Historia del sistema métrico

La historia del sistema métrico comenzó durante el Siglo de las Luces con medidas de longitud y peso derivadas de la naturaleza, junto con sus múltiplos decimales y fracciones. El sistema se convirtió en el estándar de Francia y Europa en medio siglo. Se agregaron otras medidas con proporciones unitarias y el sistema pasó a ser adoptado en todo el mundo.

La primera realización práctica del sistema métrico se produjo en 1799, durante la Revolución Francesa, después de que el sistema de medidas existente se volvió impráctico para el comercio y fue reemplazado por un sistema decimal basado en el kilogramo y el metro. Las unidades básicas fueron tomadas del mundo natural. La unidad de longitud, el metro, se basaba en las dimensiones de la Tierra, y la unidad de masa, el kilogramo, se basaba en la masa de un volumen de agua de un litro (un decímetro cúbico). Las copias de referencia de ambas unidades se fabricaron en platino y siguieron siendo los estándares de medida durante los siguientes 90 años. Después de un período de reversión a las medidas usuales debido a la impopularidad del sistema métrico, la métrica de Francia y gran parte de Europa se completó en la década de 1850.

A mediados del siglo XIX, James Clerk Maxwell concibió un sistema coherente en el que un pequeño número de unidades de medida se definían como unidades base y todas las demás unidades de medida, llamadas unidades derivadas, se definían en términos de unidades base. Maxwell propuso tres unidades básicas de longitud, masa y tiempo. Los avances en electromagnetismo en el siglo XIX requirieron la definición de unidades adicionales, y se empezaron a utilizar múltiples sistemas incompatibles de tales unidades; ninguno podía reconciliarse con el sistema dimensional existente. El impasse fue resuelto por Giovanni Giorgi, quien en 1901 probó que un sistema coherente que incorporara unidades electromagnéticas requería una cuarta unidad base, de electromagnetismo.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x