaba allí para preguntarle al imán Anwar al-Awlaki sobre cómo encontrar trabajo. Ayudó a la pareja a alquilar un apartamento en Alexandria, donde se mudaron.

La Comisión del 11 de septiembre concluyó que dos de los secuestradores "supuestamente respetaban a al-Awlaki como una figura religiosa". La policía encontró su número de teléfono en los contactos de Ramzi bin al-Shibh (el '20º secuestrador') cuando registraron su apartamento en Hamburgo mientras investigaban los ataques del 11 de septiembre.

El 1 de mayo de 2001, al-Hazmi informó a la policía que un hombre trató de quitarle la billetera fuera de su residencia en Fairfax, Virginia, pero antes de que el oficial del condado se fuera, al-Hazmi firmó una "declaración de liberación& #34; indicando que no quería que se investigara el incidente.

El 2 de mayo, otros dos secuestradores, Ahmed al-Ghamdi y Majed Moqed, llegaron a Virginia y se mudaron con ellos. El 8 de mayo, Alrababah sugirió que al-Hazmi y al-Mihdhar se mudaran con él a Fairfield, Connecticut, y ayudó a los cuatro secuestradores a mudarse a un hotel allí. Llamaron a las escuelas de vuelo del área y, después de unos días, Alrababah llevó a los cuatro a Paterson, Nueva Jersey, para mostrarles los alrededores. Algunos agentes del FBI sospecharon que al-Awlaki le dio a Alrababah el trabajo de ayudar a al-Hazmi y Hanjour. Más tarde, Alrababah fue arrestado como testigo condenado después del 11 de septiembre en un esquema de licencia de conducir fraudulento y deportado a Jordania.

El 21 de mayo, al-Hazmi se mudó con Hanjour a un apartamento en Paterson, Nueva Jersey. Mohamed Atta vivía en la misma ciudad en otro lugar.

El 30 de junio, el automóvil de al-Hazmi estuvo involucrado en un accidente de tráfico menor en el puente George Washington en dirección este. El 25 de junio de 2001, al-Hazmi obtuvo un certificado de conductor. en Florida, proporcionando una dirección en Delray Beach, Florida, y obtuvo una tarjeta de identificación de EE. UU. el 10 de julio. El 2 de agosto, al-Hazmi también obtuvo una licencia de conducir de Virginia. licencia, e hizo una solicitud para que se vuelva a emitir el 7 de septiembre.

El 20 de julio, al-Hazmi y su colega secuestrador Hani Hanjour volaron al parque aéreo del condado de Montgomery en Maryland en un vuelo de práctica desde Fairfield, Nueva Jersey.

Al-Hazmi, junto con al menos otros cinco futuros secuestradores, viajaron a Las Vegas, Nevada, al menos seis veces en el verano de 2001. Según los informes, bebieron alcohol, apostaron y pagaron a strippers para que les hicieran bailes eróticos.

Durante el verano, al-Hazmi se reunió mensualmente con el líder Mohamed Atta para analizar el estado de la operación.

El 23 de agosto, el Mossad israelí supuestamente dio su nombre a la CIA como parte de una lista de 19 nombres que dijeron que estaban planeando un ataque en un futuro cercano. Solo cuatro de los nombres se conocen con certeza: Al-Hazmi, Atta, al-Shehri y al-Mihdhar, pero una vez más, la policía local no estableció la conexión con contactos anteriores. El mismo día, fue agregado a una lista de vigilancia del INS, junto con al-Mihdhar, para evitar la entrada a los EE. UU.

Una revisión interna después del 11 de septiembre encontró que "se hizo todo lo posible [para encontrarlos] que se podría haber hecho." Sin embargo, la búsqueda no parece haber sido particularmente agresiva. Según los informes, se verificó un índice nacional de vehículos motorizados, pero la multa por exceso de velocidad de al-Hazmi no se detectó por alguna razón. El FBI no buscó en las bases de datos de tarjetas de crédito, bases de datos de cuentas bancarias o registro de automóviles, todo lo cual habría producido resultados positivos. Al-Hazmi incluso figuraba en la guía telefónica de San Diego de 2000-2001, pero tampoco se buscó hasta después de los ataques. No había sido incluido en listas de vigilancia de terroristas, ni la CIA o la NSA alertaron al FBI, Aduanas e Inmigración, ni a la policía local ni a las agencias encargadas de hacer cumplir la ley.

