Misión San Buenaventura

ImprimirCitar
Misión española del siglo XVIII en California

Misión San Buenaventura (Español: Misión San Buenaventura), conocida formalmente como la Misión Basílica de San Buenaventura, es una parroquia católica y basílica en la Arquidiócesis de Los Ángeles. La iglesia parroquial de la ciudad de Ventura, California, Estados Unidos, es una misión española fundada por la Orden de los Frailes Menores. Fundada el 31 de marzo de 1782, fue la novena misión española establecida en Alta California (o Nueva California) y la última establecida por el jefe de las misiones franciscanas en California, Junípero Serra. Designada Monumento Histórico de California, la misión es uno de los muchos monumentos designados localmente en el centro de Ventura.

La misión lleva el nombre de San Buenaventura, un santo franciscano del siglo XIII, uno de los primeros líderes de la Orden a la que pertenecían los frailes y Doctor de la Iglesia. El 9 de junio de 2020, el Papa Francisco elevó la iglesia a basílica menor, y el 15 de julio de 2020, festividad de su santo patrón, se hizo el anuncio de la acción del Papa y la elevación de la misión. 39; estado s fue proclamado oficialmente por el arzobispo José Gómez de Los Ángeles. El nombre de la misión se cambió para reflejar este nuevo estatus en la Iglesia Católica.

La misión de San Buenaventura se planeó fundar en 1770, pero la fundación se retrasó debido a la poca disponibilidad de escoltas militares necesarias para establecer la misión. En 1793, la primera iglesia se quemó. Cuando se completó la misión, incluía un cuadrilátero adyacente con espacio para vivir y trabajar. Todo lo que queda de la misión original es la iglesia y su jardín.

Historia

Imperio español

La fundación de la Misión de San Buenaventura se remonta a la decisión del Domingo de Ramos, 30 de marzo de 1749, del fraile franciscano Junípero Serra de viajar al Nuevo Mundo como misionero a los pueblos originarios.

Treinta y tres años y un día después levantó la Cruz en "la playa de la canal de Santa Bárbara" (playa del Canal de Santa Bárbara) en la mañana de Pascua del 31 de marzo de 1782. Asistido por Pedro Benito Cambón, celebró una Misa Mayor, predicó la Resurrección y dedicó una misión a San Buenaventura. Se había planeado como la tercera en la cadena de veintiuna misiones fundadas por Serra, pero estaba destinada a ser la novena y última fundada durante su vida, y una de las seis que dedicó personalmente.

Bajo la dirección de Fray Cambon, a quien Serra dejó a cargo de la nueva misión, el pueblo Chumash construyó un sistema de acueductos entre 1805 y 1815 para satisfacer las necesidades de la población de la Misión y consistía en zanjas y piedras elevadas albañilería. El curso de agua corría desde un punto en el río Ventura aproximadamente a ½ milla al norte de las ruinas restantes y llevaba el agua a los tanques de retención detrás de la misión, un total de aproximadamente 7 millas (11 km). Con abundante agua, la misión pudo mantener florecientes huertos y jardines, que el navegante inglés George Vancouver describió como los mejores que había visto. El sistema de distribución de agua fue dañado por las inundaciones y abandonado en 1862.

La primera iglesia de la misión fue destruida por un incendio en 1793. La construcción de una segunda iglesia se abandonó porque "la puerta cedió." No se pudo reconstruir un reemplazo permanente hasta 1812. Casi al mismo tiempo, se completaron la Capilla de San Miguel y la Capilla de Santa Gertrudis.

Una serie de terremotos y una ola marina sísmica que los acompañó en 1812 obligaron a los frailes y los neófitos indios a buscar refugio temporal unas pocas millas tierra adentro. Seis años después los frailes tuvieron que retirar los objetos sagrados de la iglesia y toda la misión huyó a los cerros para eludir un ataque encabezado por el pirata argentino Hippolyte de Bouchard, que estaba saqueando las misiones y acababa de realizar un exitoso ataque contra la Misión San Juan Capistrano..

México

Fernando Librado, anciano de Chumash y maestro constructor de tomol nació en la misión en 1839.

Después de su independencia de España, en 1834 el gobierno mexicano emitió un decreto de secularización, despojando a los frailes del control administrativo sobre las misiones. En 1845, la Misión San Buenaventura fue arrendada a José Arnaz y Narciso Botello y luego fue vendida ilegalmente a Arnaz.

