Carbono

El carbono (del latín: carbo "carbón") es un elemento químico con el símbolo C y el número atómico 6. Es no metálico y tetravalente, lo que hace que cuatro electrones estén disponibles para formar enlaces químicos covalentes. Pertenece al grupo 14 de la tabla periódica. El carbono constituye solo alrededor del 0,025 por ciento de la corteza terrestre. Tres isótopos ocurren naturalmente, C y C son estables, mientras que C es un radionúclido que se descompone con una vida media de aproximadamente 5.730 años. El carbono es uno de los pocos elementos conocidos desde la antigüedad.

El carbono es el decimoquinto elemento más abundante en la corteza terrestre y el cuarto elemento más abundante en masa en el universo después del hidrógeno, el helio y el oxígeno. La abundancia de carbono, su diversidad única de compuestos orgánicos y su capacidad inusual para formar polímeros a las temperaturas que se encuentran comúnmente en la Tierra permiten que este elemento sirva como un elemento común de toda la vida conocida. Es el segundo elemento más abundante en el cuerpo humano por masa (alrededor del 18,5%) después del oxígeno.

Los átomos de carbono pueden unirse de diversas maneras, lo que da como resultado varios alótropos de carbono. Los alótropos bien conocidos incluyen grafito, diamante, carbono amorfo y fullerenos. Las propiedades físicas del carbono varían ampliamente con la forma alotrópica. Por ejemplo, el grafito es opaco y negro, mientras que el diamante es muy transparente. El grafito es lo suficientemente suave como para formar una raya en el papel (de ahí su nombre, del verbo griego "γράφειν" que significa "escribir"), mientras que el diamante es el material natural más duro que se conoce. El grafito es un buen conductor eléctrico, mientras que el diamante tiene una baja conductividad eléctrica. En condiciones normales, el diamante, los nanotubos de carbono y el grafeno tienen las conductividades térmicas más altas de todos los materiales conocidos. Todos los alótropos de carbono son sólidos en condiciones normales, siendo el grafito la forma termodinámicamente más estable a temperatura y presión estándar. Son químicamente resistentes y requieren alta temperatura para reaccionar incluso con oxígeno.

It is a long established fact that a reader will be distracted by the readable content of a page when looking at its layout. The point of using Lorem Ipsum is that it has a more-or-less normal distribution of letters, as opposed to using 'Content here, content here', making it look like readable English.

You must log in to access this content
Iniciar con Google
Iniciar con Facebook
x