Mohamed atta

Compartir Imprimir Citar
Piloto egipcio del vuelo 11 de American Airlines (1968–2001)

Mohamed Mohamed el-Amir Awad el-Sayed Atta (AT-ah; árabe: محمد محمد الأمير عوض السيد عطا [mæˈħæmmæd elʔæˈmiːɾ ˈʕɑwɑdˤ esˈsæj.jed ˈʕɑtˤɑ]; 1 de septiembre de 1968 - 11 de septiembre de 2001) fue un secuestrador egipcio y el cabecilla de los ataques del 11 de septiembre de 2001 en los que se requisaron cuatro aviones estadounidenses con la intención de destruir objetivos civiles, militares y gubernamentales específicos. Fue el secuestrador-piloto del Vuelo 11 de American Airlines que se estrelló contra la Torre Norte del World Trade Center como parte de los ataques coordinados. Con 33 años recién cumplidos en el momento de los ataques, era el mayor de los 19 secuestradores que participaron en la misión. Atta fue directamente responsable de la muerte de más de 1.600 personas durante los ataques.

Nacido y criado en Egipto, Atta estudió arquitectura en la Universidad de El Cairo, se graduó en 1990 y continuó sus estudios en Alemania en la Universidad Tecnológica de Hamburgo. En Hamburgo, Atta se involucró con la Mezquita al-Quds, donde conoció a Marwan al-Shehhi, Ramzi bin al-Shibh y Ziad Jarrah, formando juntos la célula de Hamburgo. Atta desapareció de Alemania por períodos de tiempo, se embarcó en el hajj en 1995 pero también se reunió con Osama bin Laden y otros líderes de al-Qaeda en Afganistán desde finales de 1999 hasta principios de 2000. Atta y los otros miembros de la célula de Hamburgo fueron reclutados por bin Laden y Khalid Sheikh Mohammed para una 'operación de aviones'. en los Estados Unidos. Atta regresó a Hamburgo en febrero de 2000 y comenzó a preguntar sobre el entrenamiento de vuelo en los Estados Unidos.

En junio de 2000, Atta, Ziad Jarrah y Marwan al-Shehhi llegaron a los Estados Unidos para aprender a pilotar aviones, obteniendo habilitaciones de instrumentos en noviembre. A partir de mayo de 2001, Atta ayudó con la llegada de los secuestradores de músculos y en julio viajó a España para reunirse con bin al-Shibh para finalizar el complot. En agosto de 2001, Atta viajó como pasajero en varios vuelos de "vigilancia" vuelos, para establecer en detalle cómo se podrían llevar a cabo los ataques.

En la mañana del 11 de septiembre, Atta abordó el vuelo 11 de American Airlines, que él y su equipo luego secuestraron. Atta tomó el control del avión y lo estrelló contra la Torre Norte del World Trade Center a las 8:46 a. m. El accidente provocó el derrumbe del rascacielos y la muerte de más de 1600 personas.

Alias

Mohamed Atta había variado su nombre en los documentos, usando también "Mehan Atta", "Mohammad El Amir", "Muhammad Atta", "Mohamed El Sayed", "Mohamed Elsayed", "Muhammad al-Amir", "Awag Al Sayyid Atta" y "Awad Al Sayad";. En Alemania, registró su nombre como "Mohamed el-Amir Awad el-Sayed Atta", y se hizo llamar Mohamed el-Amir en la Universidad Tecnológica de Hamburgo. En su testamento, escrito en 1996, Atta da su nombre como "Mohamed el hijo de Mohamed Elamir awad Elsayed". Atta también reclamó diferentes nacionalidades, a veces egipcia y otras veces diciéndole a la gente que era de los Emiratos Árabes Unidos.

Primeros años

Atta nació el 1 de septiembre de 1968 en Kafr el-Sheikh, ubicado en la región egipcia del delta del Nilo. Su padre, Mohamed el-Amir Awad el-Sayed Atta, era abogado, educado tanto en la sharia como en derecho civil. Su madre, Bouthayna Mohamed Mustapha Sheraqi, provenía de una rica familia de granjeros y comerciantes y también recibió educación. Bouthayna y Mohamed se casaron cuando ella tenía 14 años, mediante un matrimonio concertado. La familia tenía pocos parientes por parte del padre y se mantuvo alejado de la familia de Bouthayna. Los suegros caracterizaron al padre de Atta como "austero, estricto y reservado" y los vecinos veían a la familia como solitaria. Atta era el único hijo; tenía dos hermanas mayores, ambas bien educadas y exitosas en sus carreras, una como médico y la otra como profesora.

Cuando Atta tenía diez años, su familia se mudó al barrio de Abdeen, en El Cairo, situado cerca del centro de la ciudad. Su padre, que mantuvo a la familia siempre aislada, prohibió al joven Atta fraternizar con los otros niños de su vecindario. Al tener poco más que hacer, estudió principalmente en casa y sobresalió fácilmente en la escuela. En 1985, Atta se matriculó en la Universidad de El Cairo y centró sus estudios en ingeniería. Estaba entre los estudiantes con la puntuación más alta; en su último año, fue admitido en un programa exclusivo de arquitectura. Después de graduarse en 1990 con una licenciatura en arquitectura, se unió al Sindicato de Ingenieros, una organización bajo el control de los Hermanos Musulmanes. Luego trabajó durante varios meses en el Centro de Desarrollo Urbano de El Cairo, donde integró varios proyectos de construcción y despachó diversas tareas de arquitectura. También en 1990, la familia de Atta se mudó al undécimo piso de un edificio de apartamentos en la ciudad egipcia de Giza.

Atta también se comprometió con una mujer que su padre y su familia buscaban en El Cairo a fines de 1999, luego de regresar de Alemania ese mismo año. Aunque el matrimonio nunca sucedió, el padre de Atta mencionó que se gustaban.

