Ciudad imperial libre

En el Sacro Imperio Romano Germánico, el término colectivo ciudades libres e imperiales (en alemán: Freie und Reichsstädte ), brevemente redactado como ciudad imperial libre ( Freie Reichsstadt , en latín: urbs imperialis libera ), se usó desde el siglo XV para denotar una ciudad autónoma. que tenía cierta autonomía y estaba representada en la Dieta Imperial. Una ciudad imperial tenía el estatus de inmediatez imperial y, como tal, estaba subordinada solo al Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, a diferencia de una ciudad o pueblo territorial ( Landstadt ) que estaba subordinado a un príncipe territorial, ya sea un señor eclesiástico (príncipe- obispo, príncipe-abad) o un príncipe secular (duque ( Herzog), margrave, conde ( Graf ), etc.).

La evolución de algunas ciudades alemanas hacia entidades constitucionales autónomas del Imperio fue más lenta que la de los príncipes seculares y eclesiásticos. En el transcurso de los siglos XIII y XIV, algunas ciudades fueron promovidas por el emperador al estatus de Ciudades Imperiales ( Reichsstädte ; Urbes imperiales ), esencialmente por razones fiscales. Esas ciudades, que habían sido fundadas por los reyes y emperadores alemanes entre los siglos X y XIII y que inicialmente habían sido administradas por mayordomos reales/imperiales ( Vögte ), gradualmente ganaron independencia a medida que los magistrados de la ciudad asumieron los deberes de administración y justicia; algunos ejemplos destacados son Colmar, Haguenau y Mulhouse en Alsacia o Memmingen y Ravensburg en la Alta Suabia.

Las Ciudades Libres ( Freie Städte ; Urbes liberae ) eran aquellas, como Basilea, Augsburgo, Colonia o Estrasburgo, que inicialmente estaban sometidas a un príncipe-obispo y, asimismo, se fueron independizando progresivamente de ese señor. En algunos casos, como en Colonia, el antiguo señor eclesiástico siguió reclamando el derecho a ejercer algunos privilegios feudales residuales sobre la Ciudad Libre, reclamación que dio lugar a constantes litigios casi hasta el final del Imperio.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x