Historia de la administración papal

La historia de la Curia romana, el aparato administrativo responsable de gestionar los asuntos de la Santa Sede y la Iglesia Católica, se remonta al siglo XI, cuando los métodos informales de administración comenzaron a adquirir una estructura más organizada y eventualmente una forma burocrática. La Curia ha sufrido una serie de renovaciones y reformas, incluida una revisión importante tras la pérdida de los Estados Pontificios, que alteró fundamentalmente el alcance y la naturaleza de las responsabilidades de la Curia, eliminando muchas de naturaleza completamente secular.

Como todo obispo, el Papa estaba rodeado de un colegio de sacerdotes. El colegio se reunió regularmente para formar consejos para dirigir su diócesis. Su función también extendía un llamado a la Iglesia universal, y para asuntos relacionados con ella, el Papa se rodeaba de otros obispos alrededor de Roma para escuchar sus consejos. Poco a poco, estos consistorios tomaron una presencia casi permanente: la palabra "curia" se usa por primera vez en la Iglesia por un documento papal en 1089, durante el reinado del Papa Urbano II. Las reuniones se llevaron a cabo tres veces por semana bajo el Papa Inocencio III.

Fuera de los presbiterios, que se ocupaban de temas generales, el Papa estableció comités especializados de cardenales en temas particulares. Estas comisiones, primero de mandato temporal, se fueron haciendo cada vez más importantes y estables. Poco a poco, los consistorios perdieron su eficacia y empezaron a parecerse a aparatos de reuniones. El verdadero trabajo se hacía dentro de las congregaciones.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x