Alemania

Mohamed Atta (izquierda) como estudiante en Alemania, 1993

Atta se graduó de la Universidad de El Cairo con calificaciones insuficientes para el programa de posgrado. Como su padre insistió en que se fuera al extranjero para realizar estudios de posgrado, Atta, con este fin, ingresó a un programa de idioma alemán en el Instituto Goethe en El Cairo. En 1992, su padre escuchó a una pareja alemana que visitaba la capital de Egipto. La pareja explicó en la cena que tenían un programa de intercambio e invitaron a Atta a continuar sus estudios en Alemania; también le ofrecieron alojamiento y comida en su casa de la ciudad. Mohamed Atta aceptó y estuvo en Alemania dos semanas después, en julio.

En Alemania, se matriculó en el programa de posgrado en planificación urbana de la Universidad Tecnológica de Hamburgo. Atta inicialmente vivía con dos profesores de secundaria; sin embargo, finalmente descubrieron que su mentalidad cerrada y su personalidad introvertida eran demasiado para ellos. Atta comenzó a adherirse a la dieta islámica más estricta, frecuentaba las mezquitas más conservadoras, rara vez socializaba y actuaba con desdén hacia la hija soltera de la pareja que tenía un hijo pequeño. Después de seis meses, le pidieron que se fuera.

A principios de 1993, Atta se había mudado a una residencia universitaria con dos compañeros de habitación en Centrumshaus. Permaneció allí hasta 1998. Durante ese período, sus compañeros de cuarto se enfadaron con él. Pocas veces se bañaba, y no soportaban su "completa, casi agresiva insularidad". Se mantuvo tan reservado que a menudo reaccionaba a simples saludos con el silencio.

Estudios académicos

En la Universidad Tecnológica de Hamburgo, Atta estudió bajo la tutela del director del departamento, Dittmar Machule, que se especializó en Oriente Medio. Atta era reacio al desarrollo moderno. Esto incluyó la construcción de edificios de gran altura en El Cairo y otras ciudades antiguas de la región. Él creía que los bloques de apartamentos monótonos e impersonales, construidos en los años 60 y 70, arruinaban la belleza de los barrios antiguos y robaban a sus habitantes la privacidad y la dignidad. La familia de Atta se mudó a un bloque de apartamentos en 1990; para él no era más que 'un símbolo lamentable de los intentos fortuitos de modernización de Egipto y su desvergonzado abrazo a Occidente'. Para su tesis, Atta se concentró en la antigua ciudad siria de Alepo. Investigó la historia del paisaje urbano en relación con el tema general del conflicto entre la civilización árabe y la moderna. Criticó cómo los rascacielos novedosos y otros proyectos de modernización estaban alterando el tejido de las comunidades al bloquear calles comunes y alterar el horizonte.

El profesor de Atta, Dittmar Machule, lo llevó a una expedición arqueológica a Alepo en 1994. La invitación había sido para una visita de tres días, pero Atta terminó quedándose varias semanas ese agosto, solo para visitar Alepo. una vez más ese diciembre. Mientras estaba en Siria, conoció a Amal, una joven palestina que trabajaba para una oficina de planificación en la ciudad. Volker Hauth, que viajaba con Atta, describió a Amal como "atractiva y segura de sí misma". Observó las costumbres musulmanas, tomando taxis hacia y desde la oficina para no tener contacto físico cercano con los hombres en los autobuses. Pero también se decía que estaba 'emancipada' y 'desafiante'. Atta y Amal parecían sentirse atraídos el uno por el otro, pero Atta pronto decidió que "tenía una orientación bastante diferente y que la emancipación de la joven no encajaba". Su incipiente enamoramiento por ella, se dio cuenta a regañadientes, era lo más cercano que conocía Atta al romance. A mediados de 1995, permaneció tres meses en El Cairo, gracias a una beca de la Sociedad Carl Duisberg, junto con sus compañeros de estudios Volker Hauth y Ralph Bodenstein. El equipo académico indagó sobre los efectos de la reurbanización en el Cairo islámico, el barrio antiguo, que el gobierno se comprometió a remodelar para el turismo. Atta se quedó un tiempo en El Cairo con su familia después de que Hauth y Bodenstein volaran de regreso a Alemania.

El apartamento Atta, Bahaji y bin al-Shibh compartieron entre 1998 y 2001 en Marienstrasse, Hamburgo, Alemania.

Mientras estuvo en Hamburgo, Atta ocupó varios puestos, como un trabajo a tiempo parcial en Plankontor, así como otro en una empresa de planificación urbana, a partir de 1992. Sin embargo, lo despidieron de la empresa en 1997 porque su el negocio había decaído y "no se necesitaba su habilidad para dibujar" después de comprar un sistema CAD. Entre otros trabajos ocasionales para complementar sus ingresos, Atta a veces trabajaba en una empresa de limpieza ya veces compraba y vendía autos. Atta había albergado el deseo de regresar a su ciudad natal, desde que terminó sus estudios en Hamburgo; pero se lo impidió la escasez de perspectivas laborales en El Cairo, su familia carecía de las "relaciones adecuadas" para aprovechar el nepotismo habitual. Además, después de que el gobierno egipcio encarcelara a una gran cantidad de activistas políticos, sabía que no debía confiar en que no lo atacarían a él también, con sus creencias sociales y políticas siendo tales como eran.

Celo religioso y célula de Hamburgo

Después de llegar a Hamburgo en 1992, Atta se volvió más fanático religioso y frecuentaba la mezquita con mayor regularidad. Sus amigos en Alemania lo describieron como un hombre inteligente en quien las convicciones religiosas y los motivos políticos tenían la misma influencia. Albergaba ira y resentimiento hacia los EE. UU. por su política en las naciones islámicas del Medio Oriente, sin nada que inflamara más su ira que los Acuerdos de Oslo y la Guerra del Golfo en particular. También estaba enojado y amargado con la élite en su Egipto natal, que creía que acumulaba poder para ellos mismos, así como con el gobierno egipcio, que tomó medidas enérgicas contra la Hermandad Musulmana disidente. Atta era antisemita y creía que los judíos controlaban los medios de comunicación, las instituciones financieras y políticas del mundo desde la ciudad de Nueva York. Estas creencias fueron aún más fuertes durante la Operación Alcance Infinito, en la que creía que Monica Lewinsky era una agente judía que influía en Bill Clinton para que no ayudara a Palestina, que más tarde jugaría un papel clave en la creación de la Célula de Hamburgo.