El 27 de agosto, los hermanos Nawaf y Salem Al-Hazmi compraron billetes de avión a través de Travelocity.com con la tarjeta Visa de Nawaf.

El 1 de septiembre, Nawaf Al-Hazmi registró la habitación n.° 7 en el motel Pin-Del en Laurel, Maryland. En el registro, indicó que su número de licencia de conducir era 3402142-D y dio un hotel de Nueva York como su residencia permanente. Ziad Jarrah se había registrado en el hotel el 27 de agosto.

Al-Hazmi y al-Mihdhar compraron sus boletos de avión para el 11 de septiembre en línea usando una tarjeta de crédito con sus nombres reales. Esto no levantó banderas rojas, ya que la FAA no había sido informada de que los dos estaban en una lista de vigilancia terrorista.

Ataques

Nawaf y Salem en Dulles aeropuerto 09/11/2001

El 10 de septiembre de 2001, Hanjour, al-Mihdhar y al-Hazmi se registraron en el Marriott Residence Inn en Herndon, Virginia, donde se alojaba Saleh Ibn Abdul Rahman Hussayen, un destacado funcionario del gobierno saudí, aunque no se encontraron pruebas. alguna vez descubrieron que se habían conocido, o sabían de la presencia del otro.

El 11 de septiembre, al-Hazmi abordó el vuelo 77 de American Airlines. El vuelo estaba programado para partir a las 08:10 pero terminó saliendo 10 minutos tarde de la puerta D26 en Dulles. La última comunicación normal por radio de la aeronave con el control de tráfico aéreo se produjo a las 08:50:51. A las 08:54, los secuestradores enviaron a los pilotos Charles Burlingame y David Charlesbois a la parte trasera del avión. El vuelo 77 comenzó a desviarse de su ruta de vuelo normal asignada y giró hacia el sur. Luego, los secuestradores pusieron el piloto automático del vuelo en dirección a Washington, D.C. La pasajera Barbara Olson llamó a su esposo, el procurador general de los Estados Unidos Theodore Olson, e informó que el avión había sido secuestrado y que los asaltantes tenían cortadores de cajas y cuchillos. A las 09:37, el vuelo 77 de American Airlines se estrelló contra la fachada oeste del Pentágono, matando a los 64 a bordo (incluidos los secuestradores) junto con 125 en el Pentágono.

Consecuencias

El Toyota Corolla azul de 1988 de Nawaf al-Hazmi fue encontrado al día siguiente en el estacionamiento por horas del Aeropuerto Internacional de Dulles. Dentro del vehículo, las autoridades encontraron una carta escrita por Mohamed Atta, mapas de Washington, D.C. y la ciudad de Nueva York, un cheque de caja a nombre de una escuela de vuelo de Phoenix, cuatro dibujos de la cabina de un Boeing 757, un cortador de cajas, y una página con notas y números de teléfono.

En el proceso de recuperación en el Pentágono, los restos de los cinco secuestradores del vuelo 77 se identificaron mediante un proceso de eliminación, ya que no coincidían con ninguna muestra de ADN de las víctimas, y se pusieron bajo custodia del FBI. Los equipos forenses confirmaron que parecía que dos de los secuestradores eran hermanos, según las similitudes de su ADN.

Varias semanas después de los ataques, una empleada de Las Vegas Days Inn acudió al FBI y declaró que reconoció las fotografías de al-Hazmi de los medios de comunicación como un hombre que había conocido en el hotel, que había pedido detalles sobre hoteles cerca de Los Ángeles. Ella admitió que él nunca dio su nombre.

Cronología en América

A finales de 2005, el teniente coronel del ejército Kevin Shaffer y el congresista Curt Weldon alegaron que el proyecto de minería de datos Able Danger del Departamento de Defensa había mantenido bajo vigilancia a Nawaf al-Hazmi, Khalid al-Mihdhar, Mohamed Atta y Marwan al-Shehhi. como agentes de al-Qaeda.