La misión no escapó por completo al impacto que tuvo en California la Guerra México-Estadounidense de 1846-1847. El 5 de enero de 1847, mientras se dirigía de Santa Bárbara a Los Ángeles, el Batallón California de 428 hombres, bajo el mando del Mayor del Ejército de los EE. UU. John C. Fremont, logró dispersar una fuerza armada de hasta 70 californios enemigos cerca de la misión.

Estados Unidos

Como California se había convertido en un estado de la Unión, cuando Joseph Sadoc Alemany, O.P., fue nombrado primer obispo de Monterey en 1850, solicitó al gobierno de los Estados Unidos que devolviera esa parte de los bienes de la misión que comprende la iglesia, la residencia del clero, cementerio, huerta y viña a la Iglesia Católica. La solicitud fue concedida en forma de proclamación por el presidente Abraham Lincoln el 23 de mayo de 1862.

Debido a los graves daños causados por el terremoto de Fort Tejon de 1857, el techo de tejas de la Misión fue reemplazado por un techo de tejas. En 1893, Cyprian Rubio "modernizó" el interior de la iglesia, pintando sobre la obra de arte original; cuando terminó, poco de la antigua iglesia estaba intacto. Se alargaron las ventanas, se cubrieron el techo de vigas y el suelo de baldosas y se demolieron los restos del cuadrilátero. Se eliminó la sacristía oeste para dar cabida a una escuela, que en realidad no se construyó hasta 1921. Durante el pastorado de Patrick Grogan, se volvió a tejar el techo de la iglesia, se construyó el convento y la rectoría actual, y se colocó una nueva fuente. en el jardín.

La educación de los niños en la Misión San Buenaventura ha florecido de manera intermitente desde 1829 (durante el gobierno mexicano) y de manera continua desde 1922. Originalmente una estructura de cuatro salones de clases, la Escuela Holy Cross sirvió admirablemente a sus estudiantes y a la parroquia desde su dedicación en 1922. En 1925 se amplió para acomodar el crecimiento y en 1949 una renovación posterior lo llevó a Main Street (El Camino Real) sin dejar espacio para una mayor expansión.

En una restauración importante bajo la supervisión de Aubrey J. O'Reilly en 1956–1957, las ventanas se reconstruyeron a su tamaño original y se descubrieron el techo y el piso. Un feligrés de mucho tiempo encargó la fundición de una campana con un dispositivo de ángelus automático y la donó a la misión; cuelga en el campanario sobre las cuatro antiguas campanas manuales.

La segunda mitad del siglo XX trajo más crecimiento, así como desgaste y obsolescencia, y los problemas de la escuela superan con creces la deficiencia espacial. En respuesta a esta situación, la parroquia de la Misión de San Buenaventura, bajo el liderazgo de Monseñor Patrick J. O'Brien, formó un Comité de Planificación y Desarrollo compuesto por feligreses, profesores, personal parroquial y padres. En junio de 1994, la firma del centro de Mainstreet Architects and Planners preparó un plan maestro conceptual del sitio para las propiedades de la misión, incorporando el diseño de una nueva escuela y un edificio de usos múltiples contiguo que serviría tanto a la escuela como a la parroquia. Este plan también requirió la deconstrucción del convento y las dos Hermanas de la Santa Cruz restantes se mudaron al Convento St. Catherine by the Sea, más grande, a poca distancia de la Misión.

Todo el techo de la iglesia fue removido y reemplazado en 1976. En diciembre de ese año, la iglesia fue solemnemente consagrada por el cardenal Timothy Manning, arzobispo de Los Ángeles. En 1982 la misión marcó su bicentenario. En enero de 2001 se dedicó un nuevo edificio escolar de tres pisos, con prejardín de infantes, jardín de infantes y grados 1 a 8, ubicado en la base de la colina detrás de la Misión. La escuela también alberga la Capilla Serra para la Adoración Eucarística, para adultos aulas, una cocina parroquial/escolar y un gran salón de actos utilizado como auditorio escolar y para grandes reuniones parroquiales y una misa dominical. El salón de actos lleva el nombre de O'Brien, quien fue pastor de la iglesia durante 25 años. hasta su repentina muerte en 2005. La misión celebró su 225 aniversario con una serie de eventos y actividades de un año durante 2006–07.