El 1 de agosto de 1995, Atta regresó a Egipto para estudiar durante tres meses. Antes de este viaje se dejó crecer la barba, con el fin de mostrarse como un musulmán devoto y hacer así un gesto político. Atta regresó a Hamburgo el 31 de octubre de 1995 y poco después se unió a la peregrinación a La Meca.

En Hamburgo, Atta se sintió intensamente atraído por la Mezquita al-Quds, que se adhirió a una política "dura, intransigentemente fundamentalista y rotundamente militante" versión del Islam sunita. Hizo amistades en al-Quds; algunos de los cuales lo visitaron en ocasiones en Centrumshaus. También comenzó a dar clases tanto en Al-Quds como en una mezquita turca cerca del distrito de Harburg. Atta también inició y dirigió un grupo de oración, al que se unieron Ahmed Maklat y Mounir El Motassadeq. Ramzi bin al-Shibh también estaba allí, impartía clases ocasionales y se hizo amigo de Atta.

El 11 de abril de 1996, Atta firmó su última voluntad y testamento en la mezquita, declarando oficialmente sus creencias musulmanas y dando 18 instrucciones con respecto a su entierro. Este fue el mismo día que Israel, para gran indignación de Atta, atacó el Líbano en la Operación Uvas de la Ira; firmando el testamento "ofreciendo su vida" fue su respuesta. Las instrucciones en su última voluntad y testamento reflejan tanto las prácticas funerarias sunitas junto con algunas demandas más puritanas del salafismo, que incluyen pedirle a la gente que no 'llore y llore'; y, en general, abstenerse de mostrar emociones. El testamento fue firmado por el-Motassadeq y una segunda persona en la mezquita.

Después de dejar Plankontor en el verano de 1997, Atta volvió a desaparecer y no regresó hasta 1998. No había progresado en su tesis. Atta telefoneó a su asesor de posgrado, Machule, y mencionó los problemas familiares en casa y le dijo: "Por favor, comprenda, no quiero hablar de esto". En las vacaciones de invierno de 1997, Atta se fue y no volvió a Hamburgo durante tres meses. Dijo que volvió a peregrinar a La Meca, solo 18 meses después de su primera vez. Este reclamo ha sido disputado; Terry McDermott ha argumentado que es inusual que alguien vaya en peregrinación tan pronto después de la primera vez y pase tres meses allí (más de lo que requiere el Hajj). Cuando Atta regresó, afirmó que su pasaporte se había perdido y solicitó uno nuevo, que es una táctica común para borrar la evidencia de viajes a lugares como Afganistán. Cuando regresó en la primavera de 1998, después de desaparecer durante varios meses, se había dejado crecer una barba larga y espesa, y "parecía más serio y distante" que antes a los que lo conocieron.

A mediados de 1998, Atta ya no era elegible para alojamiento universitario en Centrumshaus. Se mudó a un departamento cercano en el distrito de Wilhelmsburg, donde vivió con Said Bahaji y Ramzi bin al-Shibh. A principios de 1999, Atta había completado su tesis y la defendió formalmente en agosto de 1999.

A mediados de 1998, Atta trabajó junto con Shehhi, bin al-Shibh y Belfas en un almacén, empaquetando computadoras en cajas para su envío. El grupo de Hamburgo no permaneció mucho tiempo en Wilhelmsburg. El próximo invierno, se mudaron a un apartamento en Marienstrasse 54 en el distrito de Harburg, cerca de la Universidad Tecnológica de Hamburgo, en la que se matricularon. Fue aquí donde la célula de Hamburgo se desarrolló y actuó más como grupo. Se reunían tres o cuatro veces por semana para discutir sus sentimientos antiestadounidenses y planear posibles ataques. Muchos miembros de al-Qaeda vivieron en este apartamento en varios momentos, incluido el secuestrador Marwan al-Shehhi, Zakariya Essabar y otros.

A fines de 1999, Atta, Shehhi, Jarrah, Bahaji y bin al-Shibh decidieron viajar a Chechenia para luchar contra los rusos, pero Khalid al-Masri y Mohamedou Ould Salahi los convencieron en el último minuto de cambiar su planes En cambio, viajaron a Afganistán durante un período de dos semanas a fines de noviembre. El 29 de noviembre de 1999, Mohamed Atta abordó el vuelo TK1662 de Turkish Airlines de Hamburgo a Estambul, donde cambió al vuelo TK1056 a Karachi, Pakistán. Después de su llegada, fueron seleccionados por el líder de Al Qaeda, Mohammed Atef, como candidatos adecuados para la 'operación aviones'. trama. Todos estaban bien educados, tenían experiencia de vivir en la sociedad occidental, junto con algunas habilidades en inglés, y podrían obtener visas. Incluso antes de que bin al-Shibh llegara, Atta, Shehhi y Jarrah fueron enviados a la Casa de Ghamdi cerca de la casa de bin Laden en Kandahar, donde los esperaba para reunirse con ellos. Bin Laden les pidió que juraran lealtad y se comprometieran con misiones suicidas, lo que Atta y los otros tres hombres de Hamburgo aceptaron. Bin Laden los envió a ver a Atef para obtener una descripción general de la misión, y luego fueron enviados a Karachi para ver a Khalid Sheikh Mohammed para repasar los detalles.

Los investigadores alemanes dijeron que tenían pruebas de que Mohamed Atta entrenó en campamentos de al-Qaeda en Afganistán desde finales de 1999 hasta principios de 2000. El momento del entrenamiento en Afganistán fue descrito el 23 de agosto de 2002 por un investigador principal. El investigador, Klaus Ulrich Kersten, era el director de la agencia federal contra el crimen de Alemania, el Bundeskriminalamt. Proporcionó la primera confirmación oficial de que Atta y otros dos pilotos habían estado en Afganistán, y también proporcionó las primeras fechas del entrenamiento. Kersten dijo en una entrevista en la sede de la agencia en Wiesbaden que Atta estuvo en Afganistán desde finales de 1999 hasta principios de 2000, y que había pruebas de que Atta se reunió allí con Osama bin Laden.

