Derechos de diseño industrial

Un derecho de diseño industrial es un derecho de propiedad intelectual que protege el diseño visual de objetos que no son puramente utilitarios. Un diseño industrial consiste en la creación de una forma, configuración o composición de patrón o color, o combinación de patrón y color en forma tridimensional que contenga valor estético. Un diseño industrial puede ser un patrón de dos o tres dimensiones utilizado para producir un producto, un producto industrial o una artesanía.

En virtud del Arreglo de La Haya relativo al depósito internacional de diseños industriales, un tratado administrado por la OMPI, existe un procedimiento para un registro internacional. Para calificar para el registro, las leyes nacionales de la mayoría de los estados miembros de la OMPI exigen que el diseño sea novedoso. Un solicitante puede solicitar un depósito internacional único ante la OMPI o ante la oficina nacional en un país parte del tratado. El diseño será entonces protegido en tantos países miembros del tratado como se desee. Los derechos de diseño comenzaron en el Reino Unido en 1787 con la Ley de diseño e impresión de lino y se han expandido desde allí.

El registro de un derecho de diseño industrial está relacionado con la concesión de una patente.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x