Historia de Lisboa

La historia de Lisboa, la capital de Portugal, gira en torno a su posición geográfica estratégica en la desembocadura del Tajo, el río más largo de la Península Ibérica. Su amplio y protegido puerto natural hizo históricamente de la ciudad un importante puerto marítimo para el comercio entre el mar Mediterráneo y el norte de Europa. Lisboa ha disfrutado durante mucho tiempo de las ventajas comerciales de su proximidad con el sur y el extremo oeste de Europa, así como con el África subsahariana y las Américas, y hoy en día su frente marítimo está bordeado por kilómetros de muelles, embarcaderos e instalaciones de dique seco que albergan los mayores buques petroleros. petroleros

Durante el Neolítico, los pueblos preceltas habitaron la región; restos de sus monumentos de piedra todavía existen hoy en la periferia de la ciudad. Lisboa es una de las ciudades más antiguas de Europa occidental, con una historia que se remonta a su asentamiento original de los indígenas íberos, los celtas y el eventual establecimiento de puestos comerciales fenicios y griegos (c. 800-600 a. C.).seguido de sucesivas ocupaciones en la ciudad de varios pueblos, incluidos cartagineses, romanos, suevos, visigodos y moros. Los ejércitos romanos entraron por primera vez en la península ibérica en el 219 a. C. y ocuparon la ciudad lusitana de Olissipo (Lisboa) en el 205 a. C., tras ganar la Segunda Guerra Púnica contra los cartagineses. Con el colapso del Imperio Romano, oleadas de tribus germánicas invadieron la península y, hacia el año 500 d. C., el Reino Visigodo controlaba la mayor parte de Hispania.

En el año 711, los musulmanes, en su mayoría bereberes y árabes del Magreb, invadieron la Península Ibérica cristiana y conquistaron Lisboa en el año 714. Lo que ahora es Portugal pasó a formar parte primero del Emirato de Córdoba y luego de su estado sucesor, el Califato de Córdoba. A pesar de los intentos de apoderarse de ella por parte de los normandos en 844 y de Alfonso VI en 1093, Lisboa siguió siendo una posesión musulmana. En 1147, después de un asedio de cuatro meses, los cruzados cristianos bajo el mando de Afonso I capturaron la ciudad y el dominio cristiano volvió. En 1256, Afonso III trasladó su capital de Coimbra a Lisboa, aprovechando el excelente puerto de la ciudad y su posición central estratégica.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x