Un video apareció en octubre de 2006. El primer capítulo del video mostraba a bin Laden en Tarnak Farms el 8 de enero de 2000. El segundo capítulo mostraba a Atta y Ziad Jarrah leyendo juntos sus testamentos diez días después, el 18 de enero. A su regreso viaje, Atta salió de Karachi el 24 de febrero de 2000 en el vuelo TK1057 a Estambul, donde cambió al vuelo TK1661 a Hamburgo. Inmediatamente después de regresar a Alemania, Atta, al-Shehhi y Jarrah denunciaron el robo de sus pasaportes, posiblemente para descartar visas de viaje a Afganistán.

Estados Unidos

El 22 de marzo de 2000, Atta todavía estaba en Alemania cuando envió un correo electrónico a la Academia de Lakeland en Florida. Preguntó sobre el entrenamiento de vuelo, "Estimado señor, somos un pequeño grupo de jóvenes de diferentes países árabes. Ahora, estamos viviendo en Alemania desde hace un tiempo por motivos de estudio. Nos gustaría empezar a formarnos para la carrera de pilotos profesionales de líneas aéreas. En este campo, todavía no tenemos ningún conocimiento, pero estamos listos para someternos a un programa de entrenamiento intensivo (hasta ATP y eventualmente superior)." Atta envió de 50 a 60 correos electrónicos similares a otras escuelas de entrenamiento de vuelo en los Estados Unidos.

El 17 de mayo, Atta solicitó una visa de Estados Unidos. Al día siguiente, recibió una visa B-1/B-2 (turista/negocios) de cinco años de la embajada de los Estados Unidos en Berlín. Atta había vivido en Alemania durante aproximadamente cinco años y también tenía un "excelente historial como estudiante". Por lo tanto, fue tratado favorablemente y no examinado. Después de obtener su visa, Atta tomó un autobús el 2 de junio de Hamburgo a Praga, donde pasó la noche antes de viajar a los Estados Unidos al día siguiente. Bin al-Shibh explicó más tarde que creían que Atta contribuiría a la seguridad operativa si volaba desde Praga en lugar de Hamburgo, desde donde viajaba anteriormente. Asimismo, Shehhi viajó desde otro lugar, en su caso vía Bruselas.

El 6 de junio de 2002, World News Tonight de ABC transmitió una entrevista con Johnelle Bryant, ex oficial de préstamos del Departamento de Agricultura de EE. UU. en el sur de Florida, quien contó sobre su encuentro con Mohamed Atta. Este encuentro tuvo lugar "alrededor de la tercera semana de abril a la tercera semana de mayo de 2000", antes de la fecha de entrada oficial de Atta a los Estados Unidos (ver más abajo). Según Bryant, Atta quería financiar la compra de un fumigador. "Quería financiar un avión bimotor de seis pasajeros y quitar los asientos," Bryant le dijo a World News Tonight de ABC. Él insistió en que ella escribiera su nombre como ATTA, que originalmente era de Egipto pero se había mudado a Afganistán, que era ingeniero y que su sueño era ir a una escuela de vuelo. Preguntó sobre el Pentágono y la Casa Blanca. Dijo que quería visitar el World Trade Center y le preguntó a Bryant sobre la seguridad allí. Mencionó a Al Qaeda y dijo que la organización "podría usar membresías de estadounidenses". Mencionó a Osama bin Laden y dijo 'este hombre algún día sería conocido como el líder más grande del mundo'. Bryant dijo 'la foto que salió en el periódico, así es exactamente como se veía ese hombre'. Bryant se puso en contacto con las autoridades después de reconocer a Atta en los informes de noticias. Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley dijeron que Bryant pasó un examen de detector de mentiras.

Según informes oficiales, Atta voló de Praga al Aeropuerto Internacional de Newark y llegó el 3 de junio de 2000. Ese mes, Atta y Shehhi se hospedaron en hoteles y habitaciones alquiladas en la ciudad de Nueva York a corto plazo. Jarrah había llegado a Estados Unidos el 27 de junio de 2000, después de que su vuelo aterrizara en Newark, Nueva Jersey, y Jarrah había decidido ir con Shehhi y Atta a buscar diferentes escuelas de vuelo en Estados Unidos. Continuaron preguntando sobre las escuelas de vuelo y visitaron personalmente algunas, incluida la Airman Flight School en Norman, Oklahoma, que visitaron el 3 de julio de 2000. Días después, Shehhi, Jarrah y Atta terminaron en Venice, Florida. Atta y Shehhi establecieron cuentas en SunTrust Bank y recibieron transferencias electrónicas de Ali Abdul Aziz Ali, sobrino de Khalid Sheikh Mohammed en los Emiratos Árabes Unidos. El 6 de julio de 2000, Atta, Jarrah y Shehhi se inscribieron en Huffman Aviation en Venecia, donde ingresaron al Programa Piloto Acelerado. Cuando Atta y Shehhi llegaron a Florida, inicialmente se quedaron con el tenedor de libros de Huffman y su esposa en una habitación libre de su casa. Después de una semana, se les pidió que se fueran porque fueron groseros. Atta y Shehhi luego se mudaron a una pequeña casa cerca de Nokomis, donde se quedaron durante seis meses.

Registro de vuelo de Atta desde Huffman

Atta comenzó el entrenamiento de vuelo el 6 de julio de 2000 y continuó entrenando casi todos los días. A fines de julio, tanto Atta como Shehhi realizaron vuelos en solitario. Atta obtuvo su certificado de piloto privado en septiembre, y luego él y Shehhi decidieron cambiar de escuela de vuelo. Ambos se inscribieron en Jones Aviation en Sarasota y se capacitaron allí por un breve tiempo. Tuvieron problemas para seguir las instrucciones y ambos estaban muy molestos cuando reprobaron el examen de la Etapa 1 en Jones Aviation. Preguntaron acerca de los aviones multimotor y le dijeron al instructor que "querían moverse rápido, porque tenían un trabajo esperándolo en su país al finalizar su capacitación en los EE. UU." A mediados de octubre, Atta y Shehhi regresaron a Huffman Aviation para continuar con su entrenamiento. En noviembre de 2000, Atta obtuvo su calificación de instrumento y luego una licencia de piloto comercial en diciembre de la Administración Federal de Aviación.

