Estiba

Estiba
Estiba

La estiba se define como la acción de colocar carga a bordo de un buque. Su objetivo es garantizar que se transporte con la máxima seguridad para el buque y su tripulación, ocupando el menor espacio posible, evitando dañarlo y reduciendo al mínimo las demoras en el puerto de descarga. A partir de aquí, la seguridad y la economía pueden identificarse como elementos básicos de la estiba.

SeguridadEditar | Comentar

Cuando hablamos de seguridad, tenemos que considerar tres aspectos diferentes:

Seguridad del barco

La seguridad del buque está íntimamente ligada a la distribución de la carga y tendremos que cumplir los siguientes criterios: «Tipos de Buques (Proyectos de Buques I)» (PDF)

Estabilidad del barco

A la hora de cargar la nave, lo primero que tenemos que tener en cuenta es la estabilidad y la seguridad, que básicamente se centra en tener una altura metacéntrica que no solo sea positiva, sino también adecuada al tipo de nave. Una altura metacéntrica excesiva (muchos pesos bajos y pocos altos) hará que el buque se balancee muy rápido y con mucha violencia, lo que puede dañar la estiba y provocar accidentes en los equipos. Si bien una pequeña altura metacéntrica hará que el barco se balancee muy lentamente y dificulte recuperar la verticalidad, esta situación se da principalmente en los barcos que pasan, para evitar vuelcos y golpes se dice que es un barco durmiente ., mientras que una altura metacéntrica igual a cero (estabilidad indiferente) hará que si sometemos el buque a una fuerza de dirección transversal y adquiera un puntal, éste no se recuperará y se combinará con dicha inclinación. Hasta ahora solo hemos hablado de estabilidad transversal, ya que el estudio de la estabilidad longitudinal no es tan importante, ya que los barcos son " más largos que anchos " y es estable longitudinalmente por construcción, pero si ponemos demasiado peso en la proa, el barco a la hora de dar rumbo en las olas se podría pegar a ojo (poner la proa en el mar y hundirse), pero esta es una situación muy extrema y para evitarla no es necesario realizar cálculos específicos.

Ancla

El barco debe estar cargado para que salga del puerto sin ancla. Antes de iniciar la carga, es recomendable tener los tanques de lastre llenos, porque no siempre empiezan a cargar pesos bajos y a medida que cargan se pueden deslastrar. Estos tanques permiten hundir el barco al final de la carga, siempre queda claro que la carga realizada no llega a la carga máxima posible. En las cargas secas a granel se opera a la inversa, se toman los tanques sin lastre, porque la carga irá directamente al fondo de la bodega.

Calados

Es necesario planificar la carga del buque para que el buque coincida con los calados adecuados, no sólo para que el buque tenga una maniobrabilidad óptima (generalmente los buques navegan mejor ligeramente a bordo), sino teniendo en cuenta otros factores como:

Integridad de los bienes

La cuestión de la integridad de los bienes debe ser estudiada desde diferentes puntos de vista, ya que entran en juego múltiples factores que actúan de diferente manera según el tipo de bienes considerados. Los factores que influyen en la integridad de las mercancías se pueden clasificar en las siguientes categorías:

Por lo tanto, al considerar la integridad de las mercancías, se deben tener en cuenta los siguientes conceptos: embalaje, objeto y naturaleza de las mercancías.

Integridad de la tripulación y los estibadores

La planificación de una correcta estiba de la carga debe asegurar el correcto manejo de la misma, asegurando al mismo tiempo la integridad física de las personas que intervendrán en este proceso, ya sean estibadores, dotación del puerto o del buque. Por ello, a la hora de realizar esta planificación, debemos tener en cuenta los siguientes elementos:

EconomíaEditar | Comentar

El ahorro de estiba se consigue teniendo en cuenta los siguientes factores:

Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x