Janes y Jambres

Compartir Imprimir Citar
Magos mencionados en el Libro del Éxodo
Ilustración de las varas de Aarón y de los "hombres sabios y hechiceros" convirtiéndose en serpientes.

En las tradiciones judía y cristiana, Jannes y Jambres (en hebreo: יניס Yannis, ימבריס Yambres) son los nombres que se les da a los magos mencionados en el Libro del Éxodo. Esta tradición de nombres está bien atestiguada en la literatura antigua y medieval. En los manuscritos latinos del Nuevo Testamento y en las tradiciones de escritura latina, sus nombres se conocen como Jamnes y Mambres.

Biblia hebrea

Jannes y Jambres no se mencionan específicamente en el Tanakh ('Biblia hebrea'), pero los 'sabios y hechiceros' egipcios (dos de los cuales fueron identificados con Janes y Jambres en las tradiciones judía y cristiana) se mencionan en Éxodo 7:10-12 (RV)

Y Moisés y Aarón entraron á Faraón, e hicieron lo mismo que Jehová había mandado: y Aarón echó su vara delante de Faraón, y delante de sus siervos, y fué serpiente. Entonces Faraón también llamó a los sabios y a los hechiceros: ahora los magos de Egipto, también hicieron lo mismo con sus encantamientos. Porque derribaron cada uno su vara, y se convirtieron en serpientes; mas la vara de Aarón tragó sus varas.

Literatura del Nuevo Testamento y del Segundo Templo

Los nombres Jannes y Jambres (griego: Ἰάννης, Ἰαμβρῆς; Iannēs, Iambrēs) aparecen en 2 Timoteo en el Nuevo Testamento. Orígenes dice que había un libro apócrifo llamado El Libro de Janes y Jambres, que contenía detalles de sus hazañas, y que el Apóstol Pablo citaba de él. Este libro, conocido como El Apócrifo de Jannes y Jambres los magos, existe en algunos fragmentos griegos presentes en los Papiros Chester Beatty nº XVI (que ha sido editado y traducido por Albert Pietersma), y en una extensa Fragmento etíope que se descubrió en 2014. Probablemente también era conocido por la comunidad de Qumran, ya que la comunidad de Qumran se refiere a uno de los magos con el nombre de Jannes. El Testamento de Salomón también se refiere a los magos con el nombre de Janes y Jambres.

Literatura grecorromana

El nombre de Jannes no como el de un oponente mágico de Moisés sino como el originador con Moisés y una Lotapea (o Lotapes) de una secta de magos aparece en la Historia Natural de Plinio el Viejo (XXX, II, 11); La cita de Plinio también se menciona en Apuleyo. Numenio de Apamea, un filósofo neopitagórico, los llamó escribas sagrados egipcios. El Evangelio de Nicodemo también se refiere a los magos con el nombre de Janes y Jambres.

En un breve pasaje citado en Eusebius' Praeparatio evangelica, Numenius dijo que "Jannes y Jambres pudieron deshacer, públicamente, incluso el mayor de los desastres que Moisés trajo contra Egipto." Esta declaración contradice el relato bíblico según el cual los magos pudieron seguir a Moisés. actúa sólo hasta la segunda plaga inclusive (Ex 8:18).

Literatura rabínica

El Talmud de Babilonia nombra a "Johana y Mamre" como dos de los hechiceros del Faraón. "Jannis y Jambres" se mencionan varias veces por su nombre en Targum Pseudo-Jonathan. Las tradiciones judías en los Targums conservan otras tradiciones legendarias sobre la pareja. Se les llama los hijos de Balaam, el profeta no judío involuntario de Peor. También se afirmó que se convirtieron al judaísmo y que salieron de Egipto en el Éxodo para acompañar a Moisés y los israelitas; sin embargo, perecieron en el camino, ya sea en el Mar Rojo, o en la destrucción del Becerro de Oro, o en la matanza de Coré y sus seguidores.

Además de su oposición a Moisés, existen otras tradiciones y leyendas agádicas sobre hechiceros egipcios; se decía que durante el final de sus días tenían los conocimientos ocultos necesarios para emprender un viaje al mundo judío venidero. No fueron bienvenidos y los ángeles de los primeros cielos lucharon contra ellos vigorosamente, pero no pudieron desalojarlos debido a los potentes talismanes que usaban los magos. Cuando entraron en el cuarto cielo se encontraron con Michael y Gabriel; las leyendas dicen que la batalla estuvo muy igualada, pero al final fueron los ángeles los que tuvieron que retroceder. Al entrar en el quinto cielo, se encontraron con nada menos que Metatron, quien no se acercó a ellos con desafío o ira, pero parecía complaciente, considerando las circunstancias; después de conversar por un corto tiempo, el ángel logró convencer a Jannes y Jambres de quitarse los talismanes, dejándolos así vulnerables. Metatron actuó rápidamente y los arrojó del cielo con un movimiento de su mano. Se dice que después de eso perdieron todo recuerdo del evento.

Liga con el Diablo

La primera mención de "Jannes y su hermano" en el Documento de Damasco, afirma que los dos estaban aliados con "Belial", quien más tarde sería personificado como el diablo en los textos cristianos. En el Testamento de Salomón, un demonio que tiene algunas conexiones con "el Mar Rojo" responde al rey: "Yo soy el llamado de Janes y Jambres que lucharon contra Moisés en Egipto" (25:4). De manera similar, en el texto posterior de las Preguntas de San Bartolomé (siglo VI-VII), Satanás dice que "Simón el Mago, Zaroës, Arfaxir, y Jannes y Mambres son mis hermanos"; (Lat. 2, 4:50). En la Penitencia de Cipriano (¿siglo V?), el gran mago de Antioquía relata cómo el Diablo lo llamó "muchacho listo, un nuevo Jambres, preparado para el servicio, y digno de compañerismo con él mismo & # 34; ($6). En su Historia Lausiaca (siglo V), Paladio relata que Macario de Alejandría (siglo IV) visitó una vez la tumba del jardín de Jannes y Jambres, y al llegar se encontró con setenta demonios que residían allí.

En la cultura popular