Atta continuó con el entrenamiento de vuelo que incluía vuelos en solitario y tiempo en simulador. El 22 de diciembre, Atta y Shehhi solicitaron a Eagle International recibir capacitación en aviones grandes y simuladores para los modelos McDonnell Douglas DC-9 y Boeing 737-300. El 26 de diciembre, Atta y Shehhi necesitaban un remolque para su Piper Cherokee alquilado en una calle de rodaje del Aeropuerto Internacional de Miami después de que el motor se apagó. El 29 y 30 de diciembre, Atta y Marwan fueron al aeropuerto de Opa-locka donde practicaron en un simulador de Boeing 727, y el 31 de diciembre obtuvieron capacitación en simulador de Boeing 767 de Pan Am International. Atta compró videos de cabina para Boeing 747-200, Modelos Boeing 757-200, Airbus A320 y Boeing 767-300ER mediante pedido por correo de Sporty's Pilot Shop en Batavia, Ohio, en noviembre y diciembre de 2000.

Los registros del teléfono celular de Atta indican que llamó a la embajada de Marruecos en Washington el 2 de enero, justo antes de que Shehhi volara al país. Atta voló a España el 4 de enero de 2001 para coordinar con bin al-Shibh y regresó a los Estados Unidos el 10 de enero. Mientras estuvo en los Estados Unidos, viajó a Lawrenceville, Georgia, donde él y Shehhi visitaron un LA Fitness Health Club. Durante ese tiempo, Atta voló desde Briscoe Field en Lawrenceville con un piloto, y Atta y el piloto o Shehhi volaron alrededor del área de Atlanta. Vivieron en la zona durante varios meses. El 3 de abril, Atta y Shehhi alquilaron un apartado postal en Virginia Beach, Virginia.

El 11 de abril, Atta y Shehhi alquilaron un apartamento en 10001 Atlantic Blvd, Apt. 122 en Coral Springs, Florida, por $ 840 por mes, y ayudó con la llegada de los secuestradores de músculos. El 16 de abril, Atta recibió una citación por no tener una licencia de conducir válida y comenzó los trámites para obtener la licencia. El 2 de mayo, Atta recibió su licencia de conducir en Lauderdale Lakes, Florida. Mientras estuvo en los Estados Unidos, Atta fue propietario de un Pontiac Grand Prix rojo de 1989.

El 27 de junio, Atta voló de Fort Lauderdale a Boston, Massachusetts, donde pasó un día, y luego continuó a San Francisco por un corto tiempo, y de allí a Las Vegas. El 28 de junio, Atta llegó al Aeropuerto Internacional McCarran en Las Vegas para reunirse con los otros tres pilotos. Alquiló un Chevrolet Malibu de una agencia Alamo Rent A Car. No se sabe dónde se quedó esa noche, pero el día 29 se registró en el Econo Lodge en 1150 South Las Vegas Boulevard. Aquí presentó una membresía AAA por un descuento y pagó en efectivo por la habitación de $49.50/noche. Durante su viaje a Las Vegas, se cree que usó una cámara de video que había alquilado en una tienda Select Photo en Delray Beach, Florida.

Cumbre de julio de 2001 en España

En julio de 2001, Atta volvió a viajar a España para reunirse por última vez con bin al-Shibh. El 7 de julio de 2001, Atta voló en el vuelo 117 de Swissair desde Miami a Zürich, donde hizo una escala. El 8 de julio, Atta fue grabado en un video de vigilancia cuando retiró 1700 francos suizos de un cajero automático. Usó su tarjeta de crédito para comprar dos navajas suizas y un poco de chocolate en una tienda en el aeropuerto de Zúrich. Tras la escala en Zúrich, llegó a Madrid a las 16.45 horas en el vuelo 656 de Swissair, y permaneció varias horas en el aeropuerto. Luego, a las 20.50 horas, se registró en el Hotel Diana Cazadora de Barajas, localidad cercana al aeropuerto. Esa noche y dos veces a la mañana siguiente, llamó a Bashar Ahmad Ali Musleh, un estudiante jordano en Hamburgo que sirvió como enlace para bin al-Shibh.

En la mañana del 9 de julio, Mohamed Atta alquiló un Hyundai Accent plateado, que reservó en SIXT Rent-A-Car del 9 al 16 de julio y luego lo prorrogó hasta el 19. Condujo hacia el este desde Madrid hacia la zona de playa mediterránea de Tarragona. De camino, Atta se detuvo en Reus para recoger a Ramzi bin al-Shibh en el aeropuerto. Condujeron hasta Cambrils, donde pasaron una noche en el Hotel Mónica. Salieron a la mañana siguiente y pasaron los siguientes días en un lugar desconocido en Tarragona. La ausencia de otras estadías en hoteles, recibos firmados o talones de tarjetas de crédito ha llevado a los investigadores a creer que los hombres pueden haberse conocido en una casa de seguridad proporcionada por otros operativos de al-Qaeda en España. Allí, Atta y bin al-Shibh mantuvieron una reunión para completar la planificación de los ataques. Se han encontrado varias pistas que relacionan su estancia en España con Imad Eddin Barakat Yarkas (Abu Dahdah), de origen sirio, y Amer el Azizi, marroquí en España. Es posible que hayan ayudado a organizar y organizar la reunión en Tarragona. Yosri Fouda, quien entrevistó a bin al-Shibh y Khalid Sheikh Mohammed (KSM) antes del arresto, cree que Said Bahaji y KSM también pueden haber estado presentes en la reunión. Los investigadores españoles han dicho que Marwan al-Shehhi y otros dos se unieron más tarde a la reunión. Bin al-Shibh no quiso discutir esta reunión con Fouda.

