Historia del arte erótico

La historia de las representaciones eróticas incluye pinturas, esculturas, fotografías, artes escénicas, música y escritos que muestran escenas de carácter sexual a lo largo del tiempo. Han sido creados por casi todas las civilizaciones, antiguas y modernas. Las primeras culturas a menudo asociaban el acto sexual con fuerzas sobrenaturales y, por lo tanto, su religión se entrelaza con tales representaciones. En países asiáticos como India, Nepal, Sri Lanka, Japón y China, las representaciones del sexo y el arte erótico tienen significados espirituales específicos dentro de las religiones nativas. Los antiguos griegos y romanos produjeron mucho arte y decoración de naturaleza erótica, muchos de ellos integrados con sus creencias religiosas y prácticas culturales.

En tiempos más recientes, a medida que evolucionaron las tecnologías de la comunicación, cada nueva técnica, como la impresión, la fotografía, las películas y las computadoras, se ha adaptado para mostrar y difundir estas representaciones.

En los primeros tiempos, las representaciones eróticas eran a menudo un subconjunto del arte indígena o religioso de las culturas y, como tales, no se dejaban de lado ni se trataban de manera diferente a cualquier otro tipo. El concepto moderno de pornografía no existió hasta la época victoriana. Su definición actual se agregó en la década de 1860, reemplazando a la anterior, que significa escritos sobre prostitutas. Apareció por primera vez en un diccionario médico inglés en 1857 definido como "una descripción de las prostitutas o de la prostitución, como una cuestión de higiene pública". En 1864, la primera versión de la definición moderna había aparecido en el Diccionario Webster: "pintura licenciosa empleada para decorar las paredes de las habitaciones sagradas para las orgías bacanales, ejemplos de los cuales existen en Pompeya".Este fue el comienzo de lo que hoy se refiere a las imágenes explícitas en general. Aunque algunos actos sexuales específicos estaban regulados o prohibidos por leyes anteriores, el mero hecho de mirar objetos o imágenes que los representaban no se prohibió en ningún país hasta 1857. En algunos casos, se prohibió la posesión de ciertos libros, grabados o colecciones de imágenes, pero la tendencia redactar leyes que en realidad restringieran ver cosas sexualmente explícitas en general fue una construcción victoriana.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x