Evolución divergente

La evolución divergente o selección divergente es la acumulación de diferencias entre poblaciones estrechamente relacionadas dentro de una especie, lo que lleva a la especiación. La evolución divergente generalmente se exhibe cuando dos poblaciones se separan por una barrera geográfica (como en la especiación alopátrica o peripátrica) y experimentan diferentes presiones selectivas que impulsan las adaptaciones a su nuevo entorno. Después de muchas generaciones y una evolución continua, las poblaciones se vuelven menos capaces de cruzarse entre sí. El naturalista estadounidense JT Gulick (1832-1923) fue el primero en utilizar el término "evolución divergente",y su uso se generalizó en la literatura evolutiva moderna. Ejemplos clásicos de divergencia en la naturaleza son la radiación adaptativa de los pinzones de las Galápagos o las diferencias de coloración en las poblaciones de una especie que vive en diferentes hábitats, como los ratones de bolsillo y los lagartos de cerca.

El término también se puede aplicar en la evolución molecular, como las proteínas que se derivan de genes homólogos. Tanto los genes ortólogos (resultantes de un evento de especiación) como los genes parálogos (resultantes de la duplicación de genes) pueden ilustrar una evolución divergente. A través de la duplicación de genes, es posible que ocurra una evolución divergente entre dos genes dentro de una especie. Las similitudes entre especies que han divergido se deben a su origen común, por lo que tales similitudes son homologías. Por el contrario, la evolución convergente surge cuando una adaptación ha surgido de forma independiente, creando estructuras análogas como las alas de los pájaros y de los insectos.

Se cree que el término evolución divergente fue utilizado por primera vez por JT Gulick. La evolución divergente se define comúnmente como lo que ocurre cuando dos grupos de la misma especie desarrollan diferentes rasgos dentro de esos grupos para adaptarse a las diferentes presiones ambientales y sociales. Varios ejemplos de tales presiones pueden incluir la depredación, el suministro de alimentos y la competencia por parejas. Se cree que los oídos del tímpano de ciertos insectos nocturnos son el resultado de la necesidad de la audición ultrasónica que proporcionan los oídos del tímpano para escuchar a los depredadores en la oscuridad. Los insectos no nocturnos, que no necesitan temer a los depredadores nocturnos, a menudo carecen de estas orejas timpánicas.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x