Durante las reuniones en España, Atta y bin al-Shibh habían coordinado los detalles de los ataques. La Comisión del 11 de septiembre obtuvo detalles sobre la reunión, basándose en los interrogatorios de bin al-Shibh en las semanas posteriores a su arresto en septiembre de 2002. Bin al-Shibh explicó que transmitió instrucciones de Osama bin Laden, incluido su deseo de los ataques. que se lleve a cabo lo antes posible. Bin Laden estaba preocupado por tener tantos operativos en Estados Unidos. Atta confirmó que todos los secuestradores de músculos habían llegado a Estados Unidos sin ningún problema, pero dijo que necesitaba de cinco a seis semanas más para resolver los detalles. Bin Laden también pidió que otros operativos no fueran informados de los datos específicos hasta el último minuto. Durante la reunión, Atta y bin al-Shibh también decidieron los objetivos a alcanzar, descartando un ataque a una planta nuclear. Bin al-Shibh transmitió la lista de objetivos de bin Laden; bin Laden quería que el Capitolio de los Estados Unidos, el Pentágono y el World Trade Center fueran atacados, ya que se consideraban "símbolos de Estados Unidos". Si alguno de los secuestradores no podía alcanzar sus objetivos previstos, dijo Atta, debían estrellar el avión. También discutieron las dificultades personales que Atta estaba teniendo con su compañero secuestrador Ziad Jarrah. Bin al-Shibh estaba preocupado de que Jarrah pudiera incluso abandonar el plan. El Informe de la Comisión del 11 de septiembre especuló que el conspirador terrorista ahora condenado Zacarias Moussaoui estaba siendo entrenado como un posible reemplazo de Jarrah.

Del 13 al 16 de julio, Atta se alojó en el Hotel Sant Jordi de Tarragona. Después de que bin al-Shibh regresara a Alemania el 16 de julio de 2001, Atta tenía tres días más en España. Pasó dos noches en Salou en el Hotel Casablanca Playa junto a la playa, luego pasó las dos últimas noches en el Hotel Residencia Montsant. El 19 de julio, Atta regresó a Estados Unidos, volando con Delta Air Lines desde Madrid a Fort Lauderdale, vía Atlanta.

Planes finales en EE. UU.

El 22 de julio de 2001, Atta alquiló un Mitsubishi Galant de Alamo Rent a Car, recorriendo 3836 millas (6173 km) en el vehículo antes de devolverlo el 26 de julio. El 25 de julio, Atta dejó a Ziad Jarrah en el Aeropuerto Internacional de Miami para un vuelo de regreso a Alemania. El 26 de julio, Atta viajó a través de Continental Airlines a Newark, Nueva Jersey, se registró en el Kings Inn Hotel en Wayne, Nueva Jersey, y permaneció allí hasta el 30 de julio, cuando tomó un vuelo de Newark de regreso a Fort Lauderdale.

El 4 de agosto, se cree que Atta estuvo en el Aeropuerto Internacional de Orlando esperando para recoger al presunto '20º Secuestrador'. Mohammed al-Qahtani de Dubai, quien terminó retenido por inmigración como "sospechoso". Se cree que Atta usó un teléfono público en el aeropuerto para llamar a un número 'vinculado con al-Qaeda'. después de que a Qahtani se le negara la entrada.

El 6 de agosto, Atta y Shehhi alquilaron un Ford Escort 1995 blanco de cuatro puertas de Warrick's Rent-A-Car, que fue devuelto el 13 de agosto. El 6 de agosto, Atta reservó un vuelo en Spirit Airlines de Fort Lauderdale a Newark, saliendo el 7 de agosto y regresando el 9 de agosto. La reserva no fue utilizada y cancelada el 9 de agosto con el motivo "Emergencia médica familiar". En su lugar, fue a la oficina central & Viaje en Pompano Beach para comprar un boleto para un vuelo a Newark, con salida en la noche del 7 de agosto y horario para regresar en la noche del 9 de agosto. Atta no tomó el vuelo de regreso. El 7 de agosto, Atta se registró en el Wayne Inn en Wayne, Nueva Jersey y se retiró el 9 de agosto. El mismo día, reservó un boleto de primera clase de ida a través de Internet en el vuelo 244 de America West desde el Aeropuerto Nacional Ronald Reagan de Washington. a Las Vegas. Atta viajó dos veces a Las Vegas en "vuelos de vigilancia" ensayando cómo se llevarían a cabo los ataques del 11 de septiembre. Otros secuestradores viajaron a Las Vegas en diferentes momentos durante el verano de 2001.

Durante el verano, Atta se reunió mensualmente con Nawaf al-Hazmi para analizar el estado de la operación.

El 23 de agosto, la licencia de conducir de Atta fue revocada en ausencia después de que no se presentó en el tribunal de tráfico para responder a la citación anterior por conducir sin licencia.

Ataques y muerte del 11 de septiembre

Atta (camisa azul) y Omari en el Jetport Internacional de Portland en Portland, Maine, en la mañana del 11 de septiembre

El 10 de septiembre de 2001, Atta recogió a al-Omari en el Hotel Milner en Boston, Massachusetts, y los dos condujeron su Nissan Altima alquilado hasta un Comfort Inn en South Portland, Maine. En el camino, se les vio repostando gasolina en una gasolinera Exxon y visitaron la Longfellow House en Portland esa tarde; llegaron al hotel a las 5:43 p.m. y pasó la noche en la habitación 233. Mientras estaban en el sur de Portland, se les vio haciendo dos retiros en cajeros automáticos y deteniéndose en Wal-Mart. El FBI también informó que "dos hombres del Medio Oriente" fueron vistos en el estacionamiento de Pizza Hut, donde se sabe que Atta comió ese día.

Atta y al-Omari llegaron temprano a la mañana siguiente, a las 5:40 a. m., al aeropuerto internacional de Portland, donde dejaron su automóvil de alquiler en el estacionamiento y abordaron a las 6:00 a. m. Colgan Air (US Airways Express). Vuelo BE-1900C al Aeropuerto Internacional Logan de Boston. En Portland, Mohamed Atta fue seleccionado por el Sistema de Preselección de Pasajeros Asistido por Computadora (CAPPS, por sus siglas en inglés), que requería que sus maletas registradas se sometieran a una revisión adicional de explosivos, pero no implicó una revisión adicional en el punto de control de seguridad de pasajeros.

