Monosacáridos

Los monosacáridos (del griego monos: solo, sacchar: azúcar), también llamados azúcares simples, son la forma más simple de azúcar y las unidades más básicas (monómeros) de carbohidratos. La formula general es CnorteH2 norteOnorte, o [C n (H 2 O) n ] o { CH 2 O} n aunque no todas las moléculas que se ajustan a esta fórmula (por ejemplo, ácido acético) son carbohidratos. Suelen ser sólidos incoloros, solubles en agua y cristalinos. Al contrario de su nombre (azúcares), solo algunos monosacáridos tienen un sabor dulce.

Los ejemplos de monosacáridos incluyen glucosa (dextrosa), fructosa (levulosa) y galactosa. Los monosacáridos son los componentes básicos de los disacáridos (como la sacarosa y la lactosa) y los polisacáridos (como la celulosa y el almidón). Cada átomo de carbono que soporta un grupo hidroxilo es quiral, excepto aquellos al final de la cadena. Esto da lugar a una serie de formas isoméricas, todas con la misma fórmula química. Por ejemplo, la galactosa y la glucosa son aldohexosas, pero tienen estructuras físicas y propiedades químicas diferentes.

La glucosa monosacárido juega un papel fundamental en el metabolismo, donde la energía química se extrae a través de la glucólisis y el ciclo del ácido cítrico para proporcionar energía a los organismos vivos. Algunos otros monosacáridos pueden incluir glucosa y otros azúcares simples.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x