Descripción

Todo lo que queda de la misión original es la iglesia y su jardín. Un pequeño museo se encuentra en la misión con exhibiciones de artefactos indios Chumash y artículos de la era de la misión. Ubicadas en el centro histórico de Ventura, muy pocas misiones de California tenían el centro de negocios y comercio en el lugar donde se estableció la misión como la Misión San Buenaventura. La iglesia sigue siendo una parroquia católica activa, sirviendo a aproximadamente 2000 familias, y los servicios todavía se llevan a cabo en la iglesia parroquial. El párroco actual es Tom Elewaut, que ha servido desde 2011. En 2018 se donó a la parroquia una reproducción de la Piedad de la Basílica de San Pedro.

Otras designaciones históricas

  • Registro Nacional de Lugares Históricos #NPS–75000497 – Misión San Buenaventura Acueducto
  • California Historic Landmark #113 – Site of "Junípero Serra's Cross" (la primera cruz en la colina conocida como La Loma de la Cruz, o la "Hill of the Cross") se puede encontrar en Grant Park, y fue erigida por Junípero Serra en la fundación de la Misión
  • California Historic Landmark #114 – Old Mission Reservoir, parte del sistema de agua para la Misión San Buenaventura (el tanque de asentamiento o el embalse receptor; el sitio se puede encontrar en el cercano Eastwood Park)
  • Marca histórica de California #114–1 – Misión San Buenaventura El acueducto (Cañada Larga Road, justo al este de State Highway 33) consta de dos secciones sobrevivientes de viaducto de unos 100 pies (30 m) de largo, hechos de adoquinería y mortero

Industrias de la misión

Mission San Buenaventura circa 1900. Tenga en cuenta el grosor de la pared lateral de la capilla y las nalgas masivas que la apoyan.

Algunos animales en San Buenaventura eran vacas, caballos, ovejas, burros y cabras. El ganado era muy importante porque proporcionaba alimento, aceite y pieles. En el año de 1818, 35,274 cabezas de ganado vagaron por las tierras de la misión hasta Oxnard Plain. Poco tiempo después del 7 de enero de 1831, la población animal disminuyó a un mínimo de 4.000 vacas, 3.000 ovejas, 300 caballos y 60 mulas. En julio de 1839, el Inspector General E.P. Hartnell encontró 2.208 vacas, 1.670 ovejas, 799 caballos, 35 mulas y 65 cabras. El suelo alrededor de la Misión San Buenaventura era muy bueno para que la misión pudiera producir muchas cosechas. San Buenaventura cultivaba manzanas, uvas, plátanos, peras, ciruelas, granadas, higos, naranjas, cocos, frijoles, cereales, maíz y cebada. En el año de 1818 se cosecharon 12.483 fanegas de grano. Poco después del 7 de enero de 1831, las cosechas se redujeron a 1750 fanegas de trigo, 2000 fanegas de cebada, 500 fanegas de maíz y 400 fanegas de frijoles. En julio de 1839, el Inspector General William E.P. Hartnell encontró 322 fanegas de trigo, 182 fanegas de maíz y 35 fanegas de guisantes.

Campanas de misión

Las campanas eran de vital importancia para la vida diaria en la Misión San Buenaventura, que tenía cinco campanas. Las campanas se tomaron prestadas de la Misión de Santa Bárbara porque no había campanas en ese momento. Nunca fueron devueltos. La campana que mira al norte tiene la etiqueta S. San Francisco 1781. La campana orientada al este tiene la inscripción: San Pedro Alcantra 1781. Una pequeña campana oscilante cuelga en el arco sur con las letras: Ave Maria S. Joseph. La única campana que se usa diariamente en San Buenaventura es grande y de corona rematada con una cruz en un costado. En la campana está inscrito Ave Maria Pruysyma D Sapoyan Ano D 1825, que significa "Ave María Purísima. María de Zapopan Año de 1825." Esta campana fue fundida originalmente para la iglesia de Zapopan pero luego fue enviada a la Misión San Buenaventura. Otra campana, que alguna vez fue regalo del virrey español, tiene la inscripción Márquez de Croix México 12 de noviembre de 1770. Actualmente es propiedad de la señora Isabel del Valle Cram. También hay dos campanas de madera en el museo que miden alrededor de dos pies. Estas fueron las únicas campanas de madera en las misiones de California.

Galería

Contenido relacionado

Hermandad feniana

Robert Chambers (editor, nacido en 1802)

Dietas de Nuremberg

Más resultados...
Tamaño del texto:
Editar