La conexión entre los dos vuelos en el Aeropuerto Internacional Logan estaba dentro de la Terminal B, pero las dos puertas no estaban conectadas dentro de la seguridad. Los pasajeros deben abandonar el área segura, salir al aire libre, cruzar una calle cubierta e ingresar a otro edificio antes de pasar nuevamente por seguridad. Hay dos vestíbulos separados en la Terminal B; la explanada sur es utilizada principalmente por US Airways y la norte es utilizada principalmente por American Airlines. Se había pasado por alto que aún habría que pasar una pantalla de seguridad en Boston debido a este detalle distintivo de la disposición de la terminal. Un empleado de boletos en el aeropuerto de Portland informó que se sintió incómodo con la ira de Atta cuando le informaron de los requisitos adicionales de detección en Boston, pero que no actuó de acuerdo con sus sospechas después de preocuparse de que estaba perfilando racialmente a Atta. A las 6:45 a. m., mientras estaba en el aeropuerto de Boston, Atta recibió una llamada del secuestrador del vuelo 175, Marwan al-Shehhi. Aparentemente, esta llamada fue para confirmar que los ataques estaban listos para comenzar. Atta se registró para el vuelo 11 de American Airlines, volvió a pasar por seguridad y abordó el vuelo. Atta estaba sentado en clase ejecutiva, en el asiento 8D. A las 7:59 a. m., el avión partió de Boston hacia el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles con 81 pasajeros.

El secuestro comenzó 15 minutos después del vuelo alrededor de las 8:14 a. m., cuando comenzaría el servicio de bebidas. En ese momento, los pilotos dejaron de responder al control de tráfico aéreo y la aeronave comenzó a desviarse de la ruta planificada. A las 8:18 a. m., las azafatas Betty Ong y Madeline Amy Sweeney comenzaron a hacer llamadas telefónicas a American Airlines para informar lo que estaba sucediendo. Ong proporcionó información sobre la falta de comunicación con la cabina, la falta de acceso a la cabina y las lesiones de los pasajeros. El transpondedor del avión se apagó a las 8:21 a. m. A las 8:24:38 a. m., los controladores de tráfico aéreo escucharon una voz que se creía que era de Atta y decía: "Tenemos algunos aviones".. Quédate quieto y estarás bien. Regresamos al aeropuerto." Evidentemente, trató de enviar un mensaje instruyendo a los pasajeros y a la tripulación a permanecer en el sistema de megafonía de la cabina, pero presionó el interruptor equivocado y, por lo tanto, avisó a ATC de que el vuelo había sido secuestrado. Volvió a hablar segundos después de esa primera transmisión, aún sin saber que su voz se escuchaba en el suelo: 'Que nadie se mueva, todo estará bien'. Si intenta hacer algún movimiento, se pondrá en peligro a usted mismo y al avión. Quédate callado." Aproximadamente un minuto después, giró el avión hacia el sur, en un rumbo que apuntaba en dirección a la ciudad de Nueva York. No se volvió a saber de Atta durante nueve minutos hasta las 8:33:59, cuando se le escuchó decir: "Que nadie se mueva, por favor". Vamos de regreso al aeropuerto. No intentes hacer ningún movimiento estúpido." Esta fue la última transmisión que se escuchó del Vuelo 11.

Doce minutos después, a las 8:46:40 a. m., Atta estrelló el avión contra la torre norte del World Trade Center en la ciudad de Nueva York. El accidente mató instantáneamente a las 92 personas a bordo, asesinó a cientos más dentro del edificio y dejó al menos a 800 trabajadores atrapados en los pisos superiores de un rascacielos de un cuarto de milla de altura en llamas. El ángulo en el que Atta se estrelló contra la Torre Norte cortó todos los medios de escape del piso 92 o superior, asegurando que nadie en esos pisos pudiera salir con vida antes de que el edificio se derrumbara menos de dos horas después.

Debido a que el vuelo de Portland a Boston se retrasó, sus maletas no llegaron al Vuelo 11. Las maletas de Atta se recuperaron más tarde en el Aeropuerto Internacional Logan y contenían uniformes de aerolíneas, manuales de vuelo y otros artículos.. El equipaje incluía una copia del testamento de Atta, escrito en árabe, así como una lista de instrucciones, llamada 'La última noche'. Este documento se divide en tres secciones; la primera es una lista de quince puntos que proporciona instrucciones detalladas para la última noche de la vida de un mártir, la segunda da instrucciones para viajar al avión y la tercera desde el momento entre abordar el avión y el martirio. Casi todos estos puntos tratan sobre la preparación espiritual, como la oración y la cita de las escrituras religiosas.

Vídeo del martirio

El 1 de octubre de 2006, The Sunday Times publicó un vídeo que había obtenido "a través de un canal previamente probado", que pretendía mostrar a Mohamed Atta y Ziad Jarrah grabando un mensaje de martirio. seis meses antes en un campo de entrenamiento en Afganistán. El video, que lleva la fecha del 18 de enero de 2000, tiene buena resolución pero no contiene banda sonora. Los lectores de labios no han podido descifrarlo. Atta y Jarrah aparecen muy animados, riendo y sonriendo frente a la cámara. Nunca antes habían sido fotografiados juntos. Fuentes no identificadas tanto de Al-Qaeda como de los Estados Unidos confirmaron a The Times la autenticidad del video. Una sección separada del video muestra a Osama bin Laden dirigiéndose a sus seguidores en un complejo cerca de Kandahar. Ramzi bin al-Shibh también se identifica en el video. Según The Sunday Times, "los investigadores estadounidenses y alemanes se han esforzado por encontrar pruebas del paradero de Atta en enero de 2000 después de su desaparición de Hamburgo". La cinta de una hora de duración lo ubica en Afganistán en un momento decisivo en el desarrollo de la conspiración cuando se le dio el mando operativo. Meses después, tanto él como Jarrah se matricularon en escuelas de vuelo en Estados Unidos."

Identidad equivocada

Después de los ataques del 11 de septiembre de 2001, se dieron a conocer los nombres de los secuestradores. Hubo cierta confusión sobre quién era Mohamed Atta y casos de identidad equivocada. Inicialmente, la identidad de Mohamed Atta se confundió con la de un jordano nativo, Mahmoud Mahmoud Atta, quien bombardeó un autobús israelí en Cisjordania en 1986, matando a una persona e hiriendo gravemente a otras tres. Mahmoud Atta era 14 años mayor que Atta. Mahmoud Atta, un ciudadano estadounidense naturalizado, fue posteriormente deportado de Venezuela a los Estados Unidos, extraditado a Israel, juzgado y sentenciado a cadena perpetua. Posteriormente, la Corte Suprema de Israel anuló su extradición y lo puso en libertad. Después del 11 de septiembre, también hubo informes que indicaban que Mohamed Atta había asistido a la Escuela Internacional de Oficiales en la Base de la Fuerza Aérea Maxwell en Montgomery, Alabama. The Washington Post citó a un oficial de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos que explicó: "Las discrepancias en sus datos biográficos, como las fechas de nacimiento con 20 años de diferencia, indican que probablemente no estamos hablando de las mismas personas". #34;

Controversia de Praga

En los meses posteriores a los ataques del 11 de septiembre, funcionarios del Ministerio del Interior checo afirmaron que Atta viajó a Praga el 8 de abril de 2001 para reunirse con un agente de inteligencia iraquí llamado Ahmed Khalil Ibrahim Samir al-Ani. Esta información se transmitió al FBI como "inteligencia en bruto no evaluada". Los funcionarios de inteligencia han llegado a la conclusión de que tal reunión no ocurrió. Un hombre de negocios paquistaní llamado Mohammed Atta había llegado a Praga desde Arabia Saudita el 31 de mayo de 2000, y este segundo Atta posiblemente contribuyó a la confusión. El egipcio Mohamed Atta llegó a la terminal de autobuses de Florenc en Praga, procedente de Alemania, el 2 de junio de 2000. Salió de Praga al día siguiente, volando en Czech Airlines a Newark, Nueva Jersey, EE. UU. En la República Checa, algunos funcionarios de inteligencia dicen que el La fuente de la supuesta reunión fue un informante árabe que se acercó al servicio de inteligencia checo con su avistamiento de Atta solo después de que la fotografía de Atta apareciera en los periódicos de todo el mundo. Desde entonces, los funcionarios de inteligencia de Estados Unidos y la República Checa han concluido que la persona vista con Ani fue identificada erróneamente como Atta, y el consenso de los investigadores es que Atta nunca asistió a una reunión en Praga.

Peligro capaz

En 2005, el teniente coronel del ejército Anthony Shaffer y el congresista Curt Weldon alegaron que el proyecto de minería de datos del Departamento de Defensa, Able Danger, produjo un gráfico que identificaba a Atta, junto con Nawaf al-Hazmi, Khalid al-Mihdhar y Marwan. al-Shehhi, como miembros de una célula de al-Qaeda con sede en Brooklyn a principios de 2000. Shaffer basó en gran medida sus alegaciones en los recuerdos del Capitán de la Marina, Scott Phillpott, quien más tarde se retractó de sus recuerdos y les dijo a los investigadores que estaba "convencido" que Atta no estaba en el gráfico que teníamos." Phillpott dijo que Shaffer estaba "confiando en mi recuerdo al 100 por ciento" y el informe del Inspector General del Departamento de Defensa indicó que Philpott 'puede haber exagerado al conocer la identidad de Atta porque apoyó el uso de las técnicas de Able Danger para luchar contra el terrorismo'.

Cinco testigos que habían trabajado en Able Danger y que habían sido interrogados por el Inspector General del Departamento de Defensa dijeron más tarde a los periodistas de investigación que sus declaraciones al IG fueron distorsionadas por los investigadores en el informe final del IG, o el informe omitió información esencial que habían proporcionado. Las supuestas distorsiones del informe de IG se centraron en excluir cualquier evidencia de que Able Danger hubiera identificado y rastreado a Atta años antes del 11 de septiembre.

Teniente El libro del Coronel Shaffer también indica claramente la identificación directa de la célula de Brooklyn y Mohamed Atta.

Reacción familiar y negación

El padre de Atta, Mohamed el-Amir Awad el-Sayed Atta, un abogado jubilado en Egipto, rechazó con vehemencia las acusaciones de que su hijo estuvo involucrado en los ataques del 11 de septiembre y, en cambio, acusó al Mossad y al gobierno de los Estados Unidos de tener una mano en la incriminación de su hijo. Atta Sr. rechazó los informes de los medios que afirmaban que su hijo bebía mucho y, en cambio, lo describió como un niño tranquilo que no se involucra en política, tímido y dedicado a estudiar arquitectura. El anciano Sr. Atta dijo que había hablado con Mohamed por teléfono al día siguiente, el 12 de septiembre de 2001. Mantuvo entrevistas con la revista de noticias alemana Bild am Sonntag a finales de 2002, diciendo que su hijo estaba vivo y escondiéndose temiendo por su vida, y que los cristianos estadounidenses fueron los responsables de los ataques. En una entrevista el 24 de septiembre de 2001, Atta Sr. declaró: "Mi hijo se ha ido. Ahora está con Dios. El Mossad lo mató."

En 2021, en el 20 aniversario de los ataques, la madre de Atta fue entrevistada por un periódico español. Su madre, de 79 años, negó en ese momento la participación de su hijo en los ataques y que cree que él está en Afganistán.

Motivación

Existen múltiples explicaciones contradictorias para el comportamiento y la motivación de Atta. El psicólogo político Jerrold Post ha sugerido que Atta y sus compañeros secuestradores simplemente estaban siguiendo las órdenes de los líderes de al-Qaeda, "y todo lo que su destructivo y carismático líder Osama bin Laden dijo que era lo correcto por el bien de la causa era lo que harían." A su vez, el politólogo Robert Pape ha afirmado que Atta estaba motivado por su compromiso con la causa política, que era psicológicamente normal y que "no se caracterizaba fácilmente como deprimido, incapaz de disfrutar la vida, no separado de amigos y sociedad." Por el contrario, el profesor de justicia penal, Adam Lankford, encontró evidencia que indicaba que Atta tenía tendencias suicidas y que sus luchas con el aislamiento social, la depresión, la culpa, la vergüenza, la desesperanza y la ira eran extraordinariamente similares a las luchas de quienes cometen suicidio convencional y asesinato-suicidio. Según este punto de vista, las creencias políticas y religiosas de Atta afectaron el método de su suicidio y la elección del objetivo, pero no fueron las causas subyacentes de su comportamiento.

